Palabras claves: ACTIVIDAD FÍSICA/CALIDAD DE VIDA

Título: LA VÍA SALUDABLE : UNA NUEVA OPCIÓN PARA COMBATIR EL SEDENTARISMO.
Autora: MSc. Marta Carreño Figueroa
Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación, INDER, Cuba
País: Cuba

Fuente: Foro Mundial de Educación Física; II Cumbre Iberoamericana de Educación Física y Deporte Escolar; Simposio de Actividad Física y Calidad de Vida; Taller Internacional de  Deporte Escolar y Alto Rendimiento, 2010.


RESUMEN
Uno de los grandes propósitos que posee el Instituto Nacional de Deportes Educación Física y Recreación de nuestro país es incrementar la participación de la población de todas las edades a la práctica de actividad física necesarias para la promoción de la salud, para combatir el sedentarismo, así como la prevención de enfermedades crónicas no transmisible, en estrecha alianza estratégica con el Ministerio de Salud Publica, El Ministerio de Educación y otras instituciones políticas, y de masas.
El desarrollo actual de la vida moderna, así como los adelantos tecnológicos han provocado que el hombre asuma una vida cada vez más pasiva y sedentaria, lo que ha traído como consecuencias cambios en su estilo de vida, así como el incremento de enfermedades crónicas no trasmisibles.
Estudios previos han demostrado que existe una fuerte asociación entre el aumento de la actividad física y la reducción de estas enfermedades en la población general.
El mejoramiento de la asistencia médica y de enfermería ha hecho posible que la población cubana sea la más envejecida de América Latina y aumente por tanto el grupo de mayores de 60 años a un ritmo más acelerado que el resto de la población.

 

Esto nos obliga a trabajar y buscar nuevas ofertas para la práctica de actividades físicas, donde niños jóvenes, adultos, adultos mayores y discapacitados tengan diferentes opciones de ejercitarse y así poder lograr una vejez satisfactoria, donde las personas asocien el incremento de su longevidad al mantenimiento de su autonomía y su integración social desarrollando este, proceso de forma activa y saludable.
La Vía saludable, se presenta como una alternativa atractiva para implementar en las ciudades, pues no sólo ofrece la oportunidad de realizar actividad física y prevenir las consecuencias de estilos de vidas inadecuados, sino además contribuye a abordar otros retos derivados de la vida urbana actual, como son la contaminación del aire, inseguridad y peligro en las calles y la falta de espacios públicos para la población.
Esta vía es un programa fácilmente adaptable, en el cual se hace un uso eficiente de los recursos y se proporciona a toda la población, sin distinciones.
Esto se logra mediante el cierre temporal de calles al tráfico motorizado generando espacios amplios y seguros que permiten transitar ya sea caminando, en patinetas, patines, bicicletas u otros medios no motorizados para realizar actividades físicas y recreativas, teniendo en cuenta para la selección de esta vía el desarrollo histórico de la ciudad.
También ofrece un espacio para el disfrute y aprovechamiento del tiempo libre con actividades físico-recreativas, culturales y otras que se incorporen al Programa.
Es un programa fácilmente adaptable en el cual se hace un uso eficiente de los recursos y se proporciona a toda la población, sin distinciones, la oportunidad de realizar actividad física.

Además de los beneficios relacionados con la actividad física, se ha demostrado que la misma refuerza las relaciones intergeneracionales y grupales, favoreciendo la promoción de hábitos de vida saludable.
Se logra recupera las calles como espacios públicos saludables para la práctica de actividad física y de promoción de hábitos y estilos de vida saludables, contribuyendo a la prevención y control de enfermedades crónicas no transmisibles.
Genera valores de convivencia ciudadana, como la tolerancia, el respeto, el colectivismo y la solidaridad, entre otros.
Además de proporcionar la realización de actividades físicas ofrece la oportunidad de tener una visión diferente de la ciudad, de recorrer espacios de importancia cultural, arquitectónica e histórica.
Su periodicidad dependerá de las características y posibilidades para su implementación, con una duración promedio de 6 horas.
El desarrollo de la Vía Saludable debe ser visto como un beneficio, y no constituir una barrera.
Además de los beneficios relacionados con la actividad física, se ha demostrado que los programas de la Vía Saludable, cuida el medio ambiente y disminuye la contaminación ambiental y los niveles de ruido.
Este programas ya existentes en varias ciudades de América Latina que tienen el potencial de generar efectos positivos en este sentido.
Aunque se trata de un programa que no necesariamente requiere de grandes inversiones, el carácter complejo de su desarrollo y mantenimiento no debe ser subestimado, es por esto que la organización Panamericana de la salud y el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, han aunado esfuerzos para desarrollar herramientas básicas para promocionar, e implementar un programa de Vía Saludable.
En el entorno de la Vía Saludable se aprovechan los parques, instalaciones deportivas, y espacios públicos para realizar diferentes actividades colaterales ya sean físicas deportivas recreativas que sean del agrado de la población, tales como: la Gimnasia Aerobia, Sanabanda, Ejercicios de Musculación en Gimnasios al Aire Libre, beisbotemba, Futbolito, Taichi, Tae box, Áreas de carriolas, Juegos tradicionales, para los niños y niñas, competencia de aros, suizas (cuerdas), entre otras que se realizan durante el funcionamiento de la Vía Saludable.
Este trabajo quiere mostrar las experiencias de Cuba en esta nueva opción que se brinda a la población para la realización de Actividades Físicas, donde se efectuó el 4 de abril en las 14 provincias del país y el municipio especial de la Isla de la Juventud, teniendo como vía central a la de la provincia Ciudad de la Habana, en el Malecón Habanero, queriendo hacerlo más sistemático y en todos los municipios del país.