Palabras claves: ACTIVIDAD FÍSICA/CALIDAD DE VIDA

Título: DE LA DEMONIZACIÓN DEL SEDENTARISMO A LA DEIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD FÍSICA: ¿DE QUÉ CUERPOS HABLA LA EF BRASILEÑA?
Autores: MTDª. Vivian Marina Redi Pontin, Prof. Dr. Lino Castellani Filho
Institución: Laboratório de Estudos Avançados em Jornalismo – Universidade Estadual de Campinas; Observatório do Esporte – CNPq – Universidade Estadual de Campinas.
País: Brasil.

Fuente: Foro Mundial de Educación Física; II Cumbre Iberoamericana de Educación Física y Deporte Escolar; Simposio de Actividad Física y Calidad de Vida; Taller Internacional de  Deporte Escolar y Alto Rendimiento, 2010.

 

RESUMEN
Este estudio tiene como objetivo llevar al conocimiento de la comunidad internacional del área Educación Física una comprensión del movimiento iniciado en su interior, en Brasil, después de la década de 1980, tomada como paradigmática para el actual estadio de desarrollo por ella encontrado en nuestro país.
Básicamente apunta a la estructuración de una postura de ruptura paradigmática en ella iniciado, de naturaleza histórica y social, en oposición aquél centrado en el parámetro de la aptitud física, responsable por la comprensión biomédica del cuerpo - que, por el advenimiento del fenómeno de la biologización de la educación física, traduce el reduccionismo del cuerpo a su esfera biológica, inhibiendo su comprensión de la producción histórica.
La ruptura paradigmática mencionada, todavía, aunque se haya reforzado en las últimas dos décadas del siglo XX, no fue hasta el presente momento suficientemente fuerte para cambiar la lógica hegemónica denunciada, oportunizando un proceso de su recrudecimiento en el umbral del siglo XXI y a lo largo de su primera década, que culminaron en lo que llamamos la demonización del sedentarismo y la deificación de la actividad física, tomándolo como un remedio para algunos de los males que afectan a las sociedades del tercer milenio.

 

SÍNTESIS
En medio al proceso de redemocratización de la sociedad brasileña, rupturas paradigmaticas pasan a ocurir de modo a hacernos revisar nuestras prácticas con el fin de sintonizarnos con los aires de la democracia – todavia que con un
biés burgués – que ahora soplan empujando para lejos los pútridos aires generados por dós décadas de dictadura militar.
La Educación Física brasileña tampoco fue inmune a ese movimiento de denúncia del viejo asociado al anunciar del nuevo. De hecho, su estructuración moldeada en los parámetros de la condición física, responsable por tratar el cuerpo casi que exclusivamente percibido en su dimensión biológica, pasa a ceder lugar a la posibilidad de ser percibido en su dimensión social y cultural.
De esta forma que del mirar para el cuerpo que se deseaba eugénico y higiénico- esencial para realzar su capacidad productiva, cara al modo de producción capitalista en su matriz industrial- se fue a verlo como expresión propria de la visión dual humana, dejando para atrás la percepción positivista que lo dicotomizaba, en favor de otra de carácter holístico. No sin antes, sin embargo, todavía a los ojos de aquel modo de producción, testimoniar su reificación, necesária a la sedimentación de la sociedad de consumo.
Además de los cuerpos que produzen, reproduzen y consumen, se pasó a identificar cuerpos que llevaban tatuados en sí marcas de la cultura de la época en que vivían, cuerpos productores de cultura y por ella produzidos... Cuerpos
que aprendian con la sociedad en donde se intruduciéron, como ya nos advertía Marcel Mauss en sus enayos antropológicos...
Como no podría dejar de ser, al romperse con la dicotomía cuerpo/alma, - partiendo de referenciales teóricos inherentes al universo de las Humanidades - se alcanzó más que la posibilidad, la imperiosa necesidad de elaboración de concepciones y prácticas pedagógicas que eran para afrontar los desafios presentes partiendo desde la otra perspectiva del tratamiento de los cuerpos.
Sí, cuerpos, pués enpapados de cultura expresavan las distinciones de clase, nivel socioeconómico, sexo y otros que objetivamente determinaban la forma como se inserian en la sociedad brasileña.
No obstante, los acontecimientos mundiales de los años 1990 favoreceron el recrudescimiento de la concepción utilitarista del cuerpo, haciendo con qué ingresásemos el tercer milénio en una cruzada contra su nuevo enemigo del cuerpo, qual sea, el sedentarismo, culpado de antemano por los males de las diversas cardiopatias, de la hipertensión, de la obesidad, cruzada esa patrocinada a menudo por el Fast Food, uno de los responsables (al lado de la exacerbación de la competitividad en la vida societaria) por aquello todo que dicen que quieren combatir... Y eligiendo la actividad física como la redentora de los cuerpos sanos, si no tan importantes como antes para la producción, fundamentales para que se escurra, vía consumo...
En la correlación de fuerzas hoy presentes, la demonización del sedentarismo, con la subsequente deificación de la actividad física, tiene presencia dominante y hegemónica, dando refuerzo a la necesidad de siempre estar en actividad, sea produciendo, sea consumiendo. La contemplación cuando no es asociada al consumo es, pués, posible de recibir críticas.
Es en el fortalecimiento del contra-hegemónico que se identifica un gran salto en la Educación Física brasileña, a través de la apropriación de referenciales teóricos de las ciencias humanas y sociales para la reflexión sobre esa area del conocimiento, permitiendo la comprensión de una no relación jerárquica entre el cuerpo y la cultura, la política, la economía, sino aspectos de la observación, señalando que el cuerpo puede decir mucho más que la visión establecida desde un único referencial. El trae todos los elementos de que necesitamos para abordar ese tema en sus matices.
Es por el camino señalado que podremos superar la concepción de salud responsable por esa demonización y esa deificación, por otra que comienze por el entendimiento de Salud como “resultado de los modos de organización social de la producción, en un contexto histórico de una sociedad”, que en última instancia, significa tomar el papel del individuo por la calidad y/o estilo de su vida, imputandole al ordenamiento societario que por imponer a ese individuo un papel/lugar en las relaciones sociales de producción, termina por definirlos.
Palabras claves: Educación Física; Salud; Sedentarismo, Actividad Física.