¿Qué son los virus informáticos?

(y por qué deberían preocuparme)

 

Un VIRUS INFORMÁTICO es un programa informático que puede infectar a otros, modificándolos de tal manera que incluyan una copia suya ,quizás desarrollada. Hay que tener en cuenta que un programa no tiene porqué causar daño en el acto (borrar o corromper ficheros) para ser considerado como un virus.
Mucha gente usa el término un tanto a la ligera, para referirse a todo programa que intenta esconder su función, probablemente maliciosa, e intenta propagarlo a la mayor cantidad de ordenadores posibles. Hay que ser consciente de que lo que constituye un programa como virus puede incluir más de lo que en principio es obvio. No se debe confiar demasiado en lo que un virus puede o no puede hacer.
Este software constituye una amenaza muy seria; se propaga más rápido de lo que se tarda en solucionarlo, e incluso el menos dañino de los virus podría ser fatal. Por ejemplo, un virus que detenga el ordenador y muestre un mensaje, en el contexto de un sistema de soporte vital de un hospital, podría ser fatal. Incluso aquellos que crean virus no pueden pararlos, aun cuando quisieran. Por lo tanto es necesario que los usuarios se mantengan informados acerca de los virus, huyendo de la ignorancia y ambivalencia que les han permitido crecer hasta llegar a ser un grave problema.


¿Qué es un Caballo de Troya?


Un CABALLO DE TROYA es un programa que hace algo que su creador desea, pero que el usuario no aprobaría si tuviese conocimiento de ello. Según algunos, un virus es un caso particular de Caballo de Troya, que es capaz de propagase a otros programas ,convirtiéndolos a su vez en Troyanos. Finalmente, a pesar de las definiciones, mucha gente usa el término "Troyano" para referirse solamente a un programa malicioso que no se duplica, diferenciando un conjunto de Troyanos y otro de virus.

¿Cuáles son los principales tipos de virus para PC?


En general, hay dos clases de virus. La primera clase incluye los que INFECTAN FICHEROS, adjuntos a ficheros de programa ordinarios. Estos infectan arbitrariamente archivos *.COM y/o *.EXE, aunque algunos pueden infectar cualquier programa para el que la ejecución sea requerida, como por ejemplo para los ficheros *.SYS, *.OVL, *.PRG y *.MNU.
Los infectores pueden ser de ACCIÓN DIRECTA o RESIDENTES. Un virus de acción directa selecciona uno o varios programas para infectar cada vez que el programa que lo contiene es ejecutado. Uno residente se esconde en alguna parte de la memoria la primera vez que un programa infectado se ejecuta, y después infecta a otros programas cuando son ejecutados o cuando se reúnen ciertas condiciones. La mayoría de los virus son siempre residentes.
La segunda categoría es la de los que INFECTAN FICHEROS DE SISTEMA o SECTOR DE ARRANQUE: estos virus, que infectan el código ejecutable que se encuentra en ciertas áreas de sistema en un disco, no son ficheros comunes. En los sistemas DOS, hay virus de sector de arranque ordinarios, que solamente infectan al sector de arranque del DOS, y virus de MBR que infectan al sector de arranque principal (Master Boot Record) de discos duros y el sector de arranque de DOS de disquetes. Este tipo de virus es siempre residente.
Finalmente, unos cuantos virus son capaces de infectar a ambos. Habitualmente son denominados VIRUS MULTIPARTITOS, aunque este nombre ha sido objeto de críticas. Otro nombre aceptado es el de VIRUS DE FICHERO Y ARRANQUE.
Los virus de FICHERO DE SISTEMA o de GRUPO (CLUSTER) son aquellos que modifican las entradas a la tabla de ficheros (FAT) para que el virus se cargue y ejecute antes de que lo haga el programa solicitado en ese momento. Hay que tener en cuenta que dicho programa en sí no es alterado físicamente, siéndolo unicamente su entrada en la FAT.

¿Cómo adquiero un virus?


La forma más común en que se transmiten los virus es por disquete, descarga o ejecución de ficheros adjuntos a e-mails. Tambien usted puede encontrarse con un virus simplemente visitando ciertos tipos de páginas web que utilizan un componente llamado ActiveX o Java Applet. Además, usted puede ser infectado por un virus simplemente leyendo un e-mail dentro de ciertos tipos de programas de e-mail como Outlook, Outlook Express, Netscape mail o Eudora Pro .


¿Qué hacen los virus?


Cuando un virus lleva a cabo la acción para la que había sido creado, se dice que se ejecuta la carga (payload). Cuando se inicia la carga, la mayoría de los virus son inofensivos, y no hacen más que mensajes de diferentes tipos. Otros pueden ser bastante maliciosos por naturaleza e intentan producir un daño irreparable al ordenador personal destrozando ficheros, desplazando/sobrescribiendo el sector de arranque principal (master boot record - MBR), borrando los contenidos del disco duro o incluso escribiendo sobre la BIOS, dejándolo inutilizable .Discutiblemente, la mayoría de los virus no tenderán a borrar todos los ficheros del disco duro. La razón de esto es que una vez que el disco duro se borra, se eliminará el virus, terminando así el problema.

¿Porqué la gente crea virus?


Es una simple suposición el porqué la gente crea virus y solamente los creadores lo saben con certeza. Algunos virus se crean por el desafío tecnológico de crear una amenaza que sea única, no detectable, o simplemente devastadora para su víctima. Sin embargo, es discutible que la mayoría de las personas crean virus por vanidad. El creador espera que el virus se propague de tal manera que le haga famoso. La notoriedad aumenta cuando el virus es considerado tal amenaza que los fabricantes de antivirus tienen que diseñar una solución.

¿Cómo sé que tengo un virus?


Muchos virus se anuncian ellos mismos produciendo un sonido o mostrando un mensaje en su pantalla o impresión, pero también es común que un virus no muestre señales de su presencia en absoluto. Los virus se comportan de diferentes formas y no existe un signo indicador absoluto que le avise de su presencia.
Algunos síntomas de tener virus puede ser la disminución general del funcionamiento del ordenador, una disminución de la memoria, cambios de ficheros, o un disco duro que gira sin razón aparente. Sin embargo, el software legítimo también puede hacer que su ordenador muestre dichas características. Le sugerimos que instale software anti-virus que pueda escanear y detectar la presencia de la mayoría de los virus.