Palabras clave: SISTEMA CARDIOVASCULAR/SISTEMA NERVIOSO CENTRAL/DEPORTES CÍCLICOS/JUEGOS DEPORTIVOS

Título: Impacto del entrenamiento en los juegos deportivos y eventos cíclicos sobre el sistema cardiovascular y las habilidades motoras y sensomotoras de adolescentes entre 11-14 años.

Título Original: Impact of Training in Sports Games and Cyclic Sports Events on Cardiovascular System, Motor and Sensomotor Abilities of 11—14 Year-Old Boys.

Autores: Emeljanovas, Arūnas*; Poderys, Jonas; Venskaitytė, Eurelija

 Academia de la Actividad Física de Lituania, Kaunas.

* PhD en Ciencias Biomédicas. Conferencista del Departamento de Educación Física y Gimnasia, Academia de     Educación Física de Lituania. Intereses   investigativos –influencia de las diferentes actividades físicas sobre grupos de adolescentes, desarrolladas en  prácticas escolares.

Traductor: Marialina Pérez Alvarez (CPID. Holguín)

Fuente: Education. Physical Training. Sport, Kaunas, Lituania; 2009; No. 1 (72): 33—39; ref. 22;  Lithuanian Academy of  Physical Education.

Resumen:

El desarrollo individual depende no sólo de las cualidades inherentes al mismo, sino también de la influencia eficaz del medio. El objetivo de este estudio fue comparar el efecto de la variable intensidad como cargas físicas parcialmente reguladas apropiadas para el desempeño en los juegos deportivos y cíclicos como cargas físicas estrictamente reguladas apropiadas para los eventos deportivos cíclicos en la dinámica del sistema muscular, cardiovascular y nervioso central (SNC). La muestra del estudio estuvo compuesta por 70 adolescentes del sexo masculino entre 11-14 años de edad: atletas de eventos deportivos cíclicos (atletismo) y de juegos deportivos (baloncesto, voleibol, fútbol) los cuales se evaluaron durante cuatro años. Se utilizaron los siguientes métodos: prueba de Tapping, prueba de esfuerzo de Roufier, prueba de salto vertical, prueba de 30s de salto máximo, mediciones de presión arterial (PA), electrocardiografía, dinamometría, mediciones de los componentes de masa corporal. Los atletas de juegos deportivos fueron superiores a los de eventos cíclicos en cuanto a movilidad del SNC, eficiencia anaeróbica y capacidad de trabajo anaeróbico. Al evaluar las habilidades motoras de los atletas (salto vertical y prueba de salto máximo de 30s), se observó que estos índices fueron mejorando con la edad en ambos grupos de atletas, sin mostrar variaciones significativas entre sí. Al evaluar los índices de fuerza muscular por mediciones de dinamometría, se determinó que los eventos deportivos cíclicos tuvieron una mayor influencia en la fuerza muscular. Estos resultados muestran que los jóvenes entre 11-14 años de edad están aún en desarrollo y no han alcanzado la madurez biológica. Una extensa investigación de los componentes corporales reveló que el índice de grasa corporal disminuyó con la edad mientras que el de masa corporal activa y de masa líquida total aumentó; permaneciendo invariables en el caso de los atletas de juegos deportivos y eventos cíclicos se. El primer grupo se caracterizó por tener valores de FC inferiores a los del segundo grupo, aunque durante todo el estudio se observaron diferencias estadísticas significativas en el grupo de 13 años de edad, al igual que al evaluar los datos del intervalo JT. El índice de desarrollo de los sistemas muscular, cardiovascular y la capacidad de rendimiento de aumento del SNC bajo la influencia de la intensidad variable de la carga física adecuada para los juegos deportivos en contraste con los eventos deportivos cíclicos, lo cual constituye un factor externo esencial  en las edades entre 11-13 años. La influencia decisiva de factores endógenos sobre el crecimiento y desarrollo de los adolescentes aumenta de manera significativa en esta etapa debido a los cambios ocurridos en el sistema cardiovascular y los índices del SNC se aceleran.

Texto completo:

INTRODUCCIÓN
La maduración biológica es uno de los factores fisiológicos fundamentales que determinan la respuesta a la carga física (Rowland, 1996). Las respuestas corporales al ejercicio se reafirman como cambios de los sistemas funcionales y morfológicos (Stergiou, 2004). Los niños se desarrollan de manera individual e irregular (Martin, 1993). El desarrollo individual depende no sólo de las cualidades inherentes, sino también de la influencia ambiental efectiva. Primeramente, los niños con maduración precoz son físicamente superiores, muestran resultados relativamente altos, a menudo se aproximan y superan a los que maduran posteriormente.

Durante la selección de los atletas, los entrenadores deben identificar a aquellos que son potencialmente fuertes, pero maduran más tarde (Kozlowski et al., 2001; Docherty, 2002; Welsman Armstrong, 2005).

Los resultados obtenidos del impacto del macrociclo indicaron cambios adaptativos fundamentales del sistema cardiovascular (Pober et al., 2004) y los músculos esqueléticos.

La carga física regular determina un aumento de la capacidad funcional del sistema cardiovascular. El potencial funcional del corazón a menudo actúa como un factor condicionante, que limita la capacidad de adaptación del organismo; por lo tanto, la adaptación de este músculo a cargas físicas intensas es una de las condiciones más importantes que limitan el ajuste del organismo al medio ambiente. Mientras el cuerpo crece durante los primeros 10-15 años hasta que el mecanismo del flujo sanguíneo no se desarrolle, la mayor importancia radica en la frecuencia cardiaca (FC) bajo la influencia del aumento de la capacidad del corazón durante la carga física; mientras que en los adultos, después de los cambios en los vasos sanguíneos, los cambios en la presión arterial (PA) determinan la alternancia dominante. Los cambios en el sistema cardiovascular establecen que en los diferentes períodos etarios la carga física activa varios mecanismos fisiológicos de adaptación, es decir, diferentes parámetros (Winsley et al., 2003; Poderys, 2004). Se estableció la mejoría irregular en la potencia muscular y los parámetros de capacidad así como en los índices del CNS (Taylor et al., 1996).

Los resultados mostraron que los deportes de competición no influyen negativamente en el crecimiento antes de la maduración sexual y en los factores que intervienen en la constitución corporal, los cuales son esenciales para la selección de los niños del ejercicio que van a practicar. El entrenamiento físico de niños y adolescentes está estrechamente vinculado con el desarrollo del proceso de selección del atleta, el descubrimiento de talentos y la educación siguiendo métodos científicos de investigación razonables cuando el ejercicio predispone sus características individuales (Кочергина, Ахметов, 2006).

El objetivo de este estudio fue comparar el efecto de la intensidad variable como cargas físicas parcialmente reguladas, apropiadas para el rendimiento en los juegos deportivos y cíclicos como cargas físicas estrictamente reguladas adecuadas para eventos deportivos cíclicos en la dinámica de los sistemas muscular, cardiovascular y nervioso central.

Organización y Métodos de Investigación

El estudio lo integraron 70 adolescentes de 11-14 años: eventos deportivos cíclicos (C) (atletas de campo y pista) y juegos deportivos (JD) (jugadores de baloncesto, voleibol, fútbol), los cuales  se evaluaron durante cuatro años (cada año en septiembre-octubre): C11 (n = 35), C12 (n = 21), C13 (n = 18), C14 (n = 15), JD11 (n = 35), JD12 (n = 19), JD13 (n = 17), JD14 (N = 16).

Todos los sujetos asistieron a sesiones de entrenamiento específicas en no menos de un año y recesaron las sesiones arduas de entrenamiento dos días antes de la investigación. Todas las pruebas se realizaron simultáneamente siguiendo los siguientes métodos: prueba de Tapping, prueba de esfuerzo de Roufier, prueba de salto vertical, prueba de salto máximo de 30s, mediciones de PA, electrocardiografía, dinamometría, mediciones de los componentes de masa corporal.

Las investigaciones se realizaron en dos días (Fig. 1): el primero se midió los componentes de masa corporal de todos los participantes y la dinamometría; segundo, todos los sujetos se sometieron a las pruebas de Tapping, salto vertical, prueba de esfuerzo de Roufier y salto máximo de 30s. El período entre los dos días de investigación fue de 24 horas.

En el primer día antes de la medición de los índices de los componentes de masa corporal, a los jóvenes se les explicó el proceso de investigación durante 10 minutos. Después de medir los componentes, los sujetos realizaron un calentamiento de 10 minutos y luego se evaluó la fuerza muscular con un dinamómetro manual.

En el segundo día, la prueba de Tapping se realizó antes del salto vertical, la prueba de esfuerzo de Roufier y el salto máximo de 30s; antes de la primera prueba no se efectuó el calentamiento, en cambio, se instruyó a los sujetos sobre el proceso de investigación y se les permitió ensayar. Después, realizaron un calentamiento de 15 minutos antes de someterse a la prueba de salto vertical y completaron 3 esfuerzos máximos de salto vertical con repetición simple para seleccionar el mejor. Luego, se les dio un descanso de 15 minutos mientras se preparaban para el registro de ECG y la evaluación de PA, que se efectuaron con el sujeto sentado. Después se realizó la prueba de Roufier – descanso de 2 minutos– , más la prueba de salto máximo de 30s y al inicio del descanso realizaron 10 flexiones de rodillas (en un ángulo de 90o con la articulación) para sentarse otra vez por 2 minutos. Durante el transcurso de la investigación, se registraron valores estándar de ECG de 12 derivaciones  y de PA antes de los ejercicios, inmediatamente después y a cada minuto durante la recuperación.

Se calculó la desviación promedio (x) y estándar (s) en todos los casos para evaluar los resultados. El test Student t para muestras independientes se utilizó para evaluar las diferencias significativas entre los valores promedio de los parámetros. La diferencia significativa entre los valores comparados se manifestó si el error estándar era menor que el 5% (p < 0.05). También se evaluó la correlación entre los parámetro a través del coeficiente de Pearson.


Figura. 1. Organigrama de la investigación  



Fig. 2. Dinámica de la FC durante el test Rouffier y la prueba de salto máximo de 30s en adolescentes de diferentes grupos etarios durante una sesión de entrenamiento de juegos deportivos y eventos cíclicos.

 

Nota: * –– diferencia estadística significativa p< 0,05.

1 ECG –antes de la carga; 4-14 ECG –recuperación después del test de Rouffier; 15-25 ECG –                                           recuperación después de la prueba de salto máximo de 30s.

 

Figura 3. Dinámica del intervalo JT en el desempeño de la prueba Roufier  y la prueba de salto máximo  de 30s en adolescentes de distintos grupos etarios que asisten a las sesiones de entrenamiento de los juegos deportivos y eventos cíclicos.

 

 

RESULTADOS
Teniendo en cuenta los resultados de la tercera investigación, se puede afirmar que bajo la influencia de cargas físicas regulares aplicadas durante las sesiones de entrenamiento para juegos deportivos, los índices de preparación funcional del sistema cardiovascular y el SNC aumentaron rápidamente: el incremento de los índices de eficiencia muscular depende del tipo de carga aplicado– los índices de fuerza muscular aumentaron más en los grupos de atletas que asistieron a eventos cíclicos, mientras que los índices de capacidad aumentaron más en los grupos de juegos deportivos.

Existe una tendencia hacia la reducción de la FC en reposo mientras que, durante el desempeño de cargas de trabajo dosificadas y extenuantes, la FC disminuye considerablemente; pero la tasa de recuperación de la mayoría de los índices de ECG y PA aumenta. Los resultados sobre las funciones de la FC indicaron que no se percibieron diferencias en los índices de PA entre los atletas de juegos deportivos y los de eventos cíclicos. El primer grupo se caracterizó por tener valores de FC inferiores a los del segundo, aunque durante toda la investigación se observaron diferencias estadísticas significativas  en el grupo de 13 años de edad (Fig. 2) y al evaluar el intervalo de datos JT (Fig. 3).

Al parecer, los factores endógenos influyen en el aumento del crecimiento y desarrollo del niño en las edades de 13-14 años como cambios esenciales de los índices cardiovasculares. Mientras en este período se producen cambios considerables en los índices funcionales, es necesario destacar que los índices de preparación de la función muscular aumentaron de manera sostenida. Lo que se puede explicar de la siguiente manera: las cargas físicas óptimas son aquellas que ejercen una mayor influencia en el desarrollo de las características musculares y, en menor medida, en el sistema cardiovascular. Eso sería una confirmación indirecta de una estrategia de entrenamiento óptima seleccionada por el entrenador, pero no existen pruebas concretas de ello. En resumen, los datos de los cambios en los índices de preparación muscular confirmaron que el ejercicio influye en los procesos de crecimiento y desarrollo.

Cuando los participantes realizaban pruebas de cargas físicas, la mayoría de los índices de alternancia del ECG registrados presentaron diferencias estadísticas significativas inmediatamente después de la prueba de salto máximo de 30s. Los valores de FC también difirieron de manera importante entre los no deportistas de 12-13 años de edad y, en la mayoría de los casos, en el período de 11-13 años. Por consiguiente, los valores del intervalo JT del ECG variaron durante las investigaciones. Estos resultados confirmaron que diferentes tipos de cargas físicas determinan diversas peculiaridades de adaptación al generar relaciones diferenciadas entre un estímulo externo e interno. Del mismo modo, la edad de 13-14 años es excepcional, pues en esta la tasa de cambio de los índices disminuye y solo aumentan los índices de preparación muscular.


DISCUSIÓN
La integridad e interacción de los factores endógenos y exógenos determinan la eficiencia física y la salud de una persona (Szopa, Žychowska, 2001). Cuando los niños eligen un deporte particular (evento) asisten al entrenamiento con regularidad y por largo tiempo y el tipo de ejercicio dominante se convierte en un factor esencial del entrenamiento (Платонов, 2004).

En el presente estudio se investigó y evaluó el efecto de los juegos deportivos y eventos deportivos cíclicos sobre los cambios en la preparación funcional de adolescentes entre 11-14 años. Algunos resultados revelaron que el tipo de ejercicio (la intensidad variable, parcialmente regulada es apropiada para el desempeño de los juegos deportivos y las cargas físicas cíclicas estrictamente reguladas son adecuadas para eventos cíclicos) tiene un efecto diferente sobre las características de adaptación del sistema cardiovascular, el desarrollo de las habilidades motoras y sensomotoras en el organismo con un crecimiento y desarrollo rápidos.

Considerando los resultados del estado funcional y la eficiencia del SNC, se determinó que los juegos deportivos –carga físicas parcialmente reguladas- tuvieron un mayor impacto sobre estos índices. Los atletas de juegos deportivos tuvieron mejor desempeño que los de eventos cíclicos en cuanto a movilidad del SNC, eficiencia anaeróbica y capacidad de trabajo anaeróbico. Sin embargo, las órdenes dirigidas del SNC determinan el alcance de los esfuerzos musculares y otras características de coordinación intramuscular (Taylor et al., 1996). Además, la alteración de la eficiencia y el estado funcional del SNC se observa siempre a través de los índices de trabajo muscular (Busso, Benoit, 2002; Shephard, 2001). Al evaluar las habilidades motoras de los adolescentes (salto vertical y  salto máximo de 30s), se observó que estos índices mejoraban con la edad en ambos grupos de atletas sin variaciones estadísticamente significativas entre sí. La evaluación de los índices de fuerza muscular por mediciones de dinamometría mostró que los eventos cíclicos ejercieron mayor influencia que los otros. Estos resultados expresan que los adolescentes de 11-14 años están aún en desarrollo y no han alcanzado la madurez biológica (Kozlowski et al., 2001; Munchmeier, 2001).

Mientras que los sujetos se sometieron a pruebas de cargas físicas, los cambios de los índices de ECG registrados presentaron diferencias estadísticas notables sólo después de la prueba de salto máximo de 30s. Los valores de FC también mostraron diferencias entre los no atletas de 12-13 años y, en muchos casos, en las edades de 11-13 años. Tales resultados se pueden explicar por una alternancia superior de la FC apropiada para un período etario particular bajo la influencia de los sistemas simpático y parasimpático (Winsley et al., 2003). Respectivamente, durante la investigación, los valores del intervalo JT del ECG se mostraron alterados, lo cual está relacionado con la tasa metabólica del miocardio. La investigación a largo plazo de los componentes corporales reveló que el índice de grasa corporal disminuyó con la edad y el de masa activa y  masa líquida total aumentó, pero en el caso de los atletas de juegos deportivos y  eventos cíclicos se mantuvo invariable.

Se puede resumir que los estudios citados anteriormente y los resultados obtenidos durante la presente investigación evidenciaron que la interacción de los factores externos e internos determina el desarrollo funcional y potencial de los sistemas muscular y cardiovascular de los adolescentes entre 11-14 años y sus peculiaridades durante las cargas físicas. La tasa de alternancia de los aumentos de los índices del sistema cardiovascular bajo la influencia de cargas físicas de intensidad variable es adecuada para el entrenamiento de juegos deportivos y constituye un factor externo esencial. Las diferencias entre los índices funcionales de ambos tipos de atletas se evaluaron como resultado de su preparación diferenciada (Rowland, 1996; Wilmore, Costill, 2001 Philippaerts, et al. 2006) y el tipo de carga física.


CONCLUSIONES
La tasa de desarrollo del sistema muscular y cardiovascular  y la capacidad de rendimiento del SNC aumenta bajo la influencia de cargas físicas de intensidad variable, lo cual es apropiado para los juegos deportivos en contraste con los eventos cíclicos, que constituye un factor externo esencial en las edades de 11-13 años. La influencia decisiva de los factores endógenos en el crecimiento y desarrollo de los adolescentes aumenta de manera significativa en los 13-14 años debido a los cambios del sistema cardiovascular y los índices del SNC se aceleran.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Amstrong, N., Welsman, J. (2005). Physiology of the child athlete. Children’s Health and Exercise Research Centre, 92 (4), 2368—2379.

Buliuolis, A. (2006). Širdies ir kraujagyslių sistemos funkcijos mobilizacijos ir atsigavimo ypatybės atliekant anae- robinius krūvius: daktaro disertacija. Kaunas: LKKA.

Busso, T., Benoit, H. (2002). Effects of training frequency on the dynamics of performance response to a single training  bout.  Journal  of   Applied   Physiology,  92  (2), 572—580.

Docherty, D. (2002). The effects of accentuated eccen- tric loading on strength, muscle hypertrophy, and neural adaptations in trained individuals. Journal of Strength and Conditioning Research, 16 (1), 25—32.

Kozlowski, S. W., Gully, S. M., Brown, K. G. et al. (2001). Effects  of  training  goals  and  goal  orientation  traits  on  multidimensional  training  outcomes  and  performance adaptability.  Organizational Behavior and Human Decision Process, 85 (1), 1—31.

Martin, D. (1993). Handbuch Traininslehre. Aufl. Schor- dorf: Hofmann.

Munchmeier, R. (2001). Growing up in changing conditi- ons on the structural change of childhood and adolescence. Prax Kinderpsychol Kinderpsychiatr, 50 (2), 119—134.

Olson,  D.  (1996).  What  is  training?  Current  Biology, 6 (12), 1539.

Philippaerts, R. M., Vaeyens, R., Janssens, M. et al. (2006). The relationship between peak height velocity and physi- cal performance in youth soccer players. Journal of Sports Science, 24 (3), 221—230.

Pober, D. M., Braun, B., Freedson, P. S. (2004). Effects of a single bout of exercise on resting heart rate variability. Medicine and Science in Sports and Exercise, 36 (7),1140—1148.

Poderys,  J.  (2004).  Kineziologijos  pagrindai.  Kaunas. P. 189—205.

Rowell, L. B. (1997). Neural control of muscle blood flow: Importance during dynamic exercise. Clinical Experimental and Pharmacological Physiology, 24, 117—125.

Rowland, T. H. (1996). Developmental Exercise Physiolo gy. Human Kinetics. P. 14—25.

Shephard, R. J. (2001). Absolute versus relative intensity of physical activity in a dose-response context. Medicine and Science in Sports and Exercise, 33, 400—420.

Stergiou, N. (2004). Innovative Analyses of Human Mo- vement. Champaign: Human Kinetics. P. 709—782.

Szopa, J., Žychowska, M. (2001). Treniruotumas ir gene- tiniai gabumai. Ugdymas. Kūno kultūra. Sportas, 2 (39), 63—69.

Taylor, J. L., Butler, J. E., Allen, G. M., Gandevia, S. C. (1996).  Changes  in  motor  cortical  excitability  during human muscle fatigue. Journal of Physiology, 15 (490), 519—528.

Wilmore, J. H., Costill, D. L. (2001). Physiology of Exercise and Sport. Champaign.

Winsley, R. J., Armstrong, N., Bywater, K., Fawkner, S. G. (2003). Reliability of heart rate variability measures at rest and during light exercise in children. British Journal of Sports Medicine, 37 (6), 550—552.

Кочергина, А. А., Ахметов, И. И. (2006). Оптимизация тренировочного  процесса  юных лыжников  с учётом их  генетической  предрасположенности.  Физическая культура:  воспитание,  образование,  тренировка,  1, 35—37.

Платонов,  В.  Н.  (1997).  Общ ая  теория  подготов- ки спортсменов в олимпийском спорте: учебник для студентов вузов физического воспитания и спорта. C. 554—566.

Платонов, В. Н. (2004). Система подготовки спортсме- нов в олимпийском спорте. Общая теория и её прак- тические приложения, 808.