Palabras clave: FUERZA MUSCULAR/EDUCACION Y ENTRENAMIENTO/PRUEBA DE ESFUERZO

Título: Efecto de un período de desentrenamiento sobre variables neuromusculares en los atletas de balonmano

Título Original: Efect of a Detraining Period on Neuromuscular Variables in Handball Athletes

Autores: de Lima Oliveira,  Vagner1; dos Santos Leite,  Gerson2; Leite, Diego Richard3; de Oliveira, Assumpçao4,5; Borges Pereira,  Guilherme3; Neto, Bartholomeu Joaõ6; Prestes, Jonato3

1 Faculdades Integradas Metropolitanas de Campinas - METROCAMP - Campinas - Brasil

2 Universidade Nove de Julho - UNINOVE - Departamento de Educação Física - São Paulo - Brasil

3 Universidade Federal de São Carlos - UFSCar - Departamento de Ciências Fisiológicas - Laboratório de Fisiologia do Exercício - São Carlos -Brasil

4 Faculdade Integração Tietê - FIT - Curso de Educação Física - Tietê - Brasil

5 Centro Universitário Anhanguera - ANHANGUERA - Curso de Educação Física - Leme - Brasil

6 Centro Universitário UNIRG - Curso de Educação Física - Gurupi - Brasil

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Traductor: Marialina Pérez Alvarez (CPID Holguín)

 

Fuente: Fitness Performance Journal, Rio de Janeiro, Mar/abril 2009; 8 (2): 96-102, Ref: 15, Colégio Brasileiro de Actividade Física, Saúde e Esporte (COBRASE).

Resumen:
Introducción: Comprender el comportamiento de las variables neuromusculares después de un período de desentrenamiento puede ser importante en la planificación del entrenamiento físico deportivo, pues estos períodos ayudan a la recuperación del organismo. Sin embargo, existe poca información sobre la duración adecuada del desentrenamiento atendiendo a la recuperación sin  disminución del rendimiento. Materiales y Métodos: Se seleccionaron siete atletas de balonmano femenino, de la categoría Sub-21. Las variables analizadas fueron: fuerza máxima dinámica (media cuclilla de 90 grados, tensor de banco, curl para bíceps y polea alta), máxima velocidad adquirida (prueba de carrera de 20m), prueba de resistencia abdominal, salto horizontal, salto vertical y lanzamiento de balón medicinal de 2kg antes y después de un período de desentrenamiento, el cual en este caso duró cuarenta días. Los análisis se hicieron a partir de períodos de 19 semanas, en los que se aplicaron cuatro etapas de entrenamiento que incluían resistencia muscular local, hipertrofia, entrenamiento de fuerza máxima y fuerza explosiva. Al finalizar la temporada, 48h después del último juego, se realizaron las pruebas del período de entrenamiento y 40 días después del período de desentrenamiento. Resultados: Se observó una reducción importante de la fuerza muscular en la prueba de media cuclilla (p=0,01) después de 40 días de desentrenamiento. También hubo un aumento importante del tiempo para realizar la prueba de carrera de 20m (p=0,03). En los otros tests no se observaron diferencias estadísticas significativas. Discusión: Varios estudios desarrollaron una metodología de  entrenamiento para el perfeccionamiento de diferentes capacidades físicas, pero pocos son los estudios que buscan entender las variables del desentrenamiento como el diseño de una estrategia de entrenamiento a largo plazo. No obstante, podemos concluir que se evidenció una reducción de las capacidades biomotoras de los miembros inferiores en el período de desentrenamiento, dado que, para los miembros superiores, esta reducción no ocurrió en el grupo analizado.

 

Texto completo:

INTRODUCCIÓN
La conformación de un plan de entrenamiento se vuelve cada vez más necesaria para el correcto desarrollo de los procedimientos físicos implicados  en las modalidades deportivas1,2,3. El sistema tradicional propuesto por Matveev1, con periodos largos de preparación general, ya no se ajusta a la dinámica de modalidades como el fútbol y el balonmano, considerando los parámetros del programa competitivo (competiciones anuales y algunos concomitantes),  la especificidad, el tiempo limitado de preparación general, y los cortos períodos entre las temporadas competitivas. Este concepto de entrenamiento fue bien desarrollado y aplicado en la antigua Unión Soviética (URSS), donde los objetivos deportivos estaban relacionados con los intereses políticos del país3 y el tiempo de preparación para las competiciones era extenso.

Para llevar a cabo un trabajo de entrenamiento físico apropiado para los jugadores de balonmano, es necesario comprender las características principales del esfuerzo en un partido. Eleno4 clasifica el esfuerzo en el balonmano como intermitente, es decir, unas veces el juego es de alta intensidad y otras de baja o moderada. Durante el partido, el cuerpo aprovecha las tres rutas energéticas: láctica-anaerobia; aláctica-anaerobia y aerobia. Las dos últimas son las más utilizadas. De esta forma, el entrenamiento de las capacidades físicas está orientado por el consumo energético, similar al consumo real en un partido, para una mejor adaptación del sistema energético del organismo con respecto a las fases del entrenamiento propuesto.

La construcción de una base aerobia es fundamental debido a que el desplazamiento a una intensidad media se produce por encima del 55% del desplazamiento total del partido, que en esta categoría se distribuye en dos períodos consecutivos de 30 minutos. Este es el tiempo empleado en la organización de jugadas de ataque, las sustituciones de atletas, la reorganización de la defensa y otros. La baja intensidad está relacionada mayormente con el momento en que el balón está fuera de juego, la atención a los atletas, el secado de la cancha, etc.

El desplazamiento a máxima intensidad muestra una fuerte tendencia a organizar un trabajo de fuerza explosiva (a corto plazo y con la velocidad máxima) y con una recuperación activa.

Estudios recientes han analizado y aplicado modelos para el desarrollo de las capacidades bimotoras en los atletas a partir de una organización de las cargas de entrenamiento en los deportes colectivos 5, 6,7,8,. Sin embargo, poco se sabe sobre el comportamiento de estas cualidades en los períodos de desentrenamiento –entre temporadas o vacaciones– según la modalidad. Hasta el momento, no se ha encontrado en ninguna referencia bibliográfica nacional algún artículo sobre el desentrenamiento en el balonmano. La comprensión del comportamiento de estas variables puede ayudar en la modulación del período de desentrenamiento, tratando de minimizar las pérdidas entre temporadas y maximizar la recuperación de los atletas.

En este sentido, el objetivo del presente estudio fue evaluar los efectos de 40 días de desentrenamiento sobre variables de fuerza máxima, fuerza explosiva y velocidad en atletas jóvenes de balonmano femenino.

 

MATERIALES Y MÉTODOS

 

Aprobación

El estudio se aprobó por el Comité de Ética de las Universidades Metropolitanas Integradas de Campinas, en absoluto acuerdo con las normas del Tratado de Helsinki.

 

Muestra

Se seleccionaron siete atletas de balonmano femenino, todas con experiencia competitiva de más de 5 años a nivel estatal, con edades comprendidas entre 17 y 20 años de edad, de la categoría Sub-21. Todas las atletas se sometieron al entrenamiento de fuerza-resistencia en la sala de entrenamiento con pesas, al entrenamiento de fuerza específica en el juego, y a ejercicios de propiocepción. Es importante señalar que el grupo analizado lo integraban atletas que no presentaron ningún problema físico o de salud durante la aplicación de las pruebas y ejercicios, ni lesiones musculares durante el período de entrenamiento.

Los investigadores explicaron a los sujetos los objetivos, metodología, riesgos y beneficios del estudio, entregándoles los términos del acuerdo con la descripción de todo el procedimiento aplicado. Por último, las participantes respondieron una anamnesis.

Entrenamiento
Se aplicó un macrociclo de 19 semanas dividido en cuatro etapas con entrenamiento de fuerza-resistencia (RML, fuerza máxima y potencia explosiva, método complejo para miembros inferiores y superiores), velocidad, agilidad, además del trabajo táctico y técnico.  El entrenamiento con pesas se realizó en tres sesiones semanales, con un intervalo de 48 horas entre cada una. El entrenamiento de fuerza especial, velocidad, aceleración, agilidad y propiocepción se desarrolló en la cancha. En cada cambio de fase, se realizaron pruebas de esfuerzo periódicamente para lograr una mejor condición física, y pruebas de control de las variables analizadas en el estudio. Los atletas se evaluaron 48 horas a partir del último partido del año y se reexaminaron 40 días después de la interrupción de las sesiones de entrenamiento (período de desentrenamiento). Se entrenó diariamente, un período por día, cinco veces por semana, con un total de horas de trabajo de entre 17h y 20h a la semana. En la tabla 1 se representa un esquema gráfico organizativo del trabajo desarrollado con los atletas.


 

 Tabla 1- Modelo de entrenamiento aplicado

 

Etapa

 

 

Microciclo

Frecuencia

semanal

Duración

Intensidad

a

 

 

Ejercicios Regeneradores

 

 

3

2 semanas

45 a 50%

 

 

Fuerza-resistencia

3

2 semanas

 

b

 

Hipertrofia

3

5 semanas

70 a 75%

c

 

Fuerza máxima

2

 

90 a 95%

 

 

Fuerza explosiva

1

4 semanas

55%

 

 

Fuerza máxima

1

 

85%

d

mantenimiento

Fuerza explosiva

recuperativa

2

1 (antes o despuésdel partido)

 

6 semanas

35-65%

Etapa A

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(i) Microciclo regenerativo (dos semanas) –después del período intenso de competencias en los Juegos Regionales; ii) Microciclo de resistencia (dos semanas) -entrenamiento básico con cargas del 45% al 50% de una repetición como máximo (1RM).

Etapa B  

Microciclo de hipertrofia (cinco semanas) – el principal objetivo fue aumentar la intensidad, resultando en un mejoramiento de la resistencia a la fuerza y del trabajo de fuerza especial en la cancha. Se utilizaron cargas de entre 70% y 75% de 1RM.

Etapa C  

Microciclo de fuerza y potencia (cuatro semanas) –se centró en mejorar la fuerza máxima y la potencia explosiva. El entrenamiento fue muy variado, debido a que el calendario de los partidos del campeonato coincidió con los entrenamientos, por lo que la frecuencia se hizo semanal. De manera general, en las cuatro semanas se desarrollaron dos sesiones de fuerza máxima y una de fuerza explosiva.

Etapa D  

Microciclo de mantenimiento de la fuerza explosiva, fuerza máxima y recuperación activa -dos sesiones de fuerza explosiva  por una de fuerza máxima. La mayor parte del entrenamiento de fuerza explosiva se desarrolló en la cancha, en busca de una transferencia directa de habilidades. Las cargas en los entrenamientos de fuerza máxima permanecieron al 85% de 1RM. Para los ejercicios de fuerza se utilizó del 35% al 65% de 1RM y los entrenamientos de recuperación alrededor del 25% de 1RM.

Es importante destacar que en el paso A, los atletas no se habían enfrentado aún a ningún partido del   campeonato. En el paso B, se disputaron los Juegos Abiertos del Interior. En las etapas C y D, el volumen de los partidos del campeonato aumentó considerablemente, en especial en el paso D.

El entrenamiento jugando (fuerza especial) aplicó ejercicios de agilidad, velocidad, cambios de dirección y aceleración, con el objetivo de la transferencia de capacidades físicas, con tres a cinco sesiones semanales de práctica progresiva, de acuerdo con el macrociclo propuesto (Imagen 1). En estos entrenamientos se utilizó el método de cargas complejas tanto para las extremidades superiores como inferiores, asociado a las capacidades físicas anteriores. Por ejemplo: cuclillas (tres repeticiones -85%, 1RM), carreras de 20 m a alta velocidad, o tiros de tres balones medicinales de 2 kg contra la pared, seguido por cinco lanzamientos con el balón usado en los partidos, con la mayor fuerza posible.

 

Resistencia abdominal  

En un tiempo de 30s, los atletas realizaron la flexión de cadera con piernas semi flexionadas y ligeramente separadas. Los dedos en posición entrelazada detrás de la cabeza, y el conteo se efectuó a cada contacto de los codos con la cadera/rodilla. Los procedimientos se llevaron a cabo siguiendo las descripciones de Aahper10.

Prueba de fuerza dinámica máxima (1RM)

Se seleccionaron cuatro ejercicios (media cuclilla hasta 90º, tensor de banco, curl de bíceps y polea alta) dos veces al día, con un intervalo de 48 horas para evitar influencias sobre la definición de cargas máximas. Después del calentamiento general  (trote en caminadora por 10 min), los sujetos realizaron una serie de ejercicios de calentamiento específico de ocho repeticiones a aproximadamente el 50% de 1RM estimada (según la carga soportada por los participantes  antes del estudio), seguido de otra serie de tres repeticiones al 70% de 1RM estimada.  Posteriormente, se realizaron repeticiones con cargas cada vez más pesadas. La prueba se repitió hasta que se estableció 1RM. El intervalo de descanso entre las series fue de 3 min y 3 intentos para determinar la carga máxima, según las descripciones de Matuszak et al.11. Todos los procedimientos para determinar la fuerza dinámica máxima, incluyendo la estandarización de los ángulos de movimiento, se ejecutaron por la descripción de Brown & Weir12.


  Imagen1- Gráfico organizativo general de las 19 semanas de entrenamiento realizado con atletas del sexo femenino

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen 2- Prueba de carrera de 20m en   TP (período de entrenamiento) y DP (período de desentrenamiento)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prueba de 20 m

Esta prueba se adaptó de Moreira2. El espacio utilizado fue la cancha de entrenamientos y partidos. Los atletas comenzaron a partir de las órdenes de "Listos" y "Fuera" junto con el movimiento descendente de los brazos, como una herramienta visual. El ritmo del ejercicio se marcó manualmente por el mismo evaluador, utilizando un cronómetro (Ti-mex®, Brasil).

 

Salto horizontal (HD)

Se utilizó una cinta métrica fija al suelo a una distancia de 3,5 metros. La salida se estableció detrás de una línea en la cancha, con la punta del zapato sobresaliendo ligeramente de la línea. Según lo descrito por Johnson & Nelson6, el atleta debe alcanzar la mayor distancia y mantener el equilibrio a su llegada.

 

Alcance máximo de salto vertical contra el movimiento (SV)

El SV se inició con la posición vertical, los brazos a lo largo del cuerpo y los pies completamente apoyados en el suelo. A partir de una media flexión de rodilla, el atleta realizó una transición rápida de la fase excéntrica/concéntrica, con los brazos flexionados, y efectuó un salto tratando de mantener la postura vertical, con la punta de los dedos marcadas con carbonato de magnesio tocando la barrera a la máxima altura alcanzada, la cual se estableció posteriormente y se representó el SV6.

 

Tiro de balón medicinal con una mano (AMB)  

El atleta arrojó el balón de 2kg de manera similar a un lanzamiento de balonmano (con el codo en línea o por encima del hombro), con permisión de rotación troncal. El balón se marcó con carbonato de magnesio y se midió la distancia mínima desde la marca del balón en el suelo y la línea de salida, ubicada entre los pies del atleta. Esta prueba se adaptó para llevarse a cabo con una mano, pero los procedimientos básicos siguieron las descripciones de Johnson & Nelson6.

 

Tratamiento estadístico  

Para las pruebas de 20m, SH, SV y AMB, se realizaron tres intentos, resultando los más adecuados para el análisis. Todos los datos se expresaron como media y error estándar de la media (EPM). El análisis estadístico se efectuó inicialmente por el test de normalidad de Shapiro-Wilk y la prueba de homocedasticidad (criterio de Bartlett). Todas las variables analizadas mostraron una distribución y homocedasticidad normales. De esta manera, se utilizó la prueba paramétrica t-Student para comparar la primera evaluación con la segunda.  En todos los cálculos, se fijó un nivel crítico del 5%. Para verificar las posibles relaciones entre la diferencia porcentual de las variables analizadas, se utilizó el coeficiente de correlación (r) de Pearson. En todas las pruebas se utilizó el software Statistica ® 6.1.

 

RESULTADOS  

No hubo cambios estadísticos significativos en la fuerza máxima de los ejercicios con tensor de banco, curl para bíceps y polea alta en al comparar el período de desentrenamiento con el de entrenamiento. Asimismo, no se observaron cambios importantes en las pruebas SV, SH y AMB desde el punto de vista estadístico, después del periodo de desentrenamiento (Tabla 1).

La imagen 2 muestra los resultados de los períodos TP (período de entrenamiento) y DP (período de desentrenamiento) en la prueba de carrera de 20m, en la cual se observó un aumento importante del tiempo necesario para completar los 20m después del periodo de desentrenamiento, (p = 0,03). También se observó una considerable disminución de la fuerza máxima en la media cuclilla al comparar el período de desentrenamiento con el de entrenamiento (p = 0,01) (Imagen 3).

La tabla 2 muestra el resultado de la correlación entre la diferencia de porcentaje del TP y el DP de las variables estudiadas, en particular la correlación existente entre la pérdida de fuerza en la cuclilla (AG) y el aumento del tiempo en 20 metros (r =- 0,87).

 

Imagen 3 - Prueba de carga máxima en cuclillas en el TP (período de entrenamiento) y DP (período de desentrenamiento)

 

p<0.05

Resultados expresados en promedio ± error estándar del promedio

DISCUSIÓN

 El presente estudio mostró que las variables de la fuerza dinámica máxima (tensor de banco, curl de bíceps y polea alta) mostraron una reducción del TP al DP, aunque sin expresar valores estadísticamente importantes, así como las pruebas de salto horizontal, vertical y el tiro con balón medicinal. Pero la prueba de carrera de 20 metros y la fuerza máxima en la cuclilla indicó una disminución del rendimiento con significación estadística.
En un estudio realizado con corredores de 100m en atletismo, Bret et al.13 consideran que la fuerza muscular adquirida a través de años de ejercicios de media cuclilla está directamente relacionado con las tres etapas de la carrera de máxima velocidad –aceleración, permanencia de la velocidad, desaceleración.  Estos autores destacan que en los primeros 30 metros el atleta continúa acelerando. Es importante señalar que, en el balonmano, la carrera no se produce a la máxima velocidad debido a la limitación del espacio en la cancha, siendo el espacio lineal máximo recorrido de 28m, y la cancha de 40 m de longitud con dos áreas de 6 m, en las que el atleta no puede invadir la línea del área para defender. Kokobun y Daniel8, en un estudio realizado con atletas de baloncesto, verificaron la correlación entre el espacio real disponible (propio de la modalidad) y la aceleración. A partir de ahí, se sugiere que la disminución del rendimiento puede estar relacionada con la pérdida de fuerza muscular o la reducción de la activación neural, así como la reducción en la actividad neuromuscular (pérdida de fuerza en las extremidades inferiores) influye negativamente en el rendimiento de la prueba de 20m, hipótesis sostenida  por la correlación encontrada entre la pérdida de fuerza en la cuclilla y el aumento del tiempo en los 20m (R =- 0,87, p <0,05).  

Kusnetsov7 sostiene que el incremento de la fuerza está directamente relacionado con el desarrollo de la activación del sistema nervioso central sobre el músculo. Esto implica la consideración de la variación del trabajo, es decir, diferentes estímulos relacionados con la intensidad, el volumen y la velocidad de ejecución, especialmente en los entrenamientos de preparación especial (pasos B y C), realizado en diferentes etapas del proceso, lo que podría promover una mayor movilización de las unidades motoras. Según Verkhoshanski15, el papel de los factores del sistema nervioso central en la manifestación de la fuerza consiste en  la tensión en la regulación de la frecuencia del pulso, el grado de sincronización de influencias estimulantes sobre las neuronas motoras, en la cantidad de unidades motoras movilizadas -coordinación intramuscular e intermuscular.

Se produjo una reducción notable de la fuerza máxima en las cuclillas, lo que probablemente influyó en el aumento en el tiempo de la velocidad máxima en la prueba de 20m. Esta reducción tiene un efecto directamente relacionado con la aceleración de los atletas, debido a que la prueba de 20 metros se realiza en su totalidad durante la fase acelerativa de la carrera13. Marques & González-Badillo9 en conjunto con jugadores adultos profesionales de balonmano masculino evaluaron las características del entrenamiento/desentrenamiento en cuanto a las capacidades biomotoras después de siete semanas de interrupción de los entrenamientos de fuerza-resistencia. Se evaluaron las pruebas  de salto horizontal contra el movimiento y la velocidad de lanzamiento del balón. En el estudio, no hubo ningún cambio significativo en la fuerza explosiva de las extremidades inferiores. Sin embargo, se evidenció una reducción importante de la velocidad de lanzamiento. Estos resultados difieren de los del presente estudio en lo que respecta principalmente a las extremidades inferiores. Marques & Gonzáles-Badillo9 consideran que en la fase de desentrenamiento no se ha realizado un entrenamiento de fuerza-resistencia, aún cuando los atletas se encontraban todavía en fase competitiva. Esto confirma la posición de Santo et al.16 en la que el trabajo específico de la modalidad, en este caso, el juego, era suficiente para mantener el nivel de entrenamiento adquirido en etapas anteriores. En este estudio, los autores comprobaron que la interrupción del trabajo de resistencia de cargas no interfirió con el desempeño de pruebas de salto horizontal en los jugadores de baloncesto.

En el presente estudio no se produjo ningún cambio significativo en los miembros superiores cuando 1RM del tensor de banco se correlacionaba con el AMB (tabla 2). Marques & Gonzáles-Badillo9 descubrieron que con la interrupción del entrenamiento se producía una disminución considerable de la velocidad de lanzamiento del balón. Sin embargo, en su trabajo, no se encontró relación alguna entre la fuerza máxima de 1RM en el ejercicio con tensor de banco y la velocidad de lanzamiento. Se cree que las diferencias en el entrenamiento aplicado y en la evaluación del estudio citado, que se basó en la fuerza explosiva en el momento del lanzamiento, han sido cruciales para la divergencia de los resultados.

 

 

 

Tabla 1- Resultados de los tests neuromusculares en el período final de entrenamiento (TP) y después de 40 días de desentrenamiento en atletas de balonmano femenino

 

Test

TP

DP

Diferencia entre TP y DP

1RM tensor de banco (kg)

44.57 ± 3.13

41.14 ± 2.68

-7.00%

1RM torsión de bíceps (kg)

24.85 ± 1.05

23.42 ± 1.21

-5.80%

1RM high row /barra (kg)

32.57 ± 1.73

30.00 ± 2.82

-7.20%

Salto horizontal  (m)

1.91 ± 0.06

1.82 ± 0.04

-4.70%

Salto vertical  (m)

2.65 ± 0.02

2.64 ± 0.02

-0.30%

AMB (m)

8.97 ± 0.35

9.06 ± 0.56

1.40%

Resultados de los tests expresados en promedio ± error estándar del promedio,  p<0.05


Tabla 2 - Coeficiente de correlación (r) de Pearson entre la diferencia porcentual de las variables estudiadas (TP-DP)

 

 

 

 

Variables

 

 

 

 

 

AB

Sup

Ros

Rem

AMB

AG

20m

SH

Sup

0.19

-

-

-

-

-

-

-

Ros

0.19

-0.04

-

-

-

-

-

-

Rem

-0.48

0.46

0.35

-

-

-

-

-

AMB

0.78*

-0.19

0.55

-0.53

-

-

-

-

AG

0.51

0.04

-0.25

-0.54

0.43

-

-

-

20m

-0.32

-0.02

0.24

0.24

-0.18

-0.87*

-

-

SH

0.58

0.04

0.48

-0.09

0.68

0.60

-0.67

-

SV

0.27

0.86*

-0.07

0.51

-0.23

0.12

-0.25

0.15

AB -resistencia abdominal; Sup -1RM en tensor de banco; Ros -1RM en polea alta; AMB –tiro con balón medicinal; AG –cuclilla; 20m –carrera de 20m; SH –salto horizontal; Sv –máximo alcance en salto vertical

*p<0.05


La dificultad de un análisis expandido de este estudio se debe al reducido número de atletas (siete), por la ausencia de un grupo de control y de estudios sobre el tema. En la búsqueda bibliográfica, no se encontraron publicaciones nacionales en este sentido. Hasta ahora, este fue el primer estudio en evaluar el efecto de cuarenta días de desentrenamiento con interrupción total de las actividades en jóvenes atletas del sexo femenino. Este estudio puede ser el comienzo de una serie de propuestas sobre esta cuestión, como otro medio para el control del entrenamiento de los atletas.

Creemos de gran importancia conocer el comportamiento de las variables neuromusculares después del período de desentrenamiento, con el objetivo de una planificación adecuada de todas los períodos y fases del entrenamiento, tales como la organización del período de vacaciones/desentrenamiento, y el período de eliminación de un atleta por lesiones que no requieren intervenciones quirúrgicas (como dislocaciones o torceduras leves en la parte superior del cuerpo) o de tipo muscular, lo que les impediría a los atletas realizar su entrenamiento normal. Aún así, es necesario emprender otros estudios, pues se pueden aplicar y evaluar diferentes métodos de entrenamiento o macrociclos  (biciclos) de períodos anuales, para promover así diferentes resultados, y evaluar las diferentes características biomotoras durante todo el proceso con el fin de ofrecer una información adecuada sobre el desentrenamiento.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Matveev LP . Fundamentos del entreinamiento deportivo. Madrid: MIR; 1980.

2.  Moreira A. Basquetebol: sistema de treinamento em bloco - organização e controle [thesis]. Campinas: Universidade Estadual de Campinas; 2002.

3.  Oliveira PR. O efeito Posterior Duradouro de Treinamento (EPDT) das cargas concentradas de força [thesis]. Campinas: Universidade Estadual de Campinas; 1998.

4.  Eleno TG, Barela JÁ, Kokubun E. Tipos de esforços e qualidades físicas do handebol. Rev Bras Ciênc Esporte. 2002;24(1):83-98.

5.  Bompa TO. Treinamento total para jovens campeões. São Paulo: Manole; 2002.

6.  Johnson BL, Nelson JK. Practical measurements for evaluation in physical education. Minnesota: Burgess Publishing; 1979.

7.  Kuznetsov VV. Metodologia del entrenamiento de la fuerza para deportistas de alto nível. Buenos Aires: Stadium; 1989.

8.  Kokubun E, Daniel JF. Relações entre a intensidade e duração das atividades em partida de basquetebol com as capacidades aeróbia e anaeróbia: estudo pelo lactato sanguíneo. Rev Paul Educ Fís. 1992;6(2):37-46.

9. Marques ACM, Gonzales-Badillo JJ. In-season resistance training and detraining in professional team handball players. J Strength Cond Res. 2006;20(3):563-71.

10.  Aahper. Youth Fitness Test Manual. Washington, DC: American Alliance for Health, Physical Education, and Recreation; 1976.

11. Matuszak ME, Fry AC, Weiss LW, Ireland TR, Mcknight MM. Effect of rest interval length on repeated 1 repetition maximum back squats. J Strength Cond Res. 2003;17(4):634-7.

12. Brown LE, Weir JP. Procedures recommendation i: accurate assessment of

muscular strength and power. J Exerc Physiol. 2001;4(3):1-21.

13. Bret C, Rahmani A, Dufour AB, Lacour JR. Leg strength and stiffness as ability factors in 100m sprint running. J Sports Med Phys Fitness. 2002;42(3):274-81.

14. Verkhoshanski Y. Treinamento desportivo: teoria e metodologia. Porto Alegre: Artmed; 2001.

15. Santo E, Janeira MA, Maia JAR. Efeito do treino e destreino específicos na força explosiva: um estudo em jovens atletas basquetebolistas do sexo masculino. Rev Paul Educ Fís. 1997;11(2):116-27.