Palabras clave: FUTBOL/ INTENSIDAD DE ENTRENAMIENTO/ PERDIDA DE PESO/ HIDRATACION/ TRANSPIRACION.

Título: La influencia de la intensidad del entrenamiento en la pérdida de peso en el fútbol.

Título Original: The Influence Intensity of Training in Weight Loss in Soccer.

Autores: Batista, Leitão Marco Antonio 1,2; Filho, Fernandes José3; Dantas, Silva Paulo Moreira4

1 Faculdade Piauiense - FAP – Brasil

2 Mestrado em Motricidade Humana da Universidade Autonoma de Assuncion - Paraguai

3 Universidade Federal do Rio de Janeiro - UFRJ - Brasil

4 Unigranrio - RJ - Brasil

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Traductor: Marialina Pérez Alvarez

Fuente: Fitness and Performance Journal, Rio de Janeiro, jul/ago 2007; 6 (4): 251-254, ref. 13, Colégio Brasileiro de Actividade Física, Saúde e Esporte (COBRASE)

Resumen: El objetivo de este estudio se centró en la relación existente entre el tipo de entrenamiento, la cantidad de líquido ingerido y la pérdida de peso de 22 atletas de fútbol, 2 jugadores de cada posición, con edad promedio de 24,9±3,8 años y estatura de 1,75±0,08 m. Las variables estudiadas fueron el peso, la estatura, la edad y la cantidad de líquido ingerido. Para el análisis de datos se utilizó la estadística descriptiva, la prueba no paramétrica de Shapiro-Wilk para comprobar la normalidad de los datos, la prueba no paramétrica de Kruskal Wallis para establecer las comparaciones, y el test de Spearman para observar la existencia de la correlación. Todas con nivel de significación de p<0,05, esto representa el 95% de probabilidad para las pruebas afirmativas y/o negativas, expresado durante las investigaciones. Se verificó una mayor pérdida de peso en el entrenamiento físico (media de 1,9kg) y en el juego (media de 1,8kg), donde la intensidad de las actividades fue mayor que en el entrenamiento táctico. Después de evaluar los resultados, se comprobó que existe una relación entre la intensidad del entrenamiento y la pérdida de peso.

 

INTRODUCCIÓN:
Un partido de fútbol comprende dos equipos de 11 jugadores cada uno y consta de dos etapas de 45 minutos con un intervalo de 15 minutos de descanso entre estas. El balón se mantiene en juego alrededor de 60 minutos y durante el partido se manifiestan características anaerobias y aerobias1,2. Un jugador puede cubrir una distancia de hasta 10km por juego3. Esta dependerá de la posición o función que ejerza la táctica utilizada por el entrenador, ofensiva o defensiva, en función del oponente2.

La preparación física, técnica y táctica se efectúa para optimizar el desempeño en la competencia. En la llamada pre-temporada, se comienza con el entrenamiento físico, siguiendo un estándar (aproximadamente 2 o 3 semanas), y los otros se insertan moderadamente en la segunda semana. De acuerdo con las observaciones de Weineck, el entrenamiento adopta nuevas formas, ejecuciones e intensidades que se propagarán durante la temporada.

En el desempeño de los atletas de alto nivel influyen muchos factores tales como la temperatura, la humedad relativa, la deshidratación, y otros5,6. Durante la actividad deportiva, un atleta sufre varios cambios fisiológicos para adaptarse al desgaste al que estuvo sometido, uno de los más importantes es la deshidratación por transpiración. Esta tiene la función de regular la temperatura interna, pero si no se controla puede ser perjudicial y provocar que el atleta pierda hasta 3 kg de peso producto de tales modificaciones, causando un déficit de hasta el 30% de su rendimiento2,3,5,7,8,9.

Este estudio se centra en la relación entre el tipo de entrenamiento, la cantidad de líquido ingerido y la pérdida de peso.

METODOLOGÍA:
La muestra estuvo compuesta por 22 sujetos que integran el Club Deportivo Parnahyba con dos jugadores para cada posición con edad media de 24,9 ± 3,80 años y estatura de 1,75 ± 0,08 metros. Las variables estudiadas fueron peso, altura, edad y cantidad de líquido ingerido.

Para la recopilación de datos se utilizaron como métodos de observación el entrenamiento físico (para la condición física), técnico (para habilidades de lanzamiento, pases de cabeza, pases cruzados,…), táctico (ejercicios de carrera para aumentar el rendimiento colectivo en la competencia tales como: posicionamiento, sistemas tácticos,…) y el juego (integración del entrenamiento total).

La medición del peso se realizó antes y después de cada actividad (mañana, 08:00 h/10: 00h; tarde, 16:00h/18:00h) utilizando una báscula Línea II, TIN-00126 - Plenna, con graduación de 100g. Para medir la altura se usó una cinta antropométrica Sanny de 2m, con resolución en milímetros; y los datos de temperatura y humedad relativa se registraron a través de instrumentos de información metereológica10, coleccionándose alrededor de 1 hora antes y después de las actividades. Para determinar la cantidad de líquido ingerido se suministró un envase de plástico de 500ml al final de cada actividad, el número de frascos usados por cada atleta determinó la ingestión de líquido durante las actividades.  

El análisis estadístico fue descriptivo con valores de tendencia central y sus derivados. La prueba no paramétrica de Shapiro-Wilk se realizó para verificar la normalidad de las distribuciones. También para las comparaciones se efectuó el test no paramétrico de Kruskal Wallis. Y para observar la existencia de causa y efecto entre las variables se aplicó el test de correlación de Spearman.

Para la medición de las pruebas, el presente trabajo está sometido a una línea arancelaria para establecer las consideraciones básicas del tratamiento estadístico con el objetivo de continuar con la investigación científica, que considera el nivel de significación de p≤0,05, es decir, el 95% de probabilidad de resultados positivos y/o negativos durante las investigaciones.

RESULTADOS
Existe una correlación a un nivel de significación de 0.001 entre la ingestión de líquidos y el tipo de actividad con r = 0,824 y r2=68%, o 68% donde existe una relación de causa y efecto entre estas variables.

 

Tabla 1. Datos descriptivos del peso y la cantidad de líquido ingerido entre ejercicios técnicos, tácticos y físicos durante el juego.

 

 

Tabla 2. Resultados de la prueba de Kruskal Wallis sobre el tipo de actividad de la variable independiente para la pérdida de peso y la ingestión de líquidos desde el inicio hasta el final de las actividades.

 

 

 

Tabla 3. Correlación entre la diferencia de peso, cantidad de líquido ingerido y tipo de actividad.

 

 

DISCUSIÓN:
De acuerdo con las tablas 1 y 2, los resultados de los datos obtenidos muestran y expresan una diferencia significativa para p<0,001 en la pérdida de peso de los atletas en los diferentes tipos de actividades observadas.

Este hallazgo coincide con la literatura que indica que la intensidad de la actividad puede ser un factor determinante en el cambio de los niveles de composición corporal y la condición física3,4,7,11,12. Cada entrenamiento cumple con una intensidad, duración e intervalo de descanso diferentes. Siguiendo los principios del entrenamiento deportivo, la ejercitación física se manifiesta en el trabajo con una intensidad igual o mayor que la del juego, de poca duración para la preparación anaerobia y de alta para la preparación aerobia. En los ejercicios técnicos y tácticos la intensidad disminuye en relación con los anteriores porque el entrenador tiene por objeto mejorar al máximo los pases cruzados, posiciones, jugadas de prueba, etc. De esta forma, la intensidad del esfuerzo decrece, pero la duración aumenta2,3,5,8,9.

Los resultados más relevantes se encontraron en el entrenamiento físico y en el juego en sí. Al propiciar estos una mayor pérdida de peso (tabla 1), la intensidad de la actividad se convierte en uno de los factores más importantes para la disminución de la resistencia a la fatiga porque se consumen más rápidamente las reservas energéticas2,3,5,8,13. También interfieren en la pérdida de peso que se produce mayormente a través de la transpiración5,6,7,13. Esta última constituye un mecanismo de defensa del organismo para disminuir la temperatura interna debido al aumento de las cargas de entrenamiento porque si esta pérdida excede el 2% del peso corporal, el rendimiento del atleta se decrecerá hasta un 30%4,6, causando un deterioro importante en los deportistas de alto nivel.

Si correlacionamos la ingestión de líquidos (tabla 1) con los diferentes tipos de actividades (tabla 3), se observa que prevaleció un mayor consumo en el entrenamiento y el juego porque según aumenta la intensidad lo hace la adaptación fisiológica (entre otras, la transpiración) para mantener el organismo próximo a su estado de reposo, y con ello se incrementa la necesidad de reposición de agua 5,6,7,13.


CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Después de evaluar los resultados, se concluyó que la intensidad del entrenamiento es uno de los factores más influyentes en la pérdida de peso. Esto se debe a una relación proporcional entre la intensidad y el desgaste físico; lo que, por consiguiente, afecta negativamente el peso corporal y el rendimiento de los atletas.

Se observó que de los tipos de entrenamiento el que más actuó en el juego en cuanto a la intensidad fue el físico. Aunque el táctico se considera un "espejo" del juego porque en él se desarrolla todo el equipo en parámetros básicos como movimiento, posicionamiento y organización no se detectó en este un desgaste elevado. Esto se explica por interrumpirse el entrenamiento por el personal técnico para realizar las correcciones, lo que reduce la intensidad al prolongarse los intervalos de recuperación.

Recomendamos a nuevos estudios en esta área monitorear los hábitos de hidratación de los atletas en el período de pre-entrenamiento (horas antes) y durante el juego (un día antes), así como el fraccionamiento de la pérdida de peso. También reafirmar el conocimiento sobre la importancia de la hidratación durante el ejercicio  y, sobre todo en el juego, pues se observa que los atletas no tienen una conciencia de ello. Y por último, proveer puntos de hidratación en el terreno de juego para facilitar este proceso.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1. Maughan RJ, Shirreffs SM. Preparação de atletas para competirem em climas quentes: Uma metodologia para aclimatação. Revista Nutrição no Esporte 1998(20).

2. Monteiro CR,  Guerra I,  Barros TL. Hidratação no futebol: Uma revisão. Revista Brasileira de Medicina do Esporte 2003; 9(4).

3. Salum A. Controle de peso corporal x desidratação de atletas profi  ssionais de futebol. Ef deportes 2006; 10(92).

4. Weineck EJ. In: Phorte, editor. Guarulhos, SP, 2000.

5. Lamb DR, Shehata AH. Benefícios e limitações da pré-hidratação. Revista Sports Science Exchange 1999; 24.

6. Rampinini E,  Impellizzeri FM,  Castagna C,  Abt G,  Chamari K,  Sassi A,  al. e. Factors infl  uencing physiological responses to small-sided soccer games. J Sports Sci 2007; 25(6): 659-66.

7. Bangsbo J, Mohr M,  Krustrup P. Physical and metabolic demands of training and match-play in the elite football player. J Sports Sci 2006; 24(7): 665-74.

8. Reilly T, Atkinson G,  Edwards B,  Waterhouse J,  Farrelly K,  Fairhurst E. Diurnal variation in temperature, mental and physical performance, and tasks specifically related to football (soccer). Chronobiol Int. 2007; 24(3): 507-19.

9. Paillard T,  Noe F,  Riviere T,  Marion V,  Montoya R,  Dupui P. Postural performance and strategy in the unipedal stance of soccer players at different levels of competition. J Athl Train 2006; 41(2): 172-6.

10. Vescovi JD, Brown TD, Murray TM. Positional characteristics of physical performance in division i college female soccer players. J Sports Med Phys Fitness 2006; 46(2): 221-6.

11. Visscher C,  Elferink-Gemser MT,  Lemmink KA. Interval endurance capacity of talented youth soccer players. Percept Mot Skills 2006; 102(1): 81-6.

12. Di Salvo V,  Baron R,  Tschan H,  Calderon Montero FJ,  Bachl N,  Pigozzi F. Performance characteristics according to playing position in elite soccer. Int J Sports Med 2007; 28(3): 222-7.

13. Lyons M,  Al-Nakeeb Y,  Nevill A. Performance of soccer passing skills under moderate and high-intensity localized muscle fatigue. J Strength Cond Res 2006; 20(1): 197-202.