Palabras claves: DEPORTES/BALONMANO/DOCENCIA/ESTRATEGIA/PEDAGOGIA

Título: “Mini-balonmano” Ciclo III

Autor(es): Gay, Francis; Mandin, Maurice

Traductor: Frank R. Batista Peláez

Fuente: Education Phisique at Sport, No. 110 Nov. – Dic., 2002, pp. 30-31

Texto completo:

La estrategia pedagógica experimental presente en este artículo para abordar el balonmano se inspira en los trabajos iniciados por el profesor Charpak con relación a la enseñanza de las ciencias en la escuela elemental.

De hecho, las etapas sucesivas corresponden a los seis primeros principios que él formuló en su definición del dispositivo de “la mano a la pasta”.

 

 

Observar un fenómeno y experimentar

El deporte escogido es el mini – balonmano, que puede practicarse en la cancha donde nosotros observamos a cuatro grupos de niños que se enfrentan en encuentros deportivos.

Una fase inicial de dos a tres sesiones permite a los alumnos familiarizarse con las reglas, y a los maestros evaluar los niveles de habilidades para crear grupos donde cada uno, incluso el más tímido, pueda jugar un papel. Para reforzar la cohesión cada equipo escoge un nombre.

En un primer momento el niño vive el juego emocionalmente, intensamente, sin estudiarlo: las realizaciones son frecuentemente irregulares. Más que imponer el pensamiento de adulto dando consignas y consejos, nosotros queremos llevar al niño, mediante la experiencia, a evaluar el buen fundamento de sus decisiones: tiene derecho al error porque éste forma parte de la experimentación; éste no es una falta sino una consecuencia de la reflexión. Esto es indispensable para construir conocimientos. Todo comienza entonces por aprender a observar.

Argumentar, razonar, unirse para construir los conocimientos

La observación inmediata

A lo largo de nuestras sesiones, cuando se presente una situación significativa, detenemos el juego mediante dos silbidos cortos. Un cuestionamiento permite abrir nuevas perspectivas:

“¿cuál es el compañero mejor ubicado para recibir la bola?

-          Tu estás hostigado por un defensor, ¿qué puede hacer tu compañero para ayudarte?”

Una vez que se reinicia el juego, le toca a cada uno verificar el buen fundamento de las soluciones previstas.

La observación retardada

Sobre cada una de las secuencias jugadas, cada grupo debe discutir para intercambiar observaciones y, de vuelta a la clase, redactar un balance escrito cuya forma evoluciona con el transcurso  del módulo de aprendizaje. Este balance sirve para elaborar las secuencias de trabajo ulteriores.

La síntesis

Está hace emerger las diferencias y los puntos comunes de cada grupo.

Hacer formulaciones con sus propias palabras o ayudado por dibujos, y guardarlo en la memoria

Las fichas

Se utilizan diferentes soportes:

-          Las fichas “reflexión” solicitan los conocimientos adquiridos (ej. dar tres consejos y tres ejercicios para progresar en la dominar los pases);

-          Las fichas “cuestionamiento” permiten la proyección en el aprendizaje (ej. después del partido, explica lo que marcha bien, lo que marcha mal y lo que puedes hacer para mejorarte).

El cuaderno de quejas

Debe estar abierto permanentemente en las clases. En cuanto aparezca algún tipo de tensión o roce debido a problemas de relación, cada uno puede expresarse a través de éste, explicar y defender su punto de vista a fin de crear un clima de comprensión mutua.

El compromiso

Cuando existen críticas sobre el arbitraje siempre hay discusiones, pero todo el mundo sabe que un juego sin árbitro no puede existir. La reflexión conduce a que cada cual escriba un compromiso donde precise que respetará las decisiones del árbitro, que no querrá ganar a cualquier precio, y que practicará el juego limpio. El mini – balonmano da paso al aprendizaje de la ciudadanía.

Adquirir conocimientos de operativos

La actividad operativa se ejerce con motivo de:

-          el juego: el niño debe darle solución a un problema donde los datos son efímeros y cambiantes. Hay que tomar rápidamente la acción en curso, elaborar una estrategia, y llevarla a cabo para acceder a la conclusión final que es el tiro a puerta. Los intentos, abortados o exitosos, se graban en la memoria y sirven de puntos de apoyo a las realizaciones futuras;

-          la eficacia personal: la investigación para aplicar ejercicios permiten desarrollar sus capacidades;

-          del grupo: ésta es una verdadera microsociedad que necesita hacer converger las energías de todos para la realización del fin común gracias a un acercamiento consciente y no reactivo.

A todo lo largo de este trabajo, nosotros no tratamos de enseñar el balonmano, sino de favorecer, a través del juego, la construcción de la personalidad y el desarrollo de las capacidades de reflexión y de decisión. De una manera más general los niños fueron llevados a vivir mejor en grupo, siendo el placer el motor del proceso.

FICHA DE BALANCE DE SARAH (CM1)

Tú conoces las reglas del balonmano. Tú sabes que el objetivo del juego de mini – balonmano es marcar más goles del adversario.

Enuncia lo que te ayuda a tener éxito:

-        si le paso a alguien que está bien ubicado y no está siendo gardeado;

-        si observo para escoger un camino;

-        si encuentro una buena posición en la zona adversa;

-        si no me quedo estático.

Enuncia lo que impide que tengas éxito:

-        cuando mis coequiperos estás siendo gardeados por un adversario;

-        cuando los adversarios están por delante de su zona;

-        cuando le hago un pase al adversario;

-        cuando un adversario me toma la pelota durante el dribling.

Tú tienes la pelota en el medio del terreno. Dibuja las posiciones que te gustaría para tus coequiperos y para tus adversarios:

Para una decisión fácil de tomar:

(N. del T. Por favor, sírvase remitirse al documento original para ver el diagrama)

Referencias

i.        Los diez principios del programa “La mano en la pasta” son relativos a las gestiones pedagógicas y al compañerismo

1.       Los niños observan un objeto o un fenómeno del mundo real, cercano y sensible; y experimentan sobre él

2.       A lo largo de sus investigaciones los niños argumentan y razonan, comparten y discuten sus ideas y sus resultados, construyen su conocimiento, una actividad puramente manual que no basta

3.       Las actividades propuestas por el maestro están organizadas en forma de secuencia con vistas a hacer una progresión de aprendizaje. Éstas revelan los programas y dejan un gran margen a la autonomía del alumno

4.       Se consagra un número mínimo de horas en la semana al mismo tema durante varias semanas. Se asegura una continuidad de las actividades y los métodos pedagógicos en el conjunto de la docencia.

5.       Cada niño tiene un cuaderno de experiencias escrito con sus propias palabras

6.       Por parte de los alumnos el objetivo mayor es una apropiación progresiva de los conceptos científicos y de las técnicas operatorias, acompañado de una consolidación de la expresión escrita y oral

7.       Se solicita el concurso de las familias y/o las estructuras que los rodean en el trabajo realizado en clase

8.       Localmente, los asociados científicos (universidad, grandes escuelas) acompañan el trabajo de la clase poniendo a disposición sus aptitudes

9.       Localmente, las IUFM ponen su experiencia pedagógica y didáctica al servicio del maestro

10.   El maestro puede obtener de los sitios de Internet los módulos a ser aplicados, las ideas acerca de actividades, y respuestas a preguntas. Él puede también participar de un trabajo cooperativo mediante el diálogo con los colegas, con formadores y con científicos

Francis Gay,

Profesor de las escuelas A. Barbès,

Nimes (30);

Maurice Mandin,

CTN Balonmano

Profesor honorario de deportes

Revisado y actualizado por: lic. Mariela C. Z. (04/08/03)