Palabras claves: EJERCICIOS FISICOS/SALUD/EJERCICIOS AEROBIOS/COREOGRAFIA

Título: Acompañamiento de los programas 

Autor(es): S. Dimeglio; A. Fabre

Traductor: Mercedes Ibarra Ibáñez (SETIDEP)

Fuente: Revue EPS, No. 298, 2002, P. 21

Texto Completo:

(Enseñanza secundaria)

“Aeróbico” no es un término nuevo: se emplea como término genérico desde inicios de la década de los 80 para calificar actividades diversas, todas próximas al mundo de la recuperación de la forma física. Los autores proponen ilustrar el aeróbico de sexto a noveno grado haciendo referencia al cuaderno 6 “Acompañamiento de los programas” (1).

 

 

Hacer ejercicios aeróbicos deportivos es realizar un encadenamiento en música denominado “rutina”,

de una duración de 1 minuto 45 segundos a una velocidad al menos de 150 compases por minuto (bpm), estructurado a partir de pasos básicos del aeróbico tradicional combinados con movimientos de brazos precisos y rápidos, e integrando elementos técnicos de dificultades acuñadas en el código de la Federación Internacional de Gimnástica (FIG).

 

Los elementos se clasifican en cuatro grupos:

-          Apoyos faciales, caídas libres, círculos de piernas y pasos mezclados;

-          Soportes y apoyos;

-          Saltos;

-          Flexibilidad y elementos variados.

 

En Francia, la Federación Francesa de Gimnástica (FFG) instituye dos grandes niveles de práctica a fin de interesar a un público más amplio.

¨       El aeróbico deportivo: disciplina que exige un entrenamiento regular y una consecuente preparación física y técnica.

¨       El aerobio challenge (reto) dirigido a un público debutante con menores exigencias técnicas y coreográficas de una duración comprendida entre 1 minuto 30 y 1 minuto 45 a una velocidad al menos de 140 bpm, que presenta dos estilos coreográficos y musicales diferentes y que integra, además, elementos técnicos de dificultades enumeradas en el “código de elementos challenge”.

 

En 1996, con la iniciativa de la FFG, el aeróbico hizo su entrada en el medio escolar a través del UNSS que propuso la práctica del “challenge aerobio” (2). Esta actividad se integra, a nuestro juicio, en el grupo de actividades físicas artísticas que requiere de las competencias propias de este grupo. Además, el alumno encarna, alternativamente, el papel de actor, coreógrafo y espectador. También se le pide, durante los cursos de educación física y deporte (EPS) o durante los encuentros UNSS que actúe como juez y así estar en condiciones de apreciar las exigencias de la actividad y respetar las reglas.

 

Por otra parte, la naturaleza de las competencias específicas que desarrolla el aeróbico corresponde a las expectativas de este grupo de actividades ya que el documento de acompañamiento de los programas de sexto, séptimo y octavo grados precisas que su programación debe permitir desarrollar habilidades específicas destinadas a:

 

-          el ejercicio de la creatividad del alumno;

-          la creación de nuevas habilidades motrices,

-          la afirmación de su personalidad a través de la apertura del intelecto, la tolerancia y el diálogo consigo y con los otros.

 

Clase de sexto grado. Puesta en práctica

 

Presentación, orientación, aspecto dominante.

Presentar el aeróbico como una actividad colectiva contribuye a eliminar el temor que experimentan los alumnos a expresarse ante un público. La iniciación integra el trabajo de la melodía musical en términos de tiempo. Resulta fundamental que el alumno sea capaz de captar las pulsaciones de la música que le marcarán la velocidad de ejecución de los movimientos.

 

Como actor.

Se espera que el alumno adquiera un desarrollo gestual apropiado para el ejercicio aeróbico constituido por pasos básicos, posiciones de brazo y posturas propias de la actividad (búsqueda de la alineación de los segmentos, trabajo tónico y sincronización del equipo).

 

Como coreógrafo

El alumno elaborará y montará una producción creada según los criterios requeridos. La competencia asociada a la comunicación resulta, en este primer ciclo, bastante relativa ya que, al inicio del aprendizaje, la mayor parte del tiempo consagrado al trabajo será dedicado al dominio de una nueva técnica corporal. Esta habilidad se aborda más bien a fines del primer ciclo o ya en el segundo ciclo.

 

Como espectadores

Se espera del alumno que éste sea silencioso, atento a la producción de los otros alumnos y que aporte eventualmente un comentario constructivo de su observación basada en uno o dos criterios determinados.

 

Contexto y condiciones de aprendizaje

Tiempos de práctica de 12 horas efectivas (lo que le permitirá alcanzar las habilidades del nivel 1), posibilidad de contar con una pizarra y, en lo posible, con espejos. En un primer ciclo de aeróbicos, conviene enseñar a los alumnos los pasos básicos a fin de que puedan disponer de ellos para crear otros.

 

El conjunto de los pasos básicos constituye un valioso bagaje técnico, una referencia en la que el alumno podrá apoyarse (3). Las primeras sesiones estarán orientadas hacia un trabajo de aprendizaje basado en las demostraciones del profesor, trabajo que se efectuará de forma continua durante 15 minutos aproximadamente, luego duplicando el tiempo y después volviendo al tiempo inicial para ejercitar las capacidades aeróbicas mientras se enseña.

 

También es importante repetir los pasos en simetría derecha e izquierda a fin de que el alumno los incorpore correctamente, automatice su ejecución y desarrolle su coordinación motriz general. De este modo, el alumno estará capacitado para utilizar de forma compleja la coordinación piernas – brazos (4).

 

A fin de facilitar la memorización de los pasos, sus nombres serán escritos en la pizarra del gimnasio. Desde la primera sesión, el alumno se situará en el papel de actor y de espectador ya que deberá manifestarse ante un “público – clase” como lo hará en cada una de las sesiones posteriores. Este momento de demostración  sirve de intercambio y de balance para analizar el trabajo realizado y los problemas confrontados y luego abordar los aspectos centrales del trabajo de la próxima sesión.

 

Al plantearse la búsqueda de la composición colectiva y la apertura de mente, la tolerancia y el diálogo con los demás, la nota de evaluación será tanto colectiva como individual para establecer así una equidad en la nota final.

 

Habilidades específicas para adquirir

 

Situación y condiciones de realización

El universo musical es libre, pero en un primer tiempo las músicas tendrán pulsaciones fáciles de seguir (por ejemplo música de baile) y un tiempo más bien lento (120 a 130 bpm) para facilitar su memorización, ejecución y sincronización.

 

Desde la primera sesión, los alumnos se distribuyen en un grupo fijo, mixto o no, de 4 a 6 personas (a fin de tener un trabajo interesante en el espacio y en la riqueza de composición coreográfica). Tendrán regularmente tiempos de trabajo por grupo donde podrán repetir, crear, construir los ejercicios solicitados (5).

 

“De lo que se hace a lo que hay que hacer”. Comportamiento inicial de los alumnos

 

El alumno debutante se caracteriza por:

-          desconocimiento de la actividad en general

-          ausencia de percepción de los componentes de la música: el alumno no diferencia el tempo del ritmo de la melodía. La relación música / movimiento es frágil o ausente.

-          falta de disociación segmentaria

-          Dificultad para orientarse en el espacio.

Indicadores de fin de la etapa

Los objetivos perseguidos parecen ser alcanzados cuando el alumno es capaz:

- de presentar una rutina colectiva sin temor ni vacilación, de una duración de 50 segundos: es decir aproximadamente 10 a 12 veces 8 tiempos,

- de reproducir y encadenar los pasos básicos en un tempo a 125 - 130 bpm durante un mes 6 veces 8 tiempos buscando la sincronización del grupo.

 

-          orientar su trabajo en función de la ubicación del público

-          desplazarse para realizar al menos tres formaciones en la rutina

-          crear, memorizar y reproducir sin error una combinación de pasos básicos en 2 veces 8 tiempos sin ninguna repetición

-          integrar 3 elementos de dificultad de valor A o B en 3 familias diferentes

-          producir una rutina con un inicio y una posición final bien identificados.

 

“Lo que resta por hacer”: competencias específicas

  • Identificar y reproducir acciones motrices sencillas para encadenarlas y hacerlas más complejas al combinarlas

Se trata de que el alumno logre encadenar los pasos básicos abordados evitando repeticiones.

Acción propuesta:

Ejecutar los pasos 2 veces 8 tiempos, luego 1 vez 8 tiempos, luego en simetría derecha / izquierda, luego sin repetición. Cuando el alumno domine y conozca los pasos, se podrá añadir un trabajo de brazos que haga más compleja la coordinación y aumente el gasto energético. En un primer tiempo y a este nivel, los dos brazos realizan el mismo movimiento en el mismo plano y a un ritmo lento, luego la ejecución puede acelerarse en cada tiempo.

 

  • Conocer y apropiarse del código de referencia de las dificultades.

El código federal Challenger aerobio reúne cinco familias compuesta cada una de 16 elementos clasificados según su dificultad de realización, y tiene como valor: A = 0,10 pt, B = 0,20 pt, C = 0,30 pt, D = 0,40 pt.

 

Este código debe aplicarse en función del nivel de los alumnos, en el número de familias y el valor de los elementos propuestos. Puede ser propuesto por el profesor o ser objeto de un trabajo común a la clase.

  • Percibir el tempo de dos estilos musicales diferentes y adaptar a éste el estilo coreográfico-

 

El profesor aborda un segundo universo musical. Para restituir el espíritu y la cultura de la música seleccionada, generalmente se conservan los pasos básicos de la aerobia tradicional que se adaptarán al estilo escogido y se insistirá más en la utilización de los brazos (ejemplo: brazos de flamenco).

 

Estas secuencias de cambio de estilo son impuestas por el profesor en sexto grado y sólo representan de 2 a 3 veces 8 tiempos de la rutina final.

  • Estructurar el espacio escénico y utilizarlo en su totalidad

 

Esta habilidad supone:

-          Un trabajo de lateralización de los pasos: el alumno debe lograr ejecutar el paso tanto a la derecha como a la izquierda para poder desplazarse indiferentemente de un lado a otro.

-          Un trabajo regular de orientación de modo que un cambio de dirección y / o de orientación no perturbe al alumno en su realización.

  • Crear una rutina colectiva  basada en criterios precisos de composición

El alumno trabaja con el objetivo de lograr una producción final ante la clase: su creación inicial se enriquece de sesión en sesión con los criterios de espacio, orientación, composición.

 

Clase de séptimo y octavo grados

Puesta en práctica

Presentación, orientación, elemento dominante

Para un segundo ciclo, resulta conveniente hacer énfasis en el aspecto artístico de la actividad. La relación música / movimiento es más rica y más profunda. De acuerdo con las competencias propias del ciclo central en este grupo de actividades, debe prestarse atención especial a esta última dimensión a fin de que se convierta en un parámetro estructurante en la creación del alumno. Además del trabajo coreográfico, se requiere un trabajo de preparación técnica y física para vencer correctamente los elementos de dificultad.

Contexto y condiciones de aprendizaje

Después de un primer ciclo de aprendizaje, los alumnos dominan globalmente la realización de una rutina. La ejecución carece de energía y de ubicación, pero la búsqueda de sincronización en el tiempo está comprendida. No obstante, la música sigue siendo un parámetro externo yuxtapuesto al movimiento, y no un parámetro fundador y estructurante de la rutina.

 

Le proponemos al nivel 2 dirigirse a los alumnos acumulando al final del ciclo, al menos 24 horas efectivas de práctica.

 

Competencias específicas para ser adquiridas.

Situación y condiciones de realización

En esta etapa, el carácter aeróbico debe aparecer claramente en el trabajo presentado. La totalidad del trabajo descansa en una combinación fluida y original de pasos básicos coordinados a claros, veloces y precisos movimientos de brazos.

 

“De lo que se hace a lo que resta por hacer”. Comportamientos iniciales de los alumnos

La búsqueda de una coordinación más refinada brazos / piernas acarrea faltas de sincronización en la amplitud gestual (la amplitud en una posición no es la misma de un alumno a otro o, incluso, los gestos no son firmes y precisos). La mayor velocidad de ejecución confronta problemas de memorización, anticipación de las accione, desplazamiento de los apoyos, de equilibrio y de tonicidad.

 

Las transiciones (pasajes de pie / suelo y suelo/ de pie) a menudo son prolongadas. Los alumnos “se instalan” lo que provoca una baja de intensidad en el trabajo presentado. Además, la preparación del elemento carece de fluidez, la transición no se basa en la coreografía. La rutina aparece, pues, como una suma de secuencias coreográficas y técnicas una detrás de otra y no como una producción única y entera.

 

Indicadores de fin de etapa

 

El alumno asume los tres papeles.

Como actor y coreógrafo, tiene un proyecto colectivo que pone en práctica teniendo presente todos los criterios de evaluación. La rutina dura alrededor de 1 minuto 15 segundos, es decir de 16 a 20 veces 8 tiempos. Como espectador, sabe captar los índices que le permiten leer las producciones de los otros alumnos.

 

“Lo que resta por hacer”: competencias específicas.

“Crear y reproducir una secuencia coreográfica  basada en una motricidad aeróbica. El alumno sabe crear y reproducir, en el marco de su composición, una secuencia de 4 veces 8 tiempos basada en una compleja coordinación brazo / piernas (a menudo los brazos asumen una posición asimétrica), original (sin repetición), e intensa (en cada tiempo e incluso en los destiempos). Puede crear nuevos pasos combinando entre sí dos pasos básicos.

 

Realizar transiciones fluidas

La inserción de elementos de dificultad debe hacerse en la continuidad de la coreografía: la preparación de los elementos no debe notarse en la coreografía.

El alumno trabaja para el grupo la sincronización colectiva.

Se trata, pues, de negociar conjuntamente el sentido de rotación de los elementos, las piernas de ‘batimiento’ o de ‘split’ o el pie de impulso de los saltos, para guardar la harmonía en el grupo.

Expresar un tema a través de la composición gestual

La posición de los brazos, la selección de los pasos y los desplazamientos pueden estar al servicio del tema. El alumno tendrá como referencia, por ejemplo: el universo cinematográfico, el universo musical, las emociones, los temas variados como los Juegos Olímpicos, la jungla.

 

Lograr la presentación del trabajo para mostrarlo ante el público.

El trabajo resulta más estético: los alumnos deben ser entusiastas y hacer notar su presencia en escena. Tratarán de mantener el contacto visual con el público: todos los gestos parásitos deben ser eliminados.

 

Competencias específicas en las competencias generales

 

La práctica de una actividad con trazos artísticos y estéticos supone contar con la confianza en sí mismo para ser capaz de mostrarse ante un público y aceptar sus comentarios. Esta situación favorece la afirmación de la personalidad del alumno y de la toma de conciencia de sus recursos como individuo en su acepción cabal. Así el alumno gana en autonomía.

 

Hacer uso de los criterios de evaluación para analizar los resultados de sus propias acciones y servirse de éstos para observar así como aportar un juicio pertinente sobre la realización de los otros es un elemento fundamental en la educación del futuro ciudadano.

 

Autoevaluarse y aceptar ser cuestionado lleva al alumno  a estar consciente de sus responsabilidades y asumir sus selecciones, procurándose así los medios para lograr un proyecto con posibilidades de ejecución.

 

Conclusiones

 

Las competencias específicas y generales desarrolladas por este tipo de actividad constituyen un bagaje importante para la continuidad de la escolaridad del alumno de preuniversitario. En efecto, el documento de acompañamiento de los programas de preuniversitario le concede una evolución interesante a las competencias y habilidades trabajadas en secundaria.

 

El ejercicio aeróbico es abordado como contenido a fin de incitar el desarrollo aeróbico. La actividad propuesta con el nombre de ‘gimnasia aeróbica’ se basa en las prácticas sociales de referencia que existen en el mundo de las prácticas físicas de mantenimiento de la forma.

 

Las adquisiciones técnicas de la secundaria, el dominio de las dificultades, la memorización de los pasos básicos o también la familiarización con los desplazamientos en el espacio, son conocimientos que pueden ser explotados en preuniversitario.

 

Séverine Diméglio, Profesora de Educación Física y Deportes, Colegio Jean Monnet, Chateauroux, Miembro de la CMN UNSS, delegada técnica federal aerobia (EFG)

 

Annie Fabre, Profesora de Educación Física y Deporte, Colegio Vendome, Lyon, Miembro de la CMN, UNSS; delegada técnica federal aerobia (EFG).

Bibliografía

 

(1)           Documento de acompañamiento de los programas de sexto, séptimo y octavo grados CNDP

(2)           Reglamentación general de los challenges aeróbicos UNSS. Direcciones regionales UNSS.

(3)            Frugier (E) “Los pasos básicos” Revista EPS No. 268 Noviembre-diciembre 1997.

(4)           Frugier (E) “Asociar movimiento de brazos y pasos básicos” Revista EPS No. 270 Marzo – Abril 1998.

(5)           Burnel (P) y Seurot (S) “Debutar bien en aeróbico deportivo” Revista EPS No. 288  Marzo – Abril 2001.

 

TABLAS. Contenidos sexto grado página 23

 

Competencias específicas

 

“Lo que hay que hacer para lograrlo”

 

Algunos puntos de referencia sobre la actividad del alumno

Identificar y reproducir acciones motrices simples para encadenarlas y hacerlas más complejas al combinarlas

  • Conocer el lenguaje aeróbic: ser capaz de reconocer, nombrar y reproducir los pasos básicos (LIA: débil impact contra el suelo y HIA: fuerte impacto contra el suelo: impulsiones)
  • Alternar los pasos marcados del LIA con los pasos saltados en HIA.
  • Saber situar sus brazos acorde con los pasos (los brazos mantienen posiciones simétricas)
  • Ejecutar un encadenamiento orientado hacia la coordinación y la disociación de los trenes superior e inferior
  • Buscar mayor rapidez: pasar de una ejecución gestual lenta (en 4 tiempos) a 2 tiempos de realización, y en todos los tiempos al menos durante una vez 8 tiempos
  • Variar la orientación de los hombros cada 2-3 veces 8 tiempos.

LIA: Low impct Aerobic

HIA: High Impact Aerobic

 

- El conoce y sabe reproducir los pasos básicos

iniciados por el profesor

-          Es capaz de encadenar “varios pasos básicos, al inicio en simetría, luego sin repetición (izquierda derecha o 2 veces el mismo) pero pasando por la posición intermedia: 6ª posición de danza.

-          Puede seleccionar los pasos básicos que quiere utilizar en función de los desplazamientos o de la energía que desea impartirle a su rutina.

Él sabe:

-                      encadenar secuencias de brazos iniciadas por el profesor

-                     Crear secuencias sencillas de brazos, un brazo para 2 tiempos con regreso de bazos a lo largo del cuerpo, siempre en simetría.

-          Crear la secuencia para entrar en escena hasta concluirla

-          Realizar al menos 2 veces 8 tiempos de coreografía.

-          Reproducir al menos 3 veces 8 tiempos de uno obligatorio

-          Lo  que significa la sincronización en el tiempo.

 

Conocer e interiorizar los códigos de referencia de las dificultades

Adquirir los principios técnicos fundamentales que rigen la realización de los elementos de dificultad de las familias del código de puntuación:

-          recogimiento o ‘paquetico’

-          apoyos activos de los brazos en el suelo

-          traslado y ubicación del peso del cuerpo

-          dominio de los principios de impulsión / recepción

-          dominio de los principios de rotación longitudinal

-          búsqueda de la alineación de los segmentos corporales

-          Él domina y puede integrar dificultades A y B

-          Selecciona las dificultades en función de sus capacidades (los varones escogerán en su mayoría la dificultades que requieren más fuerza y las muchachas, más flexibilidad).

-          Tiene dificultad para controlar su equilibrio (problemas con la ejecución del ‘paquetico’, con las referencias visuales y cinestésicas).

 

Percibir el tempo de 2 estilos musicales diferentes y adaptar el estilo  coreográfico

-          Evolucionar en colectivo sobre el tempo y la música  (noción de sincronización temporal), marcando los pasos, luego ejecutando un paso básico, luego 2, luego 3, etc.

-          Cambiar de manera a evolucionar cuando comience la copla o el estribillo

-          Iniciación de un segundo estilo coreográfico en relación con otro estilo musical.

 

-          Su evolución es de 125 – 130 bpm.

-          Generalmente se desplaza en el tempo.

-          Reconoce las coplas y los estribillos. Cuando una persona “marca la medida con las palmas” el alumno evoluciona correctamente en el tempo de la música.

-          Adapta su ejecución gestual a otro estilo musical y coreográfico. Por ejemplo: el funk en forma de obligatorio.

Estructurar el espacio escénico y utilizarlo en su totalidad.

-          Utilizar los pasos básicos para desplazarse hacia delante y lateralmente.

-          Utilizar los pasos básicos para desplazarse hacia los 4 ángulos del área de competencia y pasar por el medio.

-          Organizar los desplazamientos para producir formaciones precisas y variadas.

-          Orientar la realización de la coreografía en función del lugar que ocupa el público

-          Sabe orientarse en relación con el público y variar su orientación en relación con éste.

-          Utiliza los pasos básicos para desplazarse y realizar formaciones.

-          Se dirige fácilmente hacia delante y lateralmente.

Crear una rutina colectiva basada en criterios de composición precisos.

-          Conocer y profundizar las exigencias y los criterios de realización de una rutina para saber evaluar.

-          Tomar iniciativas en el grupo para organizar el trabajo y crear en conjunto.

-          Tener un proyecto colectivo y adaptarlo a los recursos de cada miembro para lograr su realización con plena seguridad.

-          Hay un proyecto colectivo y acepta adaptarse a los  otros compañeros y a sus capacidades

-          Acepta su silueta y presenta su trabajo ante un público integrado por los miembros de la clase.

-          Ejecuta una rutina con principio y fin, al menos 3 cambios de formación, desplazándose por toda la zona de competencia, un segundo estilo coreográfico y 3 familias de dificultades.

-          Sabe escribir su rutina.

 

 

TABLA PÁGINA 24. Contenidos grados séptimo y octavo

 

Competencias específicas

 

“Lo que hay que hacer para lograrlo”

Algunas referencias sobre la actividad del alumno

Ser capaz de encadenar las acciones motrices y hacerlas más complejas

  • Saber situar los brazos en los planos frontal y sagital con la búsqueda constante de la alineación de los segmentos, la tonicidad y la velocidad de ejecución.
  • Realizar un encadenamiento basado en la coordinación y en la disociación de los  trenes superior e inferior
  • Ser capaz de encadenar varios pasos sin volver a la posición intermedia
  • Suprimir los pasos marcados del LIA para dejar un mayor espacio a los pasos en HIA utilizando los 2 planos (sagital y frontal)
  • Buscar una mayor precisión gestual
  • Pasar de la ubicación corporal de un tren en un mismo plano de trabajo a la utilización de dos
  • planos diferentes para los dos segmentos de un mismo tren.

 

-          El alumno ejecuta posiciones de brazos más numerosas, amplias y diversas

-          Conoce todos los pasos básicos

-          Encadena los pasos básicos sin repeticiones sucesivas (trabajo asimétrico)

-          Ejecuta los pasos sobre todo en HIA

-          Comienza a ejecutar con más precisión, tonicidad y rapidez la colocación de brazos y piernas. Se comienza a vislumbrar ‘el carácter aeróbico’.

-          Imparte energía al movimiento pero tiene dificultad para detenerse; de ahí las faltas de alineación y de amplitud.

-          Sabe lo que significa la sincronización en el tiempo y en la amplitud.

 

Saber identificar la fuente musical para poder expresar su especificidad a través de la composición gestual.

  • Expresar corporalmente la especificidad de los diferentes estilos musicales
  • Adaptar las posturas típicas de un estilo coreográfico inducido por un estilo musical específico de una ejecución característica de una rutina aeróbica.
  • Desarrollar un tema basándose en una música y una realización gestual representativa del tema seleccionado.

 

  • El alumno evoluciona a 135 bpm
  • Sabe descubrir por sí mismo el inicio de una frase musical
  • Trabaja con el tempo de la música, con la expresión de un tema.

Cubrir el espacio escénico

  • Utilizar los pasos básicos para  desplazarse en las 5 direcciones
  • Sincronizar el grupo en el marco de la amplitud gestual.
  • Respetar los espacios intermedios entre los atletas de las diferentes formaciones.
  • Orientar la realización de las dificultades y de la coreografía en función de los efectos buscados.
  • Las formaciones no se mantienen por más de 3 –4 veces 8 tiempos.
  • Al menos 4 formaciones diferentes en la rutina
  • Al menos 5 cambios de orientación durante la rutina.
  • Tiene su referencia en el espacio en relación con los otros alumnos.

Construir secuencias coreográficas integrando los elementos de seguridad

Además de los principios fundamentales abordados en el sexto grado,

  • Dominar los principios de transición   específicos

-          Establecer una continuidad de realización entre varias dificultades: búsqueda de fluidez y de rápida ubicación en el lugar.

-          Conocer las técnicas necesarias para la realización de los elementos de dificultad

-          principio de rotación longitudinal (toma de referencia visual, acción de los brazos)

-          Búsqueda de la alineación de los segmentos corporales y de la auto superación

-          Adquirir los principios técnicos que rigen la realización de los porters con plena seguridad (colocación de las paradas en relación con las volteretas. Utilización de las extremidades inferiores para levantar un peso pesado, saber dónde colocar los apoyos antes de subir, prever el descenso).

 

-          El alumno trabaja la técnica de las dificultades B y C

-          Encadena las dificultades (un salto seguido de una plancha sin desequilibrio)

-          Busca más fluidez en las transiciones

-          Sabe crear secuencias de 4 veces 8 tiempos e integrar descensos al suelo y alzarse del suelo.

 

 

TABLA PÁGINA 26. Contenido noveno grado

 

Competencias específicas

“Lo que hay que hacer para lograrlo”

Algunas referencias sobre la actividad del alumno

Crear y reproducir una secuencia de coreografía basada en una motricidad   aeróbica

¨       Encadenar posiciones de brazos asimétricas en diferentes planos de trabajo con la búsqueda constante de alineación de los segmentos, tonicidad y velocidad de ejecución.

¨       Búsqueda de una mayor velocidad de ejecución e insertar regularmente una posición en un destiempo (brazos y/o piernas)

¨       Cambiar regularmente de orientación en la realización des los pasos y la posición de los hombros, de la cabeza.

¨       Realizar circuitos técnicos que tiendan a resolver los problemas planteados por la motricidad aeróbica: anticipación, transferencias de apoyos, equilibrio dinámico, velocidad de reacción.

¨       Evoluciona a 140 bmp

¨       Inserta al menos un destiempo cada 3 veces 8 tiempos

¨       Adopta posiciones de brazos y piernas  claramente identificables.

¨       Realizas un trabajo de brazos en su mayor parte asimétrico, tónico y preciso

¨       Cambia la orientación de los hombros al menos una vez cada 8 tiempos.

 

Realizar transiciones fluidas

¨       Dominar los principios de transiciones específicas:

-          Establecer una continuidad de realización entre la coreografía y las dificultades: ocultar la preparación de la dificultad en la coreografía

-          búsqueda de la sincronización y la harmonía del grupo en la ejecución de las dificultades.

-          El sabe crear una mini rutina de principio a fin integrando, al menos, una dificultad de 4 familias diferentes, dominada por todos los miembros del equipo.

-          Trata de girar en el mismo sentido de rotación y tener la misma pierna de apoyo que los otros.

Expresar un tema a través de la composición gestual

 

¨       Traducir un tema en particular

¨       Componer pasos al servicio del tema

¨       La música está al servicio del tema

¨       La coreografía sigue la música

Pulir la presentación del trabajo que se va a presentar al público

¨       “Hacer sentir su presencia, proyectarse hacia el público, ejecutar al compás de la música para expresarse.

¨       ‘Ritualizar’ la preparación del pasaje ante el público para la concentración y las repeticiones.

¨       Se ejecuta ante un público sin cometer graves errores

¨       Hace su ejecución mirando al público

¨       Presenta su rutina por escrito

 

 

Revisado y actualizado por: Lic. M. del Castillo Zayas (08/07/04)