Palabras claves: ATLETISMO/PSICOLOGIA/ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

Título: Resultados del control psicológico del entrenamiento en saltadores cubanos de alto rendimiento

Autor(es): Dr. Luis Gustavo González Carballido

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

URL: http://www.efdeportes.com/efd33a/saltad.htm

Texto completo:

El psicólogo en el terreno de entrenamiento

    La labor de preparación psicológica en un equipo deportivo se diferencia sustancialmente de la consultiva. En esta última el especialista brinda cobertura psicológica a deportistas y entrenadores, contribuyendo a solucionar dificultades emocionales, motivacionales, psicosociales, de disciplina, etc., mientras en la preparación psicológica se concibe la inserción del trabajo psicológico dentro de la periodización del entrenamiento, se exige un sistema diagnóstico del estado de la forma deportiva y se procura el desarrollo de capacidades para el adecuado autocontrol psicológico.

 


    La presencia de un psicólogo en el equipo favorece el proceso de preparación psicológica, aunque ello no significa que este especialista sea el único que vele por este tipo de preparación. Como se expresara durante el Congreso de Medicina, Psicología y Trauma del Deporte de Cuba (Aguayo, E., 1998), "es necesario favorecer la participación del psicólogo dentro de los equipos deportivos mediante la correcta divulgación de sus objetivos y funciones dejando claro, sin embargo, que este especialista no es el único responsable de la preparación psicológica."

    En relación con la labor de terreno, los psicólogos han desarrollado distintos instrumentos, como listas de verificación de indicadores de tensión y ansiedad (Harris, D.B. y Harris, B.L., 1987), técnicas para determinar y educar el nivel óptimo de excitación (Gardfield, C.A. y Bennet, C.A., 1987) entre otros, que les han permitido un gradual alejamiento del consultorio en favor de una verdadera Psicología de la actividad física. Siguiendo esta línea, en el presente artículo se presenta parte del trabajo que se realiza en el equipo nacional de Atletismo de Cuba (modalidad de Saltos), en particular los principales resultados de pruebas de control psicológico del entrenamiento aplicadas durante trece años de labor.


Procedimientos para el control psicológico del entrenamiento en saltadores cubanos

    En la figura 1 se resumen los aspectos generales y específicos que se evalúan durante el entrenamiento en estas modalidades.

Figura 1

Aspectos generales y específicos que se evalúan en el control
psicológico del entrenamiento de las modalidades de saltos del atletismo cubano

Generales

  1. 1.     Disposición al entrenamiento

       2. Estado psicológico actual

Específicos

1. Adecuación autovalorativa de rendimiento
(modo en que se produce el reflejo de los movimientos y
la ejecución en la mente del deportista)
2. Concentración de la atención durante la actividad.

 


El multicampeón mundial y olímpico de salto de longitud, Iván Pedroso, durante una sesión de entrenamiento con pesas en la etapa francesa de la gira de preparación con vistas a los Juegos Olímpicos de Sydney, 2000. (Foto cortesía de J. Combalbert)

    

    Como quedó explicado en el artículo de referencia (González, L.G., 1998), en la figura Nº 2 se registra la frecuencia cardiaca (FC) antes y después del calentamiento (lo que permite calcular el incremento o "delta" de la misma), la percepción de los ritmos y el balance de la excitación y la inhibición en el tapping test, mediante un punteo durante 10 segundos en los cuadrantes I (ritmo cómodo), II (ritmo rápido), III (ritmo cómodo) y IV (ritmo lento); la dinamometría máxima (disposición a la entrega del esfuerzo máximo) y media (percepción subjetiva de esfuerzos medios) y las observaciones realizadas por el psicólogo durante el entrenamiento.

    En esta primera parte del Módulo se estudia el nivel de activación y el equilibrio excitación-inhibición como base del autocontrol (¿dueño de sí mismo?). En la segunda parte (Figura Nº 3) se estudia la adecuación autovalorativa de rendimiento, cualidades de gran importancia para el desempeño de los saltadores y de otros deportistas que compiten por intentos. Aquí se estudia el coeficiente de error autovalorativo, que es el promedio de error en una sesión de saltos de entrenamiento, tomando como referencia la valoración del atleta (A) menos la del entrenador (E) en las metas que se persiguen, realizadas por ambos de manera independiente utilizando una escala de cinco puntos. El signo de estas diferencias (signo del error), positivo si el entrenador emite una valoración por encima del atleta y negativo si ocurre lo contrario, tiene utilidad para conocer las inadecuaciones autovalorativas del deportista, sean por sobrevaloración o subvaloración de la calidad del elemento técnico realizado.

 

El destacado entrenador Julio Bécquer (a la derecha) y este autor, mientras analizan los resultados de un control psicológico del entrenamiento, durante la etapa francesa de la gira de preparación con vistas a los Juegos Olímpicos de Sydney, 2000. (Foto cortesía de J. Combalbert)

    En la prueba de concentración de la atención del Módulo (Figura No 4) se estudia la media del tiempo invertido en los intentos, su desviación standard u oscilación y se realizan observaciones de lo que acontece durante el ritual concentrativo, como complemento cualitativo de los índices ofrecidos por los mencionados estadígrafos.


Resultados

    En la tabla Nº 1 se observa la relación de los índices del control psicológico del entrenamiento, referidos en la primera parte del módulo, y las variables de control sexo, nivel de rendimiento, categoría (nacional-juvenil) y modalidad (salto alto, largo, triple y pértiga).

Tabla Nº 1: Indices del control psicológico y su relación con variables de control

INDICES

SEXO

RENDIM.

CATEGORIA

MODALIDAD

F.C. I P. GEN.

*

 

 

 

F.C. I P. ESP.

 

*

 

*

F.C. I P. COM

*

 

 

*

Delta FC P.Gen

 

 

 

*

Delta FC P.Esp

 

 

 

*

Delta FC P.Com

 

 

 

 

Esf.Max. P.Gen

*

 

*

 

Esf.Max. P.Esp

*

 

*

 

Esf.Max. P.Com

*

*

 

 

Esf.1/2 P. Gen

 

 

 

 

Esf.1/2 P. Esp

*

 

 

 

Esf.1/2 P. Com

 

 

 

 

Com-Rap P.Gen

*

 

 

 

Com-Rap P.Esp

*

 

*

 

Com-Rap P.Com

 

 

 

*

Com-Com P.Gen

 

 

 

 

Com-Com P.Esp

 

 

*

 

Com-Com P.Com

*

*

 

*

Com-Len P.Gen

 

 

 

 

Com-Len P.Esp

 

 

 

*

Com-Len P.Com

 

 

 

*

    Profundizando en estos resultados, se aprecia que los hombres mostraron mayor frecuencia cardíaca inicial (FCI) en etapa de preparación general (P.Gen) y competitiva (P.Com), mayor esfuerzo máximo (Esf. Máx.) en las tres etapas (general, especial y competitiva), mayor error en la percepción del esfuerzo dinamométrico medio (Esf. 1/2) en la etapa especial, mayor incremento en el cambio del ritmo cómodo al rápido en el tapping (en adelante "Com-Rap") en las etapas general y especial y mayor diferencia en la memoria del ritmo cómodo (com-com.) en la etapa competitiva, todo a un nivel de significación estadística menor de 0,05.

     En cuanto al rendimiento, los atletas de mayor nivel mostraron una FCI significativamente menor en la etapa especial, mayor Esf. Máx. en el dinamómetro en etapa competitiva y menor diferencia com-com en el tapping test, todo lo cual representa un mejor balance excitación-inhibición y un consecuente mejor autocontrol.

    Si examinamos las categorías de rendimiento, apreciamos que los atletas de equipos nacionales mostraron mayor Esf. Máx. en las etapas general y especial, mayor incremento com-rap en el tap-ping test en la etapa especial y menor diferencia en la memoria del ritmo cómodo en la etapa especial.

    En cuanto a las modalidades de saltos, los saltadores de altura mostraron menor frecuencia cardiaca inicial en etapas especial y competitiva, los saltadores de altura y longitud exhibieron un delta FCI mayor en etapas general y especial, mayor diferencia com-rap en la etapa competitiva, menor diferencia com-com en la competitiva y menor diferencia en el pase del ritmo cómodo al lento (com-len) en las etapas especial y competitiva, índices que revelan mejores posibilidades de autocontrol.

    Un análisis de consistencia interna de la primera parte del módulo de control psicológico nos permite apreciar aspectos positivos y negativos. Entre estos últimos tenemos que 1) los resultados del tapping no correlacionaron con la prueba de dinamometría máxima, 2) los errores en la percepción subjetiva del esfuerzo medio del dinamómetro correlacionaron significativamente con algunos cuadrantes del tapping test, pero estas significaciones no coinciden con las etapas de aplicación, y 3) los incrementos de FCI no guardan relación significativa entre si en las diferentes etapas.

    Los aspectos positivos en el examen de la consistencia interna de esta primera parte del módulo fueron los siguientes: 1) existe estrecha relación entre la FCI y la dinamometría máxima, sobre todo en la dinámica de la FCI inicial, su incremento después del calentamiento y la dinamometría máxima, aunque en esta prueba la dimensión de la muestra fue menor; 2) se reitera la relación entre la FCI y la percepción subjetiva del esfuerzo medio en el dinamómetro y 3) los resultados del tapping test guardan relación significativa con el incremento de la FCI después del calentamiento en etapa de preparación especial.

Principio del formulario

Final del formulario

  

 En cuanto a la segunda parte del módulo de control psicológico, en la tabla Nº 2 se aprecian diferencias en el coeficiente de error autovalorativo de rendimiento. Los atletas de mayor rendimiento tuvieron un menor coeficiente de error autovalorativo durante la etapa especial y la magnitud del error fue menor en las modalidades de altura y longitud en la propia etapa.

    Respecto a esto último, la razón puede ser que los atletas de más rendimiento se encuentran en esas modalidades. Pero, sin dudas, está demostrado que al rendimiento deportivo se asocia un menor coeficiente de error autovalorativo en la etapa especial, cuando se hace mayor énfasis en el aspecto técnico del entrenamiento.

    En cuanto al signo del error, las diferencias no llegaron a resultar altamente significativas en este procesamiento final. Sin embargo, en los cortes anteriormente realizados y en múltiples pruebas con fines asistenciales realizadas en estos años, se observó una tendencia consistente al error por defecto en los atletas experimentados y en etapas avanzadas de la preparación.

Tabla Nº 2: Indices de la segunda parte del modulo de control psicológico.

Diferencias en coeficiente de error autovalorativo de rendimiento en etapa general para categorías mayores y juveniles

N.S.

Diferencias en coeficiente de error autovalorativo de rendimiento en etapa especial para categorías mayores y juveniles.

N.S.

Diferencias en signo de error autovalorativo de rendimiento en etapa general para categorías mayores y juveniles.

N.S.

Diferencias en signo de error autovalorativo de rendimiento en etapa especial para categorías mayores y juveniles.

N.S.

Diferencias en coeficiente de error autovalorativo de rendimiento en etapa general para las categorías de rendimiento.

N.S.

Diferencias en coeficiente de error autovalorativo de rendimiento en etapa especial para las categorías de rendimiento.

MENOR 0,01

Diferencias en signo de error autovalorativo de rendimiento en etapa general para las categorías de rendimiento.

N.S.

Diferencias en signo de error autovalorativo de rendimiento en etapa especial para las categorías de rendimiento.

N.S.

Diferencias en coeficiente de error autovalorativo de rendimiento en etapa general en las diferentes modalidades de saltos.

N.S.

Diferencias en coeficiente de error autovalorativo de rendimiento en etapa especial en las diferentes modalidades de saltos.

0,03

Diferencias en signo de error autovalorativo de rendimiento en etapa general en las diferentes modalidades de saltos.

N.S.

Diferencias en signo de error autovalorativo de rendimiento en etapa especial en las diferentes modalidades de saltos.

N.S.

    Es necesario comentar estos resultados. Cuando el atleta avanza en la preparación especial y se acerca al estado de forma deportiva, el coeficiente de error autovalorativo se reduce en los más destacados porque los censores del movimiento se afinan, y el atleta se hace capaz de detectar muy pequeñas variaciones respecto al movimiento ideal o perfecto.

    Pero ese pequeño error puede expresarse por exceso (el saltador sobrevalora la calidad de la ejecución) o por defecto (ocurre lo contrario.) La tendencia a la subvaloración en etapa especial y asociada a la calidad y experiencia deportiva refleja, además de refinamiento perceptual, una actitud conservadora, propia de atletas destacados (González, L.G. y Pérez, R., 1982). Estos se resisten a aceptar que han llegado a un nivel de desarrollo óptimo, después de lo cual solo les quedaría una peligrosa auto-complacencia y falta de apremio por lograr altas ejecuciones. Los destacados prefieren conservar intacta la expectativa de "peligro" para combatir con mejores posibilidades de éxito.

    Los resultados esperados de adecuación autovalorativa de rendimiento de estos atletas se pueden apreciar en la siguiente tabla.

Tabla Nº 3: Resultados esperados de adecuación autovalorataiva de rendimiento. Area de saltos.
Equipo nacional de atletismo (1985-1998)

Modalidad

Etapa

Coeficiente Autovalorativo

Tendencia de error

Salto de Longitud (F)

P. General P. Especial

.625 .658

1.18 2.06

Salto Triple (F)

P. General P. Especial

.612 .596

1.29 1.60

Salto de Altura (F)

P. General P. Especial

.620 .550

1.60 2.23

Salto de Longitud (M)

P. General P. Especial

.746 .641

1.55 2.18

Salto Triple (M)

P. General P. Especial

.614 .641

1.70 1.81

Salto de Altura (M)

P. General P. Especial

.580 .576

1.90 2.34

Salto con Pértiga (M)

P. General P. Especial

.890 .905

1.62 2.05

    Nótese que en más de la mitad de las modalidades el índice disminuye en la etapa especial. En cuanto a la tendencia de error (Valor de 1.00 para la tendencia a la sobrevaloración y 2.00 para la tendencia a la subvaloración) se puede apreciar que existe una tendencia a acercarse al primero en la etapa general y al segundo en la especial, conforme a lo explicado más arriba.

    En la tabla Nº 4 aparecen los resultados esperados de la prueba de concentración de la atención, inferidos a partir de datos recogidos durante trece años de trabajo, donde T.C. significa Tiempo de Concentración promedio, D.S. es la desviación standard de ese tiempo; T.S. significa Tiempo promedio de Salto y D.T.S. es su desviación standard.

Tabla Nº 4: Resultados esperados de prueba de terreno de concentración de la atención.
Area de saltos. Equipo nacional de atletismo (1985-1998)

Modalidad

Etapa

T.C.

D.S.

T.S.

D.T.S.

SALTO DE LONGITUD (F)

P. GENERAL P. ESPECIAL P. COMPET.

15.76 15.64 18.24

8.09 8.56 10.78

20.45 20-91 23.41

7.96 8.56 10.78

SALTO TRIPLE (F)

P. GENERAL P. ESPECIAL P. COMPET

15.32 15.48 19.74

6.58 6.04 8.01

20.34 21.05 25.70

6.47 6.32 8.21

SALTO ALTURA (F)

P. GENERAL P.ESPECIAL P.COMPET.

20.00 20.05 24.69

9.32 10.52 10.22

23.36 22.79 28.12

9.39 10.62 10.29

SALTO LONGITUD (M)

P. GENERAL P. ESPECIAL P. COMPET.

16.87 17.51 19.50

9.20 7.02 8.41

21.42 22.64 25.59

9.20 7.48 8.28

SALTO TRIPLE (M)

P. GENERAL P. ESPECIAL P. COMPET

16.76 17.15 16.62

8.72 9.03 8.06

21.62 22.81 22.32

8.03 8.93 8.56

SALTO ALTURA (M)

P. GENERAL P. ESPECIAL P. COMPET.

15.49 21.39 20.61

9.13 10.70 8.35

18.78 24.67 24.43

7.08 10.72 7.79

SALTO CON PÉRTIGA (M)

P. GENERAL P. ESPECIAL P. COMPET.

32.26 27.88 34.28

14.88 22.50 22.71

39.16 33.02 41.64

15.65 15.29 27.42

    En la siguiente tabla se comparan, por medio de ANOVA, los resultados del tiempo de concentración y su estabilidad por categorías de rendimiento y por modalidades de saltos.

Tabla Nº 5: Anova de tiempo y estabilidad de la concentración por
categorías de rendimiento y por modalidades de saltos.

Anova de tiempo de concentración por categoría de rendimiento.

ETAPA GENERAL

P menor 0.05

G 1: 16.19 G 2: 19.49

ETAPA ESPECIAL

N.S.

 

ETAPA COMPET.

N.S.

 

Anova de estabilidad de tiempo de concentración por categoría de rendimiento.

ETAPA GENERAL

P menor 0.05

G 1: 7.25 G 2: 10.79

ETAPA ESPECIAL

P menor 0.05

G 1: 7.42 G 2: 11.26

ETAPA COMPET.

P menor 0.01

G 1: 8.13 G 2: 12.19

Anova de tiempo de concentración por modalidades de saltos

ETAPA GENERAL

P menor 0.01

G 1: 17.22 G 2: 16.47 G 3 16.24 G 4: 32.26

ETAPA ESPECIAL

P menor 0.01

G 1: 20.78 G 2: 16.99 G 3: 16.52 G 4: 27.88

ETAPA COMPET.

P menor 0.01

G 1: 22.88 G 2: 19.08 G 3: 17.66 G 4: 34.28

Anova de estabilidad del tiempo de concentración por modalidades de saltos.

ETAPA GENERAL

P menor 0.07

G 1: 7.97 G 2: 8.81 G 3: 7.96 G 4: 14.88

ETAPA ESPECIAL

P menor 0.01

G 1: 10.62 G 2: 7.45 G 3: 7.91 G 4: 22.50

ETAPA COMPET.

P menor 0.01

G 1: 9.39 G 2: 9.20 G 3: 8.04 G 4: 22.71


Donde los grupos (G1, G2, G3 y G4) significan:

Categorías de rendimiento:
G1 atletas de nivel mundial y panamericano.
G2 atletas de nivel centroamericano y nacional.

Modalidades:
G1 atletas de salto alto
G2 atletas de salto de longitud.
G3 atletas de triple salto
G4 atletas de pértiga.

    Como se puede apreciar, se observan diferencias significativas en la etapa general para el tiempo de concentración por categorías de rendimiento y en las tres etapas por modalidades de saltos.

    En cuanto a la estabilidad del tiempo de concentración, las diferencias fueron significativas en las tres etapas, tanto para las categorías de rendimiento como para las distintas modalidades de saltos.

    Lo anterior permite afirmar que los indicadores de la atención evaluados resultan útiles para el diagnóstico de forma deportiva.


Conclusiones

  1. Los resultados de la primera parte del módulo de control psicológico del entrenamiento revelan que los saltadores hombres mostraron una mayor Frec. Cardiaca en etapas general y competitiva, mayor Esfuerzo Máximo en el dinamómetro en las tres etapas, mayor error en la percepción subjetiva del esfuerzo medio, mayor incremento de puntos en el cambio del ritmo cómodo al rápido en las etapas general y especial y mayor diferencia en el retorno al ritmo cómodo en el tapping test. Por su parte, los saltadores de mayor rendimiento tuvieron menor Frec. Cardíaca antes del calentamiento en etapa especial, mayor esfuerzo máximo en el dinamómetro en la competitiva y menor diferencia en el retorno al ritmo cómodo en la etapa competitiva, índices que pueden ser utilizados como predictores de buen rendimiento.

Los saltadores de equipos nacionales mostraron mayor esfuerzo máximo en el dinamómetro en las etapas general y especial, mayor incremento del ritmo cómodo al rápido en el tapping test en etapa especial y menor diferencia en el retorno al ritmo cómodo en la propia etapa que los saltadores de equipos juveniles.

Los saltadores de altura y longitud mostraron menor frecuencia cardiaca inicial en etapa especial y competitiva y mayor incremento de la misma después del calentamiento. Mostraron también mayor diferencia en el paso del ritmo cómodo al rápido, menor en el tránsito del cómodo al cómodo y menor en el paso del cómodo al lento en el tapping test en la etapa competitiva.

La consistencia de esta primera parte del módulo puede considerarse moderada, aunque revela una indudable utilidad para el estudio individual del nivel de activación y la disposición al entrenamiento.

  1. Los resultados de la segunda parte del módulo revelan que el coeficiente de error autovalorativo se hace menor en los saltadores de mayor calidad deportiva durante la etapa especial, y que existe una tendencia al error por defecto o negativo (el atleta tiende a subvalorarse en la calidad del movimiento realizado). Aunque esta última no resultó significativa, se observó en cortes investigativos anteriores asociada a la mayor experiencia y nivel deportivo. En este sentido se interpreta que a medida que el saltador mejora su forma deportiva y aumenta su rendimiento, es más preciso en los juicios autovalorativos de calidad de ejecución y que sus equivocaciones tienden a ser por defecto en relación a la valoración externa emitida por el entrenador o los jueces. Un comportamiento diferente de estos índices pueden indicar tempranamente al psicólogo la existencia de dificultades en la preparación psicológica, aún cuando no existan señales en el comportamiento técnico o en el rendimiento.
  2. El tiempo de concentración de la atención y, sobre todo, su estabilidad, se asocian al rendimiento deportivo y a las modalidades de saltos, de modo que pueden ser utilizados como indicadores del estado de la forma deportiva.
  3. El análisis de consistencia de la segunda parte del módulo permite confiar en su utilidad para el control psicológico del entrenamiento.


Bibliografía

  • Aguayo, E . Conferencia magistral dictada en el Congreso de Medicina, Psicología y Trauma del deporte. Centro de convenciones "Ortop", Hospital "Frank País", La Habana, 1998
  • Gardfield, C. A. y Bennet, C.A. Rendimiento máximo. Ed. Martínez Roca, S.A., 1987
  • González, L.G. y Pérez, R. La adecuación de la autovaloración y su importancia para el rendimiento deportivo. Trabajo premiado en el Concurso Cient. Técnico. BTJ. Instituto de Medicina Deportiva, 1982.
  • González, L.G. Enfrentamiento al stress competitivo en atletas de alto rendimiento. Revista digital EFDeportes www.efdeportes.com Nº 30, feb., 2001.
  • González, L.G. y col. Informe científico del Problema Stress y Actividad Física. Instituto de Medicina del Deporte. Cuba. 1996
  • González, L.G. Algunas tareas de terreno de un psicólogo en Atletismo. Revista Cubana de Medicina del Deporte. Cuba. Oct., 1998
  • Harris, D.B. y Harris, B.L. Psicología del deporte. Integración mente-cuerpo. Editorial Hispano Europea, S.A. Barcelona, 1987. p. 211.
  • Nideffer, R.M. Athletes guide to mental training. Human Kinetics Pub., Inc. Champaign, Illinois, 1985.