Palabras claves: ACTIVIDAD FISICA/ASMA

Titulo: Ejercicio y asma

 

Una idea que se debe tener clara es que el ejercicio NO CURA el asma. Pero enseña y ayuda a vivir mejor con ella. Con el ejercicio el niño realizará actividades físicas con las que obtendrá por sí mismo la confianza y entusiasmo necesario para tomar parte en actividades a las que está expuesto diariamente. El uso de programas de actividad física e iniciación al deporte tiene un gran potencial para estos muchachos. Los beneficios de la práctica de la actividad física y el juego en el niño con asma se muestran en la tabla inferior:

 

Beneficios de la actividad física en el niño con asma

  • Facilita y permite el correcto desarrollo físico y psíquico del niño
  • Favorece la integración en el grupo
  • Mejora de la autoestima del individuo adolescente
  • Mejora de la condición física general
  • Permite una mayor tolerancia al ejercicio.
  • Las crisis en caso de aparecer lo hacen para trabajos mucho más intensos.
  • Permite un mayor control de las crisis
  • Todo ello nos lleva a un mejor conocimiento del asma y a un establecimiento de unas dosis de medicamento más ajustadas.

ACTITUD PRÁCTICA

Siempre, antes de iniciarse en la actividad física y en el deporte se debe consultar con el especialista cual es la medicación idónea personal para evitar la crisis. En general, las más activas son los denominados broncodiltadores aunque existen otras que funcionan muy bien y que tienen orientaciones muy precisas. Permite que sea tu médico el que te aconseje las pautas y el tratamiento. En la siguiente tabla tienes una orientación de qué medicamentos son los habituales para controlar el asma de esfuerzo:

Tratamiento preventivo de la crisis de asma de esfuerzo:

  • Antiinflamatorios: disminuyen la inflamación de los bronquios de manera que este se hace menos sensible al efecto de los diferentes estímulos provocadores de las crisis de asma
  • Corticoides: Son los más eficaces y deben administrarse de una forma regular para que tengan un efecto positivo y permanente. No solucionan una crisis de asma de esfuerzo cuando esta aparece.
  • No corticoides: Son muy buenos para prevenir el asma de esfuerzo. Se administran también y sobre todo en el asma de carácter alérgico.
  • Broncodilatadores: Relajan los músculos que rodean a las vias aéreas ensanchándolas cuando están contraídas. Son los mejores para prevenir el asma de esfuerzo además de ser los de primera utilización cuando hay una crisis. Pueden ser de acción corta que aparece rápidamente en menos de 5 minutos pero dura poco tiempo , menos de 6 horas; o de acción larga, que tarda unos 5-15 minutos en actuar pero dura más 10-12 h. El utilizar uno u otro depende del enfermo i de la pauta que crea conveniente su especialista.

Independientemente del tratamiento del asma de base, en el asma de esfuerzo se administra lo siguiente:

  • Lo habitual es previo al ejercicio dar un broncodilatador, que es el más efectivo en prevenir el asma de esfuerzo. También se puede dar Nedocromil o Cromoglicato que es igual de efectivo en la mayoría de los asmáticos.
  • En el muchacho que el broncodilatador o el nedocromil solos no acaban de evitar las crisis (y se ha descartado que se halle en un periodo inestable de su asma) se pueden administrar juntos antes del ejercicio. Con ello se evita la crisis en casi el 100% de los casos.

La vía de administración es mejor la inhalatoria y si no se está seguro de su correcta administración debe usarse la cámara de inhalación. Como en la foto.

Es bueno e interesante antes de iniciarse en un deporte que se acuda a la consulta para valorar la condición física previa y poder objetivar la mejora con el tiempo. El especialista además de hacer esta valoración te orientará en las normas que siguen a continuación y te las explicará con detenimiento.

Normas y consejos

Como se ha comentado, para hacer un ejercicio el asmático debe estar en un periodo controlado de su asma. Una medida para valorarlo es mediante el control del flujo máximo (FM). El flujo máximo es la velocidad a la cual se puede expulsar el aire de los pulmones con una sola exhalación. Se debe hacer la medición siempre antes de iniciar una actividad física para controlar el estado de las vias aéreas. Marque los resultados en un gráfico o en una tabla para evaluar el tratamiento y la evolución de la enfermedad. Para medir el flujo máximo siga las siguientes recomendaciones:

Normas para controlar el estado de las vias aéreas

  1. Ponga el marcador en el cero o el número más bajo de la escala.
  2. De pie inhale lo más profundamente posible. Colóquese en la boca la boquilla cerrando los labios alrededor.
  3. Sople con toda la fuerza que pueda y lo más aprisa posible. Retire el medidor de la boca.
  4. Recuerde el número y ponga el marcador nuevamente en cero.
  5. Repita la prueba dos veces más. Anote el número más alto de los tres en el gráfico de su diario.

Foto inferior - valorando el flujo espiratorio máximo-

 

Las zonas del asma se marcan de tres maneras:

VERDE = Controlado = Nivel ideal de flujo máximo entre el 80 i el 100% del ideal.

AMARILLA = Cuidado peligro= Se halla entre un 50-80% del nivel ideal

ROJO = ATAQUE = Tomar los medicamentos de acción rápida y obtener atención sanitaria lo antes posible. En esta zona se está por debajo de un 50% del nivel ideal.

En caso de que se halle el nivel en la zona amarilla debe repetirse la medida después de tomar el inhalador y hacer el calentamiento. Si sigue en la misma zona es preferible no hacer la clase y esperar a otro día en que uno se encontrará mejor. Debe tomar los medicamentos que se le hayan recomendado para volver a la zona verde. Es conveniente consultar con el médico que lleve al muchacho de su asma cuando permanece en esta zona durante dos o tres días, o si empieza a tener síntomas generales (pitos, tos...).

Normas para hacer un ejercicio

  1. Tomar la medicación antes de la actividad física (en el vestuario antes de cambiarse).
  2. Realizar un calentamiento prolongado y progresivo.
  3. El ejercicio debe procurar ser a intervalos.
  4. No realizar ejercicios máximos en intensidad.
  5. Si es posible, son más beneficiosos los deportes en ambientes calientes y húmedos.
  6. Cuando sea posible procurar respirar por la nariz.
  7. Llevar la medicación broncodilatadora en la bolsa de deporte siempre.
  8. No cometer imprudencias estando sólo o en situaciones de riesgo. Sobre todo cuando se realicen deportes de un cierto riesgo como montañismo, escalada, ciclismo, rafting...

 

Qué se debe evitar y qué no se debe hacer

  • Evitar realizar una actividad física intensa cuando el asma basal no esta controlado
  • Evitar hacer un ejercicio intenso si se tiene una infección respiratoria.
  • Nunca hacer un ejercicio intenso si se notan pitos o se tiene tos importante.
  • Nunca hacer ejercicio si se esta en la zona roja del PFM
  • Vigilar la actividad física cuando se esta en la zona amarilla. Debe ser muy moderada.
  • Evitar siempre que sea posible los ambientes fríos y secos. En caso de no poder usar una mascarilla como las de los cirujanos (de quirófano).
  • Evitar hacer ejercicios muy intensos o de mucha duración. Sobre todo mientras no se haya alcanzado una condición física aceptable y no se conozcan los límites personales del ejercicio.
  • Evitar el ejercicio en ambientes contaminados o con humo

 

¿Qué pasa si se inicia una crisis durante un ejercicio?

  1. Procurar actuar con calma. Si se han realizado las normas básicas la crisis no será muy intensa.
  2. Parar el ejercicio
  3. Permitir que se pueda respirar bien. No situarse alrededor del compañero que tiene la crisis
  4. Administrar la medicación broncodilatadora lo antes posible.
  5. Iniciar la respiración silbante. Fruncir los labios como si se fuera a silbar. Permite que el aire salga de los pulmones y evitar la hiperventilación y la insuflación del tórax.
  6. Cuando se solucione la crisis incorporarse a la clase si no se esta muy cansado. Bajar la intensidad de la actividad.
  7. Antes de irse a casa hacer una medición de PFM para ver como se encuentra. Si esta en la zona amarilla tomar otra dosis de broncodilatador.
  8. Si no se recupera y está en zona roja tomar otra dosis de broncodilatador y esperar 5 minutos. Nuevamente medir PFM. Si no se recupera consultar un médico y/o acercase a un centro asistencial.


ASMA Y DEPORTE DE ALTO NIVEL

Cuando un asmático decide hacer un deporte siempre se cuestiona él y su familia cuál es el más idóneo. El mejor es el que a él le parezca que es con el que se divertirá más. Existen grandes deportistas que son asmáticos en ciclismo, en carreras de fondo, en fútbol, en vela, en taekwondo, en judo, en baloncesto, etc... En los últimos Juegos Olímpicos se ha visto que entre un 8 y un 12% de los competidores son deportistas asmáticos. Pero el deporte donde más hay, o por lo menos más conocemos es en natación, debido a que es el deporte en el que más facilidades encuentra el asmático para entrenar sin tener molestias pues es un ambiente caliente y húmedo. Pero...le ha de gustar. Lo importante que debe obtenerse de esta guía es que el asmático puede hacer CUALQUIER DEPORTE si mantiene una normas mínimas para evitar la crisis de una forma consciente y constante. Sólo hay un deporte que no puede hacer es el de buceo con botellas de aire, debido a unos condicionantes fisiológicos determinados que pueden afectar a cierta profundidad al asmático. Aunque, con el control de un buen profesional y un conocimiento profundo de su enfermedad y su estado actual también puede practicar el buceo con escafandra autónoma sin un riesgo superior al de otros individuos no asmáticos.

RESUMEN

Recordar que:

  • Un niño con asma en el que seamos capaces de controlar su asma basal, o en un periodo fuera de crisis si mantiene unas medidas básicas correctas puede hacer cualquier tipo de deporte al más alto nivel de rendimiento físico.
  • La iniciación a la actividad deportiva se basa en el juego
  • Primero se debe aprender a jugar y para jugar no hay que sufrir, sino divertirse.
  • Si un asmático nota que le falta aire es conveniente que se pare. Si es fuera de lo habitual en él debe hacer una medición en el PFM y tomar la medicación broncodilatadora si fuera preciso según las indicaciones de la guía.