Palabras claves: FUTBOL/PERSONALIDAD/PSICOLOGIA
Título: La evaluación de personalidad: su utilidad en el fútbol
Autor: Lic. Gabriela Casarico
Psicóloga juveniles de fútbol del Club Atlético Banfield (Argentina)
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Texto completo:

Introducción
Wilkinson (1982), "el análisis de las prestaciones de los jugadores y de los equipos de fútbol se realiza exclusivamente mediante la intuición de los entrenadores, lo que conlleva una elevada subjetividad y poco valor científico1 . A partir de dicha cita se intentará precisar cuál podría ser el beneficio de una evaluación de personalidad en el deporte.
Puede pensarse que la evaluación de la personalidad en los deportistas tiene diversas finalidades que varían según sus objetivos.
1.    MEJORAR LA CALIDAD DE LAS RELACIONES Y ENTENDIMIENTO DE CONDUCTAS (el conocimiento de la personalidad de los deportistas ayuda al cuerpo técnico a comprender actitudes posibilitando un mejor trato y facilitando la convivencia con el mismo)

2.    MEJORAR EL RENDIMIENTO (se relaciona con la selección de deportistas así como también con el pronóstico de actuación de los mismos y la mejora de los déficit)

Conceptualización de la personalidad
Existen diversos enfoques para poder comprender las características de la personalidad. ENFOQUE DEL RASGO: Da por supuesto que los rasgos de personalidad son relativamente estables, es decir que no varían a lo largo de diversas situaciones. El individuo así actuaría independientemente del contexto en el que se halla. ENFOQUE SITUACIONAL: Se sostiene que la conducta está determinada por el entorno o por las situaciones que el individuo experimenta, es decir que el ambiente modelaría a la misma. ENFOQUE INTERACTIVO: Desde este enfoque la conducta sería el resultado de una interacción entre la persona y la situación.
Es decir que para la comprensión de las conductas es necesario conocer tanto la situación como los rasgos psicológicos de los individuos.
Los sujetos son el resultado de algo integral.
"Para estudiar la conducta, la mayoría de psicólogos del deporte y el ejercicio físico prefieren el enfoque interactivo. Bowers observó que la interacción entre las personas y las situaciones podría explicar el doble de conductas que las situaciones o los rasgos por sí solos. El enfoque interactivo requiere indagar sobre el modo en que las personas que practican deporte o ejercicio físico reaccionan individualmente en contextos concretos"2
La personalidad interactúa con el medio, el entorno y entonces se modifica.
No es una suma de elementos, sino el resultado de las interacciones, de un proceso que trasciende al individuo. No se la puede pensar como algo estático a lo largo del tiempo, es decir que para comprenderla se requiere de un análisis del contexto.
Por ejemplo un deportista puede ser muy optimista y poseer una elevada autoconfianza, en un determinado momento pasa por un conflicto familiar y si se lo evalúa podrían verse resultados bien diferentes a como sería su personalidad generalmente. Ningún test o inventario psicológico puede predecir el éxito deportivo de un jugador ó equipo aisladamente, ya que se deberían tener en cuenta muchas variables.

Dificultades de la evaluación
La dificultad metodológica se basa en que es difícil adaptar un marco teórico a este enfoque interactivo.
Se han realizado varias investigaciones que apuntaron a resaltar rasgos de personalidad en deportistas de elite pero fracasaron porque no han tenido en cuenta el contexto, simplemente los rasgos.
Suponer que para determinados deportes se requiere una determinada personalidad es un error, ya que se ha verificado que el rendimiento ha sido exitoso en personas de muy diferentes rasgos en un mismo deporte.

Problemas metodológicos
Según F. Ucha en su libro "La valoración de la personalidad en deportistas" los problemas metodológicos pueden dividirse en cuatro grupos:
1.    Peculiaridad del deporte como actividad: al ser el objeto de estudio el hombre en acción, se modifica constantemente.
2.    La relación de lo general y lo singular de los eventos deportivos: cada evento deportivo presenta un conjunto de propiedades y vínculos específicos que poseen carácter individual. El desarrollo en psicología general omite estos caracteres particulares. Ejemplo de ello es la toma del test Toulouse - Pieron para evaluar la concentración, si éste se evalúa sin tomar en cuenta las distintas actividades deportivas (natación, gimnasia, voleibol) los resultados serán muy contradictorios ya que en cada actividad la relación de la atención-concentración varía en duración, intensidad y cualidades implicadas. NECESIDAD: desarrollar técnicas específicas a la exigencia de cada evento deportivo
3.    El papel de los factores ambientales en las investigaciones en el deporte: Los factores situacionales tienen un amplio significado en el deporte ligado a la competencia. Intervienen tres tipos de factores situacionales: las condiciones particulares de cada deporte (son las más estables), las condiciones dadas por la competencia como el estrés, publico, jugar de local o visitante ( estas condiciones varían según la competencia, es decir son menos estables) y por último las condiciones ocasionales, los imprevistos como accidentes, clima, estado de la cancha ( son irregulares y difícil de predecir) Este problema de los factores ambientales es un reto a la validez de las investigaciones. NECESIDAD: adaptar las técnicas para obtener un control más detallado de los factores implicados
4.    El número limitado de sujetos en los estudios: Lo resultados estadísticos son válidos para muestras pequeñas.

Trabajo realizado en las inferiores de fútbol del CLUB ATLÉTICO BANFIELD
Evaluación de la personalidad: Técnica administrada MIPS
¿Por qué la elección de la técnica?
Inventario de estilos de personalidad MIPS. Fácil de administrar y fácil de evaluar (son varios jugadores).Son 180 ítems a contestar verdadero o falso.
Evalúa varios rasgos de personalidad que se pueden seleccionar por pares de opuestos según sean las características que se quieran evaluar.
Se toman en cuenta varias características.
Para poder pensar la personalidad desde un enfoque interactivo e intentar sortear los problemas metodológicos recién enunciados a la evaluación del MIPS se la acompañó con la observación repetida, con el método clínico (estudio de cada deportista de manera individual, empleando la observación, las entrevistas y el registro de la actividad del sujeto de manera natural).Es preciso pensar a cada deportista en cada deporte en cada competencia y su entorno.
Los test no se deben utilizar con el fin de seleccionar a los miembros de un equipo o descartar a otros si no son acompañados de toda la información que hace al contexto del deportista como la observación y las evaluaciones de rendimiento, simplemente sería como un indicador más que el entrenador podrá tener en cuenta a la hora de armar el equipo.
Se administró el MIPS a un grupo de jugadores seleccionados como los que mejor rendimiento tenían, en el intento de trabajar sobre dos grupos de objetivos diferentes:
Primer objetivo: Se trató de obtener algún conocimiento de sus rasgos de personalidad para un mejor entendimiento de los mismos y de sus conductas, y así mejorar la calidad de las relaciones intersubjetivas, (entrenador, deportista, PF, coordinador). El conocimiento de la personalidad puede ayudar al entrenador, profesor en lo que respecta a la relación con los jugadores, es decir, por ejemplo si un jugador se deprime fácilmente lo mejor será alentarlo ante cada fracaso, si un jugador es muy introvertido es difícil que pida ayuda si la necesita, entonces hay que acercarse para ver cómo ayudarlo. El conocimiento del deportista ayuda a la comprensión de sus conductas y por lo tanto mejora la convivencia y el trato con el mismo.

Resultados de la evaluaciones en relación al primer objetivo
De los resultados de los rasgos tomados en cuenta se brindaron indicaciones para tener en cuenta en el trato con los mismos. Cada individuo debe ser comprendido en su singularidad. El técnico, PF, no disponen de tiempo y de medios para poder comprender las distintas personalidades de sus jugadores. Por lo tanto los datos brindados pueden ser de gran utilidad para ellos y resolverles algunas dificultades en el trato con los jugadores, así como para superar ciertos prejuicios que poseen en relación a los mismos.
Así mismo al psicólogo le ofrece datos concretos sobre los que puede trabajar y hablar con los jugadores, además trazar programas de entrenamiento mental en forma individual.
Segundo objetivo: se relaciona con el perfeccionamiento del rendimiento. Así, hallar rasgos que se repitieran o se diferenciaran para poder ubicar algún punto en común, ya que se trata de un seleccionado de jugadores que son los que generalmente poseen mejor rendimiento. Las preguntas que guiaron la evaluación en este segundo objetivo fueron "¿Hay rasgos que puedan identificar a los jugadores de superior rendimiento?", y por otro lado "al tratarse de un deporte en equipo ¿Los jugadores extrovertidos y no retraídos serán los de mayor rendimiento?"
Rasgos evaluados
De los rasgos que se evaluaron los pares que han sido tomados en cuenta para responder a las preguntas citadas fueron:
Para la primera pregunta
Apertura / Preservación: esta escala evalúa si los individuos son optimistas, pesimistas, si tienden a ver el lado bueno de las cosas, si enfrentan sin dificultades los altibajos que se les presentan, si se trastornan con facilidad por cualquier inconveniente que surge, si son seguros de sí y poseen confianza en sí mismos.
Reflexión / Afectividad: evalúa el modo de tomar decisiones, se juzgan los actos, si se hace analíticamente, de forma objetiva, subjetiva, con los sentimientos de por medio.
Discrepancia / Conformismo: Indica si un individuo es respetuoso de las autoridades, si acata las disposiciones sin problemas, o si se trata de alguien díscolo, rebelde, impulsivo.
Modificación / Acomodación: Esta escala evalúa el modo de comprometerse con las tareas que se realizan, de qué modo lo hace, si es alguien con iniciativa, con empeño, con perseverancia ó si se trata de un individuo pasivo, quedado, que deja que las cosas sucedan sin ser partícipe.
Estos rasgos fueron evaluados para ver si se repetía algún patrón de conducta en los jugadores, como podría ser el ser reflexivo, rebelde, pesimista, etc.
Para la segunda pregunta: en relación al grupo y como el deporte es en equipo se evaluaron los siguientes rasgos con el fin de ubicar si para obtener mejor rendimiento es importante llevarse bien con el grupo, ser extrovertido, etc.:
Retraimiento / Comunicatividad, Individualismo / Protección, Extraversión / Introversión: Estas escalas evalúan cómo es el individuo en su relación con los demás, si se siente bien en grupo, si se comunica sin dificultades, si posee habilidad para hacer amigos, si es simpático, callado, aburrido, etc.
Resultados de la evaluaciones en relación al segundo objetivo
De la evaluación de los primeros rasgos los resultados fueron muy diversos en los pares Discrepancia / Conformismo y Reflexión / Afectividad, dando cuenta de que no es característica que se repita el ser respetuoso o ser rebelde como tampoco un estilo de pensar y tomar decisiones reflexivo o subjetivo.
Dos rasgos que se repiten con frecuencia y se observan en casi toda la totalidad de la muestra son:
Modificación: dando cuenta de jugadores que no son indiferentes al momento de hacerse cargo de una tarea. No esperan que las cosas sucedan, sino se encarga ellos mismos activamente. Poseen iniciativa y ponen empeño en modificar su vida. No son personas despreocupadas por sus cosas y les gusta hacerse cargo de las tareas que emprenden.
Apertura: se puede pensar como característica de los jugadores que poseen mejor rendimiento también el ser optimista, no esperar siempre lo peor, poder disfrutar de los momentos que brinda la vida.
Por lo tanto podría pensarse que se repiten los rasgos de alguien con empeño en realizar tareas, que no es indiferente, que posee mucha iniciativa, que modifica su entorno sin esperar que los demás resuelvan las cosas por él.
Estos dos rasgos que se observaron en toda la muestra podrían dar cuenta de características de los jugadores de mejor rendimiento, y ambos se relacionan con la autoconfianza, ésta entendida como "la creencia de que se puede realizar satisfactoriamente una tarea"3
Si se duda, si se cree que las cosas saldrán mal, se espera pasivamente y no se hace nada para modificar el entorno seguramente se genera lo que se conoce como profecía autorrealizada, es decir ayudamos a que pase algo si lo esperamos.
Esta evaluación tendría como meta el sondeo de casos en los que no se hallan estos rasgos y poder trabajar con distintas técnicas como por ejemplo condicionamiento operante, modelado, práctica imaginaria, detención de pensamiento, sustitución de pensamientos negativos por positivos, autodiálogo, resolución de problemas y demás técnicas cognitivas, para poder modificar las falencias y trabajar sobre el segundo fin de la evaluación de personalidad, es decir buscar un buen rendimiento mejorando ciertos rasgos.
Williams sostiene que algunos autores piensan que "… los pensamientos inadecuados conducen a emociones negativas…, todo este proceso conlleva un bajo rendimiento…existe un modo de pensar distinto para los "vencedores". Los deportistas más destacados tienen confianza en sí mismos, lo cual es consecuencia de un pensamiento positivo y adecuado. Ante una competición o reto piensan "puedo hacerlo", no minimizan sus habilidades"4 ,
El mismo autor, dentro de las características psicológicas del alto rendimiento ubica una serie de condiciones mentales y físicas con las que los atletas describieron sus sensaciones al realizar algo que era extraordinariamente bueno. Entre tales sensaciones se encontraban "confiado y optimista una actitud positiva, sentimientos de autoconfianza y optimismo" 5
Se puede apreciar así una analogía con los rasgos hallados en los jugadores del seleccionado.
En relación al segundo grupo de los rasgos estimados, para evaluar las relaciones interpersonales y el rendimiento en un deporte en equipo, los resultados de los tres pares de rasgos: Retraimiento / Comunicatividad, Individualismo / Protección, Extraversión / Introversión manifiestan que no se repiten significativamente en los jugadores.
Varían mucho sus características ya que hay solitarios, callados, simpáticos extrovertidos, introvertidos, por lo tanto no se podría afirmar que debe existir una buena relación interpersonal y amistad para obtener buen rendimiento en un deporte en equipo. Ya hay investigaciones que diferencian la cohesión social (grado de atracción interpersonal entre los individuos de un grupo) y de tarea (cuando el grupo trabaja unido para alcanzar un objetivo en común) aclarando que para obtener buenos resultados no es necesario que el grupo se lleve bien.
"No siempre podemos atribuir el éxito a la cohesión de equipo, algunos equipos ganan a pesar de su evidente falta de cohesión" 6
Simplemente son éstas las primeras conclusiones a las que se ha podido arribar al iniciar este trabajo de investigación, dando lugar a una profundización más adelante para continuar despejando nuevas dudas.
Notas
1.    Wilkinson (1982), citado por Pino Ortega "Evolución de los instrumentos y métodos de observación en fútbol". http://www.efdeportes.com. Año 4 N° 17.
2.    Weinberg, R., Gould, D. (1996) Fundamentos de psicología del deporte y el ejercicio físico, Ariel, Barcelona, p. 40.
3.    Weinberg, R., Gould, D. (1996) Fundamentos de psicología del deporte y el ejercicio físico, Ariel, Barcelona, p. 345.
4.    Roales-Nieto, J. (1994) Psicología y Pedagogía de la Actividad Física y el Deporte, Siglo XXI, Madrid, p. 96.
5.    Williams, J; (1991) Psicología aplicada al deporte Ed Biblioteca Nueva, Madrid, p. 199.
6.    Weinberg, R., Gould, D. (1996) Fundamentos de psicología del deporte y el ejercicio físico, Ariel, Barcelona, p. 205

Bibliografía
•    MIPS-Inventario Millon de estilos de personalidad (1997) Paidós, Buenos Aires
•    Roales-Nieto, J. (1994) Psicología y Pedagogía de la Actividad Física y el Deporte, Siglo XXI, Madrid
•    Ucha, F. (1998) La valoración de la personalidad del deportista Escuela profesional de psicología, Universidad San Martín de Porres. Lima. Perú
•    Weinberg, R., Gould, D. (1996) Fundamentos de psicología del deporte y el ejercicio físico, Ariel, Barcelona
•    Pino Ortega, José (1999) Evolución de los instrumentos y métodos de observación en fútbol. http://www.efdeportes.com. Año 4 N° 17
•    Williams, J. (1991) Psicología aplicada al deporte Ed Biblioteca Nueva, Madrid.