Palabras claves: METODOLOGIA/FUERZA RAPIDA/ENTRENAMIENTO DEPORTIVOADOLESCENCIA/SALTOS

Título: Acciones metodológicas para perfeccionar el trabajo de la fuerza explosiva en la  etapa  especial en  el área de salto categoría 14-15 años  a nivel de base.

Autor: Lic. Sandra Urrutia  Quijano 

Fecha de publicación: 12 de septiembre de 2012 

Resumen:  

En  ocasiones  resulta  muy  complejo  identificar  qué  tipo  de  capacidad  física se manifiesta en  determinados movimientos que ocurren en ciertos deportes, lo que nos conduce a pensar que aun  esta temática de las clasificaciones de las capacidades físicas no está totalmente agotada.

Es muy importante al trabajar las capacidades del desarrollo físico en estas edades, (14-15 años) que caracterizan la adolescencia, en la que se producen  cambios sustanciales en el organismo. El período más intensivo de estos procesos tiene lugar entre los once y trece años de edad; precisamente durante el  crecimiento de todos los órganos, sistemas de órganos, músculos, huesos y articulaciones, por lo que una mala dosificación de las cargas con una aceleración precipitada,  provoca daños que serán irreparables para el futuro.

A pesar que durante la competencia, el atleta debe estar preparado para soportar cargas de gran intensidad; lo cual necesita un desarrollo de la fuerza general y especial, que le permita ejecutar la actividad con una alta capacidad, es nuestro deber ser capaces de tener varias opciones a tener en cuenta.

Texto completo

INTRODUCCIÓN

Es difícil encontrar un deporte  que  tenga una historia tan antigua y tan rica en acontecimiento como la del atletismo. Los saltos, las carreras y los lanzamientos son  parte de la actividad natural del hombre.

En el siguiente trabajo pondremos en consideración algunas características de atletas de la categoría 14-15 años con el siguiente título. Acciones metodológicas para perfeccionar el trabajo de la fuerza explosiva en la etapa especial en el área de salto categoría 14-15 años a nivel de base. La  capacidad  física  fuerza  es fundamental  para  alcanzar  altos  resultados  deportivos, en las edades temprana sin descartar las demás capacidades que en su conjunto inciden en lograr destacados lugares en competencia.

La fuerza muscular es una de las cualidades físicas más importante que necesita un deportista.  Ella  determina  en  grado  considerable  la  rapidez  de  los  movimientos, además es la base fundamental para el desarrollo de otras capacidades y por tal razón es importante desarrollar para alcanzar una  técnica,  táctica  perfeccionada  y maestría deportiva total.

Según Isaac Newton desde el punto de vista de la física, la fuerza es la influencia que al actuar  sobre un  objeto hace que este cambie su  estado de   movimiento expresándose como lo definiera Newton.

f=  máx.  –fuerza  es  igual  a  masa  por aceleración.

Otros especialistas entre los que se encuentran  Platonov y Bulatova la definen desde la perspectiva biológica, de la actividad física y el entrenamiento deportivo al coincidir en que la fuerza es la capacidad de vencer o contrarrestar una resistencia   durante la actividad muscular.

Esta capacidad  del ser humano viene dada como resultado de la contracción muscular.

A partir de  estas definiciones podemos plantear que la fuerza  desde el punto de vista de la física es  el producto de la masa por aceleración; expresado en la fórmula y las magnitudes, mientras en el sentido biológico y físico  es la capacidad de superar o contrarrestar una resistencia.

Según N.G. Ozolin. (1970). La fuerza muscular es una de las cualidades físicas más importante, ella determina en grado considerable la rapidez de los  movimientos y desempeña un gran papel en el trabajo cuando éste exige resistencia y agilidad

También R. Manno. (1994) plantea que la fuerza muscular es la capacidad motora del hombre que le permite vencer una resistencia u oponerse a ésta mediante una acción tensora de la musculatura.

El criterio de Alberto Collazo (2002), al expresar que ésta es  una  capacidad  condicional que posee el hombre en su sistema neuromuscular y que se expresa a través de las diferentes modalidades manifestadas en el deporte para resistir, halar, presionar y empujar una carga externa e interna de  forma satisfactoria.

Las direcciones de fuerza se desarrollan en diferentes regímenes de contracción muscular entre los que encontramos:

  • Contracciones isométricas.- el músculo no cambia su longitud.
  • Contracciones miométricas.- el músculo se acorta. (concéntrico).
  • Contracciones pliométricas.- el músculo sé elonga. (excéntrico o recesivo).

Los músculos durante su actividad contractil manifiestan una magnitud de fuerza estando la misma determinada por varios factores,  sobresaliendo los siguientes:

  1. Grado de excitación de los centros nerviosos que dirigen la contracción muscular.
  2. Los esfuerzos volitivos.
  3. Las características biomecánicas del movimiento.
  4. El estado del aparato apoyo-ligamentoso.
  5. Diámetro fisiológico de los músculos.
  6. Magnitud de la tensión de algunos músculos (coordinación intramuscular).
  7. Cantidad de las interacciones de los músculos en el trabajo (miofibrillas-coordinación intramuscular).
  8. La reactivación de los músculos, la fuerza con la cual el músculo responde al impulso nervioso que le llega.
  9. El quimismo del tejido muscular.

Durante el programa de entrenamiento deportivo se debe tener en cuenta diferentes factores que condicionan el desarrollo de la fuerza, entre los cuales se encuentran:

1-Factores endógenos:

  Condiciones biológicas del individuo.

  Relación entre movimiento y sistema muscular.

  Estructura de la fibra del músculo esquelético.

  Control de los impulsos nerviosos que activan la contracción muscular.

  Las fuentes energéticas y la regeneración.

  Comportamiento hormonal.

  Edad y sexo.

  Condiciones psicológicas del atleta.

  Motivación e interés del sujeto por la práctica de ejercicios de fuerza.

2- Factores exógenos.

   Alimentación.

   Régimen de vida.

   Tipo de entrenamiento.

   Condiciones materiales disponibles.

Naturalmente,  en  el  proceso  de  realización  de  ejercicios  de  fuerzas  todos  estos factores están íntimamente interrelacionados. Sin embargo, los métodos y medio para el  trabajo  de  esta  capacidad  pueden  seleccionarse  de  forma  que, al aplicar tales regímenes garanticen resultados satisfactorios de  entrenamiento  y preparación   para   las   competencia.

 

DESARROLLO

Con relación  a los saltos en atletismo para  mejorar  la  fuerza  explosiva  en la categoría 14-15 años  podemos empezar  por  decir que la fuerza explosiva  se diferencia de la fuerza rápida en el tiempo de duración de los estímulos,  mientras  la  fuerza  explosiva  tiene  un  carácter  volátil,  es  decir,  escasos segundos duran sus esfuerzos, la fuerza rápida puede llegar hasta los 10 segundos aproximadamente, y aunque se considera que ambas capacidades operan en el sistema anaerobio alactácido, su diferencia estriba en que la explosiva utiliza como substrato energético por excelencia el ATP muscular, su tiempo de trabajo no supera los 2 ó 3 segundos, mientras la fuerza rápida utiliza el ATP proveniente de la reacción del Creatin Fosfato.

La fuerza explosiva se diferencia también de la rápida en cuanto a la cantidad de repetición, la explosiva generalmente se caracteriza por 1 ó 2  repeticiones, mientras la rápida contiene mayores repeticiones. Ahora bien, si realizamos ejercicios de saltos de 8 ó 10 repeticiones continuas, no sería fuerza explosiva de piernas, sino fuerza rápida de piernas, lo que implica que el tiempo de duración del estímulo puede modificar tipo de capacidad que se desarrolla, más si el número de repeticiones de los saltos eleva en tiempo a los 10  segundos, entonces estaríamos en presencia de otra capacidad.

Esta cualidad física hace referencia a dos tipos de fuerza explosiva: fuerza explosiva tónica y fuerza explosiva balística. La primera hace referencia a fuerzas de desarrollo rápido contra resistencia relativamente altas, en las que el deportista genera tensiones que aparecen rápidamente y aumentan  gradualmente   hasta incluir el movimiento. La segunda se refiere a las  fuerzas de desarrollo rápido, en las que la resistencia a vencer es relativamente pequeña y el movimiento es de tipo balístico, es decir, después de desarrollada una tensión máxima (inferior a la producida en las acciones explosiva tónica),  la  tensión comienza a disminuir aunque la velocidad del movimiento siga aumentando lentamente.

La fuerza explosiva guarda una estrecha relación con el trabajo de pliometría. En este sentido la  podemos  definir  cuando  ocurre una contracción  excéntrica-  concéntrica varias veces en un período de tiempo lo más corto posible  venciendo un gradiente de fuerza  determinado ya sea el peso corporal o de un objeto en específico.  Al caracterizar  los  tipos  de  saltos  que  se  utiliza  para  la  evaluación  del  trabajo pliométrico  sugieren los siguientes:

1. Squat jump (salto desde la posición de cuclillas90 grados).

2. Drop  jump (salto a caída).

3. Saltos  con sobrecarga.

4. Hops  jump.

Algunos  estudiosos  consideran  que con  el  objetivo  de mejorar  la fuerza  explosiva, resulta interesante el aumento de la fuerza máxima, ya que esto está asociado con un aumento de la velocidad máxima del mismo movimiento, sin embargo se considera que tener  grandes  valores  de  fuerza  máxima  o  de  fuerza  dinámica  máxima  no  es  un requisito imprescindible para la obtención de buenos resultados en muchos deportes.

Consideramos que  tener un nivel óptimo de fuerza máxima y de fuerza velocidad máxima es fundamental para poder desarrollar elevados ingredientes de fuerza explosiva.

La fuerza explosiva puede entrenarse con cualquier carga siempre que la producción de fuerza por unidad de tiempo sea la máxima posible, es decir, la intención sea mover la carga con la mayor velocidad posible; pero, en cualquier caso, el efecto sobre la producción de fuerza será más acentuado en las condiciones de entrenamiento.

Entre las características básicas del entrenamiento para la mejora de la fuerza explosiva son las siguientes:

    Repeticiones por serie: de 1 a 6.

    Carácter  del  esfuerzo: desde  el  más  pequeño,  5-6  repeticiones  ante una resistencia mínima, hasta el más elevado, una repetición contra una resistencia insalvable (acción isométrica).

    Recuperación interseries: 3-5  minutos, la suficiente  para  alcanzar  la máxima producción de fuerza en la unidad de tiempo en cada serie.

    Velocidad de ejecución: la máxima posible ante cada resistencia.

    Frecuencia por semana: siempre que se utilicen ejercicios en donde la activación muscular se hace a la máxima velocidad de acortamiento muscular.

    Ejercicios: todos los ejercicios, aunque los de mayor aplicación al rendimiento son los  generalizados  y de máxima potencia, los de potencia media de gran velocidad y los movimientos específicos.

    Entre los 14 y 15 años se trabajan multisaltos y lanzamientos de objetos más pesados  que   en  la  etapa  anterior,  se  emplean  cargas  livianas


Características de las edades 14-15 años

Para trabajar satisfactoriamente con adolescentes es necesario conocer diferentes características.

Durante el  periodo de enseñanza en la escuela, el organismo del niño soportar cambios considerables. Pasando gradualmente del  periodo de Edad infantil a la adolescencia  en los niños de 14-15 años y  posteriormente a la edad   juvenil.

Edad Escolar  temprana desde los 7 a los 11 años.

Edad escolar  media 12 a los 15 años.

Mayor de  edad  escolar  desde  los  16 a los  19 años.

La edad escolar media que es la que vamos  a caracterizar  con  este  trabajo  coincide  con  el  período  de la adolescencia  el  cual  es el  período  de la fase  inicial  de  la madurez  sexual,  es decir  cuando  se  efectúa  la  formación  de las  particularidades  funcionales  y  morfológicas  del  organismo .  Al  establecer   los  límites  entre  los  períodos de edad debe tomarse en cuenta el carácter esquemáticos de las  particularidades señaladas  para  las  funciones  de  la edad,  esto  esta relacionado  con  el  hecho  de  que  en  ellos  existe  consideraciones  diferencias   individuales   con  las cuales  son  la  edad fisiológica   y  la  cronológica

Son  un  poco  complicada  la  naturaleza  fisiológica de  las  diversas  manifestaciones  de   rapidez, la  velocidad   del  desplazamiento  de  los  eslabones  del  cuerpo  de la  cantidad de  movimiento  reiterados  en  la  unidad  del  tempo  (ritmo) del  tiempo  del  período  latente  de  reacción  antes  diversas  señales  y  de la  velocidad  del  desplazamiento en el  espacio.

En  la  etapa  adolescente  tiene  gran  importancia  la   movilidad   de los  procesos  nerviosos ,  las  propiedades  contráctiles   así  como  la  fuerza  de  los músculos  y  la   coordinación en  los adolescentes  se ve bajo el  entrenamiento un  marcado   incremento   de  la  velocidad  los   periodos  latentes  de  los  diversos   grupos   musculares  se  acortan  al  llegar  de  los  13 a los  14 años de edad  y  luego  se  estabilizan.

Sin  embargo  el  ejercicio   físico  ejerce  una  influencia  considerable   sobre  las  características  elementales  de la  rapidez ,  evidentemente  el  factor  genético  desempeña  un  importante   papel  en  el  desarrollo  de  la  rapidez.

La  resistencia  a  los  esfuerzos  estáticos  se  puede  ver  un  incremento   considerable  de  los  13  a  los  14 años  de  edad   tiene  gran  importancia  la   resistencia  estática   de los  músculos  del  tronco,  cuales   sostienen  a  la  columna  vertebral   en  posición  correcta.

Las  niñas  superan   a los  varones  en   ciertas   etapas   de  11 a 13 años  las hembras  poseen  una  frecuencia   máxima  de   movimientos   ejecutados   por  señales  sonoras,  mas  que  los  varones,  las  particularidades  del   movimiento  femeninos  que  se  caracterizan  por  su   economía,  estética  y  expresividad  artística.

La  sangre  en  estas  edades  al  igual   que  los   órganos  hematopoyéticos, los ganglios  linfáticos se forman definitivamente al  llegar a los 12 años de esta  manera, al  comienzo del período de la edad escolar media, ya  funciona íntegramente todo el  sistema  de  órganos en los cuales se forman los elementos figurados de la sangre y que realicen   una función de  defensa  mediante  la  distribución  de microbios  (fagociticos) y de los  residuos de las células muertas.

En estas edades los leucocitosis piogénica se caracteriza por el alto grado de de  desintegración de los leucocitos en cargas pesadas y extensas. Un cuadro análogo se   observa en el desplazamiento de un número de eritrocitos.

La fuerza de los músculos aumenta con la edad se produce selectivamente en los niños de diferentes especialidades deportivas es mayor el crecimiento de la fuerza de los grupos musculares mas entrenados que desempeñan un papel singular importancia para el resultado deportivo.

El aumento de la masa muscular explica en parte el aumento de la fuerza. El desarrollo de la fuerza no solo depende de variaciones morfológicas, sino también del carácter del flujo de impulso procedentes desde los centros nervios y el aumento del número de unidades motoras que se contraen en los músculos que realizan unos u otros movimientos.

 

 

EDAD

CARÁCTERÍSTICAS

Edad del lactante (primer año de vida)

  • Aparición del primer diente de leche.
  • Aumento de la estatura en un 15%.
  • Aumento del peso en un 300%.
  • Subdesarrollo del aparato neuromuscular.

Edad del niño pequeño (del primer al tercer año de vida)

  • Tórax corpulento con piernas relativamente largas.
  • Cabeza grande con relación al tórax.
  • Gran necesidad de movimiento.
  • Formas de movimientos: reptar gatear, deslizarse.
  • Fijación de la coordinación motriz y dominio de las formas motrices básicas.

Edad preescolar(entre el quinto año de vida)

  • Crecimiento más pronunciado de las extremidades.
  • Prefilación del tórax.
  • Formación de las curvaturas de la columna vertebral.
  • Mejora de la relación entre las palancas de fuerza y carga
  • Dominio de las combinaciones de movimientos mas importante y las destrezas elementales.
  • Salida del primer diente de la dentadura definitiva.

Temprana y mediana Edad escolar(6 a 11 años)

  • Primer cambio de la complexión: pronunciado crecimiento longitudinal.
  • Disonancia entre tronco y extremidades.
  • Fase prepuberal: 9 a 10 años.
  • Inicio de la formación de las características sexuales secundarias.
  • Normalización de las proporciones corporales.
  • Estabilización de la coordinación motriz.

Edad de maduración (11 a18 años)

  • Primera fase puberal.
  • Inicio: 11 a 13 años.
  • Segundo cambio de la complexión: incremento del crecimiento longitudinal desproporcionalidad entre extremidades y tronco, perturbaciones, coordinativas.
  • Segundo cambio de la puberal. Inicio 12 a 14 años.
  • Armonización de las proporciones corporales.
  • Armonización en las secuencia de movimientos.
  • Terminación de las diferencias específicas entre los sexos.

 


 


 

 


  1.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


CONCLUSIONES 
  1. - En esta investigación  vamos a tratar de dar solución al problema y a partir de una selección de ejercicios para la etapa especial con la finalidad de mejorar la fuerza explosiva en escolares de la categoría 14-15 años en el nivel de base.
  2. Las acciones  que vamos a proponer  para el desarrollo de la fuerza explosiva contemplaran un basamento metodológico consultado por los criterios de especialistas  y la literatura revisada que lo fundamenten.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Collazo,  Adalberto  (2002).  Teoría  y  Metodología  del  entrenamiento  deportivo Pág.434 En  (CD-ROM.) De la universalización de la cultura física. Materiales bibliográficos. La habana, ISCF Manuel Fajardo.
  2. Cullel  Estévez,  Migdalia.  Mendoza  Arroyo,  Margarita.  Terry  González,  Cecilia.
  3. Editorial  deportes  (2006)  la investigación  científica  en  la  actividad  Física.  Su metodología.
  4. Erwin Hahn (1988).  Teoría y Metodología del entrenamiento deportivo Pág.433 En (CD-ROM.)  De  la universalización de la cultura física. Materiales bibliográficos. La habana, ISCF Manuel Fajardo.
  5. Efectos  específicos  del entrenamiento de la fuerza. En Espejo C.R, Distribución somática de la fuerza máxima, ciudad de la habana. 1999. pág.16.
  6. Edades para el desarrollo de los tipos de fuerza (Volkov y Filin, 1989). EL Gardo bloque 3 pág. 4 y. En (CD –ROOM).
  7. Factores que determinan el nivel de la fuerza.   Teoría y práctica de la gimnasia Pág.116  -117   En  (CD-ROM.)  De  la  universalización  de  la  cultura  física. Materiales bibliográficos. La habana, ISCF Manuel Fajardo.
  8. Forteza de la  Rosa A.  Direcciones  del Entrenamiento  Deportivo. Metodología de la Preparación  del Deportista. La   Habana: Ed. Científico-Técnica. 1999. La Habana: Ed. Científico-Técnica. 1999.
  9. Fuerza explosiva en deportes. Disponible en:  http://www,entrenamiento.org article
  10. Manno, R. (1994).  Teoría y  Metodología  del  entrenamiento  deportivo  En  (CD - ROM.) De la  universalización de la cultura física. Materiales  bibliográficos. La habana, ISCF Manuel Fajardo. Pág.43.