Palabras claves: COMUNICACIÓN/PEDAGOGIA/ENSEÑANZA

Título: La Comunicación Oral Pedagógica en los promotores deportivos comunitarios.

Autor(as): DraC. Elsa Sivila Jiménez. Profesora Titular

                  M.Sc. Nancy Cuesta Tejeda. Profesora Asistente.

                  M.Sc. Nelly Fernández Leiva.

Fecha de publicación: 19 de enero del 2012 

Resumen:  

El trabajo aborda la importancia de la Comunicación Oral Pedagógica en el proceso de enseñanza – aprendizaje que desarrolla el promotor deportivo, como rasgos distintivos se destacan los componentes lingüístico,   estratégico o referencial, socio cultural y el  discursivo, así como las características básicas que incidirán en el logro de  un proceso pedagógico de calidad.

Texto completo

INTRODUCCIÓN 

La comunicación como función primaria del lenguaje es una condición necesaria e indispensable para la existencia del hombre, es de gran importancia para cualquier actividad humana por la necesidad objetiva de asociación y de cooperación mutua, así ha sido reiterado por diferentes autores de diversas disciplinas, tal es el caso de C. Marx y F. Engels en el campo de la Filosofía, por su parte desde el punto de vista psicológico  G. Predvechni y. Sherkovin (118,150) plantean.”...es la forma que tienen las personas de interrelacionarse en el proceso de su actividad”.   H. Hiebsch y M. Vorwerg (1987) afirman que la comunicación es una relación específica en la cual  sus elementos  se influyen mutuamente por medio de signos o sistema de signos, en el sentido de que cada uno de ellos (emisor) cambia o es capaz de cambiar el estado del otro (receptor), por lo que la misma se concreta en sistemas sociales y tiene una forma específica y un contenido propio.

Por su forma está constituida por las relaciones interpersonales; en el contenido se expresa la información racional y emocional manifestada en las diferentes ideas que se trasmiten de un individuo a otro, llevada a cabo a través de los diferentes elementos que conforman la estructura de este proceso: la fuente, el destino, el mensaje, canales y retroalimentación, cada uno de los cuales realiza la función que le corresponde, lo que no niega que estos  componentes de la estructura del proceso comunicativo se manifiesten como una unidad.

En este proceso comunicativo es necesario analizar el carácter activo entre los sujetos que en el mismo intervienen, en el que se produce un constante intercambio de información, lo que sugiere la necesidad de que ésta no sólo sea recibida,  sino además entendida, comprendida;  es por lo  que en cada proceso comunicativo se da una unidad entre actividad, comunicación y conocimiento,  lo que indica la necesidad de tener en cuenta los objetivos, motivos y actividades de los participantes en dicha comunicación.

La comunicación  adquiere características peculiares en correspondencia con la actividad que se desarrolle, lo que indica que en el proceso de enseñanza aprendizaje, esté orientada a influir en las conductas de los participantes con la utilización de métodos y procedimientos que incidan positivamente en la adquisición de aprendizaje, su principal manifestación se da en el plano oral, objetivo que podrá lograrse si se hace un adecuado uso de la comunicación oral pedagógica, presente en las actividades que desarrollan los promotores deportivos  en las diferentes comunidades en que interactúan, este trabajo tiene como objetivo: Valorar la importancia de la comunicación oral pedagógica en la labor del promotor deportivo.

 

DESARROLLO

El hombre como personalidad se forma y desarrolla a través de la actividad y la comunicación, pues al producirse la relación sujeto-sujeto se logra entre ellos el intercambio que posibilita la construcción del conocimiento, en  el proceso de enseñanza – aprendizaje se manifiesta la Comunicación Oral Pedagógica.

La labor del promotor deportivo es por excelencia un proceso pedagógico que  requiere  de esta  comunicación  para hacer llegar a los participantes los objetivos y fines que se persiguen en la práctica  del ejercicio físico, la  utilización de la palabra, tiene como tarea fundamental crear en los participantes una representación motora correcta, clara y precisa, ayudar a dominar el movimiento.

Durante el proceso del ejercicio físico, la explicación y la demostración son habilidades que el promotor debe tener muy en cuenta y necesariamente su puesta en práctica podrá lograrla haciendo uso de la comunicación oral impregnando los requerimientos propios de este proceso, así podrá  hacer comprender  al beneficiario la técnica de cada uno de los ejercicios y la táctica  a seguir.

Esta comunicación adquiere características muy especiales si la comparamos con  la comunicación que transcurre en el proceso de enseñanza-aprendizaje de otras disciplinas,  pues  como rasgo distintivo el ejercicio se desarrolla en áreas deportivas o espacios que en su mayoría reciben otras influencias externas: ruidos, expuestas al aire libre, cerca de la práctica de otro deporte, entre otras, lo que indica que el proceso de concentración que debe existir es superior, en relación a los que se enfrentan a otro tipo de actividad.

Esta comunicación se distingue por requerir de mayor fluidez, claridad, precisión,  motivación,  con un alto grado de precisión en lo que se desea obtener, de manera que los influjos externos se atenúen y el beneficiario centre su atención en lo que se orienta, en esto desempeña un importante papel  la preparación psicológica y pedagógica  del promotor, así como el vínculo afectivo que  se  haya logrado entre ambos, lo que influirá en la  adecuada comprensión e interacción en la actividad que se desarrolla, sin descuidar las particularidades psicológicas propias de quienes se insertan en la  actividad y los diferentes  momentos por los que transcurre el proceso pedagógico.

En el constante intercambio entre  promotores y beneficiarios se concreta la materia de enseñanza, el contenido, las acciones y operaciones que se desarrollan para dar solución a las diferentes tareas, las que requieren de la orientación y demostración y para esto es necesario  hacer uso de  la  información verbal, la  cual  no se produce de manera fortuita sino a partir de un determinado orden, de una determinada sistematicidad, con la utilización de métodos propios del proceso de enseñanza - aprendizaje, para así lograr la construcción de los conocimientos deseados.

En investigaciones realizadas por Sivila, Elsa se plantean diferentes componentes  a tener en cuenta en el desarrollo de la comunicación Oral Pedagógica, la misma coincide con criterios dados  por Dell Hymes (1971) al referir:

  1. Un  componente lingüístico que refiere el   conocimiento de aplicación de los modelos fónicos, léxicos, gramaticales y textuales del sistema de la lengua.
  2. Un componente estratégico o referencial que alude al conocimiento de los campos de la experiencia y de los objetos del mundo, así como de sus relaciones, lo que posibilita la aplicación de determinadas estrategias para que un hablante inicie, mantenga, repare, redirija y termine la comunicación.
  3. Un componente socio cultural que se refiere al conocimiento y aplicación de las reglas sociales y de las normas de interacción entre los individuos y las instituciones, al conocimiento de la historia cultural y de las reglas de relaciones entre los sujetos sociales.
  4. Un componente discursivo que se refiere al conocimiento y aplicación de los distintos tipos de discursos y de la organización en función de la situación comunicativa en que son producidas e interpretadas.

Por otro lado Canalé y Swen (1980), plantean como dimensiones comunicativas: la gramatical, sociolingüística, la del discurso y la estratégica. La competencia gramatical es el dominio de la capacidad sintáctica y léxica, competencia estructural, corrección gramatical. La sociolingüística, está determinada por el contexto social en que se desarrolla la comunicación, que incluye las relaciones entre los participantes, la información que se intercambia y el propósito de la interacción comunicativa, la propiedad en el idioma. La del discurso; alude a la interpretación de los elementos según su interdependencia y su relación con la totalidad del discurso o texto, enlace de elementos para expresar ideas y la estratégica se entiende por las estrategias empleadas por los participantes en una comunicación para iniciar, terminar, mantener, reorientar la comunicación.

Desde el punto de vista propiamente lingüístico hay que atender la correcta pronunciación, la estructuración sintáctica de los enunciados, la selección léxica, o sea, la palabra apropiada para cada contexto.

En este trabajo se han tenido en cuenta como elementos fundamentales  la dicción, la coherencia, la fluidez, el uso del vocabulario y la comprensión, pues son los que con mayor incidencia  se manifiestan en el uso ejemplar de la lengua en el proceso de las clases dirigidas a la actividad física comunitaria.

Dicción: Adecuada pronunciación y articulación de los sonidos. Ello contribuye a darle claridad a la expresión del que habla y el que escucha pueda distinguir cuáles unidades de la lengua ha utilizado el emisor para poder decodificar o comprender.

Coherencia: Es la propiedad semántica, es decir el contenido del lenguaje y por esa razón se vincula directamente al pensamiento: la coherencia expresa la lógica o el orden adecuado que exige cada sistema al elaborar el enunciado. Tiene que ver con la organización de las ideas, del pensamiento formalizado a través del lenguaje.

Fluidez: Es una cualidad de la expresión que depende de la habilidades comunicativas del hablante para utilizar adecuadamente todas las unidades de la lengua. Con la fluidez se logra una expresión dinámica, acabada, significativa y expresiva, determinantes en una buena comunicación.

El vocabulario: Es básico para el desarrollo de la comunicación por cuanto contiene toda la realidad denominada y significada en la lengua. Para una efectiva comunicación se requiere la utilización de un vocabulario preciso y adecuado a cada situación comunicativa.

Comprensión: Esta es un componente del proceso comunicativo. Depende de la adecuada relación entre el R. (receptor) y el E. (emisor). Ambos deben utilizar el mismo código, de manera que el proceso de codificación-codificación pueda efectuarse sin barreras.

En la comprensión las informaciones recibidas se combinan con el conocimiento ya existente en el receptor: tómese en cuenta que todo lo transmitido en el proceso de la comunicación  es significativo, es decir, las informaciones, experiencias, sentimientos, estado de ánimo, razonamiento, entre otros, que se intercambian emisor y receptor.

Si el promotor  presenta limitaciones en el uso adecuado de la lengua, se afecta  el desarrollo eficiente del proceso pedagógico y en mucho de los casos el mensaje que se desea hacer llegar pierde su esencia, al no poder explicar, exponer sus ideas con la claridad necesaria.

La expresión oral, por lo general, es dinámica, expresiva e innovadora. Cobra en ella gran importancia el acento, el tono y la intensidad dados a cada palabra o frase, porque atraen o refuerzan la atención del oyente. La modulación de la voz, los gestos, los movimientos de nuestro rostro y cuerpo, etc., ayudan a comprender el verdadero significado del discurso; también influyen la intención y el estado de ánimo de quien habla.

En la expresión oral se reflejan las variedades lingüísticas geográficas, sociales y de estilo, que ponen de manifiesto la procedencia y la cultura de quien se está expresando, aspectos a tener en cuenta   por el promotor durante el desarrollo de sus actividades.

De lo anteriormente planteado cabe destacar que las mismas forman parte de la eficacia comunicativa en el promotor deportivo comunicador, que además debe cumplimentar  ccaracterísticas básicas en aras de lograr un proceso pedagógico de calidad, entre ellas se distinguen:

Sensibilidad:

La primera condición para un promotor deportivo exitoso está referida a la calidad humana, a su sensibilidad, que los sentimientos se equilibren con la razón. Si el beneficiario está frente a un promotor sensible y honrado, capaz de ofrecer sus sentimientos humanos y calor de gente, estará dispuesto a ser recíproco y se entregará abiertamente hacia una mayor comprensión.

  1. 1. Sentido Común:

La inteligencia y sentido común van parejos en el promotor deportivo, ambos existen, normalmente se dispone de una gran capacidad de comprensión que dotan al promotor de agilidad y rapidez requerida para percibir compatiblemente con el estudiante y para establecer las relaciones de afinidad necesaria entre los seres humanos. El sentido común debe traducirse también en habilidad para desarrollar el pensamiento en una perspectiva favorable al sistema que representa.

Creatividad:

Cuando el promotor habla con el beneficiario durante los adiestramientos, debe ser lo suficientemente certero en la impartición de los objetivos, de manera que genere en el beneficiario iniciativa y análisis.

Laxitud:

Se refiere a la seguridad y serenidad con que el promotor debe actuar, sólo así podrá canalizar en forma justa las informaciones con su interlocutor. La laxitud implica una salud mental que garantice un ser humano con un nivel óptimo de sobretensión, así obtiene un mejor entendimiento de las conductas individuales de los demás y facilita la consecución de las soluciones a los problemas.

Moral y Ética:

La condición del promotor deportivo lo obliga a ser respetuoso de los valores del estudiante (valores individuales). Pero además predicar sobre el ejemplo, solo así podrá inspirar confianza en los demás. La moral y la ética del promotor constituyen una especie de fuerza seductora.

Ser buen comunicador permite estar bien capacitado para enseñar lo que se sabe, organizar programas, motivar a los beneficiarios y proporcionar un clima agradable de compañerismo, establece y mantiene relaciones amistosas entre promotores y beneficiarios, caracterizado por un sentido mutuo de respeto y confianza.

 

CONCLUSIÓN

Para aprender es indispensable que haya un clima y un ambiente adecuados, constituidos por un marco de relaciones en el que predominen la aceptación, la confianza, el respeto mutuo y la sinceridad. El aprendizaje se potencia cuando convergen las condiciones que estimulan el trabajo y el esfuerzo. Hay que crear un entorno seguro y ordenado que ofrezca a todos los beneficiarios la oportunidad de participar, en un clima con multiplicidad  de interacciones que fomenten la cooperación y la cohesión del grupo, batalla que se logra en y a través de la Comunicación Oral Pedagógica.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Andreieva, G .M. Las leyes de la comunicación y de la interacción entre Personas, pág. 69-139.-En Psicología social marxista.- Moscú Ed. Progreso. 1984.
  2. Bernal Leòngomez, Jaime. Antología de Lingüística Textual. Bogotá, 1986.
  3. Colectivo de autores. Español Comunicativo en la cultura física. Holguín. Ed. Deportes, 2004.e
  4. De  Acosta, A. y Serna. I. Actividades para adquirir una competencia
  5. Comunicativa y estrategia de aprendizaje. Revista Aula No 33.
  6. Engels, Federico. El papel del trabajo en la transformación del mono en Hombre. Moscú. Ed. Progreso 1975.
  7. Galindo. A. Trasmisión verbal y comunicación: bases para una evaluación Positiva de los errores del aprendizaje. Pág. 123 – 132. Revista Educar España. 1991.
  8. Rosales López, Carlos. Metodología de  Investigación de la Comunicación Oral. En lenguaje y texto. Pág. 58 – 67.-No 2. – Universidad de la Coruña. España, 1991.
  9. Sivila Jiménez, Elsa.  Metodología para el desarrollo de la comunicación Oral Pedagógica en los futuros egresados de la Facultad de Cultura Física de Holguín. Tesis en opción al título de máster en ciencias de la Educación Superior .1992.
  10. Predvechni, G.A. Psicología Social / G.P. Predvechni, Yu. A, Skerkovi – Ciudad de La Habana. Ed.: Libros para la Educación. 1984.