Palabras claves: JUDO/RENDIMIENTO DEPORTIVO/CAPADIDADES MOTRICES

Título: Caracterización del Judo como actividad deportiva.

Autor(es): Lic. Leonardo Amable Forcade (6TO DAN).

                   Lic. Lázaro  Cabrera Zamora. (1er Dan)

Fecha de publicación: 3 de noviembre del 2011 

Resumen:  

En el presente trabajo se abordan aspectos referentes a las características del Judo como actividad deportiva. Aparece un análisis de los diferentes componentes de la preparación del judoka y la relación que debe existir entre los mismos para lograr el desarrollo multifacético y armónico de todas las capacidades motrices, especialmente  la fuerza explosiva, flexibilidad y resistencia a la fuerza explosiva.

Texto completo

INTRODUCCIÓN 

El judo en su acepción  más generalizada se define como  el medio más eficaz de utilizar la energía tanto física como mental. Es conocido que el deporte influye notablemente en las diversas estructuras y funciones del organismo humano, así como en el desarrollo de cualidades positivas de la personalidad del individuo.

En este deporte, donde se ponen de manifiesto complejos movimientos corporales, es necesario la eficiencia en el desarrollo de las capacidades condicionales y coordinativas.

Varios autores hacen referencia comúnmente a algunas evoluciones específicas denominadas elementos básicos, pues por sus características son fundamentales para el desarrollo de este deporte y como tales merecen en el proceso formativo del atleta una particular atención y comprensión.

La interpretación de esta arte marcial como recurso hacia la superación del ser biológico y social acrecienta el interés hacia la disciplina y moldea la mente del judoka.

Analizando estos criterios sobre la enseñanza del judo, los definen como: saludos, postura, desplazamientos, agarres, desequilibrios, momento y caída. Debe señalarse la complejidad y características que presenta este deporte en cuanto a objetivos y tareas específicas que se deben ir incrementando a medida que los atletas transitan de una edad a  otra.

Los elementos básicos por sus características son fundamentales para el desarrollo del judoka y como tales merecen, en el proceso formativo del atleta, una particular atención y comprensión.

En el Judo la lucha se realiza en posición de pie y puede continuar en el suelo. La ejecutoria competitiva puede ser interpretada como, arriba y abajo. (Tashi – Waza) y (Ne – Waza).

Las técnicas del judo arriba (tashi-waza), abarcan: los elementos básicos y las proyecciones. Acerca de los elementos básicos la didáctica enfatiza en su importancia  como soportes de las proyecciones y también de todo el campo táctico;  como parte de la técnica conforman un sistema.

El tashi waza  se clasifica en técnicas defensivas y ofensivas.

Defensivas – Esquives, afrontamiento y contraataques.

Ofensivas – Ataques directos y combinaciones.

Las técnicas del judo abajo comprenden elementos básicos y formas específicas, en cuanto a estas ultimas  tenemos: inmovilizaciones, luxaciones de brazo, estrangulamientos y sus elementos básicos son: control, flotación, separación,  obstaculización y giros.

La preparación técnico táctica constituye una unidad indisoluble. Las habilidades técnicas son la base para las acciones tácticas y se deben desarrollar teniendo en cuenta su aplicabilidad en determinadas situaciones, ya que en la fase de aprendizaje de la técnica, el deportista debe adquirir conciencia de esta relación.

La técnica deportiva es considerada como el modelo ideal de movimiento que garantiza la máxima eficiencia en una acción determinada, según Guevara Tan Luís, (6,30) ¨…es un sistema de movimientos simultáneos y sucesivos orientado hacia la organización racional de interacciones de fuerzas internas y externas que influyen en el atleta con el objetivo de aprovechar total y efectivamente estas fuerzas para alcanzar altos resultados en el deporte…¨,

El perfeccionamiento de la técnica deportiva significa el desarrollo consiente de las capacidades de movimientos deportivos, así como la precisión y consolidación de acciones de los mismos.

Durante la preparación del deportista debe establecerse una relación adecuada entre los distintos componentes que la integran; teniendo una importancia definitoria la relación entre las preparaciones física general,  física especial y técnico-táctica.

 

Desarrollo

CARACTERIZACIÓN DEL JUDO COMO ACTIVIDAD DEPORTIVA 

La caracterización de cada  deporte es fundamental dentro del entrenamiento deportivo, si no se caracterizan las prácticas deportivas no se puede tener una visión real de lo que se pretende lograr acorde  a los objetivos planteados en la planificación inicial. En este orden, se presenta una breve caracterización del judo como actividad deportiva:

Jigoro Kano (1860 - 1938) Maestro de artes marciales japonés  fue el fundador del judo, (se traduce como “camino a la suavidad, dedicó toda su vida al desarrollo y promoción de dicha arte marcial devenido deporte. La enseñanza y práctica del judo se basan en  principios básicos, los mismos pueden utilizarse en la relación con las demás personas en nuestra vida y constituyen una guía para la educación de niños y jóvenes. Dichos principios son:

  • Máxima eficiencia.
  • Beneficio mutuo y bienestar.

El judo es introducido en Cuba por Andrés Kolechkine, su objetivo fundamental consiste en  someter al contrario mediante la aplicación de una serie de acciones técnicas realizadas desde la posición de pie (tashi waza) o al suelo (ne waza), con el objetivo de proyectar, inmovilizar al adversario o hacer que se rinda este.

Las competencias se organizan por las siguientes  categorías de edad:

  • Infantiles: de 6 a 12 años
  • Escolares: de 13 a 16 años
  • Juveniles: de17 a 19 años
  • Mayores: de 20 a 35 años
  • Máster: de 35 en adelante

 

Tiempo de combate

El tiempo de combate en el judo, en la categorías 15 y 16 años  es de 5 minutos(sexo masculino), y  de 4 minutos(sexo femenino), que se fraccionan en determinados intervalos a criterio de los árbitros, en base a las acciones ocurridas durante el combate, este puede ser detenido por:

  • Lesiones
  • No combatividad de uno o de los dos adversarios
  • Sanciones en base al reglamento.

Un combate puede ser finalizado si:

Uno de los adversarios demuestra súbitamente la superioridad técnica (IPPON)

  • Uno de los adversario se rinde producto de una acción técnica
  • Uno de los adversarios es sometido mediante una acción técnica
  • Existe una sanción por penalización que logra que se descalifique a uno de los oponentes
  • Finalización del tiempo estipulado.

Si existe, al terminar el tiempo de 5 minutos de combate real, un empate en el marcador, se continuara con la regla de punto de oro, que quiere decir que el primero que marque alguna ventaja, será el ganador.

Este deporte requiere de un desarrollo multifacético y armónico de todas las capacidades motrices, especialmente  importante son la fuerza explosiva, flexibilidad y resistencia a la fuerza explosiva.

La ejecución de las técnicas de judo se realiza mediante la aplicación de un sistema de fuerzas donde intervienen tanto las ejecutadas por uno u otro contendiente. Un principio básico a seguir para lograr el éxito en este deporte es utilizar la fuerza del contrario en su propio beneficio (si el oponente empuja, entonces debemos halar, si este hala, entonces debemos empujar).

  • La preparación de fuerza es primordial en el entrenamiento y es la capacidad rectora de la planificación deportiva.
  • El desarrollo de esta capacidad es esencial para cumplir el objetivo de someter al adversario.
  • Nunca debe de verse el combate de judo como el enfrentamiento entre judokas débiles contra fuertes, tratando de hacer prevalecer el aspecto técnico o táctico, sino, como el enfrentamiento entre dos judokas de similar nivel de fuerza donde gana aquel que posea un mayor desarrollo de sus habilidades técnico-tácticas.

Jigoro Kano afirmó, (7,20) "El judoka está regido por dos grandes principios: la ley del equilibrio, y la no resistencia...". Por tal motivo, todo judoka debe lograr el dominio del equilibrio del cuerpo y aprovechar el desequilibrio del contrario, lo que se logra con perseverancia y espíritu de superación. En este deporte el objetivo es lograr que la fuerza del oponente se proyecte en la dirección que se desea, a fin de que al oponerle momentáneamente una resistencia y quitársela a continuación, se vea arrastrado por su propio impulso.

En el proceso de entrenamiento del judo se alternan tres períodos: preparatorio, competitivo y de tránsito. Estos períodos representan las etapas responsables de la adquisición y pérdida de la forma deportiva del judoka.

El período de preparación es la fase de organización fundamental al inicio de un macro ciclo. Este período se subdivide en dos grandes etapas: general y especial.

La orientación principal del entrenamiento en la etapa general consiste en elevar el nivel de las posibilidades funcionales del organismo a través del desarrollo de las cualidades motrices y la mejora de las habilidades técnico-tácticas y hábitos motores.

La preparación física general en la etapa especial disminuye su proporción, en cambio, aumenta la de la preparación física especial (hasta 60%-70% de todo el tiempo asignado para el entrenamiento).

El contenido del entrenamiento de fuerza se desarrolla y amplía con un trabajo más intensivo y específico encaminado a transferir los valores logrados en la etapa anterior a los gestos deportivos específicos del deporte. Las proporciones concretas dependerán esencialmente del nivel de preparación previa del judoka, de su especialización, de su edad, etc.

El judo requiere un tipo de trabajo de fuerza y velocidad. Las acciones técnico-tácticas exigen una elevada manifestación de fuerza y a la vez gran velocidad de los movimientos: una fuerza explosiva. Por esta razón, la preparación física especial del judoka tiene una relación directa con la preparación técnica y táctica. Además, la ejecución de los ejercicios de fuerza no presupone siempre un desarrollo máximo de todas las aptitudes de fuerza del judoka.

En principio, tanto en la preparación especial, como en la preparación general, el desarrollo de las aptitudes de fuerza se asegura en la medida que ello contribuye al perfeccionamiento del judo. Un trabajo de fuerza no debe impedir la progresión técnico-táctica del judoka, ni obstaculizar el desarrollo y perfeccionamiento de otras cualidades como la resistencia o la flexibilidad.

Direcciones Condicionantes del Rendimiento en el judo.

Estas constituyen la base del entrenamiento en el periodo preparatorio, son muy importantes pues condicionan las capacidades físicas generales y su correcto desarrollo permitirá una mejor asimilación de la carga en el periodo competitivo.

Entre estas tenemos:

Tachi Waza:

Ne Waza

  • Resistencia  a la fuerza
  • Fuerza rápida
  • Flexibilidad
  • Resistencia aeróbica
  • Resistencia anaeróbica aláctica
  • Técnica
  • Fuerza máxima
  • Flexibilidad
  • Acrobacia
  • Agilidad
  • Resistencia aerobia
  • Táctica

Direcciones Determinantes del Rendimiento

Estas constituyen el 100% del rendimiento deportivo, son eje fundamental del entrenamiento en el periodo competitivo y su desarrollo permitirá alcanzar una forma óptima para encarar la competencia.

Entre estas tenemos:

Tachi Waza:

Ne Waza:

  •  Fuerza Explosiva-Máxima
  • Resistencia anaerobia láctica
  • Flexibilidad
  • Agilidad
  • Táctica

 

  • Resistencia  a la Fuerza
  • Flexibilidad
  • Técnica

Componentes de la preparación del deportista. El entrenamiento deportivo de manera global lo integran diferentes tipos de preparaciones, que aunque relativamente independiente, se relacionan entre sí. Existen 5 tipos fundamentales de preparación  deportiva:

1. Preparación Física. Esta se divide en:

  • Preparación Física General.
  • Preparación Física Especial.

En la actualidad  se valoran   varios elementos  para considerar que  un ejercicio se considera que es  de preparación especial, dentro de estos están: el tipo de contracción muscular  durante la ejecución del ejercicio, semejanza con el ejercicio de competencia y el mecanismo de producción de  energía que sustenta la ejecución del mismo.

2. Preparación Técnica.

3. Preparación Táctica.

4. Preparación Teórica.

5. Preparación Psicológica.

La Preparación Física se subdivide en general y especial y crea las bases para el desarrollo posterior de las diferentes preparaciones; La preparación Técnica, relacionada con la formación de habilidades y hábitos deportivos: La preparación Táctica, implicada en las vías y procedimientos para aplicar la Técnica deportiva y estrechamente ligada a la maestría deportiva; la Preparación Teórica, responsable de todo el conocimiento conceptual-teórico referente a los fundamentos de la ejecución de los modelos técnicos, el contenido en el entrenamiento deportivo, en el deporte seleccionado, reglamento  y arbitraje etc.; y por último y no menos importante la Preparación Psicológica que se relaciona con los procesos de predisposición para la práctica y rendimiento deportivo, percepción, aspectos  emocionales, sentimentales y la formación de hábitos de conducta.

Por este motivo la Preparación del deportista al decir de Forteza, A (4,52). Se define "…como el conjunto de medios, métodos y condiciones que aseguran el logro y la elevación de la predisposición deportiva para la obtención de un óptimo rendimiento deportivo... "

Preparación técnico-táctica

Esta dirección es fundamental en deportes de conjunto y de combate, los entrenamientos persiguen perfeccionar al máximo las acciones de competencia. Generalmente se acumula mucho ácido láctico por lo que se debe adaptar al atleta, durante la etapa de preparación especial, a entrenar de forma similar a como competirá.

La preparación técnica es la base de la preparación táctica y debe desarrollarse teniendo en cuenta la especificidad del judo respecto a otros deportes de combate. Los indicadores del nivel de preparación técnico-táctica desde un punto de vista cuantitativo son: el volumen, la variedad, la racionalidad de las acciones; y desde un punto de vista cualitativo: la efectividad y el dominio de la ejecución:

A) El volumen está determinado por el número de acciones técnico-tácticas, que sabe ejecutar el judoka.

B) La variedad se caracteriza por la diversidad de acciones técnico-tácticas, que domina el judoka.

El volumen y la variedad son importantes indicadores del nivel de preparación

técnico-táctica (maestría deportiva).

C) La racionalidad está determinada por la posibilidad de lograr un alto grado de perfeccionamiento en la ejecución de la acción deportiva y depende de la

variedad de la acción técnico-táctica utilizada.

Para evaluar el nivel de preparación técnico-táctica es importante tener en cuenta el aspecto cualitativo del dominio de la acción deportiva: la efectividad y el dominio de la ejecución.

D) La efectividad es la característica del dominio de la acción técnico-táctica, que se acerca la variante más racional.

E) El dominio de la acción técnico-táctica es una característica relativamente autónoma del nivel de preparación técnico-táctica, que no depende de la efectividad, sino de la estabilidad y la invariabilidad de estas acciones y de la automaticidad de los elementos técnico-tácticos.

a) Estabilidad: menor dispersión o desviación de la ejecución respecto al modelo estándar de referencia.

b) Invariabilidad: cuanto menor es la disminución de la efectividad, mayor es la invariabilidad de la acción técnico-táctica.

c) Automaticidad: posibilidad de ejecutar los distintos elementos técnico-tácticos sin fijar especialmente la atención en el proceso de ejecución, que son la base de la estructura de la acción técnico-táctica para su correcta aplicación.

La solución de la problemática que se presenta en el proceso de entrenamiento que corresponde a la realidad competitiva actual es el caso que esta realidad a cambiado mucho en los últimos años basándose fundamentalmente en el incremento considerable de competencias, y lo fundamental el también considerable aumento de las condiciones de los atletas debido a las exigencias de cada competición.

El judoka es un deportista que debe desarrollar una preparación general que incremente la flexibilidad, rapidez,  fuerza y resistencia, pero con la particularidad de transferir estos esfuerzos a lo que verdaderamente tiene que hacer como atleta: halar, atraer, proyectar, sostener una figura en el Ne Waza o con los esfuerzos isométricos aplicados en los controles.

Todos estos aspectos hacen muy necesario que el judoka tenga dominio de su propio cuerpo, cuestión que se desarrolla con la preparación física general y especial, así como el manejo de algunos aspectos de la acrobacia, de manera que tenga suficiente preparación para hacer tracciones, paradas de mano, etc., o sea que pueda dominar el peso de su cuerpo.

El trabajo con pesas debe tener como objetivo general el desarrollo de la fuerza con los ejercicios básicos y complementarios pero que al finalizar esta, el judoka debe terminar realizando los esfuerzos invertidos; o sea, cuando se tenga un desarrollo aceptable del empuje, comenzar a realizar tracciones con implementos, que es, en definitiva lo que hará el judoka con su oponente, así aseguramos que economice esfuerzos y aumente la capacidad de trabajo, disminuyendo el número de lesiones pues el tiro muscular será en la dirección que lo educamos.

Según D.D.Donskoi (2,85) "Las fuerzas de tracción muscular están aplicadas a los miembros de las cadenas cinemáticas dentro del cuerpo. Los músculos, en su actividad, simple están reunidos en grupos. Las fuerzas de tracción de cada músculo varían, por eso, varían también las tracciones de un grupo aislado de músculos y las tracciones de los grupos aislados interactúan... " 

La resistencia especial estará encaminada a profundizar en el alejamiento cada vez mayor del agotamiento y la fatiga, pero ligado con ejecuciones de la disciplina:

  • · Aumento de la capacidad de trabajo en el enfrentamiento.
  • · Incremento de la frecuencia de los ataques durante el combate.
  • · La variabilidad de acciones de ataque, defensas, esquivas y contraataques, sin que interfieran la descoordinación, que es un síntoma de pobre desarrollo de la resistencia especial en los participantes.

La preparación especial tiene su basamento en la preparación general y está dirigida al aumento del rendimiento de las acciones específicas del deporte, en este caso el judo.

La preparación especial según Ozolin, N.G (12,169) ´´…está  dirigida al fortalecimiento de los órganos y sistemas, a la elevación de sus posibilidades fundamentales y al desarrollo de las cualidades motoras en relación con las exigencias del deporte practicado…´´

Durante la etapa de preparación especial y en los micros ciclos de modelaje competitivo es necesario que el entrenamiento se asemeje a las condiciones de competencia. Para la modelación del enfrentamiento competitivo previo a la competencia es de primordial importancia conocer el componente temporal de las distintas acciones competitivas.

La idea referente al componente temporal se refiere a la duración que tienen durante el combate las acciones realizadas en el tashi waza y ne waza así como los tiempos entre las voces de mate y hajime. (Tiempo en que no se realizan acciones)

Actualmente no se integran durante el entrenamiento las acciones de tashi waza y ne waza con un carácter científico que parta del estudio real sobre el comportamiento por divisiones de estos parámetros en la categoría 15-16 años masculino.

En el Judo es importante trabajar la continuación al ne waza (posición al suelo) ya que muchos atletas no lo trabajan por el cansancio que ocasiona,  pero este es tan efectivo para lograr la victoria en el combate como el trabajo del tashi waza  (posición de pie).

Reglamento competitivo:

El reglamento competitivo de cada deporte debe tenerse en cuenta durante la planificación del entrenamiento, ya que este determina, en gran medida los contenidos, medios y métodos a utilizar en  la preparación especial del atleta.

Aspectos principales correspondientes  al reglamento competitivo del judo. Hajime ("comienzo") Orden dada para comenzar o recomenzar un encuentro.

Ippon (punto completo) En las reglas del judo Japonés doméstico, un llamado hecho cuando en un combate un competidor ejecuta un tiro completamente efectivo o ha evadido un ataque del oponente y opuesto al tiro del oponente con relativamente igual fuerza. Cuando agarra: 1) cuando un competidor agarrado indica sumisión diciendo "Maitta" o golpeando la colchoneta al menos dos veces con su pie o mano, 2) cuando un competidor ha sido tenido en el suelo por 30 segundos siguiendo un llamado de "Osae komi" o 3) cuando el efecto de una llave de articulación o una técnica de estrangulamiento es suficientemente obvia. En las reglas internacionales de judo, un llamado hecho 1) cuando un competidor ha tirado a su oponente completamente sobre su espalda claramente y fuertemente, 2) cuando el oponente ha sido incapaz de escapar de una agarre por 25 segundos, 3) cuando una llave de articulación o técnica de estrangulación obliga al oponente a indicar sumisión por medio de golpes en la colchoneta por lo menos dos veces con su mano o pie diciendo "Maitta" o 4) cuando el efecto de la llave de articulación o la técnica de estrangulamiento es lo suficientemente obvia.

Ippon seoi nage (tiro de espalda con un solo brazo) Técnica de golpe de mano. Hacer caer al oponente hacia el frente, luego mientras giras hacia la izquierda, agarrar la parte interior de la manga derecha del oponente y deslizar el brazo derecho por debajo del pecho y debajo de la axila izquierda del oponente hasta agarrar el hombro, tirar el oponente sobre tu espalda y tirarlo por arriba de tu espalda.

"Mate" ("Alto") Orden dada para parar temporalmente un encuentro y que ambos competidores regresen a su lugar de inicio. El "alto" se indica cuando el árbitro levanta su brazo extendido a la altura de los hombros, los dedos en alto en la dirección del controlador de tiempo. Un encuentro detenido por "Mate" se continúa con la orden de "Hajime". (Comenzar).

Osae-Komi-Waza (Inmovilizaciones): Son aquellas técnicas que ejercen un control por encima y de forma aproximadamente opuesta al oponente.
Ne waza Clasificación para técnicas que se ejecutan estando ambos competidores al suelo (tatami).

Randori (práctica libre; entrenamiento libre) Sesión de entrenamiento en la cual ambos participantes practican lo entrenado en forma de combate. ): Por la práctica de la competición, el judoka fortifica su espíritu, aumenta su control y comprueba los resultados de los conocimientos adquiridos, con su máxima eficacia. El judoka no debe olvidar que la competición debe ser un medio de mejorar su judo y no un fin.
Rei (respeto; decoro) Actitud de respeto y consideración hacia un compañero u oponente y formas de conducta expresando esta actitud.

Tachi waza (técnicas parado) Técnicas ejecutadas desde una postura de pie.

Wazari (un ippon cercano) En las reglas de judo japonés, un otorgamiento hecho por el árbitro: 1) por una técnica de tiro que no puede ser considerada como un ippon pero que está muy cerca de serlo;2) por una inmovilización abajo continua durante 25 segundos. De todas formas, si un competidor que ha logrado un wazari entra en un Osae komi, o si el competidor inmovilizado  recibe un keikoku, el tiempo es de 25 segundos. En las reglas de judo Internacional, un otorgamiento hecho por el árbitro: 1) cuando un oponente tira al otro mientras lo controla claramente, pero uno de los tres elementos necesarios para un ippon está faltando: 2) cuando un oponente es capaz de mantener al otro abajo entre 20 y 25 segundos.

Yuko (yuko efectivo) En las reglas de judo Japonesa, un llamado hecho: 1) cuando un competidor a ejecutado un tiro que es difícil de reconocer como wazari, pero está lo suficientemente cerca de merecer un conocimiento menor, o 2) cuando un competidor a mantenido inmovilizado a su oponente como mínimo por 20 segundos. En las reglas de judo internacional, un llamado hecho: 1) cuando una técnica de tiro es juzgada por haber sido parcialmente deficiente en dos de los tres elementos necesarios para un ippon, o 2) cuando un competidor es capaz de mantener agarrado a su oponente entre 15 y 20 segundos.

 

CONCLUSIONES

La preparación técnico-táctica es fundamental en el judo, los entrenamientos persiguen perfeccionar al máximo las acciones de competencia, generalmente se acumula mucho ácido láctico por lo que se debe adaptar al atleta, durante la etapa de preparación especial, a entrenar de forma similar a como competirá. Las direcciones determinantes del rendimiento son el eje fundamental del entrenamiento del judoka,  su desarrollo permitirá alcanzar la forma óptima para encarar la competencia. Durante la etapa de preparación especial y en los micros ciclos de modelaje competitivo es necesario que el entrenamiento se asemeje a las condiciones de competencia. Para la modelación del enfrentamiento competitivo previo a la competencia es de primordial importancia conocer el componente temporal de las distintas acciones competitivas.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Cortegaza, L. y col. (2004) Preparación Física (2). La Preparación Física Especial. Disponible en”WWW.efdeportes.com. HTML. Consultado el 24 de febrero de 2009.
  2. Forteza, A citada por Peñalver, Lazo, Maria Victoria. (2002) Potencialidades y Técnicas en el Esgrimista. Disponible en www.efedeportes.com.HTML.Consultado el 15 de febrero del 2009.
  3. DONSKOI, D.D. (1971).Biomecánicas con fundamentos de la técnica deportiva. Ciudad de La Habana. Cuba, Editorial Pueblo y Educación, pp85.
  4. DONSKOI, K. y ZATSIORSKI, V. (1988). Biomecánica de los ejercicios físicos. Manual.  Moscú, editorial Ráduga, pp281-330
  5. GARCIA, HERNANDES, Lic. MARIO RAMON. (2008). Judo Versión Metodológica. Ciudad de La Habana, editorial deportes, pp85, pp88.
  6. 2. Guevara, Tan, Luís. (2005).  Aplicación del método organizativo de estación para el perfeccionamiento del programa de preparación del deportista de Judo. Disponible en”WWW.efdeportes.com. HTML. Consultado el 12 febrero del 2009.
  7. Kano J. (1974). JUDO KODOKAN. Editorial Eyras. SA.
  8. KOLYCHKINE, A. (1988). JUDO ARTE Y CIENCIA, Ciudad de La Habana, editorial Científico - Técnica, pp20-30 y 100-105.
  9. MEINEL, K. (1977). Didáctica del movimiento, Ciudad de La Habana (Cuba), editorial Orbe, 3ª edición, pp260-261.
  10. MEINEL, K y G. SCHNABEL. (1977). Bewegungslehre, Berlin, editorial pp101.
  11. MIRALLAS SARIOLA, J. A. (1995).  Bases didácticas del judo. Biomecánica para el estudio y el aprendizaje de la técnica y la táctica del judo, Barcelona, editorial Jaume A. Mirallas Sariola, pp. 39-40, 41-78.
  12. Ozolin, N.G. (1988). Sistema contemporáneo de entrenamiento deportivo, Ciudad de La Habana, editorial Científico Técnico, pp. 169.
  13.  Alarcón, N. (2000).Técnica Deportiva. Disponible en www.PubliCE Standard.com. Consultado el 5 de juniodel2009.
  14.  Bardhan y Albi (2009). Disponible en http://www. Eumed.net/tesis.2009. (Consultado el 13 de Julio del 2009).
  15. 4. Barrios. J y Ranzola. A. Manual para el deporte de iniciación y desarrollo. Editorial Deportes.
  16. Becali, A. (2006) El Judo y su historia, Ciudad de la Habana, Editorial Deportes.
  17. Colectivo de autores (2009). Programa de Preparación del deportista. Comisión Nacional de Judo. La Habana.
  18. Disponible en: http://www.cafyd.com/REVISTA/01505.pdf (Consulta: enero de 2009).
  19. Chiavenato I. (2004). Introducción a la Teoría General de la Administración. Mc Grave Hill Interamericana. Séptima Edición.
  20. - Buenos Aires – Año 7 N°43. Disponible en: http://www.efdeportes.com/ Consultado: diciembre de 2008.
  21. Cortegaza Fernández L. (2003) Material Complementario para la Maestría en Juegos Deportivos y Ciencias Aplicadas.
  22. Donskoi, K. y V. Zatsiorski (1988). Biomecánica de los ejercicios físicos. Manual.  Moscú, Editorial Ráduga.
  23. Famose J. P. (2004) “Aprendizaje Motor y Dificultad de la Tarea.” Editorial Paidotribo. Barcelona.
  24. García Hernández, M.R. (2008) Judo. Versión Metodológica, Ciudad de la Habana, Editorial Deportes.
  25. Gómez Rodríguez Y. (2009) “Efectividad de las acciones técnico-Tácticas de los judokas de -55Kg y -86 Kg durante certamen nacional  categoría 15-16 años (2007-2008)”. Trabajo de diploma  Matanzas, UCDCF “Manuel Fajardo”.
  26. 2. González  J. A. y col. (2010) “Propuesta de una batería de ejercicios para el mejoramiento del Seoi Nage en los judokas de la Academia Provincial de Ciudad Habana” Disponible en http://www.efdeportes.com/ Revista Digital - Buenos Aires - Año 15 - Nº 144. (Consulta: 15/6/2010).
  27. Gokyu/Seoi-nage (2010).Disponible en  http://princetonjudo.org/princetonjudo.
  28. Grosser M. y A. Neumaier (1990) Técnicas del entrenamiento. Teoría y práctica de los deportes. Barcelona, Ediciones Roca, S.A.
  29. Gutiérrez Santiago A. y I. Prieto (2006). Errores en el modelo técnico deportivo en la iniciación al Judo (II): O Soto Guruma. Disponible en http://www.efdeportes.com. - Año 11 - N° 101. (Consultado en febrero del 2009).