Palabras claves: JUDO/TECNICA

Título: Análisis del comportamiento del Morote–Seoi – Nage como técnica de Te - waza en judocas pioneriles del municipio de Cárdenas.

Autor: Lic. Orlando Simón Lorenzo

Centro de procedencia: Universidad de Matanzas “Camilo Cienfuegos”

Fecha de publicación: 21 de septiembre del 2011 

Resumen:  

En el deporte de Judo juega un papel fundamental el proceso de análisis del  comportamiento del Morote – Seoi – Nage ya que nos permite estudiar todos las fases de ejecución de esta técnica rectora que en muchos de los casos se convierte en favorita, a pesar de esto, existen deficiencias en la ejecución del Morote – Seoi – Nage como técnica de Te – Waza en judocas pioneriles  del Combinado Deportivo “Antonio Nores Fernández” del municipio de Cárdenas lo que dificulta la efectividad de la técnica por ello el autor se ha propuesto analizar el comportamiento del Morote - Seoi - Nage como técnica de Te - Waza en judocas pioneriles del municipio de Cárdenas.Para llevar a cabo la investigación, se utilizaron losdiferentes  métodos de la investigación científica tanto del nivel teórico como del nivel práctico, los cuales nos  permitieron obtener no solo la base teórica del trabajo, sino también recopilar la información y datos necesarios para caracterizar la población seleccionada. Dentro de estos métodos se encuentran el método Histórico- Lógico, el Inductivo – Deductivo, apoyados por el Análisis y la Síntesis, de igual manera fue utilizada la Observación como método empírico que nos permitió arribar a conclusiones y aportar elementos novedosos para el trabajo diario del entrenador de Judo.

Texto completo

INTRODUCCIÓN

El Judo se remonta al feudalismo especialmente en los territorios que abarcan hoy India, China y Japón donde por fenómenos históricamente determinados por ese sistema social y el limitado uso de las armas blancas y de fuego, fundamentalmente en las zonas rurales predominó la lucha cuerpo a cuerpo en diversas expresiones. El Judo, arte marcial de origen japonés que se deriva del Jujutsu, quien fuera su creador el doctor JigoroKano en el año 1882, en Tokio, donde dedicó su vida a promoverlo y desarrollar su propio estilo basado en principios deportivos modernos.

En 1882 funda el Instituto de Judo Kodokan, en un pequeño espacio de veinte metros cuadrados en la localidad de Shitaya en las instalaciones del templo budista de Eisholi, este comenzó con sólo nueve  alumnos. Si empleamos la definición de Judo que de él nos da su creador, JigoroKano diríamos, “Es el sendero que nos lleva a la utilización más eficaz de la energía física y mental”. Muchas definiciones se han hecho como esencia de este deporte, pero acorde con nuestra época y en honor a su fundador, a su obra, que como elemento educativo contribuyó a la conversión brutal del feudalismo japonés y sus artes marciales en una disciplina deportiva consideramos el Judo como, “Un deporte acíclico de intensidad variable, poli estructural, con desenvolvimiento competitivo cuerpo a cuerpo” (Dr. I. Torres Mayarí).

El Judo se hizo parte del sistema de educación física japonés y comenzó su expansión a nivel mundial, este iba a constituir un elemento de fuerza para que pudiera adentrarse en el mundo olímpico, donde muy pronto este magnífico método de desarrollar el espíritu fue aceptado por muchas regiones. Hoy, en la actualidad existen ciento ochenta y dos países afiliados a la International Judo Federation (IJF). En 1964 en la ciudad japonesa de Tokio, en la nueva edición de los juegos olímpicos,  el Judo masculino compitió  en cuatro divisiones y se puso en evidencia el dominio del judo nipón, y pasó a formar parte de las Olimpiadas y no fue hasta 1992 que el  Judo femenino fue incluido en los juegos Olímpicos.

El Judo se introduce en Cuba en el año 1951 en la persona de Andrés KolychkineThompsom, por aquel entonces primer dan, que llega a nuestro país procedente del colegio de cinturones negros de Bélgica, con su llegada comienza el desarrollo de este deporte, que alcanza su mayor esplendor a partir del triunfo de la revolución. Hoy a 60 años de iniciarse su práctica en nuestro país, el Judo cubano ha obtenido resultados relevantes en Juegos Olímpicos, Panamericanos y Centroamericanos,   también alcanzando buenos resultados en Campeonatos Mundiales, torneos internacionales “Clase A” en América, Europa, Asia, etc., que nos ha situado en un lugar privilegiado a nivel mundial.

Estos resultados son frutos de la  visión del gobierno revolucionario cubano de convertir el deporte en derecho del pueblo , de las estrategias desplegadas por el Instituto Nacional de Deporte, Educación Física y Recreación (INDER), donde participa todo el capital humano materializado   a través de nuestros entrenadores de las áreas deportivas de base, de la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE), de las Escuelas Superiores de Perfeccionamiento Atlético (ESPA) en las provincias, de los equipos nacionales juveniles y de mayores, de los profesores del Instituto Superior de Cultura Física (ISCF) y su red de facultades y filiares de Cultura Física , entre otros.

En el Judo se realizan fundamentalmente dos tipos de movimientos, aquellos dirigidos a proyectar al adversario por su técnica de empuje y derribo (Nage-Waza), y los dirigidos a controlarlos por técnica de apresamiento (Katame-Waza), se puede hablar de un tercer sistema de movimiento cuya finalidad es oponerse a los dos anteriores, se trata de las técnicas defensivas. Las técnicas de proyección se caracterizan por realizarse durante la parte principal de su ejecución,  una flexión y torsión del tronco, acompañada de una flexión y extensión de piernas, mientras que en las de control, el esfuerzo es más prolongado en el tiempo.

KazuzoKudo plantea el concepto generalmente aceptado de que las técnicas de proyección (Nage - Waza) abarcan las diferentes formas de derribar por completo al contendiente mediante su proyección, estas fueron clasificadas por el creador de acuerdo con las partes de nuestro cuerpo que intervienen en las acciones citadas por él, clasificándose en: Ashi - Waza (Técnica de piernas), Te Waza (Técnica de brazos), Kata - Waza (Técnica de hombro), Koshi - Waza (Técnica de cadera), Sutemi - Waza (Técnica de sacrificio).

Dentro de las técnicas de brazos se encuentra el Morote – Seoi - Nage, técnica rectora que posee un desarrollo armónico de la coordinación  y la fuerza, que podrá ser manejada por el deportista como contraataque, así como en combinaciones de elementos de enlaces o como elemento proyectante dentro  del entrenamiento. En  el Combinado Deportivo “Antonio Nores Fernández” del municipio de Cárdenas, el Judo juega un importante papel dentro del sistema deportivo, aportando numerosos campeones provinciales y nacionales convirtiéndose en una cantera de talentos deportivos. En el proceso de entrenamiento deportivo de los judocas, a través  de las evidencias reflejadas en el entrenamiento diario (randoris), por los test pedagógicos, topes de preparación y las competencias en que participan  nos corroboran que existen problemas en la adecuada ejecución  de acciones motrices que se enseñan en este deporte, dentro de la gama de acciones técnico - táctica del programa de preparación del deportista.

 

DESARROLLO

La introducción de técnicas cada vez más sofisticadas y el diseño de programas informáticos que permiten el análisis de los datos obtenidos ha significado un gran progreso en el estudio de los movimientos humanos y a hecho posible llevar a cabo investigaciones muy precisas en este campo de la ciencia de estudio de las acciones motrices. En el deporte de hoy en día, el proceso de observación del deportista se encuentra relacionado muy frecuentemente con el empleo de equipo de medición para aumentar la exactitud de los métodos instrumentales de control, incorporando todas las innovaciones del pensamiento ingenieril; como lo son las computadoras, la televisión el video tape entre otras, son el soporte del cual nos valdremos para dar desarrollo a nuestro trabajo. Los métodos instrumentales de control de la actividad de los deportistas se dividen en dos grupos:

a) Métodos ópticos y ópticos - electrónicos: la información se transmite a la instalación mediante rayos de luz o de calor.

b) Métodos electromecánicos: la información se transmite mediante señales eléctricas por una línea conductora de comunicación o de  radio.

Los métodos ópticos y ópticos - eléctricos se destinan al control a distancia y su contacto con el deportista no interfiere el desarrollo natural de los entrenamientos y las competencias. Los métodos ópticos - electrónicos de registro de los movimientos están basados en la transformación de la imagen en una señal eléctrica. Ellos se dividen en métodos de televisión y foto - electrónicos; entre los métodos de televisión se encuentran la tele ciclografía y la grabación video magnética (video tape).

- La tele ciclografía (al igual que la foto ciclografía) se caracteriza por una cámara de televisión y se produce en una pantalla de televisión.

- El video tape es la grabación de la imagen sobre una cinta magnética con el objeto de reproducirla repetidamente sobre una pantalla de televisión. El video tape brinda la posibilidad de analizar de manera cuidadosa y objetiva la técnica y la táctica deportiva, es sumamente útil no sólo en el trabajo del entrenador, sino también en el arbitraje de las competencias permitiendo reproducir repetidamente en la pantalla un mismo episodio del encuentro deportivo, y tomar una decisión final sobre la base de datos objetivos.

Evidentemente, en cada deporte se realizan incesantes esfuerzos por garantizar la mejor técnica de los deportistas y por ello existen programas de entrenamiento generales y personalizados para lograrlo en los que subyace un programa de control de los indicadores más importantes. Lógicamente, los diversos métodos de control se emplean exhaustivamente con la importante participación de los expertos.

En el deporte moderno, con base científica, existe  la aspiración de elevar en el deportista  su formación física, técnica  y psicológica, observándose en la práctica de algunas disciplinas donde es aparente la necesidad de la condición física y el buen nivel técnico; es oportuno señalar que en el Judo la formación multilateral es importante debiendo considerarse  la ejecución de la acción motriz de forma efectiva como una condición indispensable para el logro de altos resultados deportivos, como lo confirma en la práctica los campeones japoneses. En el Judo actual, se aprecia una estructura armónica en la ejecución motriz de los maestros de este arte marcial aunque en judocas de otros países existe una tendencia bastante heterogénea en cuanto a su nivel técnico.

El mundo del deporte y mundo infantil no son conceptos que coincidan totalmente, y es necesario hacer una adaptación del primero al segundo, esta debemos realizarla en todos los ámbitos, incluida la competición, dando una orientación plural con relación a los diferentes itinerarios deportivos, y en el caso de la competición adaptarla a la etapa de desarrollo y a los intereses de los practicantes. Tratando de desarrollar al lado de éste, otros componentes de la actividad deportiva, como son el componente lúdico, el expresivo, o el creativo, relegados a un segundo plano, cuando no olvidados por la lógica de la competición (Vázquez,1991).

La competición es una fuente de motivación eficaz en la práctica del deporte,  ya que por una parte es una motivación espontánea en el niño que se manifiesta desde una edad temprana, y por otra el éxito en la competición da prestigio social sobre todo en una sociedad básicamente competitiva como la nuestra. No olvidemos que el niño vive la competición con tendencia a aumentar la significación afectiva de los resultados, dándole ocasión de fuertes alegrías pero también de grandes decepciones, al respecto Passer (1982), sostiene que muchos bajos performances, y abandonos, son consecuencias negativas indirectas del stress provocado por la competición al ser vivida frecuentemente como fuente de amenaza y angustia. Esta que puede ser incrementada ante el hecho de que la competición deportiva siempre se hace en público, y por lo tanto se trata de una situación de evaluación social constante; evaluación que hacen los espectadores, pero también los padres y sobre todo el entrenador, ante los que el niño -deportista quiere quedar bien.

1.2 Generalidades del estudio de los movimientos.

El estudio del movimiento ha  interesado desde tiempos remotos, pero en la antigüedad el hombre sólo disponía de su capacidad de observación. En el último siglo el desarrollo de las técnicas de análisis del movimiento humano  ha experimentado su mayor desarrollo, principalmente desde la introducción de programas informáticos que proporcionan datos numéricos y gráficos y permiten la realización de un estudio objetivo de las acciones motrices y   de los factores que pueden modificarla.

Antecedentes Grecia y Roma

Cuando el hombre comenzó a practicar la Medicina observó los movimientos de los enfermos y los utilizó como ayuda en el diagnóstico de las enfermedades y en el campo terapéutico. Son los griegos en el período helenístico los que ofrecen los orígenes de las leyes de funcionamiento que rigen el ejercicio físico. (1). Aristóteles (384-322 a. C.), Hipócrates (460-377 a. C.) y Galeno (129-201) dieron gran importancia al estudio del movimiento.

Aristóteles describió por primera vez las acciones de los músculos. Hipócrates demuestra un profundo conocimiento de la relación entre el movimiento y el músculo, al que él denomina carne, y recomienda el movimiento en el tratamiento de enfermedades. El romano Galeno, que trabajó como médico de gladiadores, en su ensayo “De Motu Musculorum” estableció la diferencia entre nervios motores y sensitivos y músculos agonistas y antagonistas (1). También describió el tono muscular. Expuso la Anatomía conjuntamente con la Fisiología pues deseaba describir el cuerpo humano en pleno funcionamiento (4).

Edad moderna

Desde los estudios de Galeno, los conocimientos de Fisiología del ejercicio no avanzaron hasta que Leonardo da Vinci se interesó por el movimiento humano. Leonardo Da Vinci (1452-1519), hombre polifacético, destacó en el campo de las Artes pero también dedicó gran parte de su vida a realizar investigaciones científicas en los campos de la Estática, la Dinámica, Física, Geometría, Ingeniería Industrial, Botánica, Geología, Anatomía, etc. El pintor florentino escribió: “La Ciencia de la Mecánica es la más útil y generosa de todas las ciencias pues todos los cuerpos vivos que tienen movimiento actúan bajo sus leyes”. Da Vinci representa mediante grabados la capacidad del hombre para generar movimiento, y la relación del centro de gravedad con el mantenimiento del equilibrio, describe la mecánica del cuerpo en bipedestación.

Es a partir del siglo XVII cuando, gracias a los estudios de Galileo Galilei e Isaac Newton, se puede ya realizar una aproximación científica al análisis de los movimientos  de los seres vivos. Fue Giovanni Alfonso Borelli (1608-1679), discípulo de Galileo y una de las grandes figuras de la Academia del Cimento de Florencia, que estudia el movimiento en todas sus formas con una metodología científica y plasma los resultados de este estudio en su obra: “De Motu animalium”, publicada después de su muerte en 1680, aplica a la Medicina, el método físico-matemático de su maestro Galileo y concibe el organismo de una forma radicalmente mecanicista.

Para el estudio del movimiento humano y el animal aplica sistemáticamente el principio de la palanca, considera las relaciones entre sistema muscular y sistema óseo y refiere las variaciones que se producen en el músculo en movimiento; variaciones tanto de longitud como de volumen. Parte del movimiento aislado de un músculo para, posteriormente, hacer referencia al movimiento de todo el cuerpo. Niels Stensen establece en 1664 las bases de la mecánica muscular y describe el músculo como un conglomerado de fibras motoras cuya parte central difiere de los extremos y que es la única que se contrae.

Era contemporánea

Esta época comprende los siglos XIX, XX y XXI, caracterizados por la Revolución Industrial y grandes avances tecnológicos. Las nuevas técnicas y la instrumentación cada vez más sofisticada han permitido grandes avances en el estudio de los movimientos humanos. Anteriormente los estudios de los movimientos humanos  se habían basado en la observación que permitió  describir las fases y otros parámetros cualitativos de la acción motriz. En 1836, los hermanos Weber llevan a cabo el primer análisis mecánico de los movimientos humanos. En su obra: “Mechanik der MensheliehenGehwerkzeuge. Gottingen”.

El principio básico de la película fotográfica fue descubierto por el alemán Johann Heinrich Schultze, que se dio cuenta de que el cloruro de plata ennegrecía al ser expuesto a la luz, pero la imagen no pudo fijarse hasta 1826, cuando Joseph NicéphoreNiepce (1765-1833), un oficial jubilado del ejército francés, consiguió enfocar un haz de luz en una lámina de estaño con un asfalto sensible a la luz. Precisó ocho horas de exposición. En 1850 la placa húmeda hizo posible que se tomaran fotografías con mayor rapidez y menor coste. En 1871 el proceso se simplificó gracias a las placas secas (16,17). Poco después esta técnica, aún incipiente, sería utilizada para el estudio de los movimientos humanos.

El fotógrafo inglés EadweardMuybridge (1830-1904) ideó la forma de hacer rápidamente numerosas fotografías seguidas (7, 10, 17). Colocó varias cámaras que enfocaban un objeto en movimiento, sujetó todas las cuerdas de las cámaras y tiró de ellas, una tras otra, para disparar las cámaras fotográficas a un intervalo de tiempo determinado. Obtuvo como resultado una sucesión de fotografías tomadas con una diferencia de una fracción de segundo. A este sistema se le llamó fotografía secuencial y permitió observar detalles del movimiento que antes no habían podido ser apreciados, pues consiguió congelar distintos momentos de un movimiento rápido que podía estudiarse con todo detalle. Muybridge utilizó este sistema en abril de 1873, a instancias de LelandStandford, exgobernador de California, en el Hipódromo Race Park de Sacramento para estudiar mediante imágenes secuenciadas. Posteriormente realizó numerosos experimentos que le permitieron, cuando trabajaba en la Universidad de Pennsylvania, tomar más de 100.000 exposiciones de personas  en movimiento. Para obtener esas imágenes empleó 24 cámaras electrofotográficas accionadas secuencialmente. Muybridge en “Animal Locomotion” describe las técnicas de fotografía seriada.

Etienne Jules Marey (1830-1904), médico, fisiólogo e inventor francés aplicó técnicas de fotografía cronocíclica, ciclofotografía o cronofotografía para analizar personas  en movimiento se inspiró en los estudios del astrónomo Jansen, que en 1878 realizó fotografías seriadas, utilizó un carrito de locomoción para seguir la trayectoria de un sujeto en movimiento y en el que, a continuación, se podía llevar a cabo el procesado fotográfico necesario. El “travelling” o “ferrocarril fotográfico” era una cámara oscura sobre raíles que se deslizaba paralelamente al sujeto, que destaca sobre una pantalla negra. Con esta técnica obtuvo diagramas que reflejaban las trayectorias de la cabeza, el hombro, la cadera, la rodilla y el tobillo en el plano sagital (1885). Marey escribe “La máquina animal” (1873), obra que recoge sus investigaciones sobre el movimiento y que se acerca mucho al tratado de Borelli. Desde 1900 Charles Ducroquet se interesó por el estudio del movimiento, en el Hospital de San Juan de Dios de París mandó construir un pasillo de espejos que le permitía un estudio tridimensional y la observación de todos los segmentos corporales ejecutando la una acción motriz.

Ducroquet fue el primero que aplicó esta nueva técnica cinematográfica al estudio de los movimientos humanos. En 1934 Elftman realizó un análisis dinámico del paso mediante técnicas ópticas y electromecánicas. En 1944 en la Universidad de California destacan Eberhast e Inman por sus investigaciones en 1945 crearon un laboratorio de análisis de los movimientos humanos, describiendo  los parámetros cinemáticos de los mismos. Aportaron datos sobre rotación e inclinación de la pelvis y el tronco mediante la utilización de un equipo de cinematografía con el que grababan a los sujetos en movimiento de frente y de perfil. Blievernicht diseñó en 1967 un dispositivo rotatorio en forma de cono para la sincronización de tres cámaras en los tres planos.

La fotografía seriada utilizada por Mudbrag y Marey, o las primitivas técnicas cinematográficas que se emplearon en el análisis del movimiento, se han sustituido por sistemas que analizan el proceso de acción motriz  mediante la utilización de cámaras de vídeo, como el sistema Kinescan/IBV 2001®, sistema de análisis del movimiento que se basa en el registro digital de imágenes, pudiéndose realizar los análisis en dos o en tres dimensiones.

El sistema PeakMotus® se emplea para análisis del movimiento; mediante cámara de vídeo se realiza estudio tridimensional (parámetros biomecánicos, velocidades, aceleraciones, centro de masas, etc.).

Fundamentos teóricos del Morote- Seoi- Nage como técnica del Te Waza.

El Te – Waza es una de las clasificaciones de las proyecciones que se realizan en el Judo, donde KazuzoKudo en su libro Judo en acción plantea el concepto generalmente aceptado de que las técnicas de proyección (Nage – Waza) abarcan las diferentes formas de derribar por completo al contendiente mediante su proyección. Estas fueron clasificadas por el creador de acuerdo con las partes de nuestro cuerpo que intervienen en las acciones citadas por él:

  1. Ashi – Waza (Técnica de piernas).
  2. Te – Waza (Técnica de brazos).
  3. Kata – Waza (Técnica de hombro).
  4. Koshi – Waza (Técnica de cadera).
  5. Sutemi – Waza (Técnica de sacrificio).

Dentro de las técnicas de brazos (Te – Waza) se encuentran un grupo de ellas:

  1. Tai – Otoshi.
  2. Uki – Otoshi.
  3. Sumi – Otoshi.
  4. Hizi – Otoshi.
  5. Seoi – Nage (técnica de estudio).
  6. Kata – Guruma.
  7. Sukui – Nage.
  8. Soto – Makikomi.
  9. Ippon – Seoi – Nage.
  10. Morote – Gari.

De la técnica de estudio podemos decir que es una técnica rectora que posea un desarrollo armónico de la coordinación  y la fuerza, podrá ser manejada por el deportista como contraataque, así como en combinaciones de elementos de enlaces o como elemento proyectante dentro  del entrenamiento. Según el Dr.  Roberto Hernández  Corvo en su texto de morfología funcional define: “la coordinación es el resultado entre el control de los tiempos biológicos y el control muscular, de modo que se integran o asocian las acciones musculares en el logro de una expresión de conducta espacial a partir de acciones de movimientos simples, se eliminan las tensiones innecesarias y se garantizan las más adecuadas secuencias hasta la conformación de cadenas que determinan la estética o expresión armónica más acabada del movimiento”

A continuación, expondremos algunos enfoques de clásicos de la enseñanza del judo de los cuales hemos escogidos la estructuración en fase de nuestro modelo para realizar el análisis de los resultados en esta  investigación.

Fases para la ejecución del Morote Seoi-nage. Según el Colectivo de autores del Programa de preparación del deportista del ISCF “Manuel Fajardo” de la editorial deportes de Cuba .Comisión Nacional de Judo del 2009.Pág. 148.[1]Anexo #2.

No

Fases

Subfases

1.

Parte preparatoria.(Tsukure).

Postura (Shisei).

 

 

Agarre (Kumikata).

 

 

Desplazamiento (Shintai).

 

 

 

2.

Parte principal (Kake).

Momento(Kikai).

 

 

Desequilibrio (Kuzushi).

 

 

Ataque ( Kake).

 

 

 

3.

Parte final. (Nage).

Proyección (Nage).

 

Fases de la ejecución del Morote Seoi-nage. Según Hernández García Ramón M. en su Judo Versión Metodológica. Editorial Deportes. Habana. Cuba 2008.

 

A continuación, tras la descripción de los errores observados en las distintas ejecuciones del Morote – Seoi - Nague presentamos en la siguiente tabla los errores constatados en el grupo de estudio.

Fases (Preparatoria)

Error detectado

Sujeto #1

Sujeto #2

Postura (Shizei).

  1. No flexiona la articulación de la rodilla en la postura inicial.

X 1

-

 

  1. Mantiene las piernas unidas, en la postura inicial.

X 2

-

Agarre (Kumi-kata).

 

  1. La mano de Uke que controla la solapa de Tori se encuentra por debajo de la tetilla de este.

-

X 1

Desplazamiento. (Shintai).

 

  1. El desplazamiento es de forma ondulada.

X 3

 

 

  1. No existe  flexión en la articulación de la rodilla al desplazarse.

X 4

 

 

  1. Se desplaza utilizando saltos.

-

X 2

 

  1. Cruza los pies en el desplazamiento.

-

X 3

Fase. (Principal).

 

 

 

Momento. (Kikai).

 

-

-

Desequilibrio. (Kuzushi).

  1. Limita la elevación de la mano que controla la manga de Uke al realizar el Jiki. (Tirar ó halar).

X 5

 

 

  1. Se observa que existe ondulación en la mano que controla la manga de uke provocando una ejecución ineficiente de la acción motriz.

-

X 4

 

  1. No utiliza el halón (Hiki)  adecuado limitando la acción de desequilibrio (Kuzushi).

-

X 5

 

  1. Utiliza el pie de pívot para el ataque sin haber realizado el desequilibrio.

-

X 6

Ataque. (Kake).

  1. No se realiza la pronación de la muñeca que controla la solapa de uke.

X 6

-

 

  1. Al realizar el desplazamiento  de las piernas no se ejecuta el traslado del pie de ataque en el Taisabaki.

X 7

-

 

  1. No se logra pasar la cadera con respecto a Uke, por estar limitado el traslado de la pierna de ataque.

X 8

-

 

  1. No desplaza el pie de ataque por detrás del de pívot con respecto a Uke.

-

X 7

 

  1. Pronuncia el pase de la cadera al atacar a Uke.

-

X 8

Fase (Parte Final).

 

 

 

Proyección. (Nage).

  1. No realiza el giro de la cabeza, lo que provoca que no gire el tronco en la acción motriz.

X 9

-

 

  1. Inclina el tronco hacia delante lo que origina que no exista un adecuado control de Uke.

X 10

-

 

  1. Realiza apoyo plantar lo que provoca el desequilibrio de Tori hacia atrás.

X 11

-

 

  1. No ejecuta  la extensión de la articulación de la rodilla lo que provoca que la cadera no se eleve como plantea el modelo establecido.

X 12

-

 

  1. No existe contacto de Uke sobre la espalda de tori lo que origina que el mismo no esté controlado como establece el modelo escogido.

X 13

-

 

  1. No extiende adecuadamente la articulación de las rodillas.

-

X 9

 

  1. Uke es lanzado por encima de la cabeza.

-

X 10

 

  1. No existe contacto de Uke con la espalda de Tori.

-

X 11

Totales

 

13

11

Como podemos observar, los sujetos estudiados han cometidos un total de 24  errores en la ejecución del Morote – Seoi - Nage como técnica de Te - Waza. En el caso del sujeto número uno, en la parte preparatoria de la acción motriz, se detecta por los expertos  los errores  (# 1, 2, 4 y 5), los cuales se relacionan con la movilidad articular de las extremidades inferiores, en este sentido al no flexionar las piernas hasta el ángulo óptimo, no se logrará realizar el desplazamiento, en correspondencia con lo descrito en su modelo por KazuzoKudo y  KolychkineThompsom.

En la parte principal de esta acción motriz, se detectan los errores # 8, 12, 13  y 14, en el caso del error  8, su efecto incide en la limitación del desplazamiento de la pierna de ataque en el Tai – Sabaki. Los errores 13 y  14 están relacionados con la movilidad articular de las extremidades inferiores, en el ataque lo que provoca que las piernas no se coloquen adecuadamente, incidiendo lo anterior en que la cadera no pase al muslo contrario como está establecido en los modelos estudiados.

Los errores # 17, 18 ,19 y  20, denotan poca coordinación en la fase final de la acción motriz y se observa un sobreesfuerzo de la judoca para lograr el objetivo, y descoordinación en la torsión del tronco y giro de la cabeza, lo que nos corrobora que existe debilidad en la preparación de la movilidad articular del tronco y cuello. El apoyo plantar nos demuestra que el sujeto analizado, presenta  dificultades con las capacidades coordinativas en las extremidades inferiores, lo que trae consigo una deficiente propulsión de cadera imposibilitando una adecuada proyección de Uke con un gasto energético racional. La deficiente colocación de las piernas y no realizar el Jiki adecuadamente, trae como consecuencia la pérdida del equilibrio por parte de Tori.

En el caso del sujeto número dos, en la parte preparatoria de la acción motriz, se detecta por los expertos  los errores  (#3, 6 y 7), en el caso del error número 3 es característico del Kumi - kata, ya que realiza el agarre por debajo del pectoral estando declarado en el modelo de los clásicos, que debe realizarse a la altura del pectoral o por encima de este, para lograr un mejor control de Uke. En el caso de los errores 6 y 7 nos referimos a deficiencias en el desplazamiento, ya que realizan olas (saltos) y cruzan los pies, estas deficiencias llevan a Tori a la posición de desequilibrio frente a Uke, haciéndolo vulnerable al ataque del adversario.

En la parte principal de esta acción motriz, se detectan los errores (#9, 10 y 11), todos referidos a la forma de realizar el desequilibrio, en el caso del error #9, la ondulación de los brazos posibilita que Uke mantenga su posición de equilibrio y Tori al realizar movimientos descoordinados se hace vulnerable al ataque del adversario, esta deficiencia se trasmite en los errores 10 y 11 al no realizar el Jiki adecuadamente, buscando a Uke cuando comienza el ataque. Los errores  (# 15 y 16) denotan dificultad en el desplazamiento del pie de traslación y no llega a ponerlo en forma de v, limitando el Tai - Sabaki, no obstante se observa un pase exagerado de la cadera lo que provoca una proyección poco eficiente.

En la parte final de esta acción motriz se detectan los siguientes errores (# 22, 23 y 24). En el caso del error # 22, se observa que Tori no extiende las piernas lo que impide el bote de la cadera para proyectar con efectividad a Uke, al pasar excesivamente la cadera, Uke pasa de forma no adecuada por encima de la cabeza de Tori. Un deficiente agarre y un inadecuado kuzushi provocan que no se haga un  adecuado contacto de la espalda de  Uke con Tori.

Una vez realizado el análisis videográfico de la técnica Morote – Seoi - Nage y tras un proceso de interpretación del mismo se evidencia la escasa  flexión de la articulación de la rodilla en las diferentes fases del modelo estudiado, así como una escasa  ejecución del Morote – Seoi - Nage por el costado, en lugar de por encima del hombro. También ha sido observado el agarre incorrecto  que Tori realiza con su mano izquierda sobre la manga derecha del Judogui de Uke. Se observó en el desarrollo del trabajo que existen componentes de preparación de fuerza superior al de movilidad articular y coordinación motriz,  evidenciado así un predominio del componente físico en la preparación del deportista de los casos estudiados, debiendo hacer énfasis en la preparación técnica de la acción motriz motivo de estudio.

 

CONCLUSIONES

El poseer los resultados del análisis del comportamiento del Morote – Seoi – Nage en los judocas pioneriles del municipio Cárdenas nos permite dirigir con mayor precisión la preparación para lograr una mejor efectividad de la técnica.

Se detectaron un total de 24  errores en la ejecución del Morote – Seoi - Nage como técnica de Te – Waza lo que impide una óptima efectividad de la técnica.

Existe un predominio del componente físico en la preparación del deportista de los dos casos estudiados superior al de movilidad articular y coordinación motriz,  debiéndose hacer énfasis en la preparación técnica de la acción motriz motivo de estudio.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Anguera, M.T.; Blanco, A.; Losada, J.L. y Hernández, A. (2000). La metodología observacional en el deporte: conceptos básicos. Lecturas: Educación Física y Deportes, Revista Digital - Buenos Aires - Año 5 - Nº 24, pp1-7. http://www.efdeportes.com/efd24b/obs.htm [Consulta 13-9-2004].
  2. Barioli, C. (1994). Judo. Manual completo ilustrado. Barcelona: De Vecchi.
  3. Carratalá, V. y Carratalá, E. (2000). Judo. Madrid: Consejo Superior de Deportes.
  4. Fernández Almodóvar, A. (1985). Judo Básico. Madrid: Alhambra.
  5. Franco de Sarabia, F. (1985). Cinturón negro de Judo. Madrid: Esteban Sanz Martínez.
  6. González, A. y González, J.A. (2002). Desarrollo de las habilidades específicas del judo. En Castarlenas, J.LL. y Pere Molina, J. (Coord.). El judo en la educación física escolar (pp.133-152). Barcelona: Hispano Europea.
  7. Heinemann, K. (2003). Introducción a la metodología de la investigación empírica. Barcelona: Paidotribo.
  8. Kawaishi, M. (1964). Mi método de Judo. Barcelona: Bruguera.
  9. Kobayashi, K. y Sharp, H. E. (1995). The Sport of Judo. Japón: Charles E. Tuttle Company.
  10. Marwood, D. (1995). Judo. Iniciación y perfeccionamiento. Barcelona: Paidotribo.
  11. Suárez, S. y Cortegaza, L. (2003). O Soto Gari: errores típicos que ocurren durante su aprendizaje. Causas. Lecturas: Educación Física y Deportes, Revista Digital - Buenos Aires - Año 8 - Nº 58, pp1-1. http://www.efdeportes.com/efd58/judo.htm [Consulta 13-9-2004].
  12. Taira, S.; Herguedas, J. y Román, F.I. (1992). Judo (I). Madrid: C.O.E.
  13. Uzawa,T. (1970). Tratado de Judo. Madrid: Inef de Madrid.
  14. Uzawa, T. (1981). Pedagogía del Judo. Valladolid: Miñón.
  15. Seminario Nacional de Preparación del Curso Escolar 2009-2010. INDER.Cuba.Editorial Deportes.
  16. Perdomo Manso, Eugenio (2009). Metodología para el control de la técnica mediante el trabajo de experto (Metodología C. T. E. Habana Cuba 2010.
  17. Colectivo de autores Comisión nacional de Judo. Programa de preparación del deportista. ISCF “Manuel Fajardo” Editorial deportes. Habana cuba  2009.
  18. Hernández García Ramón M.  Judo Versión Metodológica. Editorial Deportes. Habana .Cuba 2008.
  19. A.Kolycchkine T. Judo Arte y Ciencia .Editorial Científico –Técnica. Ciudad de la habana 1988.
  20. KudoKazuzo Judo en acción Técnica de proyección Editorial Pueblo y Educación. Habana Cuba 1987  Publicación Original en el 1967.
  21. Becali Garrido E Antonio. El Judo y su Historia. Editorial Deportes .Habana. 2006.

[1] Colectivo de autores Comisión nacional de Judo. Programa de preparación del deportista. ISCF “Manuel Fajardo” Editorial deportes. Habana cuba  2009.