Palabras claves: FUERZA/PREPARACION FISICA/PATINAJE/HABILIDAD

Título: Sustento teórico metodológico de la preparación física (fuerza) de los patinadores de carrera de fondo, desde la experiencia cubana.

Autor(es): Lic. Yuri Rodríguez La Rosa

                  Lic. Yasser Sagré Ilisástigui

Fecha de publicación: 24 de junio del 2011 

Resumen:  

A fin de lograr la toma de decisiones adecuada para la concepción del trabajo a realizar con los patinadores cubanos de los eventos de fondo en el ciclo 2008-2009, se precisó determinar a nivel teórico cuales son las características modelos del patinaje de carrera como deporte y en particular de los eventos de fondo, así como los fundamentos teóricos que sustentan la preparación de los patinadores de estos eventos;  analizándose para ello los  requerimientos fisiológicos, físico- técnicos y psicológicos fundamentales de la actividad competitiva y las características individuales de los fondistas cubanos de Patinaje, para poder cumplir con las exigencias de este deporte, profundizándose en los requerimientos y fundamentos de la preparación física (fuerza) al ser esta el área donde el colectivo técnico de este deporte determinó que existían las mayores fortalezas y oportunidades para la ubicación de los patinadores cubanos en los  primeros lugares del ranking internacional.

Texto completo

Introducción:

El entrenamiento deportivo es el proceso pedagógico encaminado a la formación de deportista y como parte de ella, al logro del estado de predisposición óptima `para la obtención de los más altos resultados competitivos (forma deportiva) basado en la capacidad que tiene el organismo de adaptarse y superar el estrés provocado por la aplicación de cargas que rompan con su equilibrio funcional (ley de bioadaptacion).

Toda la metodología que se aplica en el proceso del entrenamiento deportivo está orientada hacia los triunfos competitivos en el deporte, debiendo tener para este fin sus bases en la ciencia y la técnica, así como estar rigurosamente regida por leyes objetivas que reflejen la realidad de la asimilación de las cargas de entrenamiento.

Si se va en dirección a obtener un buen resultado se debe saber con claridad: qué se entrena, así como  conocer el por qué el deportista aumenta su preparación y cómo se puede lograr que dicha preparación se obtenga de la manera más eficaz para que pueda ser aprovechada por el deporte.

Ello implica también realizar  una selección correcta del contenido, de manera que el deportista alcance un gran nivel de preparación avalado por un aumento notable de sus potenciales energéticas.

Por otra parte se debe tener en cuenta que el agente estresante (carga de entrenamiento) es desconocida por el organismo, la interrupción de su equilibrio estará determinada por un aumento de los procesos catabólicos, los cuales se mantendrán hasta que dure la influencia de las cargas, y casi de forma inmediata el organismo responderá a esta agresión con un aumento de los procesos cognitivos, y generativos (lo que se le llama recuperación) a fin de dar protección al organismo por las pérdidas energéticas sufridas antes el esfuerzo por la carga de entrenamiento.

Estos procesos recuperativos suceden al ser interrumpido el equilibrio, y no solo procuran volver al punto de partida antes de ser realizado; sino más bien tienden a sobrepasar los niveles iniciales de capacidad, lo que parece ser una predisposición del organismo ante una agresión, fenómeno que hoy todos conocen con el nombre de súper compensación.

El análisis anterior pone de manifiesto la necesidad del respeto de la alternancia del trabajo y el descanso (duración y carácter del descanso en función de la capacidad a desarrollar) para garantizar el efecto deseado con la aplicación de la carga física.

Por otra parte es necesario conocer como alternar el carácter de las cargas (general y especial), así como la alternancia entre las direcciones físicas del entrenamiento, a tenor de las necesidades del sujeto para responder a las de los eventos  en que compite.

La participación conciente y activa del atleta en el trabajo a realizar, a partir de la concepción de por qué, para qué y cómo se entrena (conocimiento de metas parciales y finales y vías para lograr su cumplimiento) para el logro del objetivo, así como de sus posibilidades reales y expectativas que se tienen en relación con sus contrincantes, ayuda al establecimiento del compromiso con la tarea y al cumplimiento de manera óptima de lo planificado.

Todo una vez que se adopta el criterio, de que la mayor fortaleza de los patinadores de carreras de fondo cubanos, para enfrentar los retos futuros, es su condición física, se asume que esta, es el aspecto externo de la condición de desarrollo lograda de manera integrada (según Ilisástigui M. 1999, cualidad integradora), desde el punto de vista de las capacidades motrices (generales y específicas de la actividad), así como de las capacidades funcionales que le sirven de sustento y las características morfológicas logradas a partir del efecto de la carga física, y que permite deslindar entre la condición de un patinador de carrera y la de un atleta de otro deporte.

Por otra parte se asume que dentro del proceso de entrenamiento es la preparación física el proceso pedagógico dirigido al desarrollo de las capacidades motrices del atleta y que tiene manifestaciones generales, especiales y específicas (Ilisástigui M. 1999, Mena R 1999), según etapa de preparación deportiva a largo plazo, etapa de preparación en el ciclo de entrenamiento y las características del evento y competencia a participar, individuo y su preparación para los compromisos a enfrentar.

 

DESARROLLO

Según Forteza (1986), la dirección física del entrenamiento, tiene direcciones condicionantes y determinantes del rendimiento.

A criterio de los autores y a partir de la revisión bibliográfica realizada y contrastada con el criterio del colectivo técnico del equipo de fondo de la selección nacional cubana, se asume que los fundamentos teóricos de la preparación, que sustentan la preparación de estos atletas son.

  • Ley de la bioadaptacion.
  • Las características modelos de la actividad competitiva.
  • Relación entre la preparación general y especial.
  • Relación trabajo descanso.
  • Características individuales de los atletas.
  • Características de trabajo para el desarrollo de las capacidades motrices.

Características modelo en cuanto a condiciones físicas, del patinador de fondo.

El conocimiento de las características de un deporte determinado, es uno de los pasos a seguir para el establecimiento de metodologías, estrategias de preparación o sistemas de selección deportiva, siendo según Bompa (1990) una vía metodológica para ello.

Para Ilisástigui M (1999), el modelo del deportista no es más que el reflejo o imagen abstracta de las características reales de los mejores deportistas, constituyendo la vía para el mejoramiento no solo de las características del deportista elite, sino también de la interrelación que se dan entre estás, posibilitando el mejoramiento de la preparación.

Siguiendo e esta misma autora, se asume el criterio de que las características modelo no solo son aquellas, que se presentan en el estado óptimo de la preparación de un deportista en el momento de sus más altos resultados, sino también las que caracterizan al deportista en cada etapa de preparación.

Siendo consecuente con el  criterio anteriormente planteado solo se hablará en este trabajo de las características de los mejores deportistas de los eventos de fondo del patinaje de carrera, en la etapa de maestría deportiva.

Los patinadores de carrera de los eventos de fondo deben tener en desarrollo técnico depurado que les permita tener, la mayor eficiencia en cuanto a gasto energético.

Así mismo, es importante que hayan podido lograr en su vida como deportistas un desarrollo importante de su pensamiento táctico, de manera tal que puedan de manera eficaz y rápida, dar solución a los problemas que surjan durante la competencia, lo que permite tener ciertas ventajas con respecto al resto de los patinadores.

La preparación del patinador exige de un gran desarrollo de las cualidades volitivas, para vencer el stress a que estará  sometido durante su preparación.

Para ello, además de dar participación al atleta a partir de la comprensión de para qué y por qué, las cargas de entrenamiento que debe hacer, deben buscarse medios y condiciones diversas de trabajo que produzcan el efecto similar a la carga específica y que su vez ayuden a mantener la motivación, (la bicicleta, arena, gimnasio, pesas, poleas, Pliometría, etc.), lo que es imprescindible lograr para el alcance de la condición física necesaria.

El desarrollo técnico-táctico solo puede ser logrado con una fuerte condición física, lo que deberá ser tenido en cuenta por los entrenadores a la hora de orientar los distintos planteamientos tácticos para una carrera, o establecer o adoptar estilos técnicos, requeridos según las características del evento de fondo.

Antes de profundizar en las particularidades de la condición física del patinador de carrera de fondo, se considera necesario expresar a continuación algunos posicionamientos teóricos acerca de las capacidades motrices que sirven de sustento al rendimiento deportivo de estos atletas.

El desarrollo de las capacidades motrices, tales como la resistencia, la fuerza, la rapidez, la flexibilidad y las capacidades coordinativas constituyen la base fundamental para cualquier preparación deportiva; cuando un atleta alcanza un desarrollo adecuado de éstas (entiéndase por ello, un nivel acorde con las exigencias competitivas para el cual se prepara), entonces, mayor serán las posibilidades de asimilar las cargas técnico-tácticas, psicológicas, teóricas, aspectos estos que sin dudas permiten alcanzar formas superiores de rendimiento deportivo. (Collazo, 2002).

La capacidad de resistencia permite al hombre crear las condiciones básicas para realizar actividades físico deportivas: mientras mayores posibilidades tenga un organismo para intercambiar el oxígeno a nivel intracelular, entonces mayor será el tiempo del cual dispondrá para continuar ejercitando sus músculos, por ende, más se tardará la aparición y  presencia del cansancio o fatiga muscular.

Cuando se realizan ejercicios destinados al desarrollo de la resistencia se elevan considerablemente la eficacia de los sistemas y órganos; bioquímicamente se incrementan las reservas mitocrondiales, lo que trae como resultado mayores posibilidades para contrarrestar los niveles de cansancio y mayor capacidad para resistir a esfuerzos físicos prolongados, aspecto este sumamente importante en el mundo del deporte competitivo.

Algunos autores la definen como la capacidad física y psíquica de soportar el cansancio frente a esfuerzos relativamente largos y/o la capacidad de recuperación rápida después de los esfuerzos, según Fritz Zintl (1991).

Las carreras en que se enfocan la presente investigación alcanzan una duración que supera los 30 minutos en la de eliminación y en la de por puntos los 15 y hasta 16 minutos. Es por ello que la preparación  de la condición física  del patinador, se enfocará usualmente a la capacidad física de resistencia, la cual se considera la base de todas las capacidades, planteándose que para lograr un entrenamiento efectivo es imprescindible.

Otra definición dada por Collazo (2002) es la capacidad que posee el hombre para resistir al agotamiento físico y psíquico que producen las actividades físico deportivas de prolongada duración, y que está condicionada por factores externos e internos a él

Existen dos tipos de resistencia que según Fritz Zintl las caracteriza en tiempo de duración del trabajo que se realice.

 

Características según el tiempo de duración del sistema energético.

(Fritz Zintl 1991)

Duración

Aeróbica

Anaeróbica

Corta

3 – 10 min.

10 – 20 seg.

Mediana

10 – 30 min.

20 – 60 seg.

Larga

+ 30 min.

60 - 120 seg.

 

En las carreras de fondo se puede apreciar que la resistencia predominante es la aeróbica de mediana y de larga duración pero se considera que en el patinaje, dado por la técnica empleada y en el tipo de carrera que se ejecuta, la resistencia fundamental que se debe trabajar en el entrenamiento diario es la de mediana duración lo que concuerda con Shanoon (1970) que es “preciso combinar los tipos de resistencia, anaeróbica y aeróbica, mediante el trabajo bien planificado”, ya que son distancias en que las intensidades varían por los sprints realizados en cada una de las vueltas tanto en la eliminación o la de puntos.

Al definirse la fuerza muscular como una de las capacidades  motrices más importantes, se ha determinado que en grado considerable la rapidez de los movimientos  desempeña un gran papel en el trabajo cuando éste exige resistencia y agilidad, N.G. Ozolin. (1970).

En el patinaje de carrera la distancia a recorrer, el clima, las características de la pista así como la dinámica de la carrera, imponen al patinador la necesidad  de variar el estilo de la técnica a utilizar en la carrera y por ende diferentes requerimientos de su condición física.

Existe una tendencia a especializar cada vez más a los patinadores según las características de los eventos. Esta tendencia se ha dado más en las carreras de velocidad contra reloj y en los eventos de maratón, pero en los eventos de fondo es común encontrar patinadores que compitan en diferentes carreras.

Ello presupone la necesidad de lograr versatilidad en la preparación de los patinadores, siendo la base de esta versatilidad la condición física lograda.

Las carreras de fondo por sus características fueron dominadas en muchas ocasiones por velocistas que tenían una capacidad de trabajo aerobio importante que les permitía, refugiarse en el pelotón, saliendo en las esprintadas para obtener los puntos o no ser eliminados cuando la campana lo indicara.

Esto produjo que los fondistas tuvieran que aumentar su preparación física dirigida al trabajo en régimen energéticos mixtos que les permitirá a la vez patinar por largo tiempo y tornarle imposible resistir a lo velocistas el ritmo de la carrera; además para lograr definir la carrera con fuertes esprintes similares a los de los velocistas, fue necesario entonces trabajar sobre la tenencia de una reserva importante de fuerza rápida.

Desde ese entonces el entrenamiento del deportista del área de fondo tuvo que acudir a métodos de entrenamientos que fueran capaces  de desarrollar una musculatura que le permitiera ser muy resistentes, pero al mismo tiempo, fuertes y veloces.

Dicha problemática condujo a los entrenadores a buscar métodos de entrenamientos que pudieran satisfacer esta demanda

Concepción teórico metodológica de la preparación de fuerza de los patinadores de carrera de fondo.

Los patinadores de fondo necesitan ser muy resistentes y muy rápidos. Lo tradicionalmente trabajado y planteado por los diferentes autores plantean el desarrollo de estas capacidades de manera separada contraponiéndose sus formas de trabajo. Entonces, ¿Cómo lograr un patinador de fondo resistente y rápido?

Para dar respuesta a la anterior interrogante se hace necesario un ajuste de los métodos de entrenamiento físico a las características de la acción competitiva, para la cual se requiere del conocimiento pleno de estas características así como de las de los mejores deportistas del país y del mundo.

Son la fuerza rápida, la resistencia a la fuerza rápida y la resistencia a la fuerza, capacidades condicionales complejas que son características de la actividad competitiva del patinador de carrera de fondo, de ahí que cualquier entrenamiento físico de atletas de este deporte debe abordar las vías para el desarrollo de las mismas.

Por otra parte se hace necesario para lograr la efectividad del trabajo en las diferentes direcciones de la fuerza, la determinación de los niveles de fuerza máxima, posibilitando, la determinación de los % de trabajo del resto de las manifestaciones.

Para García Manso junto con Navarro Valdivieso y Ruiz Caballero  (1996), desde la perspectiva de la actividad física y el deporte, la fuerza representa la capacidad de un sujeto para vencer o soportar una resistencia. Esta capacidad del ser humano viene dada como resultado de la contracción muscular.

Adalberto Collazo (2002),  plantea que es la capacidad condicional que posee el hombre en su sistema neuromuscular, que se expresa a través de las diferentes modalidades manifestadas en el deporte para resistir, halar, presionar y empujar una carga externa o interna de forma satisfactoria.

Son múltiples las clasificaciones y posiciones respecto a las manifestaciones de la fuerza como capacidad, sin embargo todos los autores consultados coinciden al plantear que los sistemas de entrenamientos de la fuerza van dirigidos fundamentalmente a:

Desarrollo de la fuerza máxima.- El estimulo óptimo para el desarrollo de la fuerza máxima esta relacionado con los factores siguientes:

-La intensidad del estímulo en relación con la fuerza máxima del atleta.

-La duración de dicho estímulo.

-La carga para crear tal estímulo será tal que solo permitirá hacer el ejercicio una vez. A esta carga se la denominara máxima o de 100%, para un determinado ejercicio.

Desarrollo de la resistencia a la fuerza.- Las bases del entrenamiento para la resistencia a la fuerza se hallan en la  capacidad para ejecutar el mayor número posible de repeticiones contra una carga que es mayor que la experimentada normalmente en competición.

Desarrollo de la fuerza explosiva o potencia.- Es la capacidad del sistema neuromuscular para superar resistencia con una alta velocidad de contracción. El sistema neuromuscular acepta y arroja una carga rápida a alta velocidad mediante la coordinación de reflejos y de los componentes elásticos y contráctiles del músculo.

Desarrollo de fuerza rápida.- Esta manifestación de la fuerza es igualmente definida como la explosiva,  aunque generalmente lo que las diferencia es la duración de esfuerzo o la cantidad de movimientos vinculados al esfuerzo. En la fuerza rápida la duración del esfuerzo es mayor que para la explosiva.

El conocimiento de  las características individuales de cada patinador, sus limitaciones y potencialidades, permiten lograr una coherencia exacta entre las mismas, la dirección de la carga y el objetivo a lograr, provocando ello una aproximación más exacta al conocimiento de cuales son los niveles de carga física necesaria, para provocar el cambio.

El trabajo de fuerza que realiza el patinador de carrera fondo diariamente en su entrenamiento para lograr un mejor rendimiento en las carreras de fondo, ha tenido en cuenta justamente las distancias a recorre y los tipos de esfuerzos que alternan de manera estable en la carrera, como las escapadas que en ocasiones se realizan tanto en la búsqueda de puntos o eliminación, así como en la búsqueda de la medalla.

 

Conclusiones.-

  • La proyección de la preparación física de los deportistas,  debe tener como sustento teórico las leyes y principios que rigen el entrenamiento deportivo, las características de la actividad competitiva y sus exigencias, sus requerimientos desde el punto de vista físico, motriz, psico-fisiológicos, las características modelo de los deportistas, las características de las capacidades motrices y las particularidades del trabajo para su desarrollo.
  • Son la fuerza rápida, la resistencia a la fuerza rápida y la resistencia a la fuerza, capacidades condicionales complejas que son características de la actividad competitiva del patinador de carrera de fondo, de ahí que cualquier entrenamiento físico de atletas de este deporte debe abordar las vías para el desarrollo de las mismas.

Bibliografía.-

  1. Bompa (1990) Periodización de la fuerza. Editorial Paidotribo, Barcelona. 314p.
  2. Ilisástigui Avilés, Melix. (1990) Sistema de selección deportiva en la gimnasia rítmica para los centros de alto rendimiento. Tesis de Doctorado en Ciencias de la Cultura Física) La Habana, ISCF “Manuel Fajardo”. 120 h.
  3. Forteza A. y A. Ranzola (1988). Bases metodológicas del entrenamiento deportivo. Editorial Científico-Técnica, La Habana.
  4. García Manso, Juan Manuel y Col. (1996) Bases teóricas del entrenamiento deportivo. Principios y aplicaciones. España, Editorial Gymnos.
  5. Grosser, M; Braggeman, P y Zintl, F (1989) Alto Rendimiento. Planificación  y Desarrollo. Barcelona.
  6. Mena Ramos, René (1999) Orientaciones metodológicas para desarrollar la fuerza en la gimnasta de gimnasia. Tesis de Maestría (Maestría en Entrenamiento Deportivo) La Habana, ISCF “Manuel Fajardo.” 83 h.
  7. Sagre Ilisástigui, Y (2008) En la búsqueda de la excelencia de la preparación de patinadores de carreras. (Una experiencia cubana en la modalidad de fondo). Trabajo de diploma para optar por el título de Licenciado en Cultura Física. Ciudad Habana.
  8. Kusnetzov V. (1981) “preparación de fuerza en los deportistas de las categorías superiores.” Editorial Orbe. Ciudad de la Habana.