Título: Cosas que debes recordar si trabajas con el Adulto Mayor.

Palabras claves: ADULTO MAYOR / SALUD / CULTURA FÍSICA

Autor- Lic. Marciano Valido Garrido. Profesor Instructor de la Universidad de Ciencias de la Cultura Física y Deportes “Manuel Fajardo”. Filial Marianao

 

Fecha de publicación:15/07/2013

 

RESUMEN

El presente artículo es un análisis  bibliográfico, sobre las características de las personas de la tercera edad, en él se enumeran los principales padecimientos producidos por el envejecimiento, las enfermedades y lo que debe tenerse en cuenta en la rehabilitación cuando se manifiesta Inmovilidad en un anciano.

 


 

INTRODUCCIÓN

 

La preparación de los profesionales que trabajan con el adulto mayor requiere de mucha actualización, en los temas referidos fundamentalmente a la salud y la rehabilitación.

 

En  las entrevistas realizadas a los técnicos del área de la cultura física y sobre todo los que tienen contacto directo con  los abuelos una de las principales inquietudes fueron la falta de literatura de referencia sobre las enfermedades que provoca el envejecimiento en las personas.

 

Teniendo como premisa lo antes expuesto nos dimos a la tarea de realizar una breve trabajo que de la forma más abstracta posible sirviera de material de consulta a los técnicos y especialista o cualquier persona que tenga a su alrededor un anciano.

 

DESARROLLO

 

Se realizó el estudio de la literatura disponible y tomamos el criterio de algunos expertos consultados  sobre el tema en los sistemas del organismo humano que mayor incidencia tienen en las limitaciones en el Adulto Mayor.

 

En el análisis se puntualizó en:

Ambos relacionados con el envejecimiento

Consecuencias de los cambios.

 

Sistema Nervioso Central: cerebro y médula espinal.

 

Cambios relacionados con el envejecimiento:

 

  • Engrosamiento de las meninges;
    • Atrofia cerebral ( el peso de cerebro disminuye en 10% entre las edades de 35 - 70 años).
    • Disminución de los procesos dendríticos.
    • Reducción de la sustancia blanca.
      • Disminución de la capacidad de conducción.
      • Aumento del tiempo de respuesta  reflejo.

 

Consecuencias de estos cambios:

 

  • Algunos ancianos pueden presentar disminución de las respuestas intelectuales como agilidad mental y capacidad de razonamiento abstracto.
  • Puede observarse, en algunos ancianos, disminución en la percepción, análisis e integración de la información sensorial, disminución en la memoria de corto plazo y alguna pérdida en la habilidad de aprendizaje.
  • También, puede observarse un enlentecimiento de la coordinación sensorio- motora que produce un deterioro en los mecanismos que controlan la postura, el soporte antigravitacional y el balance.
  • Estos cambios, aunque son relativamente normales, no se encuentran presentes en todos los adultos .
  • mayores, ya que existe un grupo numeroso que conserva sus funciones que conserva sus funciones intelectuales y cognitivas intactas.

 

Sistema nervioso autónomo.

 

Cambios relacionados con el envejecimiento:

 

  • Se observa una disminución en la síntesis e hidrólisis de los neurotransmisores acetilcolina, norepinefrina y dopamina; además, existe disminución en el número de los receptores post-sinápticos.

 

Consecuencias de estos cambios.

 

  • Existe una disminución de la sensibilidad de los barorreceptores, lo que condiciona una predisposición a la hipotensión postural.
  • Existe deterioro de la regulación de la temperatura corporal, lo que produce predisposición a la hipotermia o al “golpe de calor”.
  • Ocurre alteración en la apreciación del dolor visceral, lo que puede conducir a la presentación, en forma confusa, de enfermedades.
  • Existe disminución en la motilidad intestinal lo que puede producir constipación.
  • Puede existir trastorno en la regulación del tono muscular y en el control de los esfínteres involuntarios, lo que puede conducir a problemas tales como incontinencia urinaria.

 

Sentido de la visión

 

Cambios relacionados con el envejecimiento:

 

  • Pérdida de la grasa orbitaria y estenosis del conducto lagrimal.
  • Depósitos lipídicos en la córnea, sequedad de la conjuntiva y disminución en la elasticidad del cristalino.
  • Cambios degenerativos en los músculos de la acomodación, en el iris, en la retina y en la coroides.

 

Consecuencias estos cambios:

 

  • Apariencia de hundimiento de los ojos, laxitud de los párpados, ptosis senil, puede haber epifora, arco senil, reducción de la cantidad de lágrimas y aumento de la presión intraocular.
  • Pupilas contraídas y reflejos lentos, deterioro de la agudeza visual y de la tolerancia al reflejo de la luz brillante; además puede existir reducción de los campos visuales.
  • Lenta adaptación a la oscuridad, defectuosa apreciación del color  y deterioro de la percepción visuo-espacial.

 

Audición y equilibrio.

 

Cambios relacionados con el envejecimiento:

 

  • Degeneración del órgano de Corti.
  • Pérdida de neuronas en la cóclea y en la corteza temporal.
  • Disminución de la elasticidad de la membrana basilar, afectando la vibración.
  • Osteosclerosis de la cadena de huesecillos  del oído medio.
  • Excesiva acumulación de cerumen.
  • Disminución de la producción de endolinfa.
  • Degeneración de las células vellosas en los canales semicirculares.

 

Consecuencias de estos cambios:

 

  • Presbiacusia, caracterizada por el deterioro de la sensibilidad al tono de frecuencia alta y a la percepción, localización y discriminación de los sonidos.
  • Deterioro  del control postural reflejo, lo que puede producir predisposición a las caídas por vértigo y mareo y disminución de la habilidad para moverse en la oscuridad.

 

Sistema locomotor: músculos, huesos y articulaciones.

 

Cambios relacionados con el envejecimiento:

 

  • Atrofia muscular que afecta tanto al número como al tamaño de las fibras; aparentemente eso es condicionado por desordenes metabólicos intrínsecos y por desnervación funcional (disminución del impulso nervioso que mantiene el tono muscular).
  • Osteoporosis.
  • Cambios degenerativos en ligamentos, tejidos periarticulares y cartílago.
  • Engrosamiento sinovial.
  • Opacidad del cartílago, aparición de erosiones superficiales, degeneración mucoide, formación de quistes y calcificación.

 

Consecuencias de estos cambios:

 

  • Pérdida de masa muscular.
  • Predisposición a calambres musculares.
  • Predisposición para el desarrollo de hernias tanto intra como extra abdominales.
  • Debilidad muscular.
  • Limitación en el rango y velocidad del movimiento corporal.
  • Cifosis.
  • Disminución de la estatura.
  • Disminución de la elasticidad y resistencia de las articulaciones.
  • Rigidez articular y predisposición al dolor.
  • Disminución en la confianza y seguridad para la actividad.
  • Dificultad para la realización de tareas, especialmente si se complica por un defecto visual no compensado.

 

Sistema gastrointestinal.

 

Cambios relacionados con el envejecimiento:

 

  • Cambios en la mucosa oral.
  • Cambios atróficos en la mandíbula.
  • Atrofia de tejidos blandos (encía).
  • Atrofia de la mucosa gástrica e intestinal, de las glándulas intestinales y de la capa musculares.
  • Reducción del tamaño del hígado.
  • Disminución de la velocidad del tránsito intestinal.

 

Consecuencias de estos cambios:

 

  • Predisposición a las caries dental, al edentulismo y a la enfermedad periodontal.
  • Problemas en la absorción de los alimentos.
  • Constipación y diverticulosis.
  • Aumento del tiempo del metabolismo de algunas drogas en el hígado.

 

Sistema respiratorio.

 

Cambios relacionados con el envejecimiento:

 

  • Coalescencia de alvéolos; atrofia y pérdida de la elasticidad de los septums.
  • Esclerosis bronquial y de los tejidos de soporte.
  • Degeneración del epitelio bronquial y de las glándulas mucosas.
  • Osteoporosis de la caja torácica.
  • Reducción de la elasticidad y calcificación de los cartílagos costales.
  • Debilidad de los músculos respiratorios.

 

Consecuencias de estos cambios:

 

  • Capacidad vital disminuida.
  • Deterioro de la difusión de oxígeno.
  • Eficiencia respiratoria disminuida.
  • Disminución en la sensibilidad y eficiencia de los mecanismos de defensa del pulmón tales como el aclaración de moco, el movimiento ciliar y el reflejo de la tos.
  • Cifosis e incremento de la rigidez de la pared del tórax.
  • Predisposición a la infección.

 

Sistema cardiovascular.

 

Cambios relacionados con el envejecimiento:

 

  • Disminución de la elasticidad de la media arterial con hiperplasia de la íntima.
  • Incompetencia valvular venosa.
  • Calcificación en las válvulas cardíacas.
  • Rigidez de las paredes venosas.
  • Depósitos de lipofusina y fibrosis del miocardio.
  • Aumento de la resistencia periférica.
  • Disminución del gasto cardíaco.
  • Deterioro de la microcirculación.

 

Consecuencias de estos cambios:

 

  • Dilatación y prominencia de la aorta.
  • Presencia de soplos cardíacos.
  • Predisposición a los eventos tromboembólicos.
  • Disminución en la capacidad de la actividad física.
  • Insuficiencia venosa, con el consecuente riesgo de éxtasis y úlceras tróficas.
  • Trastornos en la micro-circulación periférico.

 

Sistema genito-urinario.

 

Cambios relacionaos con el envejecimiento:

 

  • Engrosamiento de la membrana basal de la cápsula de Bowman y deterioro de la permeabilidad.

 

Sistema locomotor: músculos, huesos y articulaciones.

 

Cambios relacionados con el envejecimiento:

 

  • Atrofia muscular que afecta tanto al número como al tamaño de las fibras; aparentemente eso es condicionado por desordenes metabólicos intrínsecos y por desnervación funcional (disminución del impulso nervioso que mantiene el tono muscular).
  • Osteoporosis.
  • Cambios degenerativos en ligamentos, tejidos periarticulares y cartílago.
  • Engrosamiento sinovial.
  • Opacidad del cartílago, aparición de erosiones superficiales, degeneración mucoide, formación de quistes y calcificación.

 

Consecuencias de estos cambios:

 

  • Pérdida de masa muscular.
  • Predisposición a calambres musculares.
  • Predisposición para el desarrollo de hernias tanto intra como extraabdominales.
  • Debilidad muscular.
  • Limitación en el rango y velocidad del movimiento corporal.
  • Cifosis.
  • Disminución de la estatura.
  • Disminución de la elasticidad y resistencia de las articulaciones.
  • Rigidez articular y predisposición al dolor.
  • Disminución en la confianza y seguridad para la actividad.
  • Dificultad para la realización de tareas, especialmente si se complica por un defecto visual no compensado.

 

Sistema gastrointestinal.

 

Cambios relacionados con el envejecimiento:

 

  • Cambios en la mucosa oral.
  • Cambios atróficos en la mandíbula.
  • Atrofia de tejidos blandos (encía).
  • Atrofia de la mucosa gástrica e intestinal, de las glándulas intestinales y de la capa musculares.
  • Reducción del tamaño del hígado.
  • Disminución de la velocidad del tránsito intestinal.

 

Consecuencias de estos cambios:

 

  • Predisposición a las caries dental, al edentulismo y a la enfermedad periodontal.
  • Problemas en la absorción de los alimentos.
  • Constipación y diverticulosis.
  • Aumento del tiempo del metabolismo de algunas drogas en el hígado.

 

Sistema respiratorio.

 

Cambios relacionados con el envejecimiento:

 

  • Coalescencia de alvéolos; atrofia y pérdida de la elasticidad de los septums.
  • Esclerosis bronquial y de los tejidos de soporte.
  • Degeneración del epitelio bronquial y de las glándulas mucosas.
  • Osteoporosis de la caja torácica.
  • Reducción de la elasticidad y calcificación de los cartílagos costales.
  • Debilidad de los músculos respiratorios.

 

Consecuencias de estos cambios:

 Capacidad vital disminuida.

  • Deterioro de la difusión de oxígeno.
  • Eficiencia respiratoria disminuida.
  • Disminución en la sensibilidad y eficiencia de los mecanismos de defensa del pulmón tales como el aclaración de moco, el movimiento ciliar y el reflejo de la tos.
  • Cifosis e incremento de la rigidez de la pared del tórax.
  • Predisposición a la infección.

 

Sistema cardiovascular.

 

Cambios relacionados con el envejecimiento:

 

  • Disminución de la elasticidad de la media arterial con hiperplasia de la íntima.
  • Incompetencia valvular venosa.
  • Calcificación en las válvulas cardíacas.
  • Rigidez de las paredes venosas.
  • Depósitos de lipofucsina y fibrosis del miocardio.
  • Aumento de la resistencia periférica.
  • Disminución del gasto cardíaco.
  • Deterioro de la microcirculación.

 

Consecuencias de estos cambios:

 

  • Dilatación y prominencia de la aorta.
  • Presencia de soplos cardíacos.
  • Predisposición a los eventos tromboembólicos.
  • Disminución en la capacidad de la actividad física.
  • Insuficiencia venosa, con el consecuente riesgo de éxtasis y úlceras tróficas.
  • Trastornos en la micro-circulación periférico.

 

¿ES NORMAL EN EL ENVEJECIMIENTO?

No. No podemos considerar normal e inevitable que todos los mayores con el paso de los años acaben inmovilizados.

Si es cierto que a medida que envejecemos se van produciendo una serie de cambios que van limitando la movilidad:

  • Discreta atrofia muscular, seguida de fibrosis, por lo que la contracción muscular es más lenta. La fuerza muscular disminuye un 15 % entre los 30 y los 70 años.
  • Las articulaciones pierden elasticidad y capacidad de movimiento.
  • Disminución de la agudeza visual que produce inseguridad y torpeza en la marcha.
  • Alteración en los sistemas vestibulares que mantienen el equilibrio.
  • El centro de gravedad se desplaza hacia arriba y adelante, siendo más difícil mantener el equilibrio

¿POR QUÉ ES PELIGROSA LA INMOVILIDAD ?

La gravedad de la inmovilización reside en las complicaciones que aparecen, incluso tras cortos periodos de encamamiento.

  • Atrofia muscular y de ligamentos, con fibrosis capsular y deformidad de las articulaciones, contracturas musculares dolorosas.
  • Agravamiento de problemas articulares ya existentes, llegando incluso a anquilosis articular, adoptándose posturas fijas, generalmente en flexión hasta llegar a la postura "fetal".
  • Agravamiento de la Osteoporosis
  • Enlentecimiento del pensamiento, desorientación y aparición de signos de demencia, depresión, miedo, agitación. Además los tratamientos habituales para estos síntomas agravan más la inmovilidad.
  • Bajada de la tensión arterial al levantarse, con mareo y pérdida del equilibrio, incluso caída al suelo.
  • Deterioro de la circulación venosa, sobre todo en las piernas, con varices, tromboflebitis, incluso tromboembolismo pulmonar.
  • Mala ventilación pulmonar, se acumulan secreciones bronquiales por dificultad para expulsarlas, aspiración de los alimentos a las vías respiratorias, generando infecciones frecuentes con neumonías frecuentes.
  • Problemas para tragar y digestiones lentas, estreñimiento, hemorroides.
  • Retención urinaria, infecciones y aparición de incontinencia.
  • Úlceras por presión en las zonas donde el apoyo del cuerpo es más intenso y frecuente
  • culación venosa, sobre todo en las piernas, con varices, tromboflebitis, incluso tromboembolismo pulmonar.
  • Mala ventilación pulmonar, se acumulan secreciones bronquiales por dificultad para expulsarlas, aspiración de los alimentos a las vías respiratorias, generando infecciones frecuentes con neumonías frecuentes.
  • Problemas para tragar y digestiones lentas, estreñimiento, hemorroides.
  • Retención urinaria, infecciones y aparición de incontinencia.
  • Úlceras por presión en las zonas donde el apoyo del cuerpo es más intenso y frecuente

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Lo más importante es procurar impedir el encamamiento y cuando éste es inevitable hacerlo lo más breve posible pensando siempre en los riesgos que conlleva la inmovilidad.

Pero incluso tras periodos prolongados de encamamiento puede intentarse la recuperación funcional.

CONCLUSIONES

1 El Adulto mayor un ser biopsicosocial necesitado de actividades para evitar el avance más rápido del deterioro producido por el envejecimiento.

2 Las actividades planificadas deben tener en cuenta las posibilidades de cada participante.

3 El estimulo hacia la participación en las actividades debe estar acompañado por los resultados en su BIENESTAR.

BIBLIOGRAFIA

Iyer P. Proceso y diagnósticos de enfermería. Interamericana Mc G.R.A.W. Madrid 1996.

 

Carpenito L. Diagnósticos de enfermería. Cuarta edición Madrid, MC G.A.R.W. Hill interamericana 1993.

 

Anzola E. Enfermería Gerontológica. Conceptos para la práctica. Washintongton, O.P.S.

 

Brunner y Sudarth. Manual de enfermería Médico Quirúrgico. Vol 1 Edit. Interamericana México 1992.

 

M.T.Luis Diagnósticos de enfermeros. Un instrumento para la práctica asistencial. España 1996.

Colectivo de autores. Carpeta metodológica de enfermería Cuba 1996-1997.