Título: “La ciencia y la tecnología en el desarrollo de la actividad física”.

Palabras  Claves: ACTIVIDAD  FÍSICA/ TECNOLOGÍA / EJERCICIO FÍSICO

Autores: Magister Graciela Ambulo

             Kalini Ramos Alejo

             Raúl Rivero Fadraga

             Emilio Grau González

Fecha  de publicación: 2 de abril del 2013

Resumen:

El estudio de la ciencia y la tecnología en el desarrollo de la actividad física es un tema recurrente y multifacético en la actualidad. La continua búsqueda del conocimiento por el ser humano, es causal permanente de la asociación entre la tecnología y la ciencia, en donde el impacto de ellas en las diferentes ramas del saber se relaciona con todos los aprendizajes.

 

La sociedad como tal con sus costumbres, cultura sus debilidades y todas sus fortalezas, amerita que sus miembros no sean solo espectadores de sus problemas sino partícipes de posibles soluciones que pueden permitir su mejor convivencia y desarrollo. De ahí la premisa del problema se debe a la solución, que nos lleven a los diferentes cambios sociales.

 

De ahí que se ha propuesto como objetivo de este trabajo explicar el papel de la Ciencia y la Tecnología en el desarrollo de la Actividad Física, pues se hace  necesario tener una sociedad con conocimiento y son los que lo promueven responsables, de que este llegue a todos los niveles de ella. El poder concertar para desarrollar el conocimiento, permite culturizar un pueblo que no tiene por norma el realizar ejercicio físico, creando los escenarios que faciliten su evolución.

 

La Ciencia y la Tecnología constituyen el resultado de las necesidades que se presentan en la sociedad, siendo de una manera constante expositoras de una cultura que en muchas circunstancias alcanza cambios en su desarrollo.

 

 

 

 

Introducción

La continua búsqueda del conocimiento por el ser humano, es causal permanente de la asociación entre la tecnología y la ciencia, en donde el impacto de ellas en las diferentes ramas del saber se relaciona con todos los aprendizajes.

 

El contexto social no puede estar alejado de los diferentes avances de la tecnología, no siendo esta solo la definida por aparatos o equipos sino qué representa ella para una población, qué solución se enmarca con su desarrollo siempre fundamentado en las ciencias que le dan su especificidad y su razón.

 

La sociedad como tal con sus costumbres, cultura sus debilidades y todas sus fortalezas, amerita que sus miembros no sean solo espectadores de sus problemas sino partícipes de posibles soluciones que pueden permitir su mejor convivencia y desarrollo. De ahí la premisa del problema se debe a la solución, que nos lleven a los diferentes cambios sociales.

 

Podemos hacer referencia a la falta de Actividad Física como problema social, con amplio marco de patologías y secuelas de las mismas, causadas por el Sedentarismo, donde  prevalece este, ya que no es parte de su formación el ejecutarlo. El  desarrollo de programas estimula dentro de su formación los marcos que lleven al individuo a la ejecución.

 

Los estudios que se realizan en tecnologías y ciencias serán de relevancia y de gran impacto para los cambios que se puedan presentar a nivel social, en donde está bien identificado.

 

Está comprobado por diferentes estudios el gran margen de beneficios sistémicos que se obtienen con su realización,  sin embargo no se realiza en todos los tiempos necesarios para que accione en los márgenes de prevención que se pudieran utilizar, siendo así necesario el establecimiento de programas complementarios que ayuden a brindar el conocimiento y estímulo para su realización de manera efectiva.

 

El impacto social de la ciencia y tecnología se refleja en muchas de las ramas del saber humano, como ocurre en las ciencias vinculadas a la Actividad Física.

De ahí que se ha propuesto como objetivo de este trabajo explicar el papel de la Ciencia y la Tecnología en el desarrollo de la Actividad Física en función de la prevención por los efectos del sedentarismo y de enfermedades o patologías.

 

La ciencia y la tecnología son desarrolladas en  la evolución del ser humano, visto por las necesidades sociales que se han ido presentando, unas basadas en la teoría otras en la impactación de los hechos.  En la actualidad vemos la amplitud que ha alcanzado el desarrollo de las mismas, como se hace presente en el continuo accionar del hombre. Como bien  señala Bosques J. (2002) en su artículo La Educación Científico-Tecnológica en la formación Profesional del Licenciado en Cultura Física,… “la ciencia y la tecnología interactúan, de forma cada vez más compleja, con la sociedad y que estas interacciones den lugar al surgimiento de diversas problemáticas de tipo social, económico, educacional, ético, sociológico, histórico y epistemológico que son objeto de estudio del pensamiento contemporáneo”…. Vemos así la necesidad de conjugar ambas acciones, ya que de sus resultados están sus orígenes y sus definiciones como tal. Esto lleva al señalamiento de este autor del término “Tecnociencia” señalado y definido por Núñez (1999). Esta denominación no necesariamente conduce a cancelar las identidades de la ciencia y la tecnología, tienen su identidad cada una, pero de mayor justificación juntas.

 

Fue necesaria la utilización de otras ciencias como la Fisiología, la Sociología y otras para poder  enmarcar sus definiciones por la gran difusión de teorías del siglo XX, Carnap y el Círculo de Viena, Popper y Wittgenstein se convirtieron en referentes para comprender estos procesos, sin desmerecer por supuesto los antecedentes teóricos que precedieron su concepción.

Dentro del positivismo lógico que proviene de Popper, Hempel y Nagel los cuales analizan la naturaleza de las ciencias, vemos que es de importancia el abordaje de los problemas con la jerarquización de las propuestas científicas y brindando la importancia a la lógica de los métodos que serán utilizados, pero no tomando en cuenta tanto la influencia del contexto social, político y económico, la cual si es considerada en la línea de Kuhn, acoplándose más a Latinoamérica, siendo este el abordaje que deseamos promover.

 

Desarrollo

Ciencia: Detalles de su evolución y aplicación.

Para entender el mundo actual o el bien llamado mundo contemporáneo debemos ver su evolución implementada en las acciones que producen los diferentes saberes.  La ciencia se ha convertido en centro u objeto de estudio y análisis para los especialistas que quieran incursionar en el poder definir qué es ciencia. Ha tomado siglos poder definirla como ciencias naturales o poder categorizarla en cada una de sus diferentes ramas. Dentro de sus fines navega su contexto y su definición, en donde se plantea para qué sirve, qué es, cómo ha evolucionado para tener el resultado que ahora se presenta.

 

Hasta los siglos XV y XVI fue que adquirió la configuración lógica conceptual con la cual se conoce, siendo esta un fenómeno que está en nuestra sociedad contemporánea. Para esto tuvo que darse la emancipación de los saberes científico-naturales de las creencias místico religiosas y de ese gigantesco imaginario en el cual se funde la Filosofía con el conjunto de las concepciones que sobre la naturaleza posee el hombre.  Se debe comprender la Ciencia como forma específica e imprescindible de la actividad humana, distinguible por su origen, funcionabilidad, alcance, desarrollo, y proporciones de su influencia.  Es un proceso social, una fuerza social, productiva y específica que genera cambios sociales que le son propias, además de que ninguna otra de sus fuerzas pueda ya prescindir de su potencia. Como proceso de investigación que permita obtener nuevos conocimientos, que faciliten establecer impactos prácticos y productivos, caracterizándolos como una fuerza que produce  cambios sociales.

 

Según Núñez J. en (1999) plantea que la ciencia se puede…“analizar como sistema de conocimiento que modifica nuestra visión, enriquece nuestra imaginación y nuestra cultura”…, pudiéndose entender como proceso de investigación que permita obtener nuevos conocimientos, lo que ofrece mayores posibilidades de manipulación de los fenómenos.

 

Se puede definir la ciencia como la forma de investigar, más, que por el objeto de investigación, de manera que los procesos científicos son esencialmente iguales en todas las ciencias de la naturaleza; por ello la comunidad científica está de acuerdo en cuanto al lenguaje en que se expresan los problemas científicos, la forma de recoger y analizar datos, el uso de un estilo propio de lógica y la utilización de teorías y modelos. Las características de cualquier investigación van a ser las etapas, como realizar observaciones y experimentos, formular hipótesis, extraer datos y analizarlos e interpretarlos arrojando los resultados esperados e inesperados,  el cual señala Núñez Jover, (1999), cita a J.D. Bernal, (1954) que: …“en realidad, la naturaleza de la ciencia ha cambiado tanto en el transcurso de la historia humana, que no podría establecerse una definición de ella”…

 

Las interrelaciones entre la ciencia, la tecnología y la sociedad son cambios objetivos que se han producido en medio de este siglo junto a la preocupación por entender y orientar en lo posible el desarrollo científico y tecnológico, han producido cambios muy importantes en la comprensión de la ciencia y de su relación con la tecnología y la sociedad.

 

Es preciso deslindar los aspectos fundamentales que permiten caracterizar la ciencia y la tecnología, como procesos sociales específicos, que adquieren cada vez mayor relevancia en el mundo moderno, según Jorge Núñez Jover, (1999) en su obra “La Ciencia y la Tecnología como procesos sociales”   se refiere a la siguiente opinión expresada por Woolgar, (1991), quien  afirma que: …“La organización institucional de la ciencia ha atravesado tres grandes etapas: amateur, académica y profesional”… (4)

 

La tecnología en la aplicación del desarrollo social

Desde las raíces de la definición más simple de la palabra tecnología como la ciencia de los oficios, proviene de las palabras griegas tecné, que significa arte u oficio, y logos, conocimiento o ciencia, área de estudio. Podemos deducir el grado amplio que puede alcanzar la misma para implementar y poder desarrollar el conocimiento aplicado en sistemas, procesos y  equipos, que van a facilitar e implementar una ciencia, por el efecto social o por la solución de una problemática social que se alcanzará con la misma.

 

Díaz Caballero J, (1998) define la técnica que tiene su origen en la época primitiva del hombre como respuesta a las necesidades naturales percibidas en Notas sobre  el origen del hombre desde el origen de su existencia. Estas consideraciones unidas al reflejo de que se reconoce el aspecto gnoseológico del hombre, en el cual este, cosifica y objetiva en la técnica, los conocimientos obtenidos, permite considerar que la técnica es un resultado especial y único del proceso interactivo del hombre con el medio, a través del cual conoce y transforma creadoramente la interrelación con el medio ambiente y extiende sus posibilidades a través de determinados medios producidos por él en el curso de su actividad. En este proceso el individuo no sólo transforma el entorno sino también a sí mismo y marcando en ocasiones sus valores en los diferentes hechos que le acontecen, de ahí el marco social y su establecimiento de reglas.

 

Canalejo, P (1996) define la Técnica como…“el producto de lo que el hombre ha creado a través de la historia para superar sus limitaciones naturales”…, los cuales se ven favorecidos y perfeccionados con el marco científico de la investigación, favoreciendo su efectividad.

 

La tecnología no es sólo una condición esencial para la civilización avanzada sino también para la industrialización y su desarrollo, teniendo los cambios tecnológicos su propia velocidad, marcando en la actualidad un hito según se concibe el avance tecnológico. Las innovaciones parecen surgir a un ritmo que se incrementa en progresión, sin tener en cuenta los límites geográficos, ni los sistemas políticos. Esta velocidad modifica con sus innovaciones hasta las culturas y tradiciones, lo cual puede ser tanto positivo como destructivo a la sociedad por los cambios que en ella produce.

 

Otro planteamiento es el señalado por Marx quien define la tecnología como el…“órgano de la voluntad humana, del cerebro humano, creado por la mano del hombre”…

 

Se pudiera definir técnica como la forma más económica, racional, eficaz y adecuada, con que el hombre crea condiciones de trabajo para producir un efecto con determinada calidad, que tiene como resultante el facilitar el causante del problema por medio de la técnica.

 

Bosque J. (2002),  plantea que…“la técnica, aunque en mayor o menor medida está respaldada por conocimientos, su sentido principal es realizar procedimientos y productos y su ideal es la utilidad”…

 

Entre otros autores, García Palacios y col, (2001), plantean que el término técnica hace referencia a procedimientos, artefactos desarrollados sin ayuda del conocimiento científico.  L Tirso W Sanes la define como el conjunto de conocimientos empíricos y científicos, habilidades, experiencias y organización requeridos para producir, distribuir y utilizar bienes y servicios.

 

La diversidad en las definiciones brindadas, nos permiten hacer analogías del concepto del hacer en  investigación como en el ejecutar la actividad humana propiamente, es así como lo manifiesta Hagáis (1996) y Price (1980) ambos autores citados por Núñez J. (1999). Hagáis, define a la tecnología …“como una red que abarca los más diversos sectores de la actividad humana, un modo de vivir, de comunicarse, de pensar, un conjunto de condiciones por las cuales el hombre es dominado ampliamente, mucho más que tenerlos a su disposición”… (9) en cuanto que Price señala que la tecnología es aquella…“investigación, cuyo producto principal, no es un artículo, sino una máquina, un medicamento, un producto o un proceso de algún tipo”…, o esa este último la define como el resultado de todo un proceso en este caso una investigación que nos brinda un resultado tangible.

 

Haciendo análisis de otras opiniones como el avance y la facilitación de la elaboración del conocimiento podemos mencionar a J. R. Díaz Caballero y Sandra Isaac Borrero, en su artículo “En torno a la periodización de la Ciencia”,  en los cuales señalan puntos de referencia en la temática de la tecnología como lo es el elemento instrumental-antropológico y la relación hombre-naturaleza, hombre-hombre, el elemento gnoseológico-transformador de la realidad y del propio hombre y el elemento axiológico.

 

Consideraremos como Tecnología el conjunto de conocimientos científicos y empíricos, habilidades, experiencias y organización requeridos para producir, distribuir y utilizar bienes y servicios.   Por tanto incluye, conocimientos teóricos, prácticos, medios físicos, métodos y procedimientos productivos  por medio de  los cuales se alcanzan fines prácticos, el conjunto de procedimientos probados conformaran la técnica, por los cuales se logran objetivos predeterminados;   sus avances constan de explicaciones teóricas acerca de determinados fenómenos. Su desarrollo se ha desenvuelto a través de la historia con o sin el concurso de la historia.”; o como bien diría Fidias G Arias (2006) “…... actividad que utiliza los conocimientos generados por la ciencia aplicada para satisfacer necesidades mediante la producción de bienes y servicios”...

 

Haciendo referencia a lo citado vemos que lo técnico alude también a todas aquellas determinaciones concretas, mediante las cuales el hombre actúa con el medio ambiente o con su entorno habitual. A través de la historia el hombre va señalando la correlación directa con el desarrollo concreto que logren las fuerzas productivas con las relaciones de producción.

 

La solución inmediata de las necesidades lleva a la elaboración de la técnica, por la búsqueda de la eficiencia y eficacia de la acción que se quiera desarrollar. La técnica se asocia con el hacer cotidiano, con la solución de múltiples problemas, aquellos más urgente que incita la preocupación del ciudadano común. Inicialmente se opone a la ciencia como actividad, se distinguió de aquel quehacer específico del hombre que indaga leyes generales y procedimientos de desarrollo de la realidad que circunda al hombre. La efectividad de una acción completa es garantizada por logros preestablecidos, se aísla del saber concreto que    garantiza la reproducción de una actividad, y asegura la consecución de logros preestablecidos y determinados demostrando el dominio del hombre ante la mayoría de las acciones.

 

La intensión no es solo dilucidar entre muchas teorías, sino enmarcar la tecnología en el desarrollo de los procesos alrededor de los cuales se aplican los procedimientos, las acciones de los inventos e innovaciones que ha elaborado el hombre por el diario vivir, en este caso métodos y procesos técnicos que permiten la mayor implementación de la actividad física, midiendo sus resultados y desarrollando tecnología que facilite su implantación, con la debida formulación de estrategias.

 

Consideraciones finales

El ser humano mantiene una búsqueda continua del conocimiento, es causal permanente de la asociación entre la tecnología y la ciencia, en donde el impacto de ellas en las diferentes ramas del saber se relaciona con todos los aprendizajes.

 

La Ciencia y la Tecnología se compaginan en los procesos de la aplicación de la Actividad Física para la ejecución de la misma en estos tiempos. Las que se ocupan de estas funciones, persiguen la integración de la reflexión científica con la orientación de los mismos; de ahí que se intente y persiga la íntima correlación de lo táctico, lo estratégico y lo operativo en el funcionamiento de las actividades inherentes a esta.

La Ciencia y la Tecnología constituyen el resultado de las necesidades que se presentan en la sociedad, siendo de una manera constante expositoras de una cultura que en muchas circunstancias alcanza cambios en su desarrollo.

 

 

Bibliografía

  1. Andreiev,L. (1979) La ciencia y el proceso social, Editorial Progreso, Moscú.
  2. Batista, Armando Rodríguez: Impacto Social de la Ciencia y la Tecnología en Cuba: una experiencia de medición macro.
  3. Bernal, J (1954) La ciencia en su Historia. Dirección General de Publicaciones. UNAM, México.
    1. Bosque Jiménez, J. y Rodríguez Alonso, C.: “La dimensión social de la ciencia y la tecnología en el Instituto Nacional de Deporte, Educación Física y Recreación (INDER)”. Revista ACCIÓN, No. 2, 2005, pág. 6. ISSN 1608-3792.
    2. Borsari, José Roberto (1980) Educação Física da pré-escola a universidade, planejamento, programas e conteúdos, São Paulo, Brasil E. P. U.
    3. Bunge, M. Paradigmas y revoluciones en ciencias y Técnica”
    4. Canalejo, P (1996) Los Avances de la ciencia y la técnica en el mundo. Situación Cubana. La Habana: Instituto de Metrología.
    5. Chia Jesús y Caridad I. Escalona, La medición del impacto de la ciencia, la tecnología y la innovación en Cuba: análisis de una experiencia.
  1. Bosque Jiménez, J.: “La dimensión científica del deporte actual”. Revista ACCIÓN, No. 4, 2006, pág. 58. ISSN 1608-3792.

10. De Graaff,K( 1999) Anatomía y Fisiología humana, México, Mc Graw Hill

11. Díaz, Esther, La ciencia, características y clasificaciones.

  1. Hernández Sampieri, Roberto (2006) Metodología de la Investigación. 4ta Edición. México
  2. Kunh, T. S. (1982) La estructura de las revoluciones científicas. Ed. Fondo de Cultura Económica, México.

14. Lapierre, A (1978) La reeducación Física, España, Edit. Científico Médica

15. Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, (2007). Plan de Estudios 770, Facultad de Medicina, Universidad de Alcalá.

16. Licenciatura en Ciencias de La Actividad Física y del Deporte, (2007). Plan de Estudio, Universidad Europea de Madrid, España.

17. Licenciatura em Educação Física (2007), Grade Curricular, Universidade Federal de Goiás, Brasil.

18. Licenciatura en Ciencias de La Actividad Física y del Deporte, (2007) Plan de Estudio, Universidad Politécnica de Madrid, España.

19. Núñez Jover, J (1999), La ciencia y la tecnología, como procesos sociales. Edit.”Félix Varela”, La Habana Núñez Jover, Jorge: Ciências E ideológica nota sobre Cuba.

20. Núñez Jover, Jorge (1999) Selección de lecturas de problemas de teoría y metodología del conocimiento, Ediciones universidad de La Habana.

21. Olivé,L. (1985) La explicación social del conocimiento. UNA, México.