Palabras claves: ENTRENAMIENTO/METODOS/EJERCICIOS

Título: Entrenamiento deportivo y preparación física. Aspectos del entrenamiento deportivo

URL : http://riie.com.pe/?a=37902

Autor:Prof. Gabriela Martinetti

Texto completo:

 Ejercicios entrenar métodos de entrenamiento naturaleza de ejercicios...
l Entrenamiento gimnasia deportiva, yoga artístico deportivo, Danza deportiva, Aeróbica deportiva, saltos ornamentales.

* Cuarto grupo: las disciplinas que implican combate, como boxeo, luchas de todo tipo, etc.

* Quinto grupo: los juegos deportivos desde el fútbol al water-polo.

* Sexto grupo: las disciplinas combinadas como el pentatlón, decatlón, etc.

 

Factores externos que determinan la eficacia del entrenamiento deportivo:

1- Condiciones de vida: cada atleta trae su historia personal.

2- Material y técnicas de preparación: la infraestructura del ligar de entrenamiento limita a éste.

3- Capacidad y dominio pedagógico del entrenador.

4- Grado de auto perfeccionamiento del atleta: que el entrenado sepa para que sirve lo que está haciendo y porque no hace aquello. Aquí entra también considerar la parte afectiva del atleta.

5- Sistema de competiciones.

6- Seguimiento científico del entrenamiento.

7- Seguimiento médico.

8- Organización del proceso de entrenamiento.

La mejora de las técnicas del entrenamiento:

El dominio del progreso de las performances implica que se examinen las teorías referentes a la preparación. El examen de los programas de entreno utilizados en los países más desarrollados en plan deportivo, así como los datos históricos, permite definir con precisión las orientaciones que han generado más progreso:

1º orientación, es el progreso rápido de los volúmenes de trabajo dedicados al entrenamiento. El aumento de vol., permite alcanzar un nivel de performance elevado, pero imposibilita que los sistemas funcionales alcancen su pleno desarrollo, por otro lado tiene la influencia negativa en el desarrollo de las cualidades de fuerza y velocidad.

2º orientación, es la adaptación del trabajo de entrenamiento al objetivo planteado.

3º orientación, se basa en la utilización de materiales y equipos que permiten explotar al máximo las reservas funcionales del organismo y en la perfección técnica de los movimientos.

4º orientación, está constituida por el perfeccionamiento de la organización del entrenamiento.

La dirección y el control del entrenamiento

El control de un entrenamiento implica que para cada etapa del entreno, modernizar el nivel de performance que se tiene que alcanzar, comparando las posibilidades funcionales del atleta con las que debería manifestar para obtener los resultados deseados. Por lo tanto, es necesario definir los objetivos a alcanzar, y los procesos que los permiten.

La carga de entrenamiento:

Los procesos de adaptación del organismo del atleta están determinados:

1 - la naturaleza.

2 - la magnitud de las cargas.

3 - la orientación.

La naturaleza es definida por el hecho de que se trata de cargas de entreno o de competición, de cargas específicas o no especificas, por la jornada de entrenamiento, ciclo o año.

La magnitud de las cargas puede ser apreciada por dos tipos de índices:

* Índices externos, están dados por el número de horas de entreno o en el caso de trabajos cíclicos por el número de ejercicios de entreno. Estos permiten realizar una clasificación en función de la intensidad: velocidad, carga.

* Índices internos, están dados por apreciar ésta a partir de las reacciones del organismo que ella determinan ej.: la duración del retorno al estado de reposo, la solicitación de los sistemas funcionales.

Ambos están estrechamente relacionados, un aumento de volumen y de la intensidad de la carga aumenta la solicitación de los sistemas funcionales.

La orientación está definida por: a) la cualidad o la capacidad que éstas desarrollan; b) es sistema funcional que solicitan; c) por los recursos que requieren.

La fatiga es considerada como un poderoso factor de movilización de los recursos funcionales, y como un poderoso factor de adaptación.

Hay que distinguir entre fatiga latente y evidente. La fatiga latente corresponde al mantenimiento de la capacidad de trabajo, por reclamación forzada de los sistemas funcionales. La fatiga evidente se manifiesta por medio de la reducción de la capacidad de trabajo en un nivel fijado.

Para organizar la estructura de programas de entrenamiento, es necesario conocer los mecanismos generales. Que aseguran el mantenimiento de la capacidad de trabajo en situaciones completamente distintas.

La recuperación después de una carga de entrenamiento evolucionará de manera sistemática, podemos distinguir cuatro etapas:

- disminución de esta capacidad.

- restauración

- superación (sobrecompensación)

- estabilización de un nivel próximo al nivel inicial.

En las reacciones de los sistemas funcionales a una carga de trabajo se pueden distinguir dos fases:

* una fase de vuelta a la homeostasis (duración: minutos por hora).

* una frase constructiva, en el curso de la cual se organizan los cambios funcionales y estructurales al nivel de los tejidos o sistemas funcionales solicitados.

Las facultades de recuperación del organismo mejoran bajo la influencia del entreno.

Se distinguen dos tipos de adaptación:

Adaptación rápida: es la reacción del organismo ante un ejercicio máximo intenso. Los sistemas funcionales son solicitados desde el inicio del ejercicio, al final del mismo alcanzan índices elevados.

Adaptación a largo plazo. Es cuando hace intervenir mecanismos diferentes.

La evolución cíclica

La dinámica de las cargas de entreno debe tener en cuenta la fatiga y la recuperación. La evolución de las cargas permite observar las relaciones entre el volumen, intensidad, orientación privilegiada; en todas ellas también influye la edad, y el período de preparación.

Se puede distinguir orientaciones que son invariables:

* Al aumentar la intensidad de entreno específica, disminuye el volumen de trabajo.

* Según la orientación (aeróbica, anaeróbica, velocidad) va a ser la evolución de las cargas.

* respetar la alternancia entre los períodos de cargas y los de alivio.

Por lo tanto la panificación de cargas va:

a) favorecer el aumento de la capacidad de trabajo, al permitir al organismo el soporte de mayores volúmenes de trabajo.

b) favorecer los procesos de recuperación para prevenir la sobrecarga de los sistemas funcionales.

Aspecto cíclico del período de entrenamiento:

Divisiones del período de entrenamiento:

* Microciclos: 2 - 3 días, 7 - 10 días.

* Mesociclos: 3, 4 a 5 semanas.

* Períodos de entreno: 2 - 3 semanas a 4 - 5 meses.

* Macrociclos: 3 a 12 meses.

Principios básicos de la organización:

1. Asegurar la repetición sistemática de sus elementos fundamentales al mismo tiempo cambiando su contenido en función de la evolución del proceso.

2. Cada elemento debe ser ubicado según sus características en una parte determinada de sus estructuras.

3. Cada ejercicio debe intervenir en un momento preciso de su estructura, en función de su orientación especializada.

Para optimizar el proceso de entrenamiento.

Los métodos de entrenamiento:

Desde un punto de vista, el conjunto de los métodos de entrenamiento se puede dividir en tres grupos; orales, visuales, y prácticos, también combinaciones.

Según la estructura del trabajo práctico de entrenamiento, éste se efectúa de manera continua o por intervalos de reposos. Este trabajo puede efectuarse en régimen uniforme o en régimen variable (progresivo o decreciente). Según los ejercicios que se eligen, puede revertir un carácter general que apunte entonces a desarrollar diversas cualidades o selectivo se está centrando en el desarrollo privilegiado de determinadas cualidades.

El entrenamiento continuo de intensidad uniforme se utiliza para aumentar las posibilidades aerobias, mejorando el rendimiento y desarrollar la resistencia específica. El trabajo continuo de régimen variable ofrece gran variedad de combinaciones y puede ser utilizado como la mejora de las cualidades de velocidad o el desarrollo de la resistencia.

El método de entrenamiento por intervalos, hace intervenir en alternancia con las fases de reposo, ejercicios de duración y de intensidad constantes.

Los métodos orales utilizados, pueden ser el relato, la explicación, la conferencia o la discusión.

Los métodos visuales se utilizan para el comentario y el autocontrol del movimiento del atleta.

Los métodos de orientación indican dirección de los movimientos, distancia que hay que afrontar, por la emisión de señales luminosas o sonoras.

Componentes de la carga de entrenamiento

Las cargas utilizadas durante el entrenamiento se definen por un determinado número de caracteres:

1) naturaleza de los ejercicios; 2) intensidad de trabajo; 3) duración de trabajo; 4) duración y naturaleza de los intervalos de reposo situados entre los ejercicios; 5) número de repeticiones.

Naturaleza de los ejercicios:

Se debe conocer la acción de cada uno de los ejercicios utilizados. Según la amplitud de la solicitación:

- los ejercicios de acción general (hacen intervenir mas de dos tercios de la masa muscular)

- los ejercicios de acción local (hacen intervenir menos de dos tercios de la masa muscular)

- los ejercicios de acción parcial (hacen intervenir entre uno y dos tercios de esta masa).

Intensidad de trabajo:

Existen dos indicios de intensidad del trabajo, uno externo constituido por la liberación de energía por unidad de tiempo y uno constituido por el grado de solicitación de los diferentes sistemas funcionales. Es la intensidad del trabajo, la que condiciona los procesos bioquímicos que se solicitan, hay cuatro grados de intensidad de trabajo en función del nivel de solicitación, en relación con el metabolismo máximo.

* Potencia anaerobia máxima: intensidad máxima de liberación de energía por los procesos anaerobios alácticos.

* Potencia de agotamiento: corresponde a la intensidad máxima de liberación por los procesos aerobios.

* Potencia límite: corresponde al umbral anaerobio, representa un 50 % de la potencia crítica.

Cada potencia de ejercicio arrastra el mecanismo solicitado, la potencia anaerobia máxima ocasiona los procesos anaerobios alácticos, la potencia de agotamiento, los procesos glucolítico, la potencia crítica, simultáneamente los procesos aerobios y anaerobios, la potencia límite, casi solo los procesos aerobios.

Duración de los ejercicios:

La duración es fijada por el objetivo asignado al ejercicio. La duración interviene para determinar el modo de movilización de la energía preferencialmente solicitado, y para seleccionar las diversas cualidades que actúan sobre la performance.

Duración y naturaleza de los intervalos de reposo:

La restauración de la aptitud funcional no opera a velocidad constante: primero muy rápido, después se frena, a medida que retoma a condiciones de reposo. Por lo tanto el efecto de una serie de ejercicios será totalmente diferente si se produce la repetición durante el primer, el segundo o el tercer tercio de este período de recuperación.

El reposo puede ser pasivo, el atleta no produce ningún trabajo, o activo, en este caso, las pausas constituyen un actividad ajena. El efecto del reposo activo depende el grado de fatiga.

Número de repeticiones:

Cualquiera que sea el método de entreno, el número de veces que se repite un ejercicio influye considerablemente sobre el nivel de solicitación del organismo y sobre la naturaleza de las reacciones de éste.

Medios de entrenamiento

Los medios de entrenamiento que influyen directamente o no en el dominio deportivo. Se puede repartir en cuatro grupos:

1 - Ejercicios de preparación general. Aseguran el desarrollo funcional general del organismo.

2 - Ejercicios de preparación auxiliar. Son acciones motrices destinadas a preparar al organismo para la preparación específica.

3 - Ejercicios de preparación específica. Constituyen la mayor parte del entrenamiento, son ejercicios que, por su estructura, su intensidad, su duración, se acercan al máximo a las actividades de competición.

4 - Ejercicios de competición: consisten en la ejecución de ejercicios idénticos a las actividades de competición, o de ejercicios que estén próximas a ellas.

Factores que determinan en nivel de las performances:

* Preparación táctica:

La aptitud debe permitir al atleta utilizar al máximo sus aptitudes físicas, o técnicas, teniendo en cuanta las informaciones que posee sobre las aptitudes y los hábitos de sus principales adversarios.

La capacidad táctica del atleta está ligada en su aptitud para asociar técnica y posibilidades funcionales.

* Preparación mental:

La preparación intelectual debe centrarse en los aspectos biológicos, psicológicos y sociales de la actividad deportiva y en la elaboración de esquemas tácticos racionales, aplicables a las acciones de competición.

* Preparación integral:

Es el impulso coordinado de todas las cualidades del atleta lo que le conduce a la alta performance. Esta consiste en favorecer el desarrollo de cada una de las cualidades en el contexto en que intervendrá en el curso de la competición.

* Preparación emocional

La inteligencia emocional es la capacidad de adaptación de las emociones al entorno presente o lugar de conducta. Puede ser entrenada por intermedio de técnicas cognitivas psicorporales que permiten trabajar lo emocional indirectamente. Esta Técnicas han sido desarrolladas desde la Psicosomatología deportiva.

La Prof. Gabriela Martinetti es Profesora Nacional de Educción Física (Dickens). Preparadora Física, Entrenadora en Flexibilidad y Stretching Deportivo, y Entrenadora en Yoga Artístico y Yoga Olímpico Deportivo Escuela de Yoga deportivo, Flexibilidad y Stretching deportivo del CENARD donde dicta cursos así com en el Vilas Racquet.