Palabras claves: EDUCACION FISICA/JUEGOS DIVERSOS/VALORES

Título: Los juegos Cooperativos: Una propuesta  para el desarrollo de la laboriosidad y la solidaridad a través de la Educación Física en los alumnos de primer grado de la escuela primaria Fabricio Ojeda, Consejo Popular San Isidro.

Autor(es): M.Sc. Gerardo Vargas Pereza

                  M.Sc. Isabel Planas Bueno

E_mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Fecha de publicación: 7 de junio de 2012

Resumen:

La investigación realizada en la alumnos de primer grado de la escuela primaria Fabricio Ojeda, Consejo Popular San Isidro del  Municipio Habana Vieja, es un estudio relacionado a  una alternativa de  juegos cooperativos para desarrollar la  laboriosidad y la solidaridad durante las clases de Educación Física a partir de las deficiencias constatadas en sus modos  de actuación, actitudes y normas de conductas que manifiestan los alumnos. Se seleccionó una muestra representativa atendiendo a la cantidad de alumnos existentes en primer grado. Entre los métodos de investigación científica empleados se encuentran: nivel teórico (histórico lógico, inducción-deducción, analítico - sintético y análisis documental); nivel empírico (encuesta, entrevista, y la observación). En el procesamiento de la información se utilizó el método matemático-estadístico (media, décima de proporción y análisis porcentual) para determinar la media en cuanto al comportamiento de los indicadores de los aspectos organizativos y los valores en el diagnóstico  realizado y posterior a la puesta en práctica de la alternativa. Los resultados de la información final demuestran, que la aplicación de la  alternativa resultó ser efectiva, por los índices en promedio y porcientos alcanzados en relación al resultado  arrojado en el diagnóstico. Esto indica que los juegos cooperativos contribuyen a la educación y desarrollo del colectivismo y la laboriosidad.

Texto completo

Introducción

La educación como proceso social es un factor determinante en el desarrollo de la vida política, económica y cultural de un pueblo.  “La importancia que se da a la educación en Cuba y su contenido vienen dados por el carácter socialista de la Revolución.”(1) El sistema educativo cubano actual, tiene sus raíces en el propio proceso de formación de la nacionalidad cubana, en el que instituciones y personalidades pedagógicas imprimieron profundos cambios en la enseñanza que sentaron las bases de la pedagogía actual.

En tal sentido, cobran  vigencia  las palabras de José Martí  cuando dijera “hombres recogerá quien siembra escuelas”[1]. Con el inicio del siglo XXI, en Cuba se han hecho realidad las palabras de nuestro Héroe Nacional al mostrar al mundo un proceso de transformaciones que abarca todas las educaciones, en correspondencia con el vertiginoso desarrollo que se produce.

En el mundo actual, la necesidad de la educación en valores es una problemática objeto de análisis de  políticos, pedagogos, psicólogos, especialistas del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas y otras instituciones, de los educadores de diferentes países interesados en contribuir a la formación de un sujeto capaz de asumir su tiempo desde una posición transformadora. Uno de los retos de la Educación Cubana es la formación de valores en los niños y jóvenes en la sociedad.

La escuela cubana actual se sustenta en la herencia y experiencia pedagógica de grandes pensadores y pedagogos cubanos desde Varela, hasta Fidel Castro., sobre la base de la idea genial del más grande de sus educadores de América quien expresara  que  ¨educar es depositar en cada hombre toda la obra humana que le ha antecedido; es hacer cada hombre resumen del mundo viviente, hasta el día en que vive; es ponerlo a nivel de su tiempo,  para  que flote  sobre  él, y no dejarlo debajo de su

tiempo  con lo que no podrá salir a flote; es preparar al hombre para la vida.”[2]

En consecuencia de los antes expuesto es decisiva la educación en valores consustanciales al proceso revolucionario cubano, esta misión, es en primer lugar de la escuela como institución social, unida a la familia y a la comunidad, en tanto la educación en valores tiene como objeto la formación integral de la personalidad.

Los profesores deben diseñar acciones que contribuyan a la educación en valores, teniendo en cuenta que, “contamos con un caudal de valores formados a lo largo de nuestra historia, presentes en el pensamiento y las tradiciones del pueblo cubano y en la obra de la revolución, que se convierten hoy en fortalezas para continuar en el camino de formación de las nuevas generaciones.”[3]

Teniendo en cuenta que los sujetos investigados son alumnos de primer grado, se analizan  los documentos que orientan la educación primaria, entre ellos circulares, resoluciones y programas, en los que  queda esclarecida la misión del profesor para lograr la formación integral del discípulo. Se parte de considerar que la formación integral tiene como la educación en valores, por ello se analiza lo orientado por el Programa Director Nacional para la educación en valores, que orienta este proceso en todo el sistema educacional.

Es necesario resaltar que en estos  documentos, circulares, resoluciones y programas se precisan los valores fundamentales a formar y los modos de actuación asociados a cada uno de estos, desde su eje integrador el humanismo martiano y marxista – leninista.  Los valores de la laboriosidad y la solidaridad se abordan en este documento en estrecha relación con otros valores. La orientación de la investigación a partir de los modos de actuación de estos valores  fundamental le permite obtener los resultados que se analizan en otros momentos de este informe.

Si bien han existido  instituciones sociales que han asumido un rol importante en este proceso de socialización en particular, otras relacionadas con el área  de la Educación Física han adolecido de un trabajo sistemático y conjunto, incidiendo en  proyecto formativo integral de las nuevas generaciones con prioridad de nuestra Revolución.

Estos aspectos han estado asociados al déficit en la presión de los objetivos educativos por parte de los docentes de la especialidad, llevando a la tendencia de trabajar más aquellos contenidos que logren un elevado nivel de desarrollo morfofuncional  del organismo, de las habilidades motrices generales o básicas y desatender la formación de  valores principalmente morales.

En la  nueva reforma de la Educación Física adquiere especial relevancia la idea de prácticas  diversas o alternativas de juegos en  cuanto a la función educativa, es decir, práctica que lejos de suponer actividades negativas, provoquen experiencias positivas en el estudiante, que permitan llevar a la práctica diferentes actividades en función de las distintas capacidades, de tal forma que las diferencias individuales constituyan en enriquecimiento.

El autor Raúl Gutiérrez (2007) plantea que durante mucho tiempo se ha empleado el juego como un elemento enriquecedor para la formación integral del individuo, pero no se ha prestado una gran atención a qué tipo de juegos son los más adecuados. Es aquí donde radica la importancia de poner en práctica los juegos cooperativos para el desarrollo de la laboriosidad y el colectivismo en los alumnos.[4]

La alternativa elaborada mantiene a los sujetos en su socialización y en el desarrollo de su personalidad y les ofrece la posibilidad de examinar, desarrollar e integrar la capacidad de comprensión de habilidades que ellos ya poseen. Una de las razones del éxito de esto juegos cooperativos es su capacidad de motivar a los participantes y despertar en ellos la curiosidad.

Los resultados del estudio justifican la existencia del siguiente problema científico: ¿Cómo contribuir  al desarrollo del colectivismo y la laboriosidad en los alumnos de primer grado de la escuela primaria Fabricio Ojeda, Consejo Popular San Isidro.

Teniendo en cuenta el problema de investigación nos hemos trazado el siguiente Objetivo de investigación: Proponer una alternativa a través de los juegos cooperativos para contribuir al desarrollo del colectivismo y laboriosidad en los alumnos de primer grado de la escuela primaria Fabricio Ojeda del Consejo San Isidro, La Habana  Vieja.

Para el estudio se seleccionaron a los 2 profesores de Educación Física  de la escuela  primaria Fabricio Ojeda  para la investigación y 40 padres  para la encuesta. La muestra de alumnos resultó  ser de 37, de estos 18 fueron hembras representando el 48,6 % y  19 varones  significando el 51,4%).

Los métodos de investigación científicos empleados  para la realización del estudio fueron: nivel teóricos: análisis histórico lógico, Inducción—deducción,  análisis- síntesis, modelación y de  nivel empíricos: encuesta a padres, profesores, y la observación pedagógica. Entre los métodos matemático-estadístico se encuentran décima de proporción, media  y  cálculo porcentual.

 

Desarrollo

Análisis de los resultados alcanzados del control inicial realizado en el primer período del curso escolar.

A continuación se exponen los resultados del control inicial obtenidos  a través de las observaciones a clases. Se inicia el análisis por los aspectos organizativos. Al analizar los resultados del control inicial (condiciones del área y de los implementos), se refleja que el primer indicador alcanzó un promedio de 3  puntos que significa el 60% y el segundo indicador logró  3.2 de promedio para un 64 %. Al referirse a la uniformidad del grupo y profesor resultó ser satisfactorio ya que alcanzó un promedio de 4.1 para un 82%. Al referirnos a la motivación de los alumnos se logró un promedio de  4.5  para un 90%.

Al hacer un análisis del  comportamiento de los modos de actuación del  colectivismo, evaluados a través de indicadores cada uno, podemos plantear que el modo de actuación no. 1 (preocupación por el trabajo del compañero) alcanzó un promedio general de 3 puntos para un 60%; el número 2 (ayuda a su compañero en el transcurso del juego) logró un promedio general  de 3.3 puntos para un 66%, el número 3 (participación en el juego con unidad) obtuvo un promedio de 3.7 para un 74%.

En cuanto al valor de la laboriosidad podemos decir que el modo de actuación número 1 (le gusta la actividad orientada) alcanzó un promedio general  de 4 puntos para un 80%; el número 2 (reconoce la actividad orientada) obtuvo un promedio de 3.9 para un 78% y el número 3 (asume cualquier responsabilidad) logró un promedio 4.2  para un 84%.

Propuesta de juegos cooperativos

1-  Nombre: Caminemos sobre la viga

Objetivo: Mejorar el equilibrio, coordinación y educar  el colectivismo y la laboriosidad.

Materiales: bancos de 5 m.

Organización: Los sujetos formados en equipos en hileras con las manos tomadas detrás de una línea de salida a 2 m de  distancia se colocará un banco frente a cada equipo.

Desarrollo: Al sonido del silbato del profesor salen corriendo y tratarán todos de pasar la viga caminando  con las manos tomadas hasta llegar a la línea final colocada a 3 m.

Reglas:

-Todos los equipos deben cruzar la viga con las manos tomadas.

- Ganará el equipo que todos los integrantes pasen la viga con las manos tomadas.

Variante: Pasar la viga en la ida y regreso.

Clasificación: Juego colectivo, activo, de habilidades motrices básicas simples y utilitarias.

2 - Nombre: La vuelta al trompo

Objetivo: Mejorar la coordinación, fuerza de pierna y educar el colectivismo y la laboriosidad.

Materiales: Banderitas y tiza.

Organización: Separados en equipos en formación de hileras; frente a cada equipo se sitúa una banderita a una distancia de 4 m

Desarrollo: Al sonar el silbato todos los jugadores de cada equipo con los dos brazos encima de los hombros del compañero de adelante saldrán saltando con ambas piernas a darle la vuelta a la banderita y regresar realizando la misma acción.

Regla:

-Gana el equipo que todos los integrantes realicen la actividad saltando con las dos piernas con los brazos encima del hombro del compañero de adelante.

-Variante: Realizar la actividad con una sola pierna o en carrera.

Clasificación: Juego colectivo de habilidades motrices básicas combinadas y utilitarias.

3- Nombre: La laboriosidad

Objetivos: Educar la responsabilidad, el colectivismo y la laboriosidad.

Materiales: cubos y pelotas.

Materiales

Organización: Cuatro hileras.

Desarrollo: Los subgrupos forman dos hileras tras la línea de salida al frente se colocan objetos dentro de un aro a la señal del profesor salen los primeros de cada hilera en forma de ondas solo podrán tomar un objeto y colocarlo en la línea final formando un huerto que entra en dependencia de la creatividad de cada equipo.

Reglas:

1-Cada niño(a) solo podrá escoger un objeto cada vez que realice la carrera.

2-Ganará el equipo que más rápido y creativo sea a la hora de confeccionar  el huerto.

Variante: Se puede confeccionar solamente un huerto  lo cual requiere de la ayuda de los dos equipos.

Clasificación: Juego colectivo, de habilidades motrices básicas simples y utilitarias.

4- Nombre: Agrupando objetos

Objetivo: La laboriosidad y el colectivismo.

Materiales: Tarjetas en colores.

Organización: En círculo.

Desarrollo: El grupo se colocará sentado en forma de círculo y en el centro se colocarán tarjetas de colores  y a la señal del profesor todo participarán para agrupar los colores que oriente el mismo.

Regla:

1-El niño que no tenga participación en la actividad tendrá que responder una pregunta que le hará otro niño.

Variante: Sentados en forma de círculo con las tarjetas  de colores delante a la señal del profesor  saldrán corriendo y colocarán las tarjetas agrupadas en el centro del círculo.

Clasificación: Juego colectivo y co-educacional.

Otros juegos aplicados en la investigación.

1 -El tren saltarín.

2 - Las cuatro esquinas.

3 - Atrapando las pelotas.

4 - El sembrador.

5- La cadena intranquila.

6- Formando los contingentes.

7- Los microbrigadistas.

 

Conclusiones

1-La educación  de valores en las nuevas generaciones constituye un reto de todos los pedagogos cubanos de la época dada la necesidad de formar y preparar a un estudiante que le permita flotar en el mundo actual, los oriente hacia posiciones transformadora y de compromiso con la exigencia de la sociedad actual.

2- En el análisis bibliográfico se constata que los juegos cooperativos es un  tema poco estudiado por investigadores nacionales, solo se analiza y se recogen informaciones de fuentes internacionales, lo que corrobora la necesidad de incursionar esta alternativa a nuestro currículo.

3- Los juegos cooperativos constituye un medio eficaz dentro del proceso de enseñanza aprendizaje de la Educación Física,   por las potencialidades  educativas que ofrece y la transformación en la relación alumno-alumno y profesor-alumno.

4- Los resultados arrojados a través en la aplicación de la propuesta demuestra la factibilidad de los juegos cooperativos  partir de las nuevas tendencias contemporáneas que ha planteado la Educación Física en el siglo XXI.

 

Recomendaciones

1-Hacer extensiva la investigación en próximos cursos escolares dada la importancia que  tiene esta estrategia metodológica para la formación de valores en los escolares menores.

2-Dar a conocer a los metodólogos del municipio y profesores en general los resultados arrojados en la investigación.

3-La realización de actividades metodológicas dentro del territorio donde se impartan nuevas alternativas de trabajo dentro de la esfera de la Educación Física, va a constituir una vía esencial a para elevar la calidad del proceso docente educativo.

 

Bibliografía

1-Baqueo, Ricardo (1997). Vigosky y el aprendizaje Escolar. Argentina. Editorial. S.A.

2-Cascón Soriano, P. y Martín Beristain, C. (1997). La alternativa del juego I: juegos y dinámica de la educación para la paz. Madrid.

3-Chacón Arteaga, N. L. (1996). Moralidad histórica. Premisa para un proyecto de la Imagen del joven cubano. 98 h. Tesis (en opción al grado científico de Doctor en Ciencias Filosóficas). Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona. Ciudad de la Habana, pág. 2.

4-González Maura, V. y otros (2004) “La educación de valores en la práctica profesional: Una experiencia en la formación del estudiante de Educación Física en la Universidad Complutense de Madrid y el Instituto Superior de Cultura Física “Manuel Fajardo” de La Habana. En: Revista Cubana de Educación Superio.No. 3.

5- Gutiérrez, Raúl (1997). El juego de grupo como elemento educativo. Madrid. Editorial C. C. S. Alcalá, pág. 18.

6-INDER (2001) “Programa y orientaciones metodológicas de educación física. Educación primaria (Primer ciclo).”. Dirección Nacional de Educación Física. Editorial Deportes. La Habana.

7- López, A. (2003). “El proceso enseñanza aprendizaje en educación física. Hacia un enfoque integral físico educativo. La Habana. Editorial Deportes.

8- Martí  Pérez. José. (1964) Obras completas. La Habana: Editora Nacional de Cuba, t. 19, pág.57.

9- Plataforma Programática del PCC. Tesis y Resoluciones (1976).Editorial de.Ciencia Sociales. Ciudad de la Habana, pág. 675.

10-Trigo Aza, E. (1994). Aplicación del juego tradicional en el currículo de la  Educación Física. España- Barcelona. Bases teórica.


[1] PARTIDO COMUNISTA DE CUBA Tesis y Resoluciones del Primer Congreso del Partido  Comunista  de   Cuba.  La  Habana.  Editorial  del  Consejo de Estado,  1976,  pág.675

[2] Martí Pérez, José Obras Completas. La Habana. Cuba: Editora Nacional de Cuba; 1964. tomo 8,  página 281

3. García Batista, Gilberto. ¿Por qué la formación de valores es también un problema pedagógico? En Compendio de Pedagogía. Ciudad de la Habana. Cuba: Editorial Pueblo y Educación; 2002.pp. 201.

[4] Gutiérrez, Raúl (1997). El juego de grupo como elemento educativo. Madrid. Editorial C. C. S. Alcalá, pág. 18.