Palabras claves: LACTATO/UMBRAL METABOLICO/GLUCOGENO

Título: Lactato. Umbral del lactato, y su relación con el entrenamiento deportivo.

Autor(es): MSc. Jorge Hernández Díaz

                  MSc.  Miriam Recio Contreras.

Centro de procedencia: UCCFD ¨Manuel Fajardo¨

E_mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fecha de publicación: 28 de julio del 2011 

Resumen:  

Este trabajo reflexiona sobre las características fisiológicas del ácido  láctico y su relación con el entrenamiento deportivo, en este se brindan respuestas a diferentes preguntas, relacionada con esta temática: ¿Si el lactato es dañino o no? ¿Si el lactato es algo sobre el cual un atleta debe de preocuparse? ¿Qué es el Umbral de Lactato? entre otras interrogantes.

Los niveles de lactato son la mejor medida de la intensidad de una sesión de entrenamiento, tradicionalmente ha sido muy difícil obtener informaciones sobre este, tanto los fisiólogos deportistas, como los entrenadores han ideado diferentes maneras de aproximar la información que provee el análisis del lactato y uno de estos métodos es el uso de la taza de latidos del corazón, así como otros tipos de mediciones del lactato siendo explicado durante el desarrollo de esta temática. Esperamos que este trabajo sea una herramienta de conocimientos  para los entrenadores y  especialistas de la Cultura Física en general.

Texto completo

Introducción.

El lactato es un compuesto orgánico formado por carbón, hidrógeno y oxígeno. La formula química del lactato es C3 H5 O3 que se produce naturalmente en el cuerpo de cada persona. Además de ser un producto secundario del ejercicio, también es un combustible para ello. Se encuentra en los músculos, la sangre y varios órganos. Su cuerpo lo necesita para funcionar apropiadamente. El ácido láctico, producto final de la glicólisis, siendo su fuente primaria la descomposición de un carbohidratos llamado glucògeno, este se descompone y se convierte en una sustancia llamada piruvato, formula química C3 H3 O3 parecido al lactato,  durante este proceso se produce energía. Muchas veces nos referimos a este proceso como energía anaeróbica porque no utiliza oxígeno.  Cuando el pivurato se descompone aún más, produce más energía, este en  su proceso de transformaciones  se produce ante la presencia de O2  hecho que ocurre en las mitocondrias musculares. Esta energía es aeróbica  porque este proceso adicional utiliza oxigeno. Si el pivurato no se descompone generalmente se convierte en lactato,  estando  presente en nuestro sistema mientras descansamos y mientras nos ocupamos con  nuestras actividades cotidianas, aunque a niveles muy bajos.

Mientras se lee este documento, se está produciendo lactato. Sin embargo cuando incrementamos la intensidad de nuestro ejercicio o nuestras actividades de trabajo, se producen grandes cantidades de piruvato rápidamente. Debido a que el piruvato puede ser rápidamente producido no todo es utilizado para energía aerobia ya descrito anteriormente. El exceso del piruvato se convierte en lactato. Es por esa razón que el lactato es una señal tan importante para el entrenamiento. Cuando es producida indica que la energía aeróbica es limitada durante la actividad.

Existe otra razón por cual se produce más lactato cuando se produce o incrementa la intensidad del ejercicio se reclutan cantidades adicionales de fibras musculares. Estas fibras se utilizan con poca frecuencia durante el descanso o las actividades ligeras muchas de estas fibras son de contracción  rápidas las cuales no tienen mucha capacidad  de convertir el piruvato en energía aeróbica, por lo que hay una mayor producción de lactato.

Dentro del dinamismo del lactato, al producirse este,  el va a tratar de salir de los músculos e incorporarse en músculos cercanos, a los líquidos interterciales celulares y al flujo sanguíneo.

Cuando el lactato es aceptado por otro músculo este se convertirá nuevamente en piruvato, siendo utilizado para energía aerobia. Durante el entrenamiento deportivo al incrementarse las enzimas el piruvato se convierten rápidamente en lactato y este en piruvato. El corazón utiliza el lactato como combustible, puede ir al hígado y ser convertido nuevamente en glucosa o glucògeno, por lo que puede variar rápidamente de una parte del cuerpo a otra, existiendo evidencia de que algunas cantidades de lactato se vuelven a convertir en glucògeno dentro del músculo.

Muchos se preguntaran si el lactato es dañino o no, cuando este es producido a nivel muscular  se producen iones de hidrógeno excesivos junto con el lactato, al existir una acumulación sustancial, los músculos se vuelven más ácidos, estos iones de hidrógenos son los causantes de problemas en la contracción de los músculos durante el ejercicio, describiéndose una sensación de “quemar o apretar”. Cuando el lactato es producido junto a este se produce el Ion de hidrógeno saliendo juntos cuando salen de las células. La sensación de quemar es realmente un mecanismo de defensa contra el daño de los músculos, al existir demasiada acidez esta puede descomponer la fibra muscular, durante el entrenamiento excesivo se producen altos niveles de ácidos.

En conclusión, el  lactato no es la causa de la fatiga muscular, pero está estrechamente relacionada  con los iones de hidrógenos causantes de la acidez, y por ende de la fatiga, por lo que debe ser una preocupación para los atletas y sus entrenadores, existiendo dos valoraciones dos razones importantes. En primer lugar, si el atleta pudiera producir menos lactato o despejarlo más rápidamente de sus músculos, el proceso reduciría los iones de hidrogeno. La clave para el éxito atlético según investigaciones recientes es poder despejar el lactato del músculo donde es producido, eso no significa que no sea importante una producción menor de lactato. Si existe un buen entrenamiento por parte de un atleta existirá una mayor  posibilidad de que su cuerpo transportará el lactato a otro lugar rápidamente resolviendo el problema de tener mayor cantidad de este en los músculos, propiciando que este atleta pueda mantener niveles altos de esfuerzo durante más tiempo.

Otra  valoración se analiza partiendo de los eventos que duran menos de 10 minutos por ejemplo, la natación, el remo, el ciclismo en pista, el patinaje, y muchos eventos de correr siendo la habilidad de producir grandes cantidades de energía hacia el final del evento es critica para el éxito. Una de las mejores maneras para probar si el atleta ha generado niveles alto de energía hacia el final del evento, es medir el lactato sanguíneo después de un esfuerzo máximo. Mientras  más alto  mejor.

 

El termino despejar según la bibliografía utilizada describe el efecto de dos procesos separados pero relacionados.

En primer lugar nos referimos al proceso mediante el cual el lactato es removido o despejado de los músculos, evidenciándose por medio de la elevación de los niveles de lactato en sangre cuando este sale de los músculos, es lo esperado cuando el lactato se mueve según su gradiente de concentración de mayor a menor.

En segundo lugar nos referimos al proceso en donde el lactato es removido del flujo sanguíneo, algunas veces se refiere como la desaparición del lactato. Al medir el entrenador el lactato en sangre de un atleta, este debe estar observando el efecto neto de los procesos de aparición y de desaparición. La literatura consultada, nos hace referencia que durante una sesión de entrenamiento en estado fijo, cada uno de los procesos contrarresta al otro, por lo que el proceso de remover o despejar el lactato de la sangre, ayuda que este se despeje de los músculos que lo producen, que también es donde habrá el problema, siendo este uno de los conceptos más importante para el entrenamiento.

En el párrafo anterior mencionamos el estado fijo, trataremos de explicar esta terminología: Si un atleta nada, corre, monta la bicicleta, etc. En una velocidad constante o esfuerzo constante durante un tiempo de más de 10 minuto, se estará ejecutando una sesión de ejercicio en estado fijo, el nivel de lactato variará al principio, pero eventualmente el nivel de lactato se asentará en un nivel constante. Se comete un grave error en considerar  como definición de las sesiones de entrenamiento  en estado fijo aquellas en las cuales la taza de latidos del corazón es constante durante el entrenamiento, ya que los tipos de sesiones no producen el mismo efecto de entrenamiento.

 

Desarrollo

Valoremos el significado de los niveles de lactato en sangre para un atleta, medir este, nos permite en primer lugar conocer una de las mejores señales para el éxito del entrenamiento, existiendo según la literatura consultada tres mediciones de lactato que se debe tener en cuenta, las cuales trataremos de explicar a continuación:

- Sistema aeróbico, el más efectivo modo de medir este es el comprobar el nivel de velocidad o esfuerzo en el lumbral del lactato, que este no es más que la velocidad o el esfuerzo máximo en estado fijo produciendo un nivel de lactato fijo. Utilizar un punto de referencia fijo del lactato, como 4.0 mmol/l es otro método de medir este sistema. Muchos programas miden el esfuerzo y la velocidad necesaria para medir 4.ommol/l, manteniendo un registro de este a lo largo del tiempo. Mientras mayor sea la velocidad o el esfuerzo para producir esta cantidad de lactato, más eficiente es este sistema. No hay nada mágico con 4mmol/l. Solamente es un nivel de lactato conveniente para comparar los análisis pasados con los actuales. ¿Quedará cerca del umbral del lactato para un gran porcentaje de los atletas? Si un entrenador desea comparar los niveles de desempeño de un atleta comparándose con algún tipo de nivel de lactato, entonces este debe ser un valor que se aproxima al lumbral del lactato y este mismo debe ser utilizado cada vez, se debe considerar que los valores que son muy alto o muy bajo pueden ser engañoso.

-  Sistema anaeróbico, aceptándose por diferente especialistas el nivel máximo  del lactato como una medición de cuanta energía produce el sistema aeróbico. Cuando se entrena en máximo esfuerzo se genera mucho lactato, este sistema es màs efectivo si se produce màs lactato en un nivel máximo de esfuerzo. Por lo tanto, el lactato en sangre durante un esfuerzo máximo es una buena medida de la cantidad de energía que el sistema anaeróbico ha sido entrenado a producir.

Pongamos un ejemplo, si un atleta ha incrementado el lactato producido después de un esfuerzo máximo de 10mmol/l a 13mmol/l, entonces este atleta completará su carrera con un tiempo màs rápido.

La relación que se establece entre los dos sistemas anteriores, es muy importante pero es menos conocida como una señal de adaptación atlética, la única manera en el cual se puede medir esta relación es mediante una prueba de ejercicio graduado, en la cual se describe la taza de lactato se acumula en  la sangre mientras la intensidad del ejercicio se incrementa según el evento, esta medición puede ser tan importante como las anteriores descritas.

Dos atletas, mientras incrementan la intensidad pueden generar incrementos en niveles lactato sanguíneo a tazas muy diferentes. En un evento que requiere de un componente anaeróbico sustancial, mientras màs lentamente se acumula el lactato en el cuerpo, mejor será el desempeño atlético.

Dos atletas que encuentran que sus dos primeras mediciones son iguales, pero que difieren en cuanto a la taza en cual el lactato se acumula en la sangre, se obtendrán diferentes resultados en cuanto a su desempeño. El atleta que acumula el lactato en una taza màs lenta generalmente se desempeñará con mayor velocidad.

En segundo lugar, la mejor manera de medición disponible para medir la intensidad de una sesión de entrenamiento es determinar la taza del lactato, siendo el lactato sanguíneo una indicación de que el sistema aeróbico no puede soportar la carga del ejercicio. Por lo tanto según los análisis realizados el nivel del lactato indica cuanta presión la sesión de entrenamiento esta imponiendo sobre el sistema aeróbico. Los entrenadores deben asegurar que las sesiones de entrenamiento produzcan el nivel apropiado de stress en el sistema, ni demasiado, ni muy poco.

Dentro de los entrenadores se manejan un concepto que es un área de controversia, es el referido al “umbral anaeróbico”, y su relación con el lactato, diferentes literaturas manejan diferentes términos pero no se logra globalizar el termino, muchos especialistas han planteado la eliminación del término, otros tratan de no utilizarlos.

La eliminación de este término, por parte de algunos especialistas, no significa que no sigue siendo utilizada, libros relacionados con el tema, investigaciones, medios de comunicaciones, entrenadores y científicos. Si es cierto que falta consenso en cuanto a su manejo terminológico, lo que sí es cierto y nadie discrepa sobre la relación entre esta terminología y los conceptos del  entrenamiento asociado con esta.

Según manifestaciones de algunos científicos en conclusiones iníciales plantearon la existencia de un punto de esfuerzo en el cual el cuerpo comenzaba a utilizar la energía anaerobia fuertemente, este punto según ellos pertenecen a los cambios respiratorios, en los patrones del consumo de Oxígeno, en comparación a la producción del Dióxido de carbono junto con una inmediata acumulación de lactato en sangre. Debido a que fue un cambio rápido se le aplicó el término umbral, también la creencia de que la acumulación del lactato se debía al incremento del uso de la energía anaeróbica  causada por la falta de Oxígeno se le agregó el término anaeróbico, motivo por el cual se utiliza umbral anaeróbico”. El cual no representa un cambio repentino a metabolismo anaeróbico y según el criterio de la mayoría de los especialistas puede ser que no tenga nada que ver con la privación de Oxígeno.

Por lo que muchos han comenzado a utilizar los términos como “umbral de lactato “o “comienzo de la acumulación del lactato”, pero sin embargo sigue siendo el favorito por parte de la mayoría de los entrenadores, atletas, y medios de comunicación el término  “umbral anaeróbico”, usado comúnmente para explicar que sucede en los atletas –el nivel de velocidad o esfuerzo que genera un nivel constante de lactato en sangre.

Cualquier aumento en el esfuerzo o velocidad por encima de este nivel causará que el lactato y sus ácidos asociados aumenten en forma constantes y esto sin duda le forzará al atleta a terminar su actividad, el tiempo transcurrido hasta la terminación del ejercicio será consecuencia de cuán  por encima del esfuerzo máximo en estado fijo se encuentra el atleta, del evento que está compitiendo, el tipo de atleta, de las capacidades fuerza y resistencia y su acondicionamientos.

Para la mayoría de los atletas, el otro umbral o sea el llamado “umbral del lactato es el más importante nivel que debe conocer. El umbral de lactato lo utilizamos para referirnos al máximo estado fijo del lactato, siendo el paso máximo que el atleta puede mantener durante un período de tiempo extendido sin acumular sin acumular cantidades adicionales de lactato. Según especialistas consideran que este paso ejercerá la mayor cantidad de estrés en los músculos.

Obviamente si los atletas, aumentaran su velocidad, ejercerían màs estrés  y permitiría màs adaptación en las fibras que no han sido reclutadas hasta llegar a niveles intensos de ejercicios que se encuentran por encima del umbral de lactato, pero se debe analizar que los esfuerzos por encima del umbral del lactato generan exceso de lactato y cerraran a los músculos en poco tiempo, por lo que el volumen total del ejercicio será menor, agregando además que los esfuerzos frecuentes en niveles por encima del umbral del lactato pueden dañar la estructura celular de los músculos.

Muchos  atletas y entrenadores se preguntan  ¿Cuánto tiempo puede un atleta entrenar en estos umbrales?, en ningún momento podemos determinar un nivel fijo, ya que este variará de un atleta y otro dependiendo de cuán bien acondicionado estén, el tipo de entrenamiento, su composición muscular, su dieta, su tolerancia para la incomodidad, el ambiente, y otros factores. Se puede sostener el paso en 1.0 mmol sobre la base durante horas, quemando un alto porcentaje de grasa en este paso y nuestro cuerpo tiene suficiente grasa para varias horas de ejercicios. Mucho del entrenamiento para atleta de distancia y resistencia se dirige a entrenar a los músculos a quemar la grasa.

Según investigaciones el tiempo límite en que un atleta generalmente puede entrenar en el “umbral del lactato” es de una aproximación de 60 a 90 min, siendo el factor limitante el combustible para la obtención de energía, en este caso el glucógeno dependiendo mayormente de los tipos de entrenamientos recientemente utilizado y de la dieta, la no existencia en un atleta de poco glucógeno, los músculos no pueden mantener el paso o el esfuerzo LT y el atleta perderá velocidad, se necesitan de 36 a 72 horas  para reponer los niveles de glucógeno completamente. Similarmente, un atleta que entrena durante un período extendido a nivel de LT o más solo podrá completar una sesión de entrenamiento similar hasta que el glucógeno en el cuerpo halla sido reemplazado, no siempre es así ya que existe atleta que entrenan por encima del umbral, como que hay otros dicho anteriormente que no pueden sostener sesiones de entrenamiento frecuentes a niveles por encima del umbral.

Una pregunta muy interesante seria ¿Cuánto un atleta debe entrenar a niveles sobre el LT?, ya hemos planteado que esto varia de un atleta a otro, siendo un área de muchas contradicciones, existen estudio que demuestran que el entrenamiento en altas intensidades provee excelentes resultados y existen estudios que demuestran que el entrenamiento en niveles menores provee los mejores resultados, por lo que un entrenador puede decir, si hay apuro, debes incluir muchas sesiones de entrenamiento de alta intensidad, no hay otra forma de entrenar a las fibras musculares que no son reclutadas hasta llegar a niveles de esfuerzo de alta intensidad.

Otro entrenador diría viéndolo de otra forma, “estas entrenando simplemente por entrenar” muy lógico porque las sesiones de entrenamientos al comienzo del entrenamiento generalmente están por debajo del umbral para que el atleta pueda desarrollar una buena base para sus sesiones más intensas en el futuro, por lo que el entrenamiento lo podemos comparar con una escalera. Por lo que es necesario entrenar en el primer peldaño, antes de poder entrenar en el próximo. Mientras uno sube la escalera, el cuerpo tiene mayor capacidad de soportar el entrenamiento en altas intensidades, dependiendo esto del deporte, la cantidad de tiempo disponible para entrenar y la programación de competencia importantes.

Existen varios tipos de análisis que se utilizan para medir el umbral del lactato que un atleta produce, el tipo más común según la literatura consultada es la prueba del “ejercicio graduado”, conocida también como “prueba de paso” o “prueba de ejercicio progresivo”, el objetivo de estas es la aplicación de una serie de ejercicios a niveles de intensidad que aumentan progresivamente.

Dependiendo del deporte, el atleta puede montar una bicicleta en una pista o un ergòmetro, nadar varias vueltas en una piscina, remar en un ergòmetro, o completar algún tipo de ejercicio en estado fijo. El atleta comienza en estas pruebas en un bajo nivel de esfuerzo, después del completamiento del ejercicio, el entrenador o el científico del deporte tomará un análisis del lactato sanguíneo, midiendo otras cosas como la tasa de latidos del corazón, el esfuerzo percibido, o medidas del consumo de Oxígeno, si tiene el equipo especializado necesario para hacerlo. Después de haber completado el primer paso, o la primera etapa, el atleta completa el segundo paso en un mayor nivel de esfuerzo, completando varios pasos adicionales, de acuerdo a las indicaciones del entrenador o la otra manera de medirlo es directamente por medio del análisis de lactato.

Cuando los niveles de lactato en los músculos están en estado fijos, el lactato en sangre también lo estará, encuentre el valor del estado fijo máximo y encontrará que ese también es el umbral del lactato, no existe ninguna razón fisiológica por cual una cierta tasa de latidos debe coincidir con el umbral del lactato, y de hecho no coinciden ya que las tazas de latidos en el umbral del lactato varían sustancialmente de un atleta a otro.

A continuación debemos hacer una valoración de aquellos factores no físicos que afectan al umbral de lactato .Muchos especialistas reconocen el valor del umbral del lactato, sin embargo algunos entrenadores han desacreditado el uso de pruebas de lactato para medir el umbral del lactato de un individuo porque otros factores externos afectan las pruebas, por ejemplo, la dieta, la fatiga, la temperatura y el estado emocional. Estos factores externos que causan variaciones en una prueba de lactato, también causarían variaciones en cualquier otro tipo de prueba. No importa si un atleta utilizaría prueba de distancia, pasos repeticiones, porcentajes de esfuerzos máximos, u otra metodología, los factores externos pueden afectar los resultados. Si es muy importante el conocimiento de todos los factores externos comunes y tratar de controlarlos, a continuación le expondré en este escrito, algunos de esos factores:

*Horas del día, con respecto a este factor si valoramos la mayoría de los atletas tienen menos velocidad en el umbral de la mañana que en la tarde, los pasos a medir o fijados utilizando una prueba hecha por la tarde los resultados serian mas rápidos para las sesiones de entrenamientos que toman lugar en la mañana. Esto no anula la validez del método de prueba, solamente significa que deben ajustar las velocidad hacia abajo, por un segundo o por dos, para las sesiones de entrenamiento que ocurren por la mañana, es cierto que muchos atletas muy bien por las  mañanas, siendo en este caso necesario ajustar sus tiempos para una taza más  mayor de velocidad en la mañana.

La velocidad en el umbral entre sesiones de entrenamiento en la mañana  y la tarde puede variar dramáticamente, un ejemplo hallado en la bibliografía consultada fue la de un entrenador de natación ha encontrado hasta 4 segundo de diferencia por cada 100m entre los umbrales de la mañana y la tarde para algunos de sus nadadores, según un pequeño análisis  esto lo atribuyo a cambios enzimáticos y químicos dentro del cuerpo, agregando que el sistema anaerobio varia entre la mañana y la tarde, por lo que esto tiene implicación bien determinada para una competencia, ya que algunos atletas pueden competir mejor en una parte del día que en el otro, por lo que recomiendo hacer tantos pruebas por las mañanas que por las tardes, para evaluar las diferencias entre los dos períodos.

*El entrenamiento o las competencias fuertes y recientes, lo considero otro de los factores a tener en cuenta, ya que los atletas generalmente tienen un umbral de lactato después de un entrenamiento fuerte el día anterior. Si el día anterior de una prueba el entrenamiento transcurre a bajas intensidades, entonces el umbral no puede ser afectado por falta de glucógeno, nunca realizar ejercicios con pesas ya que esta interfiere con los resultados de la prueba.

*La Dieta, recomendamos que cuando se realice la prueba el día anterior y el día de esta debe comer bastantes carbohidratos, asegurando que halla suficiente glucógeno disponible a los músculos y que la falta de este no afecte la prueba, es sumamente importante que los atletas no puedan tomar ningún alimento que contengan cola, ni una bebida que contengan cafeína ante de la prueba, es importante garantizar que el atleta no este hidratado durante la prueba.

*El clima y la temperatura, el calor y la humedad afectan en diferente forma  a los atletas, las medidas  de lactato es más altas cuando la temperatura es alta, si las pruebas se realizan afuera es importante registrar la temperatura y la humedad durante la prueba para que el entrenador pueda utilizar esto como referencia comparando un período de pruebas con el otro. El calor también afecta a la tasa de los latidos del corazón y puede que no varíe de la misma forma que varía el lactato. Por lo tanto puede ser engañoso utilizar la tasa de latidos para calcular el umbral en temperaturas muy frías o muy calientes. No se debe realizar las pruebas si hay mucho viento, además, si un atleta cambia de ubicación y sube y baja de altura, entonces el umbral del lactato debe ser calculado para una nueva altura.

*Otros factores- El entrenador debe utilizar el mismo protocolo de prueba cada vez. Cualquier modificación de la prueba reduce el hecho de ser comparable los resultados por ejemplo; Si el entrenador utiliza sesiones de natación de 400m, corridas de 2000m, o sesiones de ciclismo de6 min para una prueba, entonces debe utilizar las mismas distancias y los mismos tiempos durante las próximas pruebas. No se debe hacer una prueba adentro en un ergòmetro un día y afuera en el camino el  próximo día. Utilice un protocolo que es específico al evento del atleta.

En conclusiones podemos decir que las condiciones de las pruebas deben ser controladas, no es mi deseo socavar el valor de hacer las pruebas, debiéndose fijarse pasos de entrenamientos que sean relevantes para cada atleta y cualquier método que seleccionado para medir el paso correcto estará sujeto a los mismos problemas citados con anterioridad. No es posible fijar el paso perfecto para cada atleta y cada sesión de entrenamiento cada semana. E análisis del lactato provee el mejor cálculo del umbral del lactato, pero es un cálculo aproximado. Los entrenadores y los atletas, mientras aprenden sobre el uso del análisis del lactato, pueden realizar ajustes hacía arriba o hacía abajo , dependiendo de la experiencia del atleta con pasos, basándose en el umbral del lactato calculado y las circunstancias como la hora del dìa, el dìa de la semana, el clima y las sesiones de entrenamiento recientes.

 

Cuando se evalúa el desempeño potencial de un atleta se debe tomar en consideración tres factores:

 

*La velocidad en el umbral del lactato, este  generalmente se determina con una prueba de ejercicio graduado. Muchas veces los entrenadores y los fisiólogos deportivo sustituyen el umbral del lactato con un valor que es fácil medir, como la velocidad en 4.0 mmol/l, por ejemplo no lo hacen porque presumen que 4.0mmol/l, sino porque representa un punto fácil de medir. Este valor muchas veces se encuentra cerca del umbral del lactato y representa el desempeño  aeróbico del atleta. Generalmente es posible comparar un atleta con otro utilizando esta variable para ver cual tiene mejor desempeño aeróbico.

 

*El máximo de lactato que se puede generar, este valor representa el componente anaeróbico del acondicionamiento de un atleta, no se deben realizar comparaciones entre atletas utilizando esta variable, sino debe utilizarlo para cada atleta para evaluar cuanta energía generan en forma aeróbica. Este valor debe llegar a un máximo cerca del día de la competencia importante por cual están entrenando.

 

*La inclinación de la curva, es uno de los componentes metodológico en la medición del umbral del lactato, por lo que varios factores afectan la inclinación de esta curva. Estos incluyen la fuerza del atleta, la distribución y adaptación de diferentes tipos de fibras, la técnica o economía del movimiento, y la prueba misma, por ejemplo en las etapas mas cortas se pueden observar las curvas mas planas, o sea generalmente los atletas con un alto porcentaje de fibras de contracción lentas tiene unas curvas mas planas opuesto de los corredores de maratón.

 

CONCLUSIONES

Concluyendo en este aspecto abordado se debe tomar en cuenta estos tres factores cuando queremos evaluar el desempeño potencial de nuestros atletas, aunque la mayoría de las discusiones sobre el análisis del lactato se ha enfocado en los dos primeros parámetros, pero el tercero puede tener la misma importancia. Generalmente, la velocidad del lactato es lo más importante para los atletas de resistencia pero para aquellos eventos que ocurren en un rango de 1 a 8 min, los otros dos factores llegan a tener mucha importancia y algunas veces son preeminentes.

Por favor escribir al siguiente correo para intercambiar dudas y aportes Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Bibliografía

  • García Rubio M. Pacheco García I. Rodríguez Morales R.  (Fundamentos Biológicos del Ejercicio Físico. En proceso de elaboración)
  • Guyton  A. C. (s/a ) Tratado de Fisiología Médica (7ma Edición) Editorial Graw-Hill Interamericana de España
  • Guyton  A. C. (s/a) Tratado de Fisiología Médica (9na Edición). Editorial Graw-Hill Interamericana de España
  • N.V. Zimkin Fisiología Humana  (1975) Editorial Científico Técnica. Ciudad de la Habana.