Palabras claves: COLUMNA VERTEBRAL/ESCOLIOSIS

Título: Revisión Bibliográfica sobre las deformidades de Columna Vertebral en el plano frontal, vista posterior, escoliosis.

Autor: Lic. Nanieska Yenisey Estévez García.

Centro de procedencia: Dirección Provincial de Deportes, Matanzas

Fecha de publicación: 4 de julio del 2011 

Resumen:

El presente trabajo consiste en una Revisión Bibliográfica de las deformidades de la columna vertebral en el plano frontal, vista posterior, escoliosis, para lo cual se revisaron 25 bibliografías, con el objetivo de describir la enfermedad seleccionada, Las escoliosis en los trabajos revisados se encontró más frecuentemente en el sexo femenino. La proporción entre varones y hembras varía en diferentes países.

De acuerdo a la clasificación se halló que la escoliosis idiopática del adolescente, ocupan el 90% de todas las escoliosis, la mayoría tienen pronóstico desfavorable.

Texto completo

Introducción :

El término escoliosis es usado desde Hipócrates y Galeno en los años 201 a 131 A de C (1). En el 650 a. n. e., Pablo de Aegena utilizó las férulas de madera para el tratamiento de la escoliosis. Ambroise Paré (1510-1590) realizó la primera descripción detallada de la escoliosis, y en 1614 Fabrig publicó la primera obra ilustrada acerca de esta enfermedad, en la que aparecieron sus estudios realizados sobre cortes anatómicos de la columna vertebral de un niño.
Henrik Van Devanter (1651-1724) describió técnicas propias en las que incluía métodos de tratamiento mediante suspensión. André, en 1741, señaló la influencia de la postura sobre la enfermedad, sobre todo a causa de algunos modelos de asientos y pupitres. En 1877, Sayre publicó un trabajo acerca del tratamiento de la escoliosis mediante corsé ensayado.
Bowvier, en 1858, investigó acerca del concepto clínico de la escoliosis y dictó conferencias acerca de la mecánica y la patología de las desviaciones laterales del raquis. En 1910 Hibbs planteó el tratamiento mediante la artrodesis la intervertebral posterior, que poco después recomendaron Albee y Kleinberg con algunas variaciones. En 1927, Risser desarrolló su corsé con el que logró la corrección por tracción de puntos de presión; esto revolucionó el tratamiento conservador de la escoliosis.

OBJETIVO
Objetivo general:

Describir las características esenciales de la escoliosis.

Objetivo especifico:

  1. Exponer concepto, cuadro clínico y Factores de Riesgo de la Escoliosis.

 

Desarrollo.

A diferencia de las deformaciones en el plano sagital, éstas son consideradas de mayor magnitud con respecto a los trastornos que pueden provocar en la salud general del sujeto, fundamentalmente sobre el sistema respiratorio y desde el punto de vista estético. Son también más desfavorables ya que crean grandes asimetrías cuando no se atienden en sus inicios provocando todo esto en ocasiones limitaciones que repercuten desfavorablemente en la vida del sujeto, tanto social como laboral. Estas deformaciones que se presentan en el plano frontal, vista posterior son denominadas escoliosis.

La Columna vertebral es una estructura tridimensional y por tanto, la escoliosis es una deformidad tridimensional de la misma, que puede resumirse como una torsión sobre su eje longitudinal, de forma que en el plano frontal, hay un desplazamiento lateral; en el plano lateral, se modifican las curvas fisiológicas; y en el plano horizontal, se produce una rotación de las vértebras. En definitiva, la columna se "retuerce" sobre su eje longitudinal.

Por tanto, para que se pueda hablar de auténtica Escoliosis, deben darse las 3 desviaciones (desviación lateral, rotación y gibosidad), y esto es lo que la diferencia de la actitud escoliotica, en la cual no hay ni gibosidad ni rotación vertebral, y en 8 de cada 10 casos se debe a una diferencia de longitud de los miembros inferiores y desaparece en decúbito, es decir, cuando el niño se tumba.

La escoliosis se debe a un movimiento de torsión generalizado de todo el raquis. Este movimiento es engendrado por una perturbación localizada que ocasiona la ruptura del equilibrio raquídeo.

El movimiento de torsión crea una espalda combada y hueca que muestra una deformación lateral. Secundariamente se proyecta hacia la región posterior al agravarse la curva y crea una cifosis paradoxal.

Todas las vértebras están en extensión y los espacios intervertebrales se abren hacia delante; por lo tanto, las vertebras efectúan un movimiento de inclinación lateral.

En el plano axial, las vértebras efectúan un desplazamiento debido a dos movimientos: la rotación específica, que es una rotación intervertebral en un plano y la torsión que se efectúa en el espacio.

La escoliosis es una condición que causa una curvatura de lado a lado en la columna vertebral. La curvatura puede tener forma de “S” o “C”. En algunos casos de escoliosis
inclusive algunos huesos pueden haber rotado levemente haciendo que la cintura y los hombros estén desparejos. La desviación lateral debe tener una desviación mínima de 100. cinco porciento de la población tiene 50 de desviación lateral, lo que se considera normal.

El inicio y evolución de la escoliosis es silencioso, por lo que padres, profesores, pediatras y, médicos generales, deben conocer esta afección para poder pesquisarla precoz y oportunamente, antes que las curvas progresen y se hagan estructuradas, obligando al tratamiento quirúrgico.

La escoliosis es una patología relativamente frecuente y de importancia, sobre todo en niños y adolescentes. Las niñas tienen una mayor predisposición a este tipo de escoliosis que los varones. La escoliosis puede ser un mal de familia. El médico de cabecera debe examinar con regularidad a los niños cuyos padres o hermanos padecen de escoliosis.

Según estudios realizados se manifiesta en alrededor del 4.1% de la población infantil, nuestro país aunque no muestra un estudio de su incidencia y prevalencia, no escapa de ella. Existen siete programas para la atención de esta patología en áreas terapéuticas que en nuestra opinión se puede mejorar con los nuevos conceptos sobre reeducación funcional, además de hacerlo más sencillo y practico en su aplicación.

Atendiendo a sus causas las escoliosis pueden ser:

  • Congénitas
  • Adquiridas
  • Idiopáticas

Congénitas.- Son aquellas que las causas que la originan nacen con el sujeto, Ej. Hemivértebra, costilla supernumeraria, espina bífida, fusión de dos o más vértebras, etc.

Adquiridas.- Se adquieren a través de la vida, Ej. Posturas incorrectas mantenidas, procesos patológicos (raquitismo), post-traumáticos (secuelas de un accidente o trauma).

Idiopáticas.- De origen desconocido.

Las escoliosis se nombran teniendo en cuenta 5 aspectos que nunca deben ser olvidados y estos son:

  • Convexidad de la curva
  • Forma
  • Región que ocupa
  • Equilibrio
  • Grados

Convexidad de la curva.- De acuerdo con la dirección en que se desvía la columna vertebral de la línea media del cuerpo y la forma que toman las curvas, las escoliosis pueden ser Derecha o Izquierda, según el lado de la convexidad.

Forma.- Es cuando las escoliosis comienzan a formarse en una curva en forma de “C” (curva primaria) y el cuerpo buscando el equilibrio forma otra curva compensadora y toma la forma de “S”, o Triple curva. De acuerdo con lo anterior, podemos distinguir:

 

  • Escoliosis en “C” (casi siempre totales)
  • Escoliosis en “S” (doble curva)
  • Escoliosis de “Triple Curva”
  • Escoliosis de más de tres curvas

Región.- Según el nivel donde se localicen, las escoliosis pueden ser cervicales, dorsales o lumbares. A veces, la desviación afecta las vértebras de la región cervical y las primeras dorsales, por lo que se denominan cérvico- dorsales; si afectan las últimas vértebras dorsales y primeras lumbares, se llamaran dorso- lumbares. Por último, si afectan la parte más baja de la columna se denomina lumbo- sacras.

Equilibrio.- Esto nos da la compensación de la escoliosis, pudiéndose por tanto dividir en compensadas y descompensadas.

Compensadas.- Son aquellas en las cuales, al colocar la plomada en la protuberancia occipital o 7ma vértebra cervical, ésta pasa exactamente por el pliegue intergluteo para terminar  entre los dos pies.

Descompensada.- Cuando la plomada colocada en la forma antes mencionada, no pasa por el pliegue intergluteo, desviándonse por tanto hacia la derecha o la izquierda con relación a la línea de gravedad.

Grados.- Se conocen tres grados de escoliosis y estos son:

1er. Grado.-  Está afectado el tejido muscular, se conoce  también como Escoliosis Funcional o Actitud Escoliótica, también se conoce como Escoliosis Postural. Aquí la curvatura tiende a desaparecer cuando se aplica la posición de Adams. Caracterizada por una posición asimétrica del tronco, la cual puede ser corregida voluntariamente. En este tipo de escoliosis no existen cambios de estructuras (morfológicas) en el tronco, aunque sí pueden existir en otras partes del cuerpo, ej. Extremidades inferiores. Aquí existe un trastorno funcional de los músculos del tronco y se corrige con tensión activa de los músculos del tronco y al flexionar el tronco al frente.

2do. Grado.- Está afectado el tejido muscular, y el tejido ligamentoso-articular. Se conoce también como Escoliosis Estructural por estar afectadas las estructuras óseas de las vértebras. Se le llama también Escoliosis Verdaderas. Aquí se suspende al paciente de la espaldera y debe desaparecer o disminuir la curvatura. Aquí existe lesión anatómica, además del trastorno fisiológico. Hay lesiones osteo- articulares que hacen más o menos irreductibles las desviaciones laterales y las rotaciones asociadas a éstas. La progresión de la deformación dura generalmente hasta el término del desarrollo. También en este grado notamos una escoliosis acompañada de rotación de las vértebras y de curvas de compensación, de aspecto más o menos rígido. En posición de parado el sujeto, no desaparece la curvatura.

3er grado.- Está afectado el tejido muscular, el   tejido ligamentoso-articular y el tejido óseo y nervioso. No se corrige la escoliosis con ejercicio, sino con operación, también aparece la giba costal al colgarse de la espaldera. Existen también rotaciones de vértebras que comprimen terminaciones nerviosas y provoca dolor. Se conocen como Escoliosis Estructurales o Verdaderas.

CLASIFICACIONES:

Atendiendo a la posición de las curvas, las escoliosis se clasifican en:

a) Cervicales: el ápex o vértebra apical se halla entre C1 y C6

b) Cervicotorácicas: el ápex se encuentra entre C7 y D1. Ocasiona desviación de la cabeza provocando una alteración estética.

c) Torácicas: entre D2 y D11. La curva torácica derecha es uno de los patrones idiopáticos más comunes.

d) Toracolumbares: entre D12 y L1. Es también bastante frecuente.

e) Lumbares: entre L2 y L4. En el 65% de los casos la curva es hacia la izquierda.

f)Lumbosacras: entre L5 y S1.

Clasificación etiológica:

a) Escoliosis no estructuradas:

Escoliosis postural: es frecuente en los adolescentes. Las curvas son leves y desaparecen por completo con la flexión o inclinación lateral de la columna o en decúbito.

Escoliosis secundaria a dismetría: debida a una desigualdad en la longitud de los miembros inferiores que conlleva una oblicuidad pélvica y secundariamente una curva vertebral. La curva desaparece cuando el paciente se sienta o al compensar la dismetría con el alza correspondiente.

b) Escoliosis estructuradas transitoriamente:

Escoliosis ciática: secundaria a una hernia discal por la irritación de las raíces nerviosas. Desaparece la curva con la curación de la lesión.

Escoliosis histérica: requiere tratamiento psiquiátrico.

Escoliosis inflamatoria: se produce en casos de apendicitis o de absceso perinefrítico.

c) Escoliosis estructuradas:

Escoliosis idiopática: La escoliosis idiopática es una afección deformante de la columna vertebral que evoluciona por lo general hasta la madurez ósea y que no tiene etiología evidente. Es la más frecuente de las estructurales.

Su prevalencia es de dos a cuatro personas por mil que tienen al llegar a la madurez ósea una curva superior a 30ª.

El reparto por sexos varía según el grupo de edad y según la importancia de la curva. Las escoliosis infantiles tienen una proporción de sexo 1/1, mientras que las adolescentes aparecen ocho veces más en las chicas que en los chicos.

Hay tres tipos según la edad de aparición:

-Infantil: aparece en los tres primeros años de vida. Es más frecuente en varones y suele manifestarse por una curva torácica izquierda. El 90% se resuelven espontáneamente y el 10% restante son progresivas y de muy mal pronóstico. Una característica de esta escoliosis infantil es el moldeado de la cabeza (plagiocefalia) en forma de un aplanamiento e hipoplasia del lado de la cara que corresponde a la convexidad de la curva. Estas curvas son largas y puede incluir hasta once vértebras, aunque lo normal son 8. cuando estas curvas son del tipo resolutivo no suelen pasar de los 20ª COBB y suelen desaparecer antes de los cinco años de edad; si son progresivas, pueden llegar a los 100ª COBB o más y requieren muchas veces un tratamiento quirúrgico precoz.

-Juvenil: se da en ambos sexos por igual, en edades comprendidas entre los 4 y los 10 años. La mayor parte de las curvas son torácicas derechas, muy flexibles y de moderada intensidad, tienen poca tendencia a progresión en los primeros años, pero el brote de crecimiento puede hacerla progresar rápidamente.

-Del adolescente: la mayoría de los pacientes con escoliosis idiopática se diagnostican durante la adolescencia, entre los 10 años y el final de la madurez ósea. Es más frecuente en el sexo femenino.

Al referirnos, en concreto, a la clasificación de las escoliosis según su momento de aparición, se consideran como factores desfavorables en la progresión de la curva escoliótica los siguientes:

 

En la escoliosis idiopática infantil:

– Valor angular al diagnóstico superior a 20º.

– Mayor estructuración vertebral y menor reductibilidad de la curva.

– Presentación antes de los dos años.

– Localización dorsal de la curva.

En la escoliosis idiopática juvenil:

– Valor angular al diagnóstico superior a 30º.

– Cifosis dorsal menor o igual a 20º (dorso plano).

– Localización dorsal izquierda de la curva.

En la escoliosis idiopática del adolescente:

– Valor angular al diagnóstico igual o superior a 30º.

– Menor edad cronológica y estadíos iniciales de maduración ósea (test de Risser) en el momento de la detección.

– Sexo femenino.

– Ausencia de la menarquia.

– Escoliosis con doble curva.

Escoliosis congénita: resulta de una alteración ocurrida en el periodo embrionario. Tipos:

-Defecto de formación vertebral: Escoliosis por falla en la formación: el problema esencial es la presencia de hemivértebras interpuestas a un lado de la columna. Si está colocada anteriormente (su altura mayor es anterior) se producirá una lordosis, si es posterior se producirá cifosis, si es lateral se producirá una escoliosis, que es la forma más frecuente y rápidamente progresiva, ya que la hemivértebra posee potencial de crecimiento normal o incluso exagerado, lo que inclina la columna hacia el lado contrario.

-Defecto de segmentación vertebral: esta escoliosis desarrolla curvas graves desde su inicio, en épocas muy tempranas de la vida, porque el potencial de crecimiento de las barras es nulo o muy pobre, por lo tanto el tratamiento quirúrgico debe ser precoz.

-Fusiones costales congénitas.

-Complejas.

Escoliosis neuromuscular. Producen deformidad vertebral por parálisis neuromuscular, que puede ser simétrica o asimétrica. Produce grave escoliosis que progresa durante toda la vida, por lo que debe ser estabilizada precozmente, puede ser secundaria a alteraciones diversas, como son:

Causas:

-Neuropáticas: patologías de neurona motora superior o neurona motora inferior.

-Miopatías: distrofia muscular, artrogriposis, hipotonía congénita.

Otras causas de escoliosis:

-Neurofibromatosis: enfermedad de Von Recklinghausen.

-Alteraciones mesenquimatosas: Marfan, Ehlers-Danlos, otras.

-Artritis reumatoide.

-Traumatismos: vertebrales (fracturas, irradiación, cirugía), extravertebrales (quemaduras, toracoplastia)

-Osteocondrodistrofias: enanismo distrófico, mucoñolisacaridosis, displasia espondiloepifisaria.

-Infecciones vertebrales.

-Alteraciones metabólicas: raquitismo, osteogénesis imperfecta., homocistinuria.

-Malformaciones de la articulación lumbosacra (espondilolisis)

-Tumores: de la columna vertebral, de la médula espinal.

Clasificación según los grados:

Una vez medido el grado COBB de las curvas, éstas pueden clasificarse en siete grupos:

I. 0 - 20º COBB

II. 21 - 30º COBB

III. 31 - 50º COBB

IV. 51 - 75º COBB

V. 76 - 100º COBB

VI. 101 - 125º COBB

VII. 126º COBB en adelante.

Por la lateralidad:

Escoliosis derecha y escoliosis izquierda, dependiendo del lado al que se dirija la convexidad de la curva.

Por el número de curvas:

1. Escoliosis de una sola curva principal.

2. Escoliosis con doble curva principal.

¿Cómo se detecta precozmente la escoliosis?

Aunque en algunas ocasiones es la familia la que detecta en el niño o la niña algunos cambios morfológicos del tronco, la detección de una curva escoliótica se realiza generalmente en la consulta del Pediatra de Atención Primaria o en los programas de reconocimiento escolares o de screening específicos de detección de cifoescoliosis.

En la actualidad los programas de screening se hallan extendidos ampliamente por todo el mundo. La metodología de estos programas consiste en examinar anualmente a la población escolar entre los 10 y 16 años, por ser las edades con mayor riesgo de presentar una desviación patológica de la columna vertebral.

Los métodos utilizados varían desde pruebas simples de inspección clínica de la columna hasta otras más sofisticadas, pero también inocuas, como la medida de la rotación axial del tronco mediante un escoliómetro  o la utilización del método topográfico de Moiré. Este último consiste en una fotografía del dorso a través de una pantalla convenientemente dispuesta y con luz apropiada.

 

Conclusiones:

La escoliosis es más frecuente en el sexo femenino. La  proporción entre hembras y varones varía en diferentes países, de acuerdo a la clasificación. Se encontró que la escoliosis idiopática del adolescente ocupa el 90% de las escoliosis y se produce por rotación del raquis, provocada por ruptura del equilibrio raquídeo.

 

Bibliografia:

1- González MA, Condón MJ. Valor del escoliómetro o inclinómetro en el seguimiento de la progresión de la deformidad en la escoliosis idopática. Rehabilitación (Madr) 2001; 35 (2):100-106.
2- F. M. Kaltenborn; Fisioterapia Manual: Columna; Editorial McGraw-Hill-Interamericana; 2ª Edición (Barcelona - 2003)

3- Hansen, J. T. y Lambert, D.R.; Setter: Anatomía clínica; Editorial Masson; 1ª Edición (Barcelona – 2006)

4- . Álvarez R, Orquendo P. Factores escolares predisponentes en la escoliosis idiopática. Rev Cuba Pediatr. 1988;60:708-19.
5-Gopen I. ¿Es útil el rastreo de escoliosis en adolescentes? Trib Med. 2002;102:210-8.
6- PILAT KOWAISKI A. y ACOSTA C. (1998) Fenómeno de centralización y su utilidad en la evaluación y tratamiento de las patologías de origen mecánico de la columna vertebral. Revista Iberoamericana de fisioterapia y kinesiología Vol. 1 # 1 Enero

7- SAULICZ E Y COL (1999) Movilización de las articulaciones sacroiliacas en el proceso de corrección de posicionamiento de la pelvis en el tratamiento de la escoliosis. Revista Iberoamericana De fisioterapia y kinesiología Vol. 2 #4 Octubre

8- Lesiones de la columna vertebral. 314. Medicina Interna. Cecil Loeb. Interamericana México. 1972.

9- Luis López Antunes,  Columna vertebral en conjunto, 144; músculos dorsales, 150; Anatomía Humana. Interamericana México. 1970.

10- Drs. G. Pasquet, A. Abanouy y A. Majdalini Como prevenir y combatir el dolor de espalda. Editorial Molino Barcelona. 1983

11- Graham Yost Problemas de espalda. Ediciones CEAC S.A. Barcelona.1988.

12- Dr. Juan Jose Gonzales Iturri Rehabilitación y Medicina del Deporte 92. Intermed.

13- UNICENKinesiología. Texto. Docente: Nelson Chavez, carrera de Fisioterapia. UNICEN. Cochabamba. 1992.

14- UNICENFisioterapia General. Texto. Docente: Gabriela Flores, carrera de Fisioterapia. UNICEN. Cochabamba. 1992.

15- Dr. Roberto Pastrana y colaboradores escoliosis y cifosis juvenil. Monografias de Rehabilitación. Vol. 3 1990. FERJISA Artes gráficas.  Madrid.

16- Dr. Rene CaillietEscoliosis, diagnóstico y atención de los pacientes. Editorial El manual Moderno, S.A. de México, D.F. 1993.

17- LÓPEZ DÁVALOS RM Y COL (2000) Dolores músculo esqueléticos del crecimiento y desarrollo en niños. Revista de la facultad de medicina Vol. 43 # 4 Julio – Agosto.

18- PILAT KOWAISKI A. y ACOSTA C. (1998) Fenómeno de centralización y su utilidad en la evaluación y tratamiento de las patologías de origen mecánico de la columna vertebral. Revista Iberoamericana de fisioterapia y kinesiología Vol. 1 # 1 Enero.

19- CONVERSO Y KORELL (1999) Estándar de tamizaje para trastornos posturales en infantes, Memorias Congreso Argentino de Ortopedia y Traumatología, Dic.

20- CARMONA RADA C. (2002) Revisión de la reconceptualización de los mecanismos internos de control de la postura y el movimiento. Memorias seminario nacional motricidad humana y calidad de vida, Universidad Del Cauca.

21- Frederic J. Kottke, M. D.;  Justus F. Lehmann, M.D. Medicina Física y Rehabilitación. Krusen, Editorial Medica Panamericana, S.A. 1993.

22-  Medicina Física y RehabilitaciónDr. Renan Terrazas M. Docente del curso de post grado en Tecnología médica de la Medicina Física y Rehabilitación. Universidad Iberoamericana. Cochabamba. 1995.

23- NEUROFISIOLOGIA DEL DOLORNoviembre. 1992. Sociedad Paulista de Medicina y Rehabilitación. Brasil.

24- Robert MaigneManipulaciones: Columna Vertebral y Extremidades. Ediciones Norma S.A. Madrid. l986.

25- Margarita Neuman de AnzoulaDolor de espalda?. Terapia con ejercicios físicos. Cochabamba. 1984.