Palabras claves: EJERCICIOS TERAPEUTICOS/TERCERA EDAD/SALUD/TIEMPO LIBRE

Título: Propuesta de de un sistema de ejercicios físicos especiales para el tratamiento de la depresión de los adultos mayores incorporado al círculo de abuelo alegrías de vivir del consejo popular Guanabo

Autor: Lic. Justo Jesús Castro Jiménez

Fecha de publicación: 10 de marzo de 2011 

Resumen:  

Se realizó un estudio de intervención comunitaria desde septiembre a agosto del 2010, al círculo del adulto mayor Alegrías de Vivir de Guanabo en el Municipio Habana del Este, para determinar los beneficios del ejercicio físico durante el tiempo libre en la depresión del adulto mayor. La muestra estuvo constituida por 28 abuelos A los mismos se les aplicó una encuesta, así como la escala de depresión geriátrica de Yesavage, ambos constituyeron los instrumentos que permitieron obtener los datos para describir variables cualitativas y cuantitativas, los resultados obtenidos fueron procesados estadísticamente por frecuencia absoluta y por ciento, fueron reflejados en tablas y gráficos para su interpretación. Se obtuvieron los siguientes resultados: la depresión predominó en las mujeres, el grupo de estudio refirió sentirse muy satisfecho con las actividades, las cuales ayudaron en la esfera psicológica, y el mejoramiento de su condición física. Entre las principales conclusiones se obtuvo que la práctica sistemática de ejercicios físicos que estimulan los canales energéticos planificados y regulados mejorara la depresión y el estado de ánimo del grupo de estudio.

Texto completo

 

Introducción

El envejecimiento es el conjunto de modificaciones morfológicas y fisiológicas que aparecen desde el mismo momento del nacimiento, se incrementa con el paso del tiempo e involucra a todos los seres vivos. Es un proceso biológico, social y psicológico, como resultado de la interacción de la herencia, el ambiente y la conducta que va delineando la última etapa de la vida: la vejez. Esta se refiere a un estado relativamente largo, ya que puede corresponder a casi la tercera parte de la existencia, y además constituye el último escalón del ciclo vital.

El ser humano en todo momento de su vida está en constante evolución y desarrollo físico, espiritual, social y psíquico (mental –emocional), por lo que el individuo requiere un acompañamiento para compartir y desarrollar el sentido de trascendencia en su ciclo vital. En su desarrollo el individuo experimenta aparentemente dos etapas marcadas de vida en los cuales manifiesta mayor grado de dependencia durante la convivencia humana - sobre todo física y emocional – la infancia y la ancianidad. En esta última se observa “místicamente” que la persona mayor de 55 años presenta una supuesta declinación en todas sus áreas vitales (mente y cuerpo) lo cual puede influir en la dinámica familiar convirtiendo al anciano en una carga social. Cuando se analizan las estadísticas de población se puede valorar cuán rápido se ha producido el envejecimiento en el mundo; el número total de adultos mayores —con 60 años y más— se duplicará en los próximos 50 años (de 606 millones en 2000 hasta más de 1,2 billones alrededor de 2050). En América Latina y el Caribe la transición demográfica, de comienzo reciente, se caracteriza por su rapidez. Cuba es uno de los países latinoamericanos más envejecidos, en diciembre de 2000 se registraron 1 601 993 ancianos, el 14,3 %. Se estima que para el año 2025 este grupo ocupará un 20,1 % de la población total. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión afecta en el mundo a unos 121 millones de personas, de los que menos del 25 % tienen acceso a tratamientos efectivos y advierte que una de cada cinco personas llegará a desarrollar un cuadro depresivo en su vida, aumentando este número si concurren otros factores como enfermedades médicas o situaciones de estrés. La depresión puede afectar a uno o dos de cada diez individuos, mayormente en adultos mayores, ya que los jóvenes pueden ocupar su tiempo libre en estudios, paseos, etc., y quizás no sufren tantos trastornos digestivos, nerviosos, ni respiratorios, como tampoco presentan complejos, baja autoestima, alteraciones del sueño, los cuales disminuyen la actitud y el rendimiento físico mental en muchos ancianos. (1)

 

No cabe duda que la práctica física siempre ha existido y se ha considerado como un elemento fundamental para conseguir un estado de salud óptimo, antes de nuestra era (a.n.e).se utilizaba el ejercicio físico como medio terapéutico, con fines de preparar al hombre para la guerra y la vida. Actualmente se concibe, sin dudas, que la práctica de la actividad física no solo conduce al incremento del tono y la masa muscular, así como, la fuerza y la eficiencia de los movimientos lo cual disminuye la tensión arterial, previene la ateroesclerosis, la osteoporosis y ayuda en el control de enfermedades crónicas como la diabetes, y mejora la salud mental de los individuos. (2)

El ejercicio físico en la vejez, es un elemento importante en el problema de salud del anciano, opera cambios en la mente del hombre hacia direcciones más positivas independientemente de cualquier efecto curativo. Un programa de ejercicios adecuado fortalece la psiquis humana, produciendo efectos positivos sobre estados depresivos, ansiedad, estrés y bienestar psicológico. Este ayuda a que personas habituadas a un ritmo de vida dinámico, con rendimiento físico y mental, no se retiren de ella, pues resultaría un serio daño para él, pudiéndole proporcionar traumas psíquicos, morales y sociales, acelerando el proceso involutivo hacía una vejez ociosa.

Los trastornos depresivos son un importante problema de salud pública al que se enfrentan diariamente los médicos de Atención primaria. En los estudios epidemiológicos se aportan cifras de morbilidad inalcanzables para la intervención de los psiquiatras, y los centros de salud mental son insuficientes para atender las demandas. (3)

Además, es previsible que en el año 2020, la depresión pase a convertirse en la segunda causa más común de discapacidad, después de las enfermedades cardiovasculares. (4)

Ante una población cada día más envejecida, encontramos que, los trastornos depresivos son los trastornos emocionales más frecuentes en los ancianos, pues afectan a un 10-30 % de los mayores de 65 años, y supone un trastorno depresivo mayor (TDM) en el 1 al 5 %. En los ancianos discapacitados las cifras aumentan, llegando a ser del 36 % en discapacitados somáticos, y de más del 50 % en hospitalizados por enfermedades físicas. (5)

 

Desarrollo

La longevidad es una aspiración del mundo desarrollado, pero con una elevada calidad de vida que permita a quienes la alcanzan permanecer dentro del contexto social que los rodea y no ser una carga para la sociedad. Preparar desde todo punto de vista, garantizando no solo la salud física del anciano sino también su salud mental es hoy en día un reto. En América 94 millones de personas son mayores de 60 años y el 44 % de ellas están en Latinoamérica y el Caribe. Para el año 2025 se espera que sean 194 millones de ancianos y de ellos 98 estén en Latinoamérica y el Caribe. La causa predominante de desórdenes de la actividad mental en el anciano son el delirio, la demencia y la depresión, que pueden coexistir unas con otras. La depresión ocurre en una frecuencia significativa en el 5 al 10 % de los hogares de ancianos pero esto es pasado por alto a menudo. Están en riesgo los pacientes con enfermedades recientes, pérdida de soporte social, historia de padecimiento psiquiátrico e incluso de alcoholismo.

El diagnóstico de la depresión requiere la presencia de alteraciones anímicas desde dos semanas antes y de alteraciones del sueño, pérdida del interés, sensación de culpabilidad, disminución de la energía, disminución de la concentración, del apetito, agitación o retardo psicomotriz e ideas suicidas. (6)

Los ejercicios se refieren desde practicar una actividad deportiva hasta contentarse con un paseo acelerado o el andar rápido en los ratos de ocio, medida esta última recomendable a quienes no disponen de preparación para el deporte o que están afectados por algún proceso de debilidad física. Este plan de movimientos activos toma un sentido antidepresivo cuando se practica al menos con una frecuencia de 3 ó 4 veces a la semana con una duración entre 20 y 40 minutos. Sus efectos beneficiosos antidepresivos son múltiples: la elevación de la autoestima, el refuerzo positivo de la imagen corporal, la estimulación de la capacidad de autocontrol, la oxigenación de todo el organismo, la mejora de la circulación en el sistema nervioso central, el incremento.

Si queremos que los abuelos o ancianos vivan mejor, que no es lo mismo que vivir más años, ya que pensar en la edad es un modo de identificar la ansiedad que intensifica el malestar propio del anciano sobre la muerte,– la muerte es algo natural que se espera y se comenta y no se precipita y se augura – se debe primeramente saber qué se va a estimular y qué se va a beneficiar con estas acciones, cómo y cuándo se va a realizar y el conocimiento de actualización a los que va dirigida la intervención. El bienestar hay que pensarlo desde dos vertientes para poder llegar a su verdadero motivo: la felicidad. En primer lugar, el sujeto debe definir cuáles son sus principales motivaciones e intereses y buscar su satisfacción con los demás significativos (la pareja, el amigo, el vecino, el compañero de juego, etc.) ya que es él quien más conoce de sí mismo, es decir, poner de su parte, y en segundo lugar, tan importante como el primero, nos toca a nosotros los más jóvenes, los profesionales que tienen el compromiso de promover la salud mental de los seres humanos en la potencialización de su vida, facilitarle los posibles cambios que puede darle el sujeto anciano a sus propias necesidades, motivaciones e intereses, responsabilidad que no solo nos toca a nosotros sino también a la familia y la sociedad. (7)

El autor considera en su análisis partir de que se debe enfocar al adulto mayor en su situación social de desarrollo, y percibirlo como un ser activo que asume un importante rol en su familia y como ser social, tener claridad en la necesaria planificación de actividades físicas y recreativas en esta etapa de la vida, que contrarresten el sedentarismo y contribuyan al mantenimiento de una psiquis y un cuerpo verdaderamente activos.

Partiendo de las condiciones externas y considerando como idea central el hecho de que junto a la “hipoquinesia fisiológica” del adulto mayor influyen factores psicológicos y ambientales que dan relieve a la inseguridad originada, entre otros aspectos, por el cese de la vida laboral, la disgregación en algunos casos de los lazos familiares y la tendencia al aislamiento por la disminución de motivaciones, influyendo de esta manera en un comportamiento poco activo. En cuanto a las condiciones internas se considera importante la reestructuración evolutiva que se produce en esta etapa de la vida, que no es únicamente un retroceso sino que además se producen nuevas formaciones importantes que provocan auto trascendencia.

La Depresión. 

Un aforismo de Hipócrates sintetiza la postura griega y que hoy podemos traducir como: Si el miedo y la tristeza se prolongan, es melancolía. Lo negro, lo agrio, lo pesado, lo triste, encerrado en un término, melancolía. Stanley Jackson anota que en el Renacimiento, al rescatar los textos de Aristóteles también reflotaron el criterio expresado en el legendario problema por el cual el estagirita observa que la gran mayoría de hombres de genio son melancólicos, lo cual da un toque de distinción a este temperamento y lo separa de la enfermedad llamada melancolía: ¿Por qué todos aquellos que han sido eminentes en la filosofía, en la política, la poesía o las artes son claramente temperamentos melancólicos, y algunos de ellos hasta tal punto que llegaron a padecer enfermedades producidas por la bilis negra? Por ese entonces ya el término había ampliado mucho su base y, así, se lo usaba para nombrar cualquier estado de tristeza, aflicción, desesperación o un carácter sombrío (8).

La palabra depresión deriva del latín de y première (apretar, oprimir) y deprimiré (empujar hacia abajo), se usó en Inglaterra en el siglo XVII. Así Richard Blackmore, en 1725, habla de estar deprimido en profunda tristeza y melancolía. Robert Whytt, 1764, relaciona depresión mental con espíritu bajo, hipocondría y melancolía.

En 1808 J. Haslam habla de aquellos que están bajo la influencia de pasiones depresivas. Para ese entonces el término depresión gana terreno y se usa junto al de melancolía para designar a la enfermedad, mientras melancolía siguió conservando su uso popular y literario.Wilhem Griesinger introdujo el término estados de depresión mental como sinónimo de melancolía. Y Emil Kraepelin usa locura depresiva en una de sus clasificaciones nosológicas, sin desprenderse del término melancolía para designar la enfermedad, y deja depresión para nominar un estado de ánimo, y consideraba que las melancolías eran formas de depresión mental, expresión que le pertenece.

Pero en 1899 usó como categoría diagnóstica a locura maniaco depresiva. Adolf Meyer propuso eliminar totalmente el término melancolía y reemplazarlo por el de depresión. Así, en esta puja semántica se llegó a la redundancia de nominar depresión con melancolía cuando los síntomas eran suficientemente graves como para nominarlos simplemente como depresión. El término ciclotimia fue usado por Kahlbaum en 1863 para designar las variaciones de las fases depresiva y maníaca, remedando los ciclos.

Uno de los más conocidos estudiosos modernos de la melancolía fue Robert Burton (1577-1640), quien dedicó casi toda una vida a redactar su anatomía de la melancolía (publicada en 1621), en la que resume todos los conocimientos habidos hasta esa fecha sobre el tema. En sus tres tomos se ofrece una concepción multifactorial de la depresión, según la cual la enfermedad no tiene una única causa, sino que puede tener varias: desde el amor a la religión, pasando por la política o el simple aburrimiento. Y si varias pueden ser las causas, varios pueden ser los remedios, que van desde la música a la compañía (9).

Thomas Willis (1621-1675) desdeña la teoría de los humores como etiología de la melancolía y atribuye a las alteraciones químicas producidas en el cerebro y el corazón 14 las causas de esta enfermedad. Menciona cuatro tipos de melancolías, de acuerdo a su origen:

Por desorden inicial del cerebro.

Derivada de los hipocondrios (bazo).

La que comprende todo el cuerpo.

Originada en el útero.

Se entiende por depresión el trastorno psíquico, usualmente recurrente que cursa con una alteración del humor básico de tipo depresivo (tristeza) a menudo acompañada de ansiedad y en los que pueden darse, además, otros síntomas psíquicos como inhibición, sensación de vacío, desinterés general, disminución de la comunicación y del contacto social, alteraciones del apetito (más frecuente la anorexia), del sueño (insomnio tardío), agitación o enlentecimiento psicomotor, sentimientos de culpa y de incapacidad, ideas de muerte e incluso intentos de suicidio, así como síntomas somáticos diversos (10).

Factores que influyen en la depresión o en el estrés:                  

--Factores físicos:                                                                 --Factores sociales:

Disminución en el estado de salud.                                          Soledad.

Disminución de la capacidad sexual.                                        Ingresos económicos bajos

Disminución en la movilidad.                                                    Roles laborales

Factores psicológicos Pérdida de amigos

Trastornos nerviosos                                                                Pérdida de familiares.

Trastornos nerviosos.

Disminución de la actitud.

Baja autoestima

Bajo rendimiento físico-mental.

Beneficios de la actividad física en el Área psíquica:

Mejora y facilita el sueño.

Conservar el bienestar en sentido general.

Refuerza la actividad intelectual.

Mejora la interrelación social.

Conserva ágiles y atentos los sentidos.

Aumenta la ilusión de vivir.

Aumenta la alegría y el optimismo.

Combate la soledad y el aislamiento.

Mejora la imagen personal.

Contribuye al equilibrio psicoafectivo.

Programa de actividad física para los adultos mayores.

El presente programa pretende hacer llegar a la población de la Tercera edad una vía

eficaz  y fácil que permita encontrar el sendero más favorable para llegar a una vejez sana y vigorosa.

Objetivos:

_ Alcanzar un mayor nivel de autonomía física que contrarresten las acciones del proceso de envejecimiento, que contribuyen a conformar un patrón de incapacidad alrededor de la figura del anciano.

_ Mejorar el nivel de adaptación a nuevas situaciones a través de trabajos variados que provoquen respuestas motrices.

_ Fomentar el mejoramiento de la salud, aumentando así su calidad de vida.

Aspectos a tener en cuenta para una correcta selección de las actividades.

_ Se debe tener en cuenta las posibilidades y limitaciones del grupo, así como sus necesidades y motivaciones.

_ Darle oportunidad al participante que valoren y expresen cuales tareas son las que prefieren.

_ Buscar varias formas de trabajo con la confección de diferentes materiales que permita elegir la de mayor preferencia.

_ Facilitarle a cada sujeto del grupo que obtenga una mayor conciencia de su cuerpo y de las sensaciones del mismo al realizar las actividades. Mantener la cohesión, continuidad y progresión entre las actividades programadas y lograr un rol activo dentro del grupo y clase.

_ Se debe contemplar la ubicación de las actividades en dependencia de los objetivos que se persigan tanto por los participantes como por el profesor, teniendo en cuenta las frecuencias de clases semanales, el tiempo que lleva el grupo trabajando, y el tiempo de duración, evitando así las improvisaciones.

Actividades fundamentales que no deben faltar en el programa de actividades con el adulto mayor.

1. Gimnasia de mantenimiento. Aquí se realizaran todas actividades para el mantenimiento de las capacidades coordinativas y condicionales.

2. Resistencia Aeróbica. Actividades de trabajo continuo como Marcha, caminata,

Aeróbicos de bajo impacto, etc. Por la importancia que tiene en estas edades la capacidad de trabajo que producen estos ejercicios deben de aparecer en todas las clases.

3. Equilibrios: Estáticos y Dinámicos.

4. Coordinación: Simple y Compleja

5. Movilidad Articular o Flexibilidad. Por los cambios que sufren las articulaciones en estas edades y por las limitaciones funcionales y que para la vida cotidiana trae, es importante que en las clases se planifiquen ejercicios de este tipo, con mayor frecuencia y se tomen precauciones para no causar lesiones.

6. Ejercicios de rapidez y reacción.

7. Tonificación Muscular o fuerza:

Trabajo con su propio peso corporal.

Trabajo con pequeños pesos. (Hasta 3 Kg.)

Debe aparecer en las clases con una frecuencia semanal como Mínimo.

8. Juegos y Formas Jugadas. Se debe incentivar a los abuelos a que ellos propongan o creen los juegos que les gustaría realizar en las clases, como aspecto motivacional, puede estar presente en cada frecuencia clase, siempre que el mismo tenga correspondencia con el objetivo propuesto.

Con las formas jugadas se pueden utilizar los deportes adaptados que sean de interés de los participantes siempre teniendo en cuenta no realizarlo de forma competitiva por el alto nivel de excitación emocional que pueden alcanzar, no deben utilizarse deportes de combate, ni donde existan cambios bruscos de la posición del cuerpo.

9. Gimnasia Suave. Se utilizan ejercicios de expresión corporal así como las técnicas orientales. Ejemplo Lían Kun, Tai Chi, Yoga entre otros. Esta actividad se utiliza con

el objetivo de variar las Rutinas de Clases y así motivar e incentivar a los practicantes.

10. Actividades Rítmicas. Como su nombre lo indica son aquellos ejercicios que se ejecutan con acompañamiento musical, esta se utilizara siempre que se cuente con los medios necesarios, además puede incluir clases de baile, se debe tener presente los bit de la música para cada parte de la clase. De no tener grabadoras o equipos de música, se puede trabajar con claves, palmadas, percusión, etc.

11. Relajación. Incluye ejercicios de estiramientos y respiratorios, es importante que el profesor no abuse de la recuperación pasiva ni de los juegos calmante, los ejercicios respiratorios juegan un papel primordial por los incalculables beneficios que estos traen al organismo, deben enseñarse a realizarlos correctamente.

Actividades complementarias.

_ Paseos de orientación

_ Actividades acuáticas.

_ Festivales recreativos.

_ Festivales de composición gimnástica.

_ Encuentros deportivos culturales.

_ Reuniones sociales.

La realización de actividades de este grupo tiene un carácter espontáneo y representan un cambio en la rutina de trabajo. Siempre debemos tener en cuenta las condiciones del área de trabajo de las posibilidades de realización y de la disponibilidad del colectivo.

Algunos ejercicios especiales

Todos los ejercicios se realizan bilateralmente, ya que se estimula los dos lados del cuerpo mediante los canales energéticos, para de esta forma preparar el organismo tanto por dentro como por fuera ,para realizar los ejercicios posteriores , además estabiliza , mejora y prepara al organismo para todas las funciones a realizar el resto del día.

_ Friccionar las palmas de la mano y estimular todas las rayas de la palma de la mano (activando toda la energía).

_ Estimular diferentes puntos de todo el cuerpo mediante un auto masaje. (Por los canales energéticos).

_ Estatua de Oro (se realiza 3 veces donde la persona se visualizan saliendo del mar y van brillando como el oro).

_ Cultivando energía (Frotándose las manos sin llegar a unirlas, es decir una frente a la otra intercambiando energía, hasta sentir un cosquilleo o contractura, para esta ponerla en la zona afectada. Con los ojos cerrados para visualizar e imaginar una luz que sale hacia la zona afectada) de 3 a 4 repeticiones.

Dosificación de algunos ejercicios del cuello

1. P.I. Parados piernas ligeramente separadas, manos en la cintura, realizar flexión al frente de cabeza y cuello y extensión a ambos lados. 8 Rep. 10 Rep. 12 Rep.

2. P.I. Parados piernas separadas, manos en la cintura, realizar torsión del cuello a ambos lados. 5-7 Rep. 8-9 Rep. 10 Rep.

3. P.I. Parados piernas ligeramente separadas, manos en la cintura realizar flexión de cabeza a ambos lados. 6-7 Rep 8-9 Rep. 10-12 Rep.

Brazos

4. P.I. Parados brazos extendidos al frente, piernas ligeramente separadas, realizar

(1  brazos arriba (2) laterales (3) abajo(4) .P.I. Este movimiento en 4 tiempos se realizará abriendo y cerrando las manos de forma continua. 4-5 Rep. 6-8 Rep. 13

5. P.I. Parados piernas ligeramente separadas, brazos flexionados por los codos a la altura del pecho, realizar codos atrás y alternar con extensión de brazos atrás. 6-8 Rep. 8-10 Rep.

6. P.I. Parados piernas ligeramente separadas, brazo izquierdo arriba, derecho abajo, realizar alternando la posición de los brazos. 4-6 Rep. 6-8 Rep.

7. P.I. Parados piernas ligeramente separadas, brazos laterales, realizar círculos de brazos al frente y atrás de forma alternada. 10-12 Rep. 12-15 Rep.

8. P.I. Parados piernas ligeramente separadas, realizar (1) Manos a los hombros (2) brazos arriba (3) brazos laterales (4) regresar a la P.I. 4-6 Rep. 6-8 Rep.

Tronco.

9. P.I. Parados piernas ligeramente separadas, manos en la cintura, realizar, torsión del tronco a ambos lados. 4-6 Rep. 6-8 Rep. 8-10 Rep.

10. P.I. Parados piernas separadas, flexión del tronco al frente, sin flexionar las rodillas y regresar a extensión del tronco atrás. 4-6 Rep. 6-8 Rep. 8-10 Rep.

11. P.I. Parados piernas ligeramente separadas, manos en la cintura, realizar rotación de caderas a ambos lados de forma alterna. 2-4 Rep. 4-6 Rep. 6-8 Rep.

12. P.I. Parados piernas separadas, manos a la cintura, realizar flexión lateral del tronco a ambos lados alternadamente. 3-4 Rep. 4-6 Rep. 6-8 R 14

13. P.I. Parados piernas separadas, manos en la cintura realizar flexión del tronco frente tratando de tocar con la mano izquierda el pie derecho y viceversa. 4-6 Rep. 6-3 Rep. 8-10 Rep.

Piernas.

14. P.I. Parado, manos en la cintura, realizar semiflexión de las piernas y extensión de

las mismas. 4-6 Rep. 6-8 Rep. 8-10 Rep.

15. P.I. Parado, manos en la cintura (8-10) realizar elevaciones de los talones. 8-10

Rep. 8-10 Rep. 10-12 Rep.

16. P.I. Parados en parejas, uno frente al otro sujetándonos por los brazos, realizar flexión y extensión de piernas (cuclillas) hasta donde sea posible la flexión. 4 Rep. 6 Rep. 8 Rep.

17. P.I. Parados en parejas sujetándonos por los hombros, realizar de forma alterna balanceo de una pierna a los laterales. 4-6 Rep. 6-8 Rep. 8-10 Rep.

18. P.I. Parados con manos en la cintura, realizar alternadamente elevación de rodillas.

6-8 Rep. 8-10 Rep. 10-12 Rep. 15

Respiratorios

19. Camina suave en círculo tomando fuerte el aire por la nariz y expulsándolo por la boca con movimientos de brazos de los laterales arriba y abajo. 6-8 Rep. 6-8 Rep. 6-8 Rep.

20. Parados realizamos ejercicios respiratorios estacionarios tomando fuerte el aire por la nariz y expulsándolo lentamente por la boca. 4-6 Rep. 4-6 Rep. 4-6 Rep.

Nota: Estiramiento Lumbares y de las piernas, combinando movimientos de taichi y la respiración.

Otros ejercicios especiales o complementarios (tocando puntos o dando auto masaje).

_ Cielo y tierra (Mirar al cielo girando la cabeza suave de un lado a otro, con aire dentro, aire fuera. 4-6 Rep. 6-8 Rep. 8-10 rep.

_ Corazón 7. (Auto masaje en la muñeca, tocando este punto).

_ Corazón 3. (Tocando el punto ubicado en el antebrazo).

_ Pulmón 5. (Al nivel del codo).

_ Pericardio 3. (Al nivel del codo unido a pulmón 5, para tendinitis).

_ Corazón 1. (Al centro de las axilas, para la taticardia y hemiplejías).

Algunos juegos realizados por etapas

1ra Etapa: Juegos de imitación y memoria (Las frutas, Los números perdidos, Juego del arco iris, El capitán cebollita, Juego del espejo y Juego de los colores).

2da Etapa: Juegos competitivos de traslados y relevo en equipos, Juegos de reacción

(Pares e Impares, Las casitas, Las estatuas, El Fotógrafo, Respuesta

Rápida).

3ra Etapa: Juegos colectivos de reacción (Pares e impares, Las estatuas), y Juegos de memoria (Las frutas, Juego de los colores, Los números perdidos).

Conclusiones

- Los ejercicios de estimulación de los canales energéticos constituyen un recurso terapéutico efectivo, atractivo y de bajo costo, que puede contribuir no sólo al tratamiento de problemas de salud mental, si no también a la mejoría de la calidad de vida de las personas de la tercera edad.

- Los componentes del programa propuesto cumplen los requisitos para el tratamiento de la depresión en pacientes mayores de 60 años, sometidos al programa de Ejercicios

Especiales,

-       Los estados de ánimo de los pacientes estudiados cambiaron positivamente, según se demuestra en la entrevista de conocimiento del estado de satisfacción

Bibliografía

1. Araujo Guerra JR. Actividad física y salud. Capitulo 3 Mejor estilo de vida En: Universalización de la cultura física. Pérez Sanson M, Ruz. La Habana 2003: 45-68

2. Bencomo Pérez RL. Análisis de una metodología en un programa de ejercicios físicos terapéuticos para el mejoramiento de la masa muscular. Tesis para optar por el título de Master en cultura física terapéutica. ISCF Manuel fajardo Ciudad de la Habana 2003.

3. Murray CJ, Lopez AD. Alternative projections of mortality and disability by caus 1990-2020: Global Burden of Disease Study. Lancet 2007;349(9064):1498-504

4. Harper RG, Kotic-Harper D, Kirby H. Psychometric assessment of depression in an elderly general medical population. Over or undersassessment? J Nerv Ment Dis. 2005; 178: 113-9.

5. Gabinete de Estudios Sociológicos Bernard Krief. Estudio Sociosanitario. Libro Blanco. La calidad asistencial de la depresión en España. Madrid: Juste SAQF; 2007

6. Herrán A, Cuesta MJ, Vázquez-Barquero JL. Trastornos del estado de ánimo. Vázquez-Barquero JL, editor. Psiquiatría en atención primaria. Madrid: Aula Médica; 2008. p. 231-58

7. Sturm R, Wells KB. How can care for depression become more cost-effective? JAMA. 2005; 273: 51-8.

8. Gabarrón E, Vidal JM, Haro JM, Boix I, Jover A, Arenas M. Prevalencia y detección de los trastornos depresivos en atención primaria. Aten. Primaria. 2002; 29: 329-37.

9. Bescos S. Patología gerontopsiquiátrica. En: Hidalgo MI, Díaz RJ, editores. Manual de psiquiatría para el médico de atención primaria. Madrid: Duphar y Pharmacia & Upjohn; 2006.

10. NIH Consensus Panel on Diagnosis and Treatment of Depressionin late life. JAMA. 2002; 268: 1018-24.

11. Instituto Nacional de Estadística. Defunciones según la causa de muerte. Internet.

Instituto Nacional de Estadística. 2007. (accedido: diciembre/2007; Disponible en: http://www.ine.es

12. Subgrupos ATC y principios activos de mayor consumo en el sistema nacional de salud en 2005. Inf Ter Sist Nac Salud 2006; 30: 42-9.