Palabras claves: ACTIVIDADES FISICAS/CALIDAD DE VIDA/TERCERA EDAD

Título: Propuesta de actividades físicas, recreativas, terapéuticas para estimular la reincorporación de del adulto mayor de los círculos abuelos del Consejo Popular Guitera del Municipio Habana del Este.

Autor: Lic. Belkis Betancourt Contis 

Fecha de publicación: 10 de marzo del  2011 

Resumen:  

La actividad física es de suma importancia para la Tercera Edad, durante el envejecimiento el ser humano sufre cambios físicos, psíquicos y sociales, razones por las que la práctica de ejercicios físicos resulta fundamental en aras de mantener y mejorar la salud y la sensación de bienestar, elevando así la calidad de vida. El Programa de actividades físico- recreativo y terapéuticas del adulto mayor de los círculos de abuelos del Consejo Popular Guiteras del Municipio Habana del Este tiene como objetivo principal lograr la reincorporación de estos adultos mayores que un día participaron en las actividades ofrecidas por  el circulo de abuelo. La propuesta cuenta con actividades físico-recreativas, terapéuticas y sociales, incluyendo actividades básicas, de psicomotricidad, ejercicios aerobios de bajo impacto, ritmo y danza, juegos, actividades lúdicas, recreativas, acuáticas, de relajación, terapéuticas-profilácticas y complementarias encaminadas a lograr una mayor integración, sociabilidad y autonomía en los adultos investigados contribuyendo a mejorar su Calidad de Vida y su reincorporación a las actividades del circulo de abuelo.

Texto completo

 

Introducción

En los últimos tiempos se ha venido reflejando como el Adulto Mayor ha perdido espacio y protagonismo en nuestra sociedad. El aumento de la población de la tercera edad en América Latina  nos ha llevado a la profundización de los estudios e investigaciones en las diversas áreas que abarcan la Gerontología y la Geriatría.

A lo largo del tiempo se evidencia un aumento progresivo de la población de Adultos Mayores, actualmente, se estima que de cada 10 individuos en el mundo, uno tenga más de 60 años. Este aumento expresivo de la fase etaria adulta, tiene preocupados a profesionales de diferentes áreas (educación, educación física, enfermería, fisioterapia, medicina, nutrición, psicología, sociología, etc.), movilizando instituciones y estudiosos entorno a las cuestiones relacionadas con las condiciones y la calidad de vida que acompañan la longevidad de los individuos, representando para el país un desafío en cuanto a políticas sociales y recursos. Esta transformación demográfica genera gran impacto en el desarrollo social, político y económico, así como en la calidad de vida, el cumplimiento de los derechos y las dinámicas de los procesos sociales y de cohesión social que conlleva.

La percepción de la actividad física en este contexto se hace pertinente de las demandas y necesidades de esta población, pues a partir de los 60 años empieza a presentar diversas dificultades dentro de ellas: la pérdida de la locomoción, baja resistencia física, descontrol postural, pérdida de la fuerza muscular y flexibilidad, aumento de peso, aparición de enfermedades como la osteoporosis y diabetes, dentro de otras que repercuten en su bienestar social y la salud. La actividad física se viene a destacar entonces por su importante contribución respecto a estas diferencias y necesidades, además debe tenerse en cuenta que el adulto mayor que frecuenta grupos de actividades físicas se integra con otras personas en condiciones y características comunes a las suyas, sintiéndose más aceptado por la sociedad.

Bernardes, Adriana (2006), refiere que en este tercer milenio, la cuestión del envejecimiento es prioritaria, las numerosas instancias internacionales no son más que ayudas a los cuestionamientos que se plantean y que buscan soluciones a lo que podría convertirse en un problema mayor. Tres hechos capitales marcan este nuevo siglo.

1. El número y la proporción de personas mayores aumentan inexorablemente, produciendo consecuencias en el orden demográfico y cambios en las demandas sociales y económicas.

2. La edad de la salud, en el sentido amplio del término de las personas mayores ha mejorado mucho teniendo como consecuencia la posibilidad de participar en un número mayor de actividades.

3. La práctica de actividades, sean físicas, intelectuales o socioculturales, tiene una influencia benéfica: frena el envejecimiento y permite vivir el período de la vejez en las mejores condiciones posibles. En efecto, buscar prolongar la existencia humana es loable, pero es necesario sobre todo para retomar una fórmula célebre “dar vida a los años”, teniendo en cuenta el aspecto cualitativo.

Diversas investigaciones se han realizado en las universidades cubanas además de las internacionales que en este campo han progresado en los últimos años. En Cuba, se

han realizado investigaciones profundas desde el punto de vista médico y físico: eventos, conferencias, seminarios y tesis de postgrado, grado científico, se suceden y enriquecen el aporte científico de esta rama del saber. Entre estas mencionamos:

- Las investigaciones hechas por el Ministerio de Salud Pública de Cuba.

- Las investigaciones hechas por el Club de los 120 años.

- Las investigaciones hechas por la Dirección de Promoción de Salud del Instituto Nacional de Educación Física y Deportes.

- Las investigaciones de maestrantes y doctorantes de la Escuela Internacional de Educación Física (oriundos del Brasil y Colombia) y la Universidad de Ciencias de la Cultura Física y el Deporte sobre la tercera edad del Dr. C Jorge Luís Ceballos Díaz y colaboradores.

- En el marco internacional eventos como: Longevidad Satisfactoria del 2007 y 2008, Conferencista Internacional Dr.C Jorge Luís Ceballos Díaz y colaboradores (Cuba); III encuentro Internacional de AFIDE 2009 – Habana Cuba, Conferencista Internacional Clara Fitzgerald (Canadá).

El movimiento masivo de participación espontánea de los Círculos de Abuelos surge a partir de 1984 en la capital del país extendiéndose a las diferentes regiones del territorio nacional, contando en la actualidad con la incorporación del 10% de la población de la tercera edad en los círculos.

La creación de los círculos abuelos, así como la puesta en marcha de las variadas actividades que ellos desarrollan han repercutido de forma significativa en la vida de los gerontes cubanos, facilitando nuevos estilos de vida, así como nuevos enfoques para afrontar los problemas inherentes al envejecimiento, además de repercutir en la salud de las personas, han tenido una gran incidencia en el desarrollo y posición social de sus participantes, el objetivo central está dirigido no sólo a darle más años de vida nuestros abuelos, sino garantizarle más vida a los años

Desarrollo

El envejecimiento humano es un fenómeno que viene siendo observado en el mundo entero. Considerado un proceso dinámico y progresivo, tornándose un desafío para las sociedades en general. El crecimiento acentuado de la población adulta mayor, que viene ocurriendo en particular en los países de América Latina, está promoviendo cambios muy marcados en el perfil demográfico de estos países. Según Farinatti, (2004), citado por A, Cerquinha, (2008), el envejecimiento es un proceso dinámico y progresivo en el cuál hay alteraciones morfológicas, funcionales y bioquímicas que van alterando progresivamente el organismo, tornando más susceptible las agresiones. De este modo, con el avance de la edad las pérdidas funcionales se tornan evidentes. Obsérvese también que la capacidad funcional es un importante marcador en términos de aptitud e independencia para realizar determinadas actividades, siendo significante para la calidad de vida de los adultos mayores.

El proceso de envejecimiento ocurre entre los individuos tanto por factores genéticos como por ambientales, incluyendo las condiciones nutricionales y el estilo de vida. El envejecimiento no es igual para todos los órganos y la velocidad con que envejecen depende del estilo de vida de cada individuo; no podemos fijar una fase ataría para el inicio del envejecimiento, ya que el envejecimiento cronológico muchas veces no acompaña el envejecimiento biológico. La característica principal de la vejez es el declive generalmente físico, acompañado también del envejecimiento a nivel bio-psicosocial. A través de un adecuado programa de actividad física, el individuo podrá retardar la progresión del envejecimiento de sus órganos, teniendo así un envejecimiento más satisfactorio.

El estilo de vida de estas personas con edad superior a los 60 años (límite cronológico definido por la OMS en los países en desarrollo, mientras en los países desarrollados es de 65 años) es marcado, entre otros aspectos, por el sedentarismo o la disminución de actividades físicas. Esta característica ha sido reconocida como una de las principales variables asociadas negativamente con la calidad y la satisfacción de vida en los adultos mayores. Los resultados biopsicosociales de la actividad física regular para adultos mayores es presentado en muchas investigaciones. A pesar de estos beneficios generados con el estilo de vida físicamente activo, el número de personas adultas mayores vinculadas a programas regulares de actividad física en este municipio a disminuido mucho a pesar de la importancia que le le da al adulto mayor en muestro país. Uno de los principales esfuerzos en cuanto al trabajo con adultos mayores ha sido descubrir como hacerlos activos, para que más personas puedan disfrutar de los resultados ya descubiertos, así como descubrir nuevas posibilidades. La actividad física corresponde a la prevención primaria y secundaria de la salud, promoviendo una mejor calidad de vida para el adulto mayor.

Según Rodriguez (2005), la capacidad funcional surge como un nuevo paradigma de salud y pasa a ser resultante de la interacción multidimensional entre salud física, salud mental, independencia en la vida diaria, integración social, soporte familiar e independencia económica. Cualquiera de esas dimensiones comprometidas, pueden afectar la capacidad funcional del adulto mayor. El bienestar en la vejez ó salud en un sentido amplio sería el resultado del equilibrio entre las diferentes dimensiones de la capacidad funcional del adulto mayor, sin significar necesariamente ausencia de problemas en todas las dimensiones.

Consecuencias sociales y psicológicas del envejecimiento

En el nivel social, hay pérdida total de roles sin sustitución, ausencia de apoyo social, hay dependencia, soledad, conflictos generacionales e inactividad, a diferencia del envejecimiento normal o senectud donde hay más sincronismo en la estructura de los órganos, más compensación psicológica y apoyo social.

En cuanto a la autopercepción de los factores psicológicos, la necesidad de ser escuchados por la familia y la comunidad fue lo más frecuente que pudiera estar influido por la rapidez de la vida moderna, la falta de tiempo, problemas intergeneracionales, carencia de afecto y comprensión.

Igualmente la pérdida de roles provoca decadencia de la autoestima y de autoridad, ambos factores con 98 %. Los sentimientos de soledad y aislamiento social, en el 97 %, se explican por la disminución de contactos familiares e interpersonales. La jubilación constituye un acontecimiento vital, que requiere ajustes por parte del individuo, pues disminuyen los contactos sociales, y afecta más al hombre que a la mujer. Otros factores psicológicos son: temor a enfermarse, preocupación por pérdidas de familiares y amigos, manifestaciones de intranquilidad, desasosiego, manifestaciones de tristeza, de llanto, temor a la muerte y no poder estar con hijos y nietos, cuando estos lo necesiten.

Entre los factores sociales autopercibidos por los ancianos, la necesidad de comunicación social alcanzó el 98 %, sobre todo con personas de su edad, hijos y nietos. La presencia de barreras arquitectónicas se encontró en el 90 % de los ancianos, entre ellas, el transporte público, ausencia de pasamanos, rampas en edificios públicos.

De los ancianos encuestados, 16 eran viudos, considerado factor de riesgo social y conductual en su forma de vida se detectaron problemas en la dinámica familiar, importante factor social con 86 %, pues existe incomprensión al anciano, menos disponibilidad para atenderlo por la incorporación de la mujer al trabajo, migraciones, reducción de la natalidad.

Influyen también otros factores sociales, falta de medicamentos, insuficientes ingresos económicos, pobre apoyo comunitario, dificultades para la recreación y adquisición de alimentos, , por eso desean tanto asistir a círculos de abuelos y actividades culturales acorde a sus gustos.

La Calidad de Vida como problema de la Bioética. Sus particularidades en la salud humana

La novedad del término «bioética» no omite la antigüedad de la idea de situar al hombre como centro o como objetivo del desarrollo social. Estos intentos han sido disímiles y han reflejado, cada uno, el lugar, época, grado de desarrollo de los conocimientos e ideologías predominantes.

La necesidad de armonizar las formas de la conciencia social, en función de la protección del hombre y su hábitat natural, ha reaparecido como el objeto de estudio de la bioética, mediante la expresión "acercamiento entre las ciencias y las humanidades". Diferentes autores prefieren esta otra forma de expresarlo: el sentido de la vida y la condición humana no es objetivo de la ciencia, lo es de otras formas de la conciencia social, como la moral, religión, conciencia jurídica, el arte y la ideología.

Hay que buscar ese acercamiento o integración entre las formas de la conciencia social, para proteger al hombre y su entorno; no sólo con exhortaciones a la moral, sino trabajando para la creación de una base económico-jurídica que coadyuve a tan nobles propósitos.

Estas consideraciones humanísticas conducen a estudiar la calidad de vida a distintos niveles: la calidad de vida en general, para que todas las especies vivas puedan continuar su desarrollo protegidas; la protección del medio natural y cultural, hogar del hombre; la garantía de los derechos a una calidad de vida digna, saludable y feliz para los hombres de todas las sociedades; así como los estudios más conocidos sobre la calidad de vida, aquéllos que eviten el riesgo y la vulnerabilidad de la salud, a la vez que garanticen la misma, hasta la forma en que las enfermedades más cruentas afectan la calidad de vida y las acciones

Dentro de este contexto, debe priorizarse la educación del hombre, para lo cual es imprescindible la creación de una base económico jurídica, generadora de un sistema de valores y una moral que garanticen su deber con el medio, los demás hombre y con él mismo.

Una Vida con calidad para el hombre en su medio.

«Calidad de Vida» es un concepto eminentemente valorativo, Gracia D, (1991). En primer lugar, debemos plantearnos qué definiremos como «vida», «vida humana» y «calidad» en referencia a la vida humana. Después estableceremos criterios técnicos, éticos y subjetivos para analizar y llegar a un consenso sobre qué aceptar por calidad de vida; sin perder de vista que para otros grupos humanos, culturas, lugares o épocas este concepto puede ser diferente. Estas consideraciones elementales hacen pensar en un arduo trabajo para definir y utilizar el concepto calidad de vida. No debemos suponer que nuestra definición debe ser entendida y aceptada por los demás, fenómeno frecuente en la literatura sobre este tema. Hurgar en la historia del concepto y en sus consideraciones teóricas pudiera mejorar la comunicación.

El concepto “calidad de vida” parte de la necesidad de proteger al hombre, y para lograrlo se trata de establecer cuáles son las mejores condiciones para su vida. apocalípticos aliados de la enfermedad, la enajenación, la muerte y la destrucción del ecosistema.

En la compleja lucha por mejorar la calidad de vida, la salud y el bienestar hay necesidades básicas que no se puede evadir sean garantizadas a toda la población: a) oportunidad de empleo; b) escolarización; c) protección de la salud; d) eliminación de todas las formas de discriminación; y e) protección del ecosistema. Además, una educación moral que favorezca la calidad de vida de toda la población donde debe promocionarse un sistema de valores encaminado a proteger el medio, tanto natural como cultural, y otro donde se resalte el deber de todos los ciudadanos de abstenerse de actividades nocivas para el estilo de vida dañino a su salud; como el consumo de sustancias tóxicas, alimentación desmedida, sedentarismo y falta de recreación; asociadas estas nocivas prácticas a rasgos de debilidad o irresponsabilidad de la personalidad. Se trata de luchar por una calidad de vida que descanse en criterios técnicos, éticos y subjetivos protectores del medio, del hombre y su perpetuidad con bienaventuranza.

Gracia D, (1991), manifiesta que hay infinitas formas de enfocar los objetos de estudio de la calidad de vida en la bioética, de agruparlos o de priorizarlos; deben ensayarse con el único propósito de ser útiles a las necesidades humanas. La calidad de vida en la bioética podría enfocarse hacia cuatro puntos cardinales o aspectos más generales. Calidad de vida para o en relación con:

1. La biosfera como el ambiente del hombre. La necesidad del cuestionamiento y acuerdos internacionales, con su correspondiente legislación obligatoria, para la protección de la biosfera y la educación de la población en ese sentido, como garantía de la calidad de vida de la humanidad a través del cuidado de su macro hogar.

2. Los seres vivos que componen la naturaleza. La protección de las especies vegetales y animales, tanto en estado libre como en cautiverio así como de los animales de experimentación con su correspondiente legislación internacional y los programas de educación para este fin.

3. El género humano. Los problemas que afectan la calidad de vida de los hombres en cualquier lugar, el hambre, desempleo, circuncisión femenina, comercio sexual de niños, discriminación social de la mujer, y otros. Así como la legislación y educación necesarias para enfrentar estos problemas.

Tabla de las actividades físicas y recreativas con la intensidad, tiempo y frecuencia:

Actividades

Actividades

Intensidad

Frecuencia

1-Actividades básicas gimnásticas:

  •  Marchas
  •  (al frente, atrás, laterales)
  •  Lanzamientos
  •  Gimnasia de Mantenimiento:
  •  Resistencia aeróbica
  •  Coordinación (simples y compleja
  •  Equilibrio (estático y dinámico)
  •  Velocidad(reacción y translación)
  •  Fuerza (tren superior y tren inferior)
  •  Movilidad Articular
  •  Gimnasia suave
  • Tay Chi, Yoga

moderada 

2 veces /semana

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario

1 vez/semana 

2. Psicomotricidad:

-Ejercicios de percepción

-Ejercicios y juegos de esquema corporal

- Ejercicios de literalidad 

moderada 

3 veces/semana 

3. Actividades aeróbicas

(bajo impacto) Aeróbic  

moderada 

2 veces/semana 

4 Ejercicios Utilitarios

moderada 

Diario 

5.Educación de Ritmos, danzas:

Bailes y / o danzas tradicionales

moderada 

2 veces/semana 

6.Juegos y actividades lúdicas:

Juegos tradicionales

Juegos lúdicos 

moderado

diario 

7 Actividades recreativas:

Campismos

Cumpleaños colectivos

Visitas a centros históricos

Fiestas conmemorativas, encuentros intercambios

moderada 

Cada 3 meses

Cada mes

Cada 3 meses

Cada mes

En cada fecha  

8. Actividades Acuáticas:

Natación

Juegos recreativos en la piscina 

moderada 

1 vez/semana

1 vez/semana 

9. Actividades de relajación:

Ejercicios de estiramiento

Ejercicios respiratorios

Juegos de relajación

moderado 

diario(en cada sesión) 

10.Actividades Complementarias

Charlas médicas y sociales,

Seminarios, conferencias, actividades de capacitación y 

moderada 

1 vez por mes 

Propuesta de algunos ejercicios para variar o mejorar el patrón de la Marcha y el Equilibrio.

El programa estará adaptado a las posibilidades motoras y funcionales de los Adultos Mayores practicantes.

1- Caminar en puntillas, detenerse, caminar y girar siguiendo órdenes verbales.

2- Pasar por encima de un obstáculo, pisar distintos tipos de superficies.

3- Subir y bajar aceras.

4- Contar hacia tras de tres en tres, estirarse y coger objetos, o girar la cabeza caminando.

5- Subir y bajar la acera con repeticiones a intervalo.

6- Con pies separados lanzar una pequeña pelota de una mano hacia la otra siguiendo con la vista lentamente el movimiento de la pelota.

7- De pie sin zapatos sobre una toallita, alisar y torcer la toalla con los dedos del pie.

8- Con un pie sobre la pelota y otro apoyado, realizar círculos aumentando su diámetro imaginario, moviendo y flexionando las piernas.

Nivel 1. Caminar con cambios de direcciones, detenciones y arranques bruscos.

1- Caminar y detenerse con brusquedad al recibir órdenes (p. ej, verbales, silbato, música).

2- Cambiar de dirección al recibir una orden verbal o cuando se detenga la música. Pedir que hagan un cuarto de giro seguido por media vuelta y, finalmente una vuelta completa.

3- Repetir la actividad usando distintos patrones de la marcha (p. ej, hacia atrás, de lado, marcha con rodillas alta). Hacer pausas periódicas en la música y anuncia de nuevo patrón deambulatorio.

Nivel 2. Caminar con la base de sustentación alterada.

1- Caminar hacia delante utilizando una anchura reducida de los pasos (señala el suelo con líneas separadas 5 cm).

2- Caminar hacia delante usando una anchura ampliada en los pasos (señala el suelo con líneas separadas 20- 30 cm).

3- Combinar ejercicios en que se den pasos reducidos o ampliados haciendo que los participantes completen cierto número de pasos reducidos y luego el mismo número de pasos amplios. Aumenta o reduce el número de pasos completando con cada patrón para adecuarlo a la capacidad de coordinación de los participantes.

4- Caminar con el patrón de marcha step- to. Caminar hacia delante dando un paso largo con una pierna y llevando la otra hasta ella durante el siguiente paso. Repetir el ejercicio con la pierna contralateral realizando la acción.

6- Caminar hacia delante de puntillas por una superficie firme.

Nivel 3. Variaciones del patrón de la marcha, caminar lateralmente cruzando las piernas.

Pasos laterales cruzando las piernas. Comenzando el ejercicio cruzando solo el pie retrasado por detrás de la pierna adelantada. Repetir el ejercicio en dirección opuesta, cruzando la pierna retrasada por delante de la pierna adelantada.

1- Repetir los pasos cruzados utilizando la técnica completa si los participantes son capaces de realizar la primera progresión sin inestabilidad o rotación excesiva de las caderas. La pierna retrasada cruza la pierna adelantada por y hacia delante, después por detrás de la pierna dominante, en pasos alternantes.

2- Repetir el ejercicio anterior en dirección opuesta.

3- Practicar la deambulación con los pies en tándem (pegando la punta del talón al otro pie) en dirección hacia delante y hacia atrás. Trazar una línea gruesa de tres metros de largo o dos cintas separadas 5cm para crear un camino visual.

4- Repetir el ejercicio anterior caminando con los pies en semitándem sobre una línea.

5- Repetir el ejercicio anterior caminando con los pies en tándem (por ejemplo, el pie derecho toca el suelo directamente delante de los dedos de pie izquierdo).

Nivel 4. Variación – mejora del patrón de la marcha con obstáculos.

El nivel de dificultad para el equilibrio se incrementa progresivamente manipulado las exigencias de la tarea o del entorno.

Algunas formas de aumentar dichas exigencias son las siguientes:

  • Aumentar el número de tipos de obstáculos que deben salvarse durante el trayecto.
  •  Introducir un objeto que deba acarrearse durante el proyecto (por ejemplo una cesta de ropa).
  • Introducir una tarea cognitiva mientras que recorre el trayecto (por ejemplo contar de tres en tres).
  • Pedir a los participantes que retiren del suelo objetos de distintas formas mientras que se recorre el trayecto.

Exigencias del entorno:

  • Variar el tipo de superficie de sustentación a lo largo del recorrido.
  • Introducir un entorno o suelo ocupados (distintos patrones de motivos visuales) en que se exija a los participantes retirar distintos objetos.

Diversos son los problemas que pueden presentarse ante los cambios que se han producido en el equilibrio y la marcha de los ancianos. Veamos como resolverlos:

  • Ante la dificultad para levantarse de la silla, utilizar silla con brazos, elevar los asientos, y hacer ejercicios musculares.
  • Ante la inestabilidad con movimientos del cuello, evitar los objetos altos (estantes, roperos, etc.) Girar la cabeza junto con el cuerpo, tratamiento con fisioterapia y entornos sin obstáculos.

Algunos ejercicios para mejorar coordinación, equilibrio, marcha y movilidad articular.

1- P. I (Posición Inicial).Parados, menos en la cintura. Realizar asalto lateral derecho, brazo derecho extendido lateral e izquierdo extendido arriba. P. I. Alternar el movimiento. Elevar pierna derecha extendida al frente, brazos al frente flexionados. P. I. Alternar el movimiento.

2- P. I. Parados, brazos laterales flexionados a los hombros. Realizar torsión del tronco al lateral derecho, P. I .Elevar pierna derecha flexionada al frente, brazos al frente flexionados. P .I .Alternar el movimiento.

3- P. I Parados firmes. Realizar semi -flexión de piernas con elevación de brazos entrecruzados, P .I .Elevación de la pierna derecha flexionada al frente con agarre por la rodilla de ambas manos. P .I. Alternar el movimiento.

4- P .I Parados firmes. Realizar elevación de la pierna derecha extendida lateral con brazos laterales flexionados al nivel de los hombros. P .I. Pierna derecha flexionada al frente con brazos al frente flexionados a los hombros. P .I .Alternar el movimiento.

5- P .I Parados brazos laterales extendidos. Realizar flexión lateral derecha del tronco, con brazo izquierdo por encima de la cabeza, derecho por detrás de la cintura. P .I Elevación de la pierna derecha flexionada al frente con brazos laterales extendidos P .I Alternar el movimiento.

6- P .I Parados brazos laterales. Realizar elevación de la pierna derecha flexionada al frente con torsión del tronco hacia el lado izquierdo, P .I Alternar el movimiento, Elevación de la pierna derecha extendida al frente con brazos extendidos arriba. P. I .Alternar.

7- P .I Parados firme. Realizar asalto con pierna derecha al frente, brazos extendidos arriba. P .I Alternar el movimiento. Asalto lateral derecho con brazos al frente extendidos. P .I Alternar el movimiento.

Conclusiones

- El estudio realizado permitió corroborar la realidad sobre la necesidad de la práctica de actividades físicas- recreativas y terapéuticas de los Adultos Mayores, respondiendo a las características, necesidades y preferencias de los mismos, logrando una repuesta satisfactoria en el mejoramiento de las actividades vitales e instrumentadas de la vida diaria.

-  Para la elaboración de la propuesta del programa de actividades físicas recreativas y terapéuticas para el Adulto Mayor, se tuvieron en cuenta varios criterios como los tipos de ejercicios a realizar, las indicaciones metodológicas, la duración de los mismos, medios a utilizar, su evaluación y recursos para su aplicación, tomando en cuenta las necesidades, preferencias y posibilidades de los practicantes, las características y el estado de las aéreas comunes, parques, áreas deportivas y de las vías de la localidad.

Bibliografía

1. Belcky Janet (1996).Psicología del Envejecimiento. Ed Masson, 459 p.

2. Bernardes, Adriana, Año: 2006, Trabajo de Diploma: “Propuesta de actividades físicas y recreativas para el adulto mayor del proyecto “Conviver” de la ciudad de Passos, Minas Gerais, Brasil”, Escuela Internacional de Educación Física y Deporte, La Habana, Cuba.

3. Bernis Cristina. Envejecimiento, poblaciones envejecidas y personas ancianas. Articulo de Revisión Antropo 6,1-14. www.didac.ehu.es/antropo

4. Bonet, J. V. (1999). Autoestima y evangelio. Vida Nueva. N° 2197. 7 – 14 Agosto Madrid.275 p

5. Carmona, Javier Roldán, Año: 2005, Trabajo de Diploma: “Propuesta Metodológica para la confección de un programa integral de actividad física que contribuya a mejorar el nivel de salud del adulto mayor“, Escuela Internacional de Educación Física y Deporte, La Habana, Cuba

6. Carmona, Javier Roldán,(2005), Trabajo de Diploma: “Propuesta Metodológica para la confección de un programa integral de actividad física que contribuya a mejorar el nivel de salud del adulto mayor“, Escuela Internacional de Educación Física y Deporte, La Habana, Cuba

7. Ceballos, J (2008) Indeportes Boyacá. Cartilla Programa Actividades Físico – recreativas para el Adulto Mayor. Boyacá, Colombia.

8. Ceballos, J. (2001).El Adulto Mayor y la Actividad Física .Libro Electrónico ISCF, La Habana

9. Ceballos, J. (2003). Universalización de la Cultura Física. Libro Electrónico. ISCF, La Habana.

10. Ceballos, J. Arriera L. A, y Morales, E. (1998) Influencia del Programa especial de Ejercicios Físicos en Enfermos con osteoporosis. Tesis Maestría. ISCAH. La Habana. 89 h.

11. Ceballos, J. M. Freisjo, R. Rodríguez (2004). Libro Cultura Física Terapéutica. El Adulto Mayor y la Actividad Física. ISCF. La Habana.174 p

12. Ceballos, J. (2001). El Adulto Mayor y la Actividad Física. ISCF. La Habana.