Palabras claves: METODOLOGIA/CULTURA FISICA/TACTICA

Título: La  Planificación estratégica en la Filial de Cultura Física.

Autor(es): MsC. Norma Quintero Hernández

                 Lic. Jorge Luís Beltrán Oliver

Fecha de publicación: 1 de marzo del 2011

Resumen:  

El presente artículo tiene como objetivo establecer los elementos que debe incluir  la planificación estratégica de la  Filial de Cultura Física para el funcionamiento de las mismas.

Además se ocupa de una de las indagaciones más necesarias y urgentes para el buen funcionamiento y éxito de la  Filial de Cultura Física, instituciones nacidas al calor de la  Batalla de Ideas y cuya perspectiva se orienta hacia la solución de las necesidades que experimenta la sociedad en la formación de las futuras generaciones, así como hacia la sostenibilidad del sistema del Deporte, la  Educación Física y la  Recreación.

Se apoya en el estudio de las condiciones reales de la misma, en un estudio sociocultural de su desarrollo y en su caracterización atendiendo a dichos parámetros.

Se sustenta en las consideraciones más generales y autorizadas sobre Estrategia y Planificación que subsisten en la literatura  sobre el tema.

Se realiza  una propuesta de Metodología para la  Planificación estratégica, como  perspectiva de las acciones futuras en la  Filial de Cultura Física, de forma que incida en el sostenimiento de la matrícula, en la inserción mantenida de los recién graduados hacia el sistema comunitario, y en  el logro de acciones concretas que determinen la pluralidad de acciones de la Filial con su entorno.

Texto completo

Introducción

El curso 2003-2004 que comienza tradicionalmente en Cuba a inicios del mes de septiembre, concluyendo los meses del estío, presentó características adicionales e inusuales pero que se convertirían definitivamente, por su impacto, alcance y significación en parte inseparable de la sociedad cubana.

Nació un novedoso programa que, como parte de la  Batalla de Ideas, estaría destinado a convertirse en una de las más atrevidas ideas pedagógicas que han nacido en Cuba, país que ha sido tradicionalmente cuna y origen de las más avanzadas ideas en este campo. Ejemplos evidentes de la  Pedagogía cubana se remontan a los inicios del siglo XIX, y baste mencionar las teorías e ideas de José Agustín Caballero, José de la  Luz y Caballero y Félix Varela, sin olvidar por supuesto,  al Obispo Espada, personalidad que irrumpiría en la sociedad cubana con toda la raigal fuerza que le conferían las montañas de su terruño y la profunda y certera convicción de que era imprescindible sacudir del letargo cultural la recién nacida nacionalidad cubana, aún en su período inicial de formación y definición.

Las últimas décadas del siglo XIX asistirían al desarrollo de otras personalidades igualmente descollantes, Rafael María de Mendive, José Martí y algo después a Enrique José Varona, éste último sentó sus reales en la Universidad de La  Habana, para irradiar sus  ideas y fomentar el gusto por actividades deportivas en la juventud cubana.

Durante el siglo XX, llegan a la isla las ideas puestas en boga en América en el campo de la Pedagogía.  Pero las condiciones específicas para su aplicación y fomento, eran deprimentes. Entre otros aspectos, sería atinado señalar, la ausencia de políticas centralizadas que permitieran su desarrollo, la carencia de un interés estatal hacia la promoción de la cultura y las bondades de la enseñanza en un pueblo ávido y necesitado de aprender. Esto lo había señalado  ya certeramente Varona cuando apuntó la importancia y significación que tenía el conocimiento de las ciencias para la concreción y desarrollo de la nacionalidad con el afianzamiento consiguiente de los elementos constitutivos de la misma.

Sabido es que la Cultura como sistema que integra y organiza los saberes, sistematiza la praxis y formaliza las integraciones e interrelaciones concretas que suceden en el proceso de producción y reproducción de la vida cotidiana, posee un carácter histórico concreto, depende, como afirmaran los clásicos del marxismo, en última instancia, de las relaciones de producción y concretamente de la relación de propiedad predominante.

La evolución por consiguiente, de la misma, debe ser estudiada en correspondencia con el nivel concreto de las relaciones sociales que se asumen en la experiencia práctica de reproducir las condiciones de la vida material de los hombres. Por ello la Cultura se analiza tomando como referente un momento histórico determinado, y como aspecto constitutivo de la misma, la Pedagogía, y, junto a ella, la transmisión organizada sistemática y científica de los conocimientos acumulados por las generaciones en su decursar.

En el caso concreto de la  Cultura Física, nos atenemos a la definición emitida por la  Dra.  Bárbara Paz en su Tesis Doctoral la cual contempla este sistema en sus múltiples comprensiones:

“El concepto de Cultura Física tal y como hoy es entendido en nuestra comunidad se identifica:

  • a la suma de los corpus  EF - Deporte - Recreación Física – Salud
  • al Sistema Organizativo de las actividades físicas
  • al área de las actividades masivas
  • al área de las prácticas terapéuticas y de rehabilitación físicas
  • al área de salud y desarrollo humanos
  • al trabajo comunitario y extensionista
  • a  la concepción de la práctica masiva del ejercicio físico
  • al conjunto de espectáculos físicos masivos, como las Espartaquiadas, Tablas humanas, Festivales gimnásticos, etc.
  • al conjunto de valores, ideales, imaginarios, construcciones espirituales resultado de la práctica de las actividades físicas
  • con una disciplina científica
  • con una teoría general del campo
  • con la carrera profesional
  • con la actividad física” ( 1 )

De ahí que sea tan singularmente relevante la formación de profesionales en este campo. La cuestión adquiere cada vez mayor significación,  cuando la sociedad cubana se enfrenta a los retos que trae consigo la reciente Universalización de la enseñanza.

Nacida al calor de la  Batalla de Ideas, surge como una necesidad imperiosa de Cuba, en ella se impone la expansión e irradiación de la enseñanza superior a los más variados sectores y comunidades de la sociedad cubana.

La Universalización es heredera de las más variadas influencias  pedagógicas y ello sólo justificaría su razón de existencia, pero lo que urge en el momento contemporáneo es elaborar el sustrato teórico sobre el que se levanta el gran edificio del saber que está constituido por ese programa majestuoso cubano que prevé la instalación de una Universidad en cada territorio o comunidad, definidos ambos como conjuntos de instituciones que coexisten territorialmente y geográficamente con objetivos y fines comunes, y que están destinados a tributar a la aspiración suprema de la sociedad cubana que es la construcción de una personalidad nueva en la cual se materialicen las perspectivas indetenibles del ser humano realizado como individualidad concreta.

 

Desarrollo

Consideraciones generales sobre estrategia y dirección estratégicas

El mundo de la  Administración y la  Gestión se vio conmovido durante la primera mitad del siglo XX por una atención  desmedida hacia la  Estrategia y en torno al  establecimiento de proyecciones mediante la formulación de una Planificación que comprendiera los elementos primordiales de las aspiraciones empresariales. El desarrollo vertiginoso del siglo XX, se hizo eco del desarrollo institucional acelerado y de los individuos que se desenvuelven en dichas organizaciones.

Nuestro país también se involucró definitivamente en las nuevas  expectativas, demostrando su afán por insertarse con éxito en el panorama internacional y por lograr instituciones capaces de lograr un feliz desarrollo competitivo.

La situación se complica extraordinariamente, si comprendemos que nuestra sociedad se distingue por demostrar una atención esmerada hacia los elementos más distinguibles del accionar individual y social. Por ello se concede especial atención a los individuos e instituciones que se desempeñan en el marco comunitario, tomando en cuenta que es, la comunidad el marco en el cual se desenvuelven, logran y realizan los mejores y mayores proyectos de la  Revolución Cubana.

Tomando en consideración estos elementos es comprensible que se intente dinamizar la actuación de las instituciones cubanas, además es preciso comprender que dichas organizaciones e instituciones se desenvuelven en un contexto complejo y multidireccional, agravado por las condiciones específicas impuestas por el Bloqueo Imperialista.

En las condiciones de la  Educación Superior Cubana, la situación se complica previendo la incorporación de nuevos  estudiantes a los estudios universitarios. Para lograr esto la  Revolución y fundamentalmente el Estado Cubano ha previsto  el desarrollo de nuevos y novedosos programas que ejecuten los elementos previstos en la Constitución Cubana, en la cual se prevé la incorporación y el acceso de cada vez mayor cantidad de ciudadanos a la Enseñanza Superior. Lo novedoso y sin lugar a dudas resulta original, es el intento de aspirar a la consecución de una Cultura General Integral para la mayor cantidad posible de los ciudadanos de Cuba y del Mundo. Por supuesto, dicha afirmación necesita y precisa de mayor explicación, resulta que Cuba se ha convertido en Faro especial que transmite y difunde cultura, inundando los más diversos confines con la irradiación de ideas que convencen al ser humano de sus posibilidades y las perspectivas de su desarrollo.

Resulta evidente hasta para la mente más obtusa que, las recientemente creadas universidades municipales, necesitan una atención especial. Su nombre se ha escrito en minúsculas, con la intención preconcebida de hacer comprender la necesidad de atención que dichas sedes experimentan. En el afán de resolver un problema evidente y creciente,  la Revolución instituyó la  Universalización de la  Enseñanza, y, ante la urgencia de su crecimiento se hace imprescindible la necesidad de sustentarlo mediante alguna disposición o Ley que reglamente y cumplimente las necesidades de la institución.

Las visiones del Comandante en Jefe están en vías de realización y constituyen faro y guía de las actuaciones concretas de las instituciones cubanas. Por ello es imprescindible que se establezcan en las instituciones funcionales y fundamentales de la sociedad cubana, los parámetros esenciales de su actuación.

Si se pretende orientar a las universidades cubanas hacia un proceso de perfeccionamiento continuo que les permita ganar en calidad de la gestión de los procesos universitarios, resulta obligado lograr una adecuada formación y desarrollo de la cultura organizacional que deberá, en consecuencia, ser ajustada a través del propio proceso de gestión de ésta.

En cuanto a Estrategia, es preciso establecer los principales conceptos esclarecidos en torno a la definición fundamental, tratándose de un concepto de difícil aprehensión por tener su esfera de comprensión en el ámbito socio-histórico, epistemológico y, ha experimentado sustanciales cambios en cuanto a su comprensión e implementación.

El origen del concepto estrategia data desde los primeros momentos de la descomposición de las clases, el surgimiento del estado y la aparición de la guerra y la diplomacia funciones de poder y dominación de unos países y territorios sobre otros. De manera que todos los autores especializados coinciden plenamente que el origen se ubica fundamentalmente en estas esferas de la vida política.  Este concepto ha ido evolucionando y en esa misma medida ha ocupado un lugar preponderante en la esfera empresarial.

Ante todo es preciso comprender que cualquier Estrategia que se precie de serlo debe presumir de dialéctica. Cualquier proyecto a mediano o largo plazo que los seres humanos establezcan o determinen en su vida deben considerarlo como planes establecidos con objetivos y planes de realización a largo, corto y mediano plazo, por ello debe respetarse la comprensión fundamental en torno a las instituciones que soportan la praxis del hombre y su continuidad y mantenimiento.

 

Los planificadores no deben crear estrategias, pero pueden suministrar información y ayudar a los directivos a pensar estratégicamente y a programar la visión.

El término estrategia procede del griego strategos que significa” un general “. A su vez, esta palabra proviene de raíces que significa “ejercito” y “acaudillar”. El verbo griego, stratego significa “planificar la destrucción de los enemigos en razón del uso eficaz de los recursos”.

Aunque el concepto de estrategia es originado en el campo militar aparece en el campo económico y académico con la teoría de los juegos de la  mano de Von Neumam y Morgenstern en 1994. Se introduce en el campo del management  con las obras pioneras de Alfred Chandler, Kenneth Andrews (1962) como la determinación conjunta de objetivos de la empresa y de las líneas de acción para alcanzarlos, o sea expresa lo que quiere hacer la empresa en el futuro. Si bien los administradores eficientes siempre han tramado grandes estrategias, no es sino hasta recientemente que los estudiosos de la  Administración reconocieron a la estrategia como un factor clave en el éxito organizacional, debido a  que:

Primero: El ritmo de cambio en el entorno ha aumentado con rapidez.

Segundo: Ha habido un crecimiento en el tamaño y complejidad de las organizaciones.

“La estrategia empresarial es la dialéctica de la empresa con su entorno” (Ansof, H.I., 1970). (2)

“Conjunto de decisiones que determinan la coherencia de la iniciativas y reacciones de la empresa frente a su entorno” (Tabatoni, P y P. Jarniu, 1975). (3)

“La estrategia competitiva consiste en desarrollar una amplia fórmula de cómo la empresa va a competir, cuáles deben ser sus objetivos y qué política serán necesarias para alcanzar tales objetivos” (Porter, M., 1982). (4)

“La estrategia empresarial consiste en elegir las áreas de negocio en las que la empresa intenta presentarse y asignar recursos de modo que esta se mantenga y desarrollo en estas áreas de negocio”  (Strategor, 1995). (5)

“Las estrategias son programas de acción generales y despliegue de recursos para lograr objetivos completos, la determinación de los objetivos básicos a largo plazo de una empresa, de políticas principales y la adopción de recursos de acción y asignación de los recursos necesarios para alcanzar las grandes metas de la organización  ( Koontz, H.Y H. Weihrich, 1984) (6)

Ya sea en el sector o en el público la estrategia está estrechamente vinculada al desarrollo de la organización teniendo como elementos comunes: el concepto de ambiente, alcanzar objetivos trazados, desarrollo de planes de acción que conduzcan al cumplimiento de políticas emanadas de la alta dirección que se manifiesten en ulteriores planes de acción.

Henry Mintzberg, prestigioso estudioso de este tema ha elaborado un enfoque muy diferente del concepto de estrategia al que se conocía hasta ese momento. Se trata de un método histórico para definir la estrategia.  En su opinión, los objetivos, los planes y la base de recursos para la empresa, en un momento dado, no son más importantes que todo lo que la empresa ha hecho y, en realidad está haciendo. Define el término estrategia como “el patrón de una serie de acciones que ocurren en el tiempo” (7). Elabora su concepto a partir del contacto y relación  entre el análisis y la acción.

Estas definiciones se complementan entre sí, y apuntan al desarrollo de los elementos básicos de la organización, así como propician el desarrollo del pensamiento colectivo de los miembros de la misma, lo que pone de manifiesto la necesidad de eclecticismo en ellas.

La estrategia es en la empresa de hoy en día, el tema gerencial más importante y lo seguirá siendo. La estrategia empresarial ha cambiado de la lucha clásica por lograr la mayor participación de mercado, a la configuración de escenarios dinámicos de oportunidades de negocios que generen riqueza, a proponer enfoques estratégicos audaces para mantenerse en un nuevo mundo de ecosistemas empresariales que constantemente se debe explorar y analizar. El director de hoy debe salir de su torre de marfil, sumergirse en las realidades del mercado, interactuar con sus clientes internos y externos y crear una intención  estratégica que no es cosa distinta crear un punto de vista con respecto al futuro.

Otras definen estrategia como arte y la ciencia de concebir, desarrollar, organizar y utilizar medios para realizar objetivos, venciendo resistencias e oposiciones. Por eso estrategia tiene relación con la movilización de los recursos para realizar objetivos en un ambiente o escenario hostil. Se considera como arte porque en la selección de las varias opciones científicamente posibles y en su realización, el factor humano tiene una intervención muy importante.

Jario E. Borge – Andrade define  “la estrategia como una combinación lógica de actores, factores y acciones, seleccionadas entre alternativas de combinación, para lograr determinado objetivo en un contexto específico”. (8)

No obstante todas coinciden en que una estrategia permite temas, las decisiones para determinar los recursos, que la organización había de destinar a sus principales acciones y la efectividad del funcionamiento de la organización está influenciada por tales decisiones es decir sí sus están o no bien dirigidos y de acuerdos a sus recursos potenciales, sin prestar importancia a las tareas individuales.

Puede afirmarse que todos los teóricos y practicantes utilizan principios estratégicos clásicos que datan de la era antigua, esta vigencia queda demostrada en la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad prevalecen conceptos similares en estrategias gubernamentales, diplomáticas, militares o de negocios.

Según Mintzberg (9), el reconocimiento implícito de muy variadas definiciones puede ayudar a maniobrar este difícil concepto.

Estrategia como plan: Para casi todos a los que se pregunte, la estrategia es un plan, una especie de curso de acción consciente determinado, una guía para abordar una situación específica orientada a lograr objetivos establecidos. La estrategia como plan aborda el aspecto fundamental de la percepción, es decir como se conciben las intenciones en el cerebro humano y que significan en realidad las mismas. Las estrategias tienen dos aspectos esenciales: elaboran antes de las acciones en las que se aplicaran y se desarrollan de manera consciente y con un propósito determinado.

Estrategia como pauta de acción: en este caso se utiliza una maniobra para ganar la partida al contrincante o competidor.

Aquí la verdadera estrategia es la amenaza de la expansión. La estrategia nos lleva al plano de la competencia directa, donde las amenazas, los artificios y otras maniobras son empleados para obtener ventajas.

Estrategia como patrón: no es suficiente definir estrategia como plan, es necesario definir el comportamiento que deseamos que se produzca. Gradualmente los enfoques exitosos se convierten en un patrón de comportamiento que hace cada vez más estrategia. Para que una estrategia sea en realidad deliberada, o sea que se haya asumido un patrón tal cual se planteo en forma consciente, tenía que venir de los altos mandos. Las intenciones precisas tendrían  que haber sido manifestadas con antelación por los directivos de la organización. Como patrón la estrategia permite a los líderes saber como intentar establecer, direccional y especificar para las organizaciones, y así encausarlas en cursos de acción predeterminados, también introduce la noción de convergencia y el logro de la consistencia en el comportamiento de la organización.

 

Primera etapa: Planeación

Objetivo:

 

diagnostico

Segunda etapa: Ejecución de la  Dirección estratégica.

Objetivo: Establecimiento de Proyectos de Planificación Estratégica.

  1. Implementación de la Planificación estratégica.
  2. Preparación de los actores y factores que intervienen en la  planificación estratégica.
  3. Aplicación de las acciones.
  4. Elaboración de plan de trabajo para su aplicación.
  5. Ajustes de los mismos según las condiciones.
  6. Elaboración de indicaciones y orientaciones metodológicas.
  7. Determinación de alianzas estratégicas.
  8. Desarrollo de seminarios y talleres para la aplicación de la  planificación estratégica.

.

Tercera etapa: evaluación y control de la Dirección estratégica.

Objetivo:

Control sistémico de la aplicación de la  planificación estratégica.

  1. Reuniones periódicas de evaluación.
  2. Estado de opinión de los actores y factores.
  3. Elaboración de informes periódicos sobre el desarrollo de la  planificación.
  4. Realizar diagnostico anual del estado actual de la planificación.
  5. Analizar y evaluar las insuficiencias en la aplicación de la Dirección estratégica.

Conclusiones

 

  1. En el campo de la ciencia de la Dirección se han elaborado los conceptos más novedosos en torno sobre la  Dirección  Estratégica . De manera que arribamos a la idea que Dirección Estratégica es  el proceso iterativo y holístico de formulación, implantación, ejecución y control de un conjunto de maniobras, que garantiza una interacción proactiva de la organización con su entorno, para coadyuvar a la eficiencia y eficacia en el cumplimiento de su objeto social.

 

2. Los elementos fundamentales que conforman la el proceso de Dirección        Estratégica  son: Diagnóstico de las relaciones existente entre la  Institución de referencia y el entorno, establecimiento de objetivos y el correspondiente Plan de Acciones que se realiza mediante proyectos y actividades concretas verificables mediante el proceso de control y la correspondiente retroalimentación de toda la planificación realizada.

 

Recomendaciones

  1. En el campo de la ciencia de la  Dirección se han elaborado los conceptos más novedosos en torno sobre la  Dirección  Estratégica.  De manera que arribamos a la idea que Dirección Estratégica es  el proceso iterativo y holístico de formulación, implantación, ejecución y control de un conjunto de maniobras, que garantiza una interacción proactiva de la organización con su entorno, para coadyuvar a la eficiencia y eficacia en el cumplimiento de su objeto social.

2. Los elementos fundamentales que conforman la el proceso de Dirección      Estratégica  son: Diagnóstico de las relaciones existente entre la  Institución de referencia y el entorno, establecimiento de objetivos y el correspondiente Plan de Acciones que se realiza mediante proyectos y actividades concretas verificables mediante el proceso de control y la correspondiente retroalimentación de toda la planificación realizada.

 

Bibliografía

 

1.- Sánchez, Bárbara Paz Tesis Doctoral  ISCF 2005

2.- Marx, C. Tesis sobre Feuerbach. Obras Escogidas en 1 Tomo. Editorial Progreso, Moscú, 1981.

3.- Ansof, H  Citado por (1998). Programa de perfeccionamiento de la dirección o de implementación de la Dirección por Objetivos del MES./ Fermín O. Rodríguez González y Sonia Alemañy Ramos./ Dirección por Objetivos y Dirección  Estratégica, la experiencia cubana. Compendio de artículos, CCED, MES, La  Habana Cuba, pp 245-255.

4.- Tabatoni, P y Jarmin, P, 1975  Citado por Enciclopedia del Manangegement. Barcelona: Editorial Océano Centrum, 1997.

5.- Porter, M   ¿Qué es la estrategia? Michael Porter. Cuba: Editorial  CCED, 1998.

6.- Strategor,  Citado por Ronda Pupo, en Reflexiones sobre Estrategia Folletos Gerenciales del 2019 Ver prospectiva Editorial Político Social  Matanzas Cuba, 2007

7.- Koontz y Weihrich, La  Administración Pública. , Novedosos conceptos y declaraciones. 1984.

8.- Mintzberg, H El proceso estratégico: Concepto, contexto y casos, México Prentice- Hall Hispanpamerica, 1997.

9.- .- Minzberg., H Diseño de Organizaciones eficientes. ¿qué es la estrategia? Michael Porter. Cuba: Editorial CCED, 1998.

10.-  Borge Andrade, Jario, E  citado por Columbié Santana, Mariela (1998). Dirección por Objetivos y desarrollo en Cuba: una experiencia inédita./ Dirección por Objetivos y Dirección Estratégica, la experiencia cubana. Compendio de artículos, CCED, MES, La Habana Cuba, pp 215-222.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DGDGDGDG