Palabras Claves: ESTIMULO/  ACTIVIDAD FISICA/ EDUCACIÓN ESPECIAL

Título: Propuesta de actividades acuáticas para la estimulación del desarrollo de la socialización en el niño con autismo.

Autor: Tania Rodríguez Casañas.

Profesión: Licenciada  en Cultura Física, Deporte y Recreación.

Especialidad: Tenis de mesa.

Fecha de la publicación: 28 de febrero del 2011

Resumen:

La socialización es una esfera significativa en el desarrollo del ser humano, a partir de ella el niño se apropia de la cultura, los nuevos saberes y los transmite. Por lo que es de vital importancia que su estimulación comience en las primeras edades del individuo, donde se ha de prestar especial atención a las relaciones sociales lo que contribuirá a la inserción correcta en el medio.

Los niños con autismo presentan dificultades en el proceso de socialización, siendo la inserción en el medio y la calidad de las relaciones lo aspectos más afectado dado las características de este trastorno. Para estimular el desarrollo de la socialización en el niño con autismo se reconocen diferentes alternativas donde la actividad física, en particular la acuática potencia este desarrollo. Es por ello que, el principal objetivo de esta investigación es proponer actividades acuáticas para estimular el desarrollo de la socialización en el niño con autismo.

Para la realización de esta investigación se utilizaron métodos del nivel teórico (el análisis documental, el análisis y síntesis y la inducción y deducción) del nivel empírico (la observación, la entrevista, la encuesta, la consulta a especialista y el pre experimento), y del método matemático - estadístico se empleó el análisis porcentaje. Todos ellos permitieron identificar los fundamentos teóricos acerca del objeto a investigar, demostrar la problemática identificada,  diseñar la propuesta y validarla.

Introducción

En Cuba se trabaja en la construcción de una sociedad más justa, por la igualdad social y el derecho de todos sus ciudadanos a las mismas oportunidades según sus potencialidades; y en esta isla, donde la educación es estatal y gratuita, es precisamente el Estado quien pone gran interés en la práctica de la actividad física. La misma garantiza la incorporación de nuevas formas de atención a la diversidad, sobre todo en niños que presentan formas cualitativas más complejas del desarrollo, como es el caso del autismo.

En la actualidad en nuestro país se han diagnosticado alrededor de 300 casos, los cuales requieren ser atendidos en centros de salud y educación especializadas. No en vano, numerosas instituciones y profesionales de diversas disciplinas en la Isla, se mantienen al tanto de las más novedosas técnicas y prácticas en virtud de mejorar la calidad de vida del niño con autismo.

La atención al niño con autismo encamina sus acciones a la integración social a partir de un diagnóstico profundo del niño, de su familia y de su entorno y de cómo interactúa con él; ofreciendo una atención diferenciada de acuerdo con sus necesidades y potencialidades, siendo consecuente con el pensamiento de  L. S. Vigotsky: “… Nuestro ideal no es rodear de algodón el lugar enfermo y cuidarlo por todos los medios de las contusiones, sino descubrir la vía más amplia de su compensación…”

La dificultad en las relaciones sociales en el niño con autismo es considerada la raíz esencial del trastorno, en todos los casos se evidencia una incapacidad para establecer la relación con las personas y el entorno que le rodea. Desde el modelo de atención educativa al niño con autismo se conciben actividades donde se intercambie en diferentes entornos comunitarios. Estas actividades tienen como principal objetivo estimular el desarrollo integral del niño e incorporarlo en su entorno.

Según diferentes investigadores relacionados con el autismo como Sánchez Edilia (2002), Gómez Leyva Inalvis (2004), plantean que la actividad física en el niño con autismo ayuda a canalizar la ansiedad, a mejorar la concentración y a estimular la socialización.

En la atención educativa al niño con autismo se han realizado investigaciones relacionadas con la actividad física; en el ámbito extranjero se encuentran los trabajos de Luisa Molina A. (2006), Salazar J. (2007), Peñalver López I. (2007)  y en Cuba  se encuentra Sánchez Edilia (2002) con un programa para la Educación Física en el currículo de la escuela “Dora Alonso”, Avín J.C (2009) con actividades para desarrollar la comunicación a través de la actividad física. Particularizando en la actividad acuática investigan los extranjeros  Pérez Déniz Román E. (2007), Carbellido Saiz M. (2009) y en Cuba se tienen algunas experiencias en la escuela “Miguel Basilio”.

Los estudios antes mencionados demuestran algunos avances en la atención al niño con autismo desde la actividad física y en particular la actividad acuática, sin embargo ¿están diseñadas las acciones adecuadas a las características del niño con autismo para estimular el desarrollo de la socialización?

El estudio bibliográfico realizado,  y la exploración en la práctica  permitieron identificar la siguiente situación problemática.

  1. En el proceso de socialización en los niños con autismo se evidencia trastornos cualitativos de la relación social.
  2. Las alteraciones que presentan los niños con autismo en el proceso de socialización dificultan el intercambio con el entorno que le rodea y la inserción en el medio social.
  3. Los niños con autismo recibe una  atención encaminada a estimular su desarrollo integral en la comunidad, sin embargo, aún resultan insuficientes las acciones  que se realizan para estimular la socialización.
  4. En la atención en la comunidad para los niños con autismo se realizan actividades acuáticas pero aún están pobremente tratado  las adecuaciones en correspondencia con las particularidades de estos niños, por lo que no se consigue la máxima estimulación del desarrollo de su socialización

A partir de este estado se determina el siguiente Problema Científico:

¿Cómo contribuir a la estimulación del desarrollo de la socialización en el niño con autismo?

Para ello se presenta como objetivo: Proponer actividades acuáticas para estimular el desarrollo de la socialización en el niño con autismo.

Para la realización de esta investigación se emplearon métodos teóricos, empíricos y matemáticos, dentro de los del nivel teórico se emplearon:

  1. Análisis documental: Se utilizó en el estudio de otros documentos, materiales e investigaciones cuyo objeto es el proceso para estimular el desarrollo de la socialización en el niño con autismo, los cuales posibilitan profundizar y conformar el marco teórico que sustenta esta investigación.
  2. Análisis y síntesis: permitió una aproximación a los referentes teóricos del tema, profundizando en la estimulación del desarrollo de la socialización en el niño con autismo.
La inducción y deducción: permitió el estudio de elementos particulares para lograr la elaboración de deducciones generales, durante el proceso de fundamentación y estructuración de la investigación.

Entre los métodos del nivel empírico se utilizaron:

  1. La observación: Se asumió la guía de observación que plantea la Dr.c Demósthene Sterling Y. (2010), con algunas adecuaciones. Fue dirigida a 10 niños, con el objetivo de comprobar las características en el área de la socialización y las cualidades básicas de la natación. Esta se utilizó como instrumento en el pre experimento.
  2. La entrevista a la familia: Con el objetivo de recopilar información sobre las características de los niños en el área de la socialización y sus habilidades en el agua.
  3. La encuesta como consulta a especialistas: Con el objetivo de realizar la valoración preliminar de la propuesta.
  4. El pre experimento: Con el objetivo de validar la propuesta.
  5. Dentro del método estadístico se empleó el análisis porcentaje que facilitó la interpretación de las principales ideas del diagnóstico y de la propuesta.

El tema que se trata en esta investigación constituye un aspecto importante a estudiar en la atención al niño con autismo, puesto que la estimulación de la socialización es un área priorizada para su desarrollo  y a su vez, contribuye a la inserción social. La utilización de la actividad acuática para estimular este desarrollo es una alternativa novedosa, agradable e integral porque no solo influye en la socialización sino que mejora las habilidades motrices.

DESARROLLO

1.1 Consideraciones generales acerca del autismo

El término “autismo” proviene del griego “eaftismo” y significa “encerrado en sí mismo”. Fue Eugen Bleuler quien introdujo el término en 1913, para definir la ruptura mental con el exterior en las esquizofrenias. En 1943 el psiquiatra Leo Kanner, pionero en la investigación del autismo infantil, lo utilizó por primea vez como una definición formal y lo describió como un síndrome comportamental que se manifiesta por alteraciones del lenguaje, de las relaciones sociales y de los procesos cognitivos, aparecidas en las primeras etapas de vida de una persona. El término fue definido posteriormente por varios autores e instituciones tales como: Hans Asperger en 1944, la clasificación de los trastornos mentales (CIE 10) en 1992, La Asociación Americana de Psiquiatría en el manual de enfermedades psiquiátricas (DSM IV) en 1994, la Sociedad Americana de Autismo (ASA) en 1996.

Ángel Riviere en el 1997 define al autismo como “aquella persona para la cual las otras personas resultan opacas o impredictibles: aquellas personas que viven como ausentes-mentalmente ausente-a las personas presentes, y que por todo ello se sienten incompetentes para prevenir, regular y controlar su conducta por medio de la comunicación”

Al hacer un estudio de todas estas definiciones se puede resumir que coinciden en: es un trastorno generalizado del desarrollo donde se afectan principalmente las relaciones sociales, la conducta, la comunicación y el lenguaje. Estos aspectos son los que toma en cuenta la autora para comprender el autismo, sin dejar de tener en cuenta que es un trastorno generalizado del desarrollo que persiste a lo largo de toda la vida y se hace evidente durante los primeros 3 años de vida.

Numerosos estudiosos extranjeros y cubanos, entre los que se destacan: Riviere (1998), Gómez Leyva I. (2006), García, M. T. (1986-2006), profundizan en las características psicopedagógicas de las personas con autismo, explicándolas generalmente a partir de las áreas afectadas, desde las explicaciones psicológicas o desde el espectro autista.

En el espectro autista Riviere A. (1998) explica que en la incapacidad de interacción social se puede observar diferentes niveles que van desde personas que impresionan que no sienten motivación para relacionarse, hasta otras que tienen la necesidad de relación pero con limitada capacidad para mantener la comunicación e interpretar las sutilezas sociales.

El estudioso Riviere A. (1998) hace referencia a algunos procedimientos que diferentes investigadores proponen, ellos son: La presentación sistemáticas de estímulos en las acciones del niño Watson, Hayes y Vietze (1982), creación de estrategias para lograr que el niño comience a tener en cuenta al adulto a partir de experiencias de relación eventuales entre sus propias acciones y las de las personas que los tratan Klinger y Dawson (1992), creación de hábitos sistemáticos de relación, juegos circulares de interacción, refuerzo de la mirada espontánea y la respuesta a órdenes sencillas Riviere A. (1998), Demósthene Sterling. Y (2010) recomienda juegos donde necesiten esperar su turno y la interacción en lugares públicos donde deban hacer tiempo.

Otra característica de las personas con autismo en la socialización está relacionada con las dificultades en la capacidad de referencia conjunta. Estas se manifiestan en “...la falta de conductas comunicativas encaminadas a compartir la experiencia...la dificultad para seguir la dirección de los gestos de señalar hechos por otras personas, la ausencia o limitación de las conductas consistentes en mirar lo mismo que mira otra persona y la falta de mirada referencial (mirada alternante entre un objeto o situación interesante y una persona relacionada)....

Es necesario incorporar situaciones comunicativas que necesitan el empleo de miradas para el logro de deseos Klinger y Dawson (1992), posibilitar acciones de interacción que impliquen imitación y reciprocidad básica y crear escenarios funcionales y naturales de interacción que impliquen contacto ocular espontáneo o ante órdenes sencillas Riviere A. (1998).

Los trastornos de las capacidades intersubjetivas y mentalistas, se muestran como otra característica de la socialización persona con autismo. La Doctora Gómez Leyva I. (2005) enuncia sus principales muestras, tales como, la incapacidad para “...empatizar con las personas, interpretar lo que otros sienten y reconocer que piensan... se incluye también la capacidad para sentirse afectada por las expresiones de emociones ajenas...puede haber ausencia de expresiones correlativas... reír cuando el otro sonríe o entristecerse cuando el otro está triste...”

Relacionado con esta dificultad se recomienda como estrategia principal desarrollar los elementos comunicativos que correspondan con los estados mentales que se enseñan. Se debe dirigir la atención a procedimientos tales como: el reconocimiento de emociones, comprensión de la relación entre deseo y emociones.

En la actualidad se trabaja tanto en la parte teórica como en los procedimientos educativos y terapéuticos encaminados a desarrollar la socialización. Sin embargo, es necesaria la búsqueda de diferentes alternativas para involucrar al niño en el medio que le rodea, principalmente en la comunidad, por lo que constituye una preocupación constante para todos los especialistas y todas las personas que interactúan de forma directa e indirecta con el niño.

La socialización es entendida  el proceso por cuyo medio la persona humana aprende e interioriza en el transcurso de su vida, los elementos socioculturales de su medio ambiente, los integra a la estructura de su personalidad, bajo la influencia de experiencia y agentes sociales significativos, y se adapta así al entorno social en cuyo seno ha de vivir. Rocher, G. (1979).  En esta idea se expresan tres aspectos fundamentales de la socialización: adquisición de la cultura, integración de la cultura en la personalidad y adaptación al entorno. Para el logro de estos aspectos es necesario estimular su desarrollo.

 

En este sentido, se asume el concepto que ofrece Demósthene Sterling. Y. (2010) acerca de la  estimulación del desarrollo de la socialización el cual plantea es “...es el proceso que incentiva, impulsa y dinamiza, la interacción social, que de manera gradual y sistemática establece el niño con los adultos y sus  coetáneos, mediante acciones educativas intencionalmente planificadas...”

En la estimulación del desarrollo de la socialización en el niño con autismo la especialista Ana Luisa Molina considera que la actividad acuática es un medio que proporciona grandes beneficios físicos y psíquicos contribuyendo al mantenimiento de la salud y la calidad de vida, ayudándolos a aprender y a relacionarse con otros compañeros y a interactuar entre ellos.

La actividad acuática constituye un medio atractivo para estos niños, contribuye a la independencia personal, mejora la autoestima, auto confianza, autocontrol, concentración y favorece la recreación, la participación plena y satisfactoria.

Desde el punto de vista físico estas actividades desarrollan las habilidades motrices básicas de los niños se basan en movimientos libres ejecutados de manera sencilla y tratando de desarrollar capacidades físicos motoras. Además estimula el cerebro, les hace mejorar el humor y canaliza el estado de ansiedad.

Estas actividades tiene objetivos que van dirigidos a:

  1. Emocional. Por que determina relación entre el entrenador, alumno e integrantes.
  2. Cognoscitivo. Las rutinas, secuencias y repeticiones de ejercicios facilitan el desarrollo de la memoria muscular y mental.
  3. Orden, estructura y disciplina. Se incentivan las conductas y actitudes tendientes a desarrollar normas y reglas de conducta física y emocional.
  4. Químico. El ejercicio físico y la correcta respiración permite la regulación de la serotonina en el cerebro.
  5. Factores nerviosos. Los cuales se realizan mediante el reclutamiento de las unidades motoras y su sincronización muscular.
  6. Ayudar a la rehabilitación de problemas motores
  7. Controlar los desequilibrios emocionales y la ansiedad mediante la respiración e integrarlos socialmente a la comunidad. Entre otros muchos más.

Se considera de vital importancia que los aspectos antes abordados, guíen la caracterización del grupo de sujetos y fundamenten la propuesta de actividades acuáticas para estimular el desarrollo de la socialización en niños con autismo los cuales constituyen argumentos teóricos y prácticos para el intercambio de criterios y opiniones en este complejo tema.

En la presente investigación se trabajó con tres grupos de estudios:

El primer grupo de estudio está compuesto por 10 niños, de diferente sexo y edad.

Para la selección de este grupo se tomaron en cuenta los siguientes criterios:

  • Diagnosticados con autismo.
  • Pertenecientes a las comunidades aledañas al cotorro ( 4 Guanabacoa, San Miguel del Padrón 3)
    • Sin temor al agua.

El segundo grupo de estudio está conformado por los padres de  los niños seleccionados, en total 14.

El tercer grupo de estudio está compuesto por siete especialistas, para su elección se tuvieron en cuenta los siguientes criterios:

  • Graduados en Educación Especial o en Cultura Física.
  • Más de cinco años de experiencia en esta profesión.
  • Alguna experiencia con  niños con diagnóstico de autismo.

El diagnóstico arrojó los siguientes resultados:

La observación, que fue aplicada a 10 niños durante las diferentes actividades con el objetivo de comprobar las características en el área de la socialización y las cualidades básicas de la natación.

En el primer aspecto  referido a la relación con adultos y coetáneos se pudo constatar que los indicadores más afectados fueron la aceptación del contacto físico, la expresión de emociones reconocibles y el interés por las actividades que realizan otros niños. Esto se evidenció en el 80% de los niños.

El segundo aspecto  dirigido a observar la relación con el medio se pudo constatar que en la realización de las actividades y el cumplimiento de las normas estuvo afectado en el 100 % de los niños.

El tercer aspecto que estuvo dirigido a la participación de las actividades los indicadores más afectados fueron la imitación y el juego en colectivo ya que el 90 % de los niños no lo realizaron.

El último aspecto que valoraba las cualidades básicas de la natación estuvo con dificultad en el 100 % de los niños.

Al analizar la observación se pudo apreciar que todas las dimensiones están afectadas, siendo la relación con el medio y las cualidades básicas de la natación las de mayor dificultad.

La entrevista a familia, fue aplicada a 14 padres con el objetivo de recopilar información sobre las características de los niños en el área de la socialización y sus habilidades en el agua.

En la primera pregunta referida  a las dificultades que presentan sus niños en el área de la socialización refieren que los mayores problemas se encuentran en la relación con otros niños, el comportamiento en lugares públicos y la realización de actividades colectivas.

La pregunta 2 relacionada con la influencia de estas dificultades para insertarse en el entorno comunitario, los padres plantean que lo que más afecta es el comportamiento y a su vez la comprensión de las acciones que deben realizar de acuerdo al contexto.

Con relación a la tercera interrogante el 100% de los padres valoran que sus hijos no tienen habilidades en el agua, por lo que consideran de vital importancia las actividades acuáticas.

La entrevista aplicada posibilitó el criterio de los padres acerca de la problemática que se estudia y corroboró las dificultades encontradas en la observación, lo que demuestra que hay problemas en esta área y necesidad de trazar actividades que la estimulen y propicien el desarrollo de la misma.

3- Fundamentación de las actividades para la estimulación del desarrollo de la socialización en niños  con  autismo.

La propuesta de actividades acuáticas tiene presente los fundamentos filosóficos,  psicológicos y pedagógicos que enriquecen su concepción.

La propuesta en lo filosófico se fundamenta desde la concepción marxista leninista, la cual permite el análisis del fenómeno objeto de estudio de forma  objetiva, integradora y multilateral favoreciendo la comprensión del mismo en su totalidad. La propuesta tiene como fin la formación 

del hombre, preparando al mismo para la socialización y por ende su inserción en el entorno comunitario, lo que reafirma que, como educadores, el deber es educar para la vida.

La propuesta está basada en la concepción histórico- cultural de Vigotsky y sus seguidores; al tener presente el principio de la zona de desarrollo  que tiene en cuenta  lo que el niño hace de manera independiente y de lo que es capaz de hacer con ayuda. Se reconoce que la enseñanza, el aprendizaje y el desarrollo son tres elementos de una indisoluble interrelación,  la educación conduce el desarrollo. Es a partir de este importante presupuesto de la escuela histórico- cultural que se propone la realización de dicha propuesta.

Se tiene en cuenta la Ley genética fundamental del desarrollo, todo aprendizaje ocurre primero en un plano externo y luego en el plano interno, teniendo como base las interacciones que establece el niño con los adultos y sus coetáneos. Es por ello que con la estimulación a través de la actividad acuática, es posible ejercer una acción efectiva sobre el desarrollo del ser humano.

En particular sobre la actividad, se privilegia el juego, en primer lugar por el relevante papel que desempeña en el desarrollo físico, intelectual y afectivo del niño, sobre todo por la forma en que este tipo de actividad se integra lo cognitivo y lo afectivo.

Se asume desde lo pedagógico la unidad dialéctica que se establece entre la instrucción y la educación con una visión humanista y positiva del niño.

En la propuesta se tiene en cuenta como la actividad acuática transforma a la persona. Se toma en consideración las cualidades básicas de la natación, donde a partir de ellas se estimula la socialización.

La propuesta esta organizada a partir de dos objetivos fundamentales: el desarrollar las cualidades básicas de la natación y la socialización.

La propuesta de las actividades se presenta en correspondencia con los niveles de funcionamiento, potencialidades y necesidades de los niños con autismo del grupo de estudio.

La propuesta consta de 10 actividades, las cuales están estrechamente relacionadas con las dificultades encontradas en el diagnóstico.

Las actividades están agrupadas por dos niveles: familiarización con el medio acuático y enseñanza de cualidades básicas de la natación. Deben estar todos los medios necesarios para poder llevarlos a cabo. Deberán ser aplicarlas por más de dos personas preparada, con conocimientos de la especialidad. Tendrán una duración de 45 minutos y serán de forma individual y grupal

Se propone que se realicen las actividades teniendo en cuenta los siguientes momentos: Interacción, preparación para la actividad, actividad fuera del agua y actividad en el agua.

A continuación se presentan el desarrollo de una actividad:

Actividad # 1

Tipo de actividad: Familiarización.

Objetivo: Interactuar con el adulto.

Patear el agua

Interacción. Se saluda al niño por su nombre y con expresiones exageradas, se le pregunta cómo está y se explica de forma breve y concreta lo que harán en el agua mientras se le presenta el pictograma que representa la piscina.

Preparación para la actividad: Se orienta al niño para que se quite la ropa, es importante comunicarle lo que está haciendo, estimularlo si lo hace bien. Se estimula el lenguaje realizando preguntas.

Es importante preguntar con quién va a trabajar, saludarlo, darle beso si lo permite.

Actividad fuera del agua: Ejercicios de estiramiento, de flexibilidad para preparar al músculo y de calentamiento. Todo estará organizado a partir de la imitación.

Actividad en el agua: Se sentará al niño en el muro y se le demuestra lo que hará (chapotear el agua), se le estimula para que se eche agua en las diferentes partes del cuerpo,y realizar pateo con los pies. Poco a poco se introduce al niño al agua y se harán otros ejercicios dentro del agua

Despues se realizaran otras .actividades en el agua teniendo en cuenta las  cualidades básicas de la natación y la socialización.

La propuesta fue valorada por especialistas y se le sugirieron algunas ideas principalmente relacionadas con la utilización de otros medios de enseñanza y la incorporación de los padres. También fue validada a través del pre experimento donde se pudo constatar cambios significativos en la socialización y en las cualidades básicas de la natación.

CONCLUSIONES

  1. El estudio de los fundamentos teóricos acerca de la estimulación del desarrollo de la socialización en niños con autismo y la actividad acuática permitió identificar los principales aspectos a trabajar en este trastorno y la importancia de esta vía en el desarrollo integral del niño.
  2. El diagnóstico del estado actual de la socialización en niños con autismo  reveló  dificultades en esta área, tales como: las relaciones con los coetáneos y la inserción en el entorno comunitario y las necesidades de realizar actividades para estimular la socialización en estos niños.
  3. El diseño de la propuesta de actividades acuáticas para la estimulación de la socialización en el niño con  autismo  se fundamenta desde la concepción dialéctico materialista e histórico cultural.
  4. La validación de la propuesta de actividades acuáticas mediante la consulta a especialistas y el pre experimento constató que estas pueden contribuir a la estimulación del desarrollo de la socialización en el niño con autismo.

 

Bibliografía

1.   Ritvo ER. Laxer G. Autisme la vérité refusée. Paris: SIMEP, 1983.

2.   Lelord G, Muh JP, Petit M, Sauvage G. Autisme et trowbles du developpement global de l'enfant. Paris: Expansion Scientifique Francaise, 1989.

3.   Messerschmitt P. Canoni P. Clinique des syndromes Autistiques. 1 ed. Paris: Editions Maloirie, 1990.

4.   Volkmar FR. Cohen DJ. Curvent concepts: infantile autism and the pervasive developmental disorders. Pediatrics 1986; 7(5):324-9.

5.   American Psychiatric Association. Diagnostic. Diagnostic and statistical manual of mental disorders (DSM-III). 3 ed. Washington DC: APA, 1980.

6.   .Diagnostic and statistical manual of mental disorders (DSM-III-R).3. ed. rev. Washington DC: APA, 1987.

7.   Organización Mundial de la Salud. Clasificación internacional de enfermedades - 10 (CIE-10). Génova, 1991.

8.   Prior M. Annotation childhood autism. Aust Paediatr J 1987;23:147-9.

9.   Le Couteur A. Autism: current understanding end management. Br Hosp Med 1990;43:448-52.

10.  Sauvage D. Autisme du neurrisson et du jeune enfant. 2. ed. Paris: Masson, 1988.

11.  Lelord G. Sauvage D. L'autisme de l'enfant. París: Masson, 1988.

12.  Perot-Beaugerie A, Hameury L, Adrien IL, Garreau B, Sauvage D. Autisme du nourrisso et du jeune enfant: intéret du diagnostic précoce. Ann Paediatr 1990;37:287-93.

13.  Schopler E, Reichler RJ, Lansing M. Stratégie educatives de l'autisme et des autres troubles du développment. París: Masson, 1988.

14.  Al-Mateen M. Rett syndrome. A commonly overlooked progressive encephalopathy in girls. Am J Dis Child 1986;140:761-5.

15.  Olsson B. Autistic traits in the Rett syndrome. Brain Dev 1987;9:491-8.

16.  Demb HS. Weintraub AG. A five-year follow-up of preschool children, diagnosed as having an atypical pervasive developmental disorder. J Dev Behav Pediatr 1989;10:292-8.

17. Autismo, actividad física y deportiva

Ana Luisa molina(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

 

ANEXO

GUÍA DE OBSERVACIÓN al niño con autismo

Nombre y Apellidos: ___________________________

F/N: ___________________ Edad _________

 

I.RELACIÓN CON ADULTOS Y COETÁNEOS

1.1Establece contacto ocular

1.2 Acepta el contacto físico en las relaciones sistemáticas (abrazos, caricias, cosquillas)

1.3 Expresa dos o más emociones reconocibles

1.4. Señala o utiliza gestos para comunicarse

1.5. Realiza cualquier señal para saludar.

1.6. Se interesa por las actividades que realizan otros niños

 

II. RELACIÓN CON EL MEDIO

2.1 Reconoce personas allegadas

2.2 Identifica lugares habituales de la comunidad

2.3 Cumple normas de comportamiento.

2.4 Realiza acciones en correspondencia con cada lugar

 

III. Participación en las actividades.

3.1 Participa en juegos con el adulto

3.2 Participa en juegos colectivos

3.3 Ejecuta actividades por imitación

 

IV. Cualidades básicas de la natación

4.1 Realiza salto.

4.2 Respira correctamente.

4.3 Se sumerge.

4.4 Presencia de la flotación.

4.5 Realiza movimientos descoordinado con las piernas

 

ANEXO 2

GUÍA DE LA ENTREVISTA  A  LA FAMILIA

Nombre y apellidos:

Objetivo: Recopilar información acerca de las características en el área de la socialización y las habilidades en el agua.

Cuestionario:

1- ¿Qué dificultades presentan sus niños para relacionarse con los adultos y los coetáneos?

2- ¿En qué medida las dificultades en la socialización le afectan su inserción en el entorno comunitario?

3- ¿Qué habilidades, según su consideración, tiene su hijo en el agua?