http://mexico.cnn.com/tecnologia/

Desde sus primeras ediciones, los juegos han sido plataforma para probar tecnologías que posteriormente se trasladan al público general

Por Leonardo Peralta

Los Ángeles, 1932: transmisión por radio
 (Getty Images)
Estadio olímpico en Los Ángeles, California, Estados Unidos; 1932   (Getty Images)
Lo más importante
  • A lo largo de la historia, los Juegos Olímpicos han sido marco de pruebas de nuevas tecnologías
  • En 1932 por primera vez se hicieron transmisiones radiales fijas de los Juegos

(CNNMéxico) — Los Juegos Olímpicos se han convertido en un despliegue de tecnología, sea para mejorar el desempeño de los atletas participantes o para llevar un mejor espectáculo al público. Desde sus primeras ediciones, los Juegos han sido una plataforma para probar tecnologías que posteriormente se trasladan al público general.

Presentamos un compendio de algunas innovaciones que han visto su primera luz durante la justa deportiva.

Los Ángeles, 1932: transmisión por radio

Aunque desde los Juegos Olímpicos de 1924 se habían realizado pruebas de transmisión radial, fue en 1932 cuando las emisoras estadounidenses NBC y CBS se organizaron para transmitir, a las 11 de la noche, una barra de 15 minutos con las incidencias del día.

De acuerdo con el investigador John McCoy, esto sucedió debido a las disputas por los derechos de transmisión con el cine, que también tenía intereses comerciales en juego.

Berlín, 1936: télex
 (Getty Images)
Juegos Olímpicos en Berlín, Alemania; 1932   (Getty Images)

Además de ser los primeros juegos donde se realizaron transmisiones por televisión, para hacer más rápida la difusión de resultados, los organizadores utilizaron el servicio de un aparato recién creado llamado télex, que combinaba las propiedades del telégrafo con los de la red telefónica.

Su velocidad de transmisión era unos 40 caracteres por segundo, un hito para la época.

Berlín, 1936: los tacos
 (Getty Images)
La Puerta de Brandenburgo en Berlín, Alemania, 1936   (Getty Images)

Aunque los zapatos para correr se conocen desde hace siglos, el empresario alemán Adolf (Adi) Dassler diseñó unos zapatos especiales con clavos para mejorar el agarre a la pista y se acercó al célebre atleta estadounidense Jesse Owens.

Owens los empleó durante las competencias en los Juegos Olímpicos de Berlín, en 1936, que le valieron el oro en 100 y 200 metros, así como el salto largo y las carreras de relevos 4x100 metros.

Melbourne, 1956: final de fotografía
 (Getty Images)
El pebetero olímpico en Melbourne, Australia; 1936   (Getty Images)

Desde los Juegos de Londres en 1948 comenzaron a usarse medidores con componentes electrónicos para determinar el orden de la llegada de los atletas en las competencias de pista.

Sin embargo, en los Juegos realizados en Australia en 1956, la empresa de relojes Omega puso en operación un dispositivo llamado Racend Timer, que combinaba un reloj con una celda fotoeléctrica que activaba una cámara fotográfica y que tomaba una fotografía en el instante en que el ganador cruzaba la meta.

California, 1960: computadoras
 (Getty Images)
Juegos Olímpicos de Invierno. California, Estados Unidos; 1960   (Getty Images)

Los Juegos Olímpicos de Invierno, realizados en las montañas de Squaw Valley, California, Estados Unidos, fueron la ocasión para que la empresa IBM decidiera usar su computadora 305 RAMAC, una de las primeras con un disco duro para almacenar y procesar datos sobre los participantes y los resultados obtenidos.

Tokio, 1964: transmisión vía satélite
 (Getty Images)
Asistentes a los Juegos Olímpicos en Tokio, Japón; 1964   (Getty Images)

En 1936, los alemanes hicieron algunas transmisiones televisivas de los Juegos Olímpicos. Pero no fue sino hasta 1964 cuando la empresa televisiva nipona NHK empleó un satélite llamado Syncomm III para enviar la señal en vivo a un consorcio de 40 televisoras alrededor del mundo para sus noticieros y programas especiales.

Cabe señalar que anterior a esta innovación, la señal grabada se tenía que enviar en cintas de video a través de diversos servicios de mensajería terrestre, marítima y aérea, hasta las televisoras locales o nacionales para su retransmisión.

Atlanta, 1996: juegos digitales
 (Getty Images)
Juegos Olímpicos en Atlanta, Georgia, Estados Unidos; 1996   (Getty Images)

Celebrando el centenario de los Juegos Olímpicos modernos, esta edición fue la primera con su propio sitio web (el hoy difunto atlanta.olympic.org).

También fue la primera vez que se incorporaron masivamente sistemas de información en la organización de los Juegos: la empresa IBM creó un sistema llamado Info '96, con más de 1,800 computadoras instaladas en estadios y en la villa olímpica, para proveer a deportistas y funcionarios de información sobre los participantes, así como un sistema de correo electrónico interno para coordinar la logística del evento.

Además, se creó el llamado Commentator Information System (CIS); una base de datos con biografías y estadísticas de los jugadores, con el fin de darle a los comentaristas toda la información necesaria para narrar el juego.

Londres, 2012: los 'Juegos de Twitter' y en 3D
 (EFE)
Londres, Reino Unido; 2012; "los Juegos de Twitter"   (EFE)
Lo más importante
  • Por primera vez los Olímpicos serán transmitidos en tercera dimensión
  • Londres 2012 son los Olímpicos con más presencia de internet en la historia
  • Los asistentes saturaron la capacidad del sistema de Londres
  • Internet ha influido incluso en el desempeño de los atletas

La empresa japonesa Panasonic se alió con el Olympic Broadcasting Services (productora de la señal televisiva de los Juegos Olímpicos) para transmitir en vivo 200 horas de los juegos en tercera dimensión.

Para una mejor experiencia visual, los organizadores decidieron producir en este formato (además del sistema de alta definición, presente en todos los Juegos) las ceremonias de apertura y clausura, así como competiciones de atletismo, gimnasia, clavados y natación.

Londres 2012 ha sido denominado "los Juegos de Twitter" por su histórica presencia de internet, que ha superado todas las expectativas.

Este lunes el Comité Olímpico pidió a los asistentes tuitear sólo "urgencias", toda vez que saturaron los sistemas de comunicación de Londres y dificultaron las transmisiones.

Además las redes sociales han influido fuertemente incluso en los resultados de las competencias. La australiana, Emily Seebohm, era la favorita para la final de 100 metros de dorso femenil, pero culpó a su “amor ciego” hacia las redes sociales por su desempeño inferior. “No sé, me sentí como si no realmente no me hubiera librado de las redes sociales y se metieron en mi cabeza”, dijo Seebohm al diario The Daily Telegraph.